Postales de un pasado no necesariamente peor – Vol III: Deportivo Pereira 1982

Quien no conoce su pasado está condenado a ver los posts de «Postales del Pasado» en La Monserga del Fútbol. Creo que así era esta frase, de cuyo autor los especialistas se debaten entre Cicerón y Gary Lineker. El caso es que volvemos a esta sección que agarra una foto al azar de algún equipo setentoso y ochentoso – preferiblemente de Colombia – y la desglosa, descomprime, escudriña y desmenuza en todos sus píxelados vericuetos para que tomen conciencia de lo viejos de mierda que son ustedes (?). Ya hemos recordado a nóminas del Cúcuta y del Kokoriko Tolima, así que hoy nos vamos al eje cafetero para hablar del Deportivo Pereira modelo 1982, que bajo la sensata dirección del veterano entrenador antioqueño Gilberto Osorio estuvo muy cerquita del título de ese año; peleó campeonato hasta muy cerca del final y terminó en la cuarta posición. Según cuentan los que sí saben, ese equipo fue uno de los mejores que ha tenido el Pereira en su desgraciada (?) historia, y viendo la nómina uno – que no sabe – les da la razón al ver a varios históricos de todos los tiempos y algunos cracks no demasiado conocidos. Pero dejemos de hablar tanta paja y vamos a repasar esta nómina, desde la N hasta la A (?), con ayuda de la foto de abajo:

pereira 82
Deportivo Pereira 1982 (Fuente)

… que tiene a los siguientes muchachos. Arriba, de izq a der: Heberth González, Víctor Longo (argentino), Farid Perchy (libanés), Benjamín «Mincho» Cardona, Henry Viáfara y Oscar Héctor Quintabani (con ese nombrecito es unj irrespeto a su inteligencia decir su nacionalidad (?)). Abajo: Hernán Villa, Ponciano Castro, Gonzalo «Ratón» Echeverri, Jairo «Chiqui» Aguirre y Sergio «El Flaco» Cierra (argentino). Y ahora sí, repasemos:

  • Hebert González se desenvolvió con solvencia como defensor (si no me acuerdo mal era lateral) en Pereira, Quindío, Tolima y Nacional, entre otros, a finales de los 70 y durante toda la década de los 80. Nacido en Zarzal (Valle), después de su retiro se dedicó a dirigir (tiempos lejanos aquellos en los que los ex-jugadores no se dedicaban al periodismo) por varios años al Ferroclub Pereira que participó en la Primera B  – de hecho, lo ascendió desde la C – y al propio Deportivo Pereira alguna vez. Después se fue a Guatemala a dirigir y no sé dónde estará hoy.
  • Al argentino Víctor Longo le decían «El Negro«. Obviamente que el apodo se lo colocaron en su país: por acá se mimetiza entre el promedio cromático del pueblo (?). Era defensor y jugó varios años en Huracán, donde jugaba cuando el Pereira lo trajo para reforzar la defensa. Era, eh, algo vehemente para jugar… ¿cómo, no la captan? Bueno, dicho de otro modo: era qué hijueputa tan puerco (?), de esos que prefieren como metodología el apuntarle al tobillo del rival para que este se convenciera de las ventajas de no desbordarlo. De hecho es el Bedoya argentino, y no porque se hiciera los rayitos: tiene el récord de expulsiones en el fútbol de ese país. Hoy en día se dedica a trabajar con juveniles y a buscar jugadores para equipos de su país, entre los cuales recientemente se destaca el de River Matías Kranevitter.
  • De pronto le llamó la atención la presencia de un libanés en el fútbol colombiano; así que mejor aclaramos que Farid Perchy es de Líbano (Tolima) para evitar que la cague en alguna trivia (?). Perchy era un habitual del fútbol criollo setentoso-ochentoso, que gritó la intifada (?) en el Deportivo Cali a mediados de los 70 y jugó varios años en este equipo, el Once Caldas, Pereira y Deportes Tolima. Murió en 2005.
  • Uno de los históricos del Pereira es el cuarto de la fila de arriba: el delantero  Benjamín «Mincho» Cardona. Ahi donde lo ves, flaquito, chiquito y esmirriado, el «Mincho» era un delantero rendidor que tuvo sus años de fama en 1979 – fue uno de los goleadores del torneo con 21 tantos –  y 1980 – fue una de las figuras en la selección Colombia preolímpica que ganó cupo a los juegos de Moscú, en los que se anotó con un gol -. Es oriundo de La Unión (Valle), y casi toda su carrera la jugó en el Pereira, salvo un año en que se fue para Nacional y que por ende podemos calificarlo como nefasto (?). Es uno de los jugadores que más veces ha vestido la camiseta del Pereira.
Mincho1
!Chúpate esa!
  • Henry Viáfara es otro de los históricos/conocidos de este equipo. Nacido en Puerto Tejada (Cauca), el negro era un defensa basto pero rendidor que jugó también un montón de años con los Matecañas, en los que destacó tanto que coronó convocatorias a selecciones Colombia: la preolímpica y olímpica del 80 y la de mayores en la Copa América de 1983 (¿algún otro jugador del Pereira ha coronado convocatoria a Copa América?). El médico Ochoa se lo llevó para su América de mil doscientos cuarenta y siete jugadores y allá alcanzó a jugar la final de la Libertadores de 1985. Hoy vive en Puerto Tejada rebuscándosela al día a día: perdió todo lo que ganó por causa de los severos mazazos de la droga (no es chisme, él mismo lo contó) y una separación en la que la contraparte (?) le sacó todo.
  • Lo de Oscar Héctor Quintabani como técnico en el fútbol colombiano es más conocido que las marrullas de la FIFA. Su trayectoria como jugador es menos recordada: le fue muy bien atajando en Once Caldas, Tolima y Pereira. Como innecesario dato de color (?) mencionaremos que, después de su retiro, el arquero argentino montó un restaurante en la ciudad de Pereira que se llamó «Quintabani´s» (!!!).
  • Con Hernán Villa nos van a tener que disculpar (?), pero no me acuerdo ni tengo referencias del señor. Solo se que le decían «Pistolero» (!!!!!!).
  • Cuando lean el nombre de Ponciano Castro se tienen que poner de pie todos, maricas, porque estan leyendo acerca de una gloria del fútbol colombiano. Nacido en Marmato (Caldas) – que yo sepa el único de ese peladero lleno de socavones (?) que tuvo éxito en el fútbol profesional -, era un delantero rápido y habilidoso, con tanta calidad que no podía jugar sino en el Poderoso DIM (?). Fue selección Colombia en la Copa América de 1975, en la que le hizo un gol a Ecuador en primera fase y otro en el 1-0 de la final de ida ante Perú. Jugó un montón de años en el Medallo. Í DO LO.
  • Gonzalo «Ratón» Echeverri fue otro habitué del equipo pereirano de esos años. Pero tampoco tenemos muchas referencias de él.
  • En cambio de Jairo «Chiqui» Aguirre sí sabemos más: es otro de los referentes históricos del Pereirita, club al que llegó a mediados de los 70 desde su Cali natal. El apodo le viene de su tamaño zipeado (?), que fue un inconveniente al principio de su carrera (por su estatura lo rechazaron en varios equipos), pero al final se demostró que no importaba un carajo para un delantero de sus características. Jugó también en Santa Fe y en el Tolima.
foto029-copia-2
«El Chiqui» Aguirre, algo más alto que el monito (Fuente)
  • Y el último a mencionar es probablemente el más importante, no solo del equipo sino del fútbol colombiano en los 70 y 80: el argentino Sergio «El Flaco» Cierra. No solo era un diez clásico muy hábil e inteligente para jugar, sino que era dueño de una pegada precisa – sobre todo con pelota quieta – que lo llevó a hacer un montón de goles en su carrera. De hecho: fue el goleador del fútbol colombiano en 1980 con 26 goles – en total hizo 122 en su paso por acá – que incluyó además a Millonarios, Cali y Santa Fe. En su país jugó en Platense, River (no destacó), Racing, San Lorenzo, Vélez, San Lorenzo de Mar del Plata y San Telmo. Un crack.
Sergio «El Flaco» Cierra cuando jugó con River Plate en el 73 (Fuente)

En esta foto no están otros conocidos como Eduardo Emilio Vilarete o el Abel Lobatón bueno (?). Como contamos al principio, ese año estuvieron pegados a la punta pero no les alcanzó la gasolina. Al final se churretearon de locales contra Millonarios en una derrota 1-0 que incluyó dos (!) penales desperdiciados. Al siguiente año el equipo se desbandó y ni siquiera clasificó a la finales, y… ya saben, salvo un par de campañas decentes, no han vuelto a levantar cabeza hasta el sol de hoy.

Próxima entrega: otro equipo

YoSoyElCarlos

Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

4 comentarios sobre “Postales de un pasado no necesariamente peor – Vol III: Deportivo Pereira 1982

  • el 5 agosto, 2015 a las 15:23
    Permalink

    No sé que decir del Pereira. Además, como que no veía fútbol en esa época, solo familiarizado con los nombres más destacados. Así que paso (?)

    Respuesta
  • el 5 agosto, 2015 a las 18:08
    Permalink

    Como aprende uno con estos post…

    Al flaco Cierra jamás lo había oído, obvio a ponciano sí, y no me voy a poner de pié (?).

    Si Víctor Longo era terrible puerco pero descubrió a Krannevitter debe tener buen ojo y para los amantes del buen fútbol queda perdonado (?).

    También me mandé con eso de Libanés. Y hablando de eso, tengo un amigo (asiduo comentador de esta página pero en si red social) que se encuentra en Libano-Tolima en estos momentos y me dice que el porcentaje de dabilidad es impresiónantemente alto allá.

    MUY buen post aunque me queden debiendo la información del Ratón Echeverri… Sigan así y yo también les quedaré debiendo la cuota (?).

    Respuesta
  • el 16 diciembre, 2015 a las 14:04
    Permalink

    El Flaco Sierra tambien jugo en el Union Magdalena

    Respuesta
  • el 12 mayo, 2019 a las 14:55
    Permalink

    El flaco cierra llegó para el Junior en el año 1975, Luego pasó al Cristal Caldas, Lugo a Santa Fe, Unión Magdalena, y de ahí pasó al Pereira hasta 1982 y en el 83 terminó su carrera en Colombia en el Once Caldas

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: