Colombia 0-1 Venezuela: Después de la gran hazaña…

vene11.jpg_1813825294
Zombies persiguen al único actor venezolano en The Walking Dead.

Después de una previa larga como cualquiera que podríamos ver de un Boca-River, Colombia salió con un chorro de babas y perdió contra Hambrezuela (?) por la mínima, tras anotación de Salomón Rondón. El equipo de Pékerman desaprovechó su partido -en el papel- más fácil y ahora le toca bailar con las más feas: Brasil el miércoles y Perú el domingo.

Como ya se había mencionado, los dirigidos por Noel Sanvicente nunca habían podido ganarle a Colombia por Copa América. Y el problema no fue perder como tal sino perder de la forma penosa en que se hizo. Bueno, perder también es un problema: si bien faltan dos partidos que deberían servir para quitar el mal sabor de boca, uno de ellos es contra Brasil al que no le falta sino darnos el apellido para ratificar la paternidad. O sea: no es imposible ganar, pero el once que salió hoy perdió muchas cosas positivas que había mostrado en el mundial pasado. Venezuela no es más que Grecia, Costa de Marfil o Japón.

La principal puede ser la combatividad. Reducir el análisis de un partido a tenían que poner huevos es de pelao barrista mantenido con menos fútbol que Estilo RCN, pero por lo menos hoy vale la mención: Colombia, al igual que cierto equipo verde y blanco que hace de local en el Atanasio (?) solo se le ocurrió buscar el arco a falta de 15 minutos cuando ya se vio hundido en mierda hasta el cuello, confiando en que con la camiseta se gana. Súmele esa arrogancia al mérito del equipo veneco: se cerró bien en defensa, presionó muy arriba y aprovechó las facilidades en defensa que dio la tricolor. Y súmele las 27 millones de patadas que metió Venezuela, que sirvieron para ablandar a la pekermaneta. Hasta David Ospina ligó una de cuenta de ese feto malformado conocido como Alejandro Guerra.

CHfiVBmXAAABJ3R
Nos ganó un equipo que juega con Ricardo Arjona. Todo mal.

El proceso previo a la Copa América contra rivales jodidísimos como Jordania, Bahrein y Equidad Seguros (?) parecía mostrar variantes interesantes en el once inicial que veníamos viendo desde el año pasado. Hoy Pékerman se la jugó por los que ya tenían chapa y muy bien no le salió.

Uno por uno:

David Ospina (8): En el gol la defensa lo mandó al muere. De resto intervino salvando varios ataques peligrosísimos.
Camilo Zúñiga (5): No ha vuelto de su lesión, siendo una sombra adelante y atrás.
Cristian Zapata (5): No sabemos si le falló el físico, la visión de juego o simplemente le dio pereza, pero lució muy mal en el gol. Partido mediohuevo. No pelea un balón por arriba ni por error.
Jeison Murillo (6): Cumplió, ahí nomás. Nos queda la duda si con otro central al lado se complemente mejor.
Pablo Armero (4): Hizo honor a su apellido y fue una catástrofe, justificando su convocatoria como coreógrafo de la selección. Ya se sabe que pedirle defender ordenadamente es una necedad, pero atacando dio lástima. Rosales, el lateral vinotinto, lo borró.
Carlos Sánchez (5): Es una oda a la intrascendencia. Supimos que estaba en cancha cuando disparó de media distancia para que Pío Baroja solo tuviera que despejar por encima del travesaño. Hace extrañar a Abel Aguilar, en serio.
Edwin Valencia (6): Se lo vio nervioso y acelerado por momentos pero cumplió. Con un 5 al lado que lo ayude en su labor le iría mejor.
Juan Cuadrado (6): Se llevó patadas de todos los colores pero aún así pudo mandar uno que otro centro y quebrar a puro toque de primera y enganche la férrea defensa venezolana. Igual fue poco.
James Rodríguez (5): El llamado a echarse el equipo al hombro parece que lo dejó el avión en Barajas. No sabemos qué adjetivo usar para describir su partido, estamos entre «ansioso», «errático», «desaparecido» o «cagado»: la decisión es suya (?). Tuvo un disparo a puerta y ya.
Radamel Falcao García (5): Por un lado es posible defenderlo, ya que no tuvo un diez atrás que lo pusiera a hacer lo que mejor sabe hacer. Por otro lado, hoy mostró que tiene físico de ex-jugador. Estuvo más desubicado que una teta en la espalda y al parecer no es el complemento adecuado para un serial killer como Carlos Bacca.
Carlos Bacca (6): Desaparecido, tal vez porque un centrodelantero al que nunca jamás de los jamases le llega un puto balón está condenado a no lucir. Eso sí, su rendimiento rellenando sudokus y echando chisme con el arquero rival fue muy bueno (?).
Edwin Cardona (7): Entro justo después del gol de Rondón. Contrario a lo que casi todos pensamos O Gordo fue inteligente, no se dejó calentar del rival y tras unos minutos pesó (cuac) en el juego. Las llegadas que pudieron desembocar en el empate salieron de él. Pasa que a los 94:55 tuvo la última jugada y le pareció gran idea tirarse un piscinazo en vez de seguirla.
Teófilo Gutiérrez (4): A partir de hoy tendrá como segundo nombre HABÍA QUE PEGARLE DE PRIMERA PECHO FRÍO HIJO DE SIETE MILLONES QUINIENTAS MIL PUTAS. Por si hace falta ser más específico (?) falló la más clara del partido. Minutos después pecó de amarrete cabeceando al arco sin ángulo, en una donde si la bajaba al medio era gol. Pero bue, él seguirá laburando.
Jackson Martínez (SN): El buen Jackson entró a los 81′ cuando ya la cagazón estaba hecha y no pudo hacer mayor cosa. De hecho, terminó estorbándose junto a los otros dos atacantes. Definitivamente le faltaron minutos.

pekerman-grande
Querés salir campeón del ras tas tas de tu hermana.

La idea de esta reseña que poco tuvo de reseña y sí tuvo de exorcismo de demonios es básicamente esta: No hay que pedir la cabeza de nadie ahora, pero es preocupante que una selección que no acumula triunfos sino arengas del PSUV nos haga lucir tan mal. ¿Qué se puede hacer? La Copa América es un torneo corto y no se puede uno morir de hambre con la nevera llena: Santiago Arias viene con ritmo de competencia por derecha y no lo ha hecho nada mal, aportando bastante más en defensa. Darwin Andrade fue duda hasta el último momento, pero creemos que peor que el infausto Miñía que vimos hoy no lo va a hacer. ¿Y Pedro Franco? ¿si le dieron tantos minutos en los partidos previos por qué no aquí? Seguramente va a demostrar más temple y menos apatía. ¿Cuál es el problema con Jackson Martínez? ¿Es porque es negro y viene del DIM? (?). Incluso, en ese escaso stock de mediocampistas podría haber chance para Alexander Mejía, pero su nivel actual es bastante gris y las oportunidades que ha tenido en la tricolor no las ha aprovechado.

Lo que más nos preocupa a todos es que el principal cambio que había introducido Pékerman se ha perdido: esa mentalidad tan colombiana de ya somos héroes, no pasa nada, no tenemos que meter el culo ha vuelto y ojalá no por mucho tiempo. Queda Brasil, que viene de ganarle con sufrimiento a Perú (2-1), y hay muchas cosas por mejorar. Lastimosamente el mundial terminó.

Sebastián Areiza

20 años. Comunicación Audiovisual y Multimedial UdeA. Hincha de Nacional. Ningún talento comprobado.

12 comentarios sobre “Colombia 0-1 Venezuela: Después de la gran hazaña…

  • el 15 junio, 2015 a las 12:35
    Permalink

    Lo preocupante que es la obcecación (?) de Perkeman por aguantar a su gente! En una eliminatoria se disimula, pero en un torneo tan corto se paga.

    Lo de Falcao es jodido, porque yo por lo menos pienso que el man va a recuperar su nivel. La vaina es cuándo, y es muy factible que no sea en estos tres partidos. Ojalá el man se quite la sal y nos la mande a guardar a todos.

    Para mí, para mí? Andrade, Arias en vez de Armero y Zuñiga. Alex Mejía en vez de Valencia, Jackson – Bacca arriba. Si no te gusta Jackson, Peker? Pon a Cardona entonces.

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 12:52
    Permalink

    Excelente reseña (?), canalizó todas las frustraciones de este humilde servidor. A mi más que la derrota, me duele esa displisencia en le juego, ese querer ganar de camiseta. Los venecos saben que este es el clásico de ellos y lo juegan como es, a ganarlo…

    Espero que Pekerman deje para el partido con Brasil a sus Garres en el banco, otro partido con Armero jugando y se me joden las cuerdas vocales…

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 12:58
    Permalink

    Al margen de la tradicional cagada que viene después de toda alegría (patrimonio histórico del fútbol colombiano), no puedo entender como p*tas en pleno 2015, todavía creemos que un partido con Venezuela es el equivalente suramericano de un Alemania-San Marino y que vamos a salir a tratar de no golearlos tan duro, por que cagada con los Venequitos, ellos solo saben de béisbol (?)

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 13:00
    Permalink

    Zapata perdió mucho nivel con su lesión, Valdes podría venir mejor, por que Pedro Franco y Murillo, que no estuvo mal del todo, seria demasiada inexperiencia en selección junta. Los laterales son el clamor al recambio, Zuñiga y Pablito ya dieron lo que tenian y fue bueno hasta Brasil. Sanchez esta como un muerto viviente, se mueve pero no se sabe por que y para que y eso afecta al buen Valencia que con un compañero mas racional podria mejorar. James, bueno ya sabemos que no estuvo. y lo de Adelante, sostendría a Falcao por la referencia. Sin embargo, La estrella de la tarde a mi juicio se llama Noel Sanvicente, que supo que presionar bien arriba, quitandole la poca y nada prolijidad de Zapata y Murillo, nos iba a joder y lo hizo; Se suma la estrategia sistematica de pata ventiada que les pidio a sus muchachos, «muchachos presionamos bien arriba y cada uno su amarillita por favor». Con Brasil, pasa lo del Mundia, se le puede ganar pero el problema no son ellos, somos nosotros.

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 13:04
    Permalink

    Esa creo que nadie se la esperaba, ni maduro, ni nadie. Pero bueno, claro está que Falcao no es el mismo. Ponga al negro hombre peker.

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 13:21
    Permalink

    Yo sigo sin superar que el gol venezolano nazca de un saque de banda!!!
    Con lo de ayer hubo abortos masivos de esos hijos que James le empacó el año pasado a más de una (?)

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 14:46
    Permalink

    No mucho más por agregar. Ojalá no nos enterremos por sostener al peor Falcao en su paso por la selección. Lo ideal es que la rompa en el resto del torneo, porque no lo van a sentar. Que por lo menos haga el gol del triunfo ante Brasil, así sea de rebote, aunque en los 93 minutos y 59 segundos restantes del partido no haga nada, solo importa ganar.

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 15:27
    Permalink

    Porqué tanta cara larga? Ni que hubiéramos perdido contra Venezuel…momento!!!

    Lo que está claro es que ayer faltaron los laterales, ni Zuñiga ni Armero hicieron mayor cosa, de hecho Zuñiga queda muy comprometido en el gol Venezolano, y Armero ni marcaba, ni aportaba en ataque.

    Ojalá Pekerman haga los cambios en la nómina para el partido contra los brazucas, probar a Arias y Andrade (por ejemplo), probar a Bacca-Jacskon arriba, a ver qué tal nos va…

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 15:56
    Permalink

    Excelente reseña imposible no esbozar una sonrisa pero nefasto los puntajes.

    Murillo 6 puntos y se dejo cabebecear?

    Zuñiga no deberia pasar de un 3, armero de un 2, bacca de un 4, etc…

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 17:42
    Permalink

    Más allá de la displicencia y de mirar por encima del hombro a los venecos, me preocupa que Pekerman quiera seguir dande respaldo a los suyos y ademas se duerma en los cambios.
    Como contra Brasil si jugamos con toda es probable que les saquemos el empate para ir a parir contra los Peruanos.

    Respuesta
  • el 15 junio, 2015 a las 19:00
    Permalink

    Aparte de la derrota con Venezuela unas cosas me preocuparon. La forma en que se perdió y la mentalidad con la que afrontaron el match. Y la otra es el hombre-peker porque esas convocatorias extrañas contra rivales de poca me hace recordar a Maturana y bolillo 93 – 98. Ojala cambien y no volver a citar al filosofo bogotano Fabián Vargas.

    Respuesta
  • el 17 junio, 2015 a las 18:51
    Permalink

    Bueno, la verdad y luego de haber visto varios partidos durante estos días, incluyendo mundial U-20, mundial de feminas, copa américa y demás, me quedan las siguientes interrogantes:

    1.¿Que satanases hace armero en la selección, digo, aparte de ser coreografo
    2. ¿Porque esta mierda me parece haberla ya vivido antes? ¿Porque esto me recuerda tanto a USA94?
    3. Y quizá la más importante, porqué putas el uniforme alterno de colombia femenino es más bonito que el de los hombres? ¿Porque cuando veo a la selección con este uniforme de repente me siento como viendo ciclismo, al equipo varta-mavic con luchito herrera en le tour de france?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: