Editorial póstuma

No hay frase mas cierta que aquella que dice que los amigos son la familia que uno escoge, y precisamente La Monserga del Fútbol con el paso de los años se fue convirtiendo en la casa familiar que fue acogiendo a gente de distintas partes del país y con sentimientos por equipos rivales, para unirnos bajo un mismo ADN: el fútbol.

Las charlas y los debates con unos guevones que estaban frente a la pantalla evolucionaron en reuniones reales para demostrar las nulas capacidades futbolísticas ó las buenas capacidades etílicas, y la comunidad virtual mutó a algo más tangible que bien se podría considerar como lazos de amistad.

Es por ello que hoy la partida repentina de Heiller Cardona, uno de nuestros monserguistas más antiguos nos golpea tan duro y hace que la tristeza se apodere de estas líneas.

155619_10151457463544678_1159939117_n

Desde Calarcá-Quindío siempre nos deleitó con su mufa, su humor negro y su falta de códigos para la joda, pero con todos los valores de una persona sencilla, directa y ante todo, leal con sus amigos, porque solo bastó compartir una cerveza para que nos abriera de par en par su amistad sincera y desinteresada. 

Ya fuera para hablar de fútbol, de viejas, de música ó de los caminos propios que significa vivir en una sociedad llena de maricadas, siempre se pudo contar con él y sus opiniones tan valiosas y sabias para una persona joven.

Lo podremos recordar como alguien respetuoso con la naturaleza que aprovechaba cualquier momento para explorarla y conocerla. Apasionado con su labor docente formando gente de su región, o sencillamente como alguien que no necesitaba mostrar algo que no era, si algo no le parecía, lo decía sin pudor y ya.

Como seguidor de fútbol fue certero en sus convicciones sin irrespetar los gustos de los demás, sabiendo que su interlocutor sentía básicamente lo mismo que él, así su equipo no fuera el mismo. Crítico con su equipo a la hora de tener que hacerlo pero sin ser negativo o mala leche, disfrutaba de este deporte como lo hacemos nosotros, en resumen un Monserguista.

Estoy seguro que nos estarías puteando por sentirnos tristes, porque nunca quisiste ser el centro de atención. Es solo que tu partida nos coge en contragolpe y en tiempo de reposición, viejo. Nos quedas debiendo líneas futboleras, cervezas bien charladas y pensamientos de la vida misma. Donde sea que llegues, estoy seguro que dejarás todo listo para recibirnos con la calidez y amabilidad de siempre, ya volveremos a vernos y a reir. Buen viaje Heiller, buen viaje hermano.

 

About Eltharion
Bloggero de vieja data (?), Escarlata acérrimo y músico frustrado, dizque Ingeniero...

3 Comments on Editorial póstuma

  1. 1
    Fidox says:

    Difícil de asimilar que ya no vamos a volver a ver al buen Heiller. Una dura pérdida para muchos: Familia, amigos, conocidos y demás que tuvimos la oportunidad de compartir momentos con él.
    Donde quiera que se encuentre ahora, sin duda está mejor que nosotros. Paz en su tumba, y al otro lado nos encontraremos compañero

  2. 2
    D.I. OsKar says:

    Sigo sin creer que el viejo heiller se nos haya adelantado al otro lado, pero bueno; eso es algo que nos espera a todos, y allá en el otro lado nos encontraremos de nuevo. Hasta siempre viejo!

  3. 3
    Carlos says:

    Sentidas condolencias a la familia que forjò en este blog.
    Con lo sencillos y amables que son los cubayaros me puedo imaginar la clase de persona que era para ser tan querido por quienes tuvieron la fortuna de tratarlo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: