Especiales LMDF – El Clásico Paisa desmenuzado (o por qué putas estamos tan abajo en el historial)

Buenas: me llamo Ysec y soy hincha del DIM.

Sí, y qué hijueputas: orgullosamente hincha del Poderoso, a pesar de que he recibido proporcionalmente más tristezas, frustraciones, emputadas, desengaños y momentos de duda existenciales que el hincha promedio del rival de patio. A pesar de que nací, crecí, me crié, me hice hombre, tuve familia y encaucé más o menos mi vida, y durante todos esos años nunca celebré un título de mi equipo; lo vine a hacer ya a punto de alcanzar la treintena. Sí señores (mirada contrita pero desafiante a lontananza, la mano en el pecho): viví una larga época en la que veía a los hinchas del frente celebrar títulos fresquitos, mientras que yo vivía lo que era ser campeón solo en los libros de historia. Sufrí por parte de los rivales inmensas mamaderas de gallo – muchas ingeniosas, la mayoría güevonadas -, montadas fastidiosas, peticiones idiotas para cambiar de equipo, comentarios de bobos de pueblo que apenas lo conocían a uno y al saber tu preferencia por el Rojo te soltaban el subnormal «¡Ja! ¿No le da pena?«. Discutía ardorosamente con hinchas del frente, que siempre cuando se veían acorralados llegaban al famoso argumento: «¿Sí? ¿Y quién ha sido el único club colombiano en ganar la Libertadores?«. Ah, sí: porque me tocó vivir el hecho que el primer logro importante a nivel internacional de un club colombiano fuera precisamente de esos putos, y peor, con un equipo armado con la mitad de ex-jugadores surgidos en el mío. Sí, y qué hijueputas.

Ojo que no estoy sacando pecho, ni creyéndome más hincha o pretender haber sufrido más que algún otro. Lo que cuento en el párrafo de arriba fueron hechos reales, situaciones que pasaron y que sentimos miles de hinchas del Poderoso en su momento. Y bueno, algún hincha del Rojo se habrá torcido por todo eso, y será hoy uno de los bobos que cantan el tal «pregón verde» cada vez que ganan… pero no en el caso de muchísimos otros, que nos tocó pelear espalda con espalda y katana en mano para aguantar el tsunami de la moda verde que impregnó el país desde 1989. Es sabido que a los jóvenes de hoy en día (?) les domina la ingratitú, y como tal los fríos números y la exposición mediática generaban 10 nuevos hinchitas de ellos por uno nuestro. Porque, a decir verdad, la estadística nos hacía (y nos sigue haciendo) mierda.

Estadísticas como la del historial entre ambos equipos. En general varía de una y otra fuente consultada, pero según ese depositario del saber y la verdad llamado wikipedia (?), en clásicos oficiales el Medallo ha ganado 86 partidos (79 por Liga y 7 por Copa) contra… 122 de Nacional (117 por Liga y 5 por Copa). O sea: ellos nos llevan una diferencia de 36 partidos en el historial total, que serían 38 si contamos solo los de Liga. Marica, ¡38 partidos de Liga de diferencia! Un número brutal, sórdido, abrumador, y que a pesar de que lo hincha a uno no se le destiñe ni con 4,358 partidos de diferencia, no deja de pesar como tener una güeva de mármol. Trein-tay-ocho-partidos: por esto es que me toca ver hoy a bobitos del teclado escribir cosas como «ya el partido con Medellín dejó de ser clásico» o «al DIM no lo odio sino que le tengo desprecio«, y contra eso solo toca tener aguante (del verbo «fortaleza» no de «copamo´toda´la´cancha«).  Total que al leer esta cifra por todos lados siempre me saltaba la pregunta de ¡cómo putas fue que llegamos a tener tanta diferencia en el historial! ¡Cómo, en el nombre de Baal, dos equipos que históricamente crecieron con el mismo respaldo popular y en la misma ciudad importante, tuvieron tan diferente destino a nivel futbolístico! ¿Siempre fue así, arrancamos tan abajo de ellos desde que comenzamos a jugar? ¿Esta misma diferencia la sufrieron nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros bisabuelos?

Ahíjueque decidí llenar mi tiempo muerto recopilando paso a paso cada uno de los partidos del clásico, desde el inicio del fútbol profesional en 1948 hasta este último de diciembre pasado. Ah, sí: porque en ninguna parte encontré el listado completo sino solo los datos resumidos que muestran en todos lados; lo que hice fue construir el historial de partidos con base en el detalle que da wikipedia (en español e inglés) y otras fuentes sueltas de internet, pero sobre todo del libro «La Gran Historia Del Futbol Profesional Colombiano«. Lo anterior implica que, a pesar de que he puesto en riesgo mi estabilidad matrimonial (?) con el tiempo dedicado a ingresar y verificar todos los datos, haya algún error de transcripción. Y de hecho, el historial a mí me da un toquecito diferente que los números oficiales: en los mismos 286 partidos de Liga me suman 81 triunfos nuestros (no 79 como dice whiskypedia), 118 de Nacional (no 117) y 87 empates (90 dice el oficial). Es algo muy difícil que pase, pero no hay que descartar la lejana probabilidad que me haya equivocado (?), así que acá dejo el archivo con los datos compilados (y lo que veremos a continuación) para que cualquiera lo verifique, complete y use.

Prosigo: con la ayuda de una arcana y misteriosa herramienta llamada excel, compilé los resultados año por año y grafiqué algunas variables clave para ver si se notaba alguna tendencia, patrón o CUALESQUIERA otra cosa. Asumo y admito que es probable que este listado esté con algunos errores y le deben faltar algunas piezas: pero dado que no he podido encontrar información detallada me animo a tirar la mía, que igual la tendencia total no va a variar por un par de partidos. Aclarado lo anterior, comencemos viendo una gráfica simple y facilita: detallemos cómo varía el número de victorias de lado y lado a través de los años. Se muestra de manera acumulada (o séase: va sumando cada año), y se ve así:

Graf1

Y aquí nos topamos con la primera vaina interesante: desde los inicios del fútbol profesional hasta la mitad de la década del 80 (de hecho, hasta 1984) el DIM estuvo por encima de Nacional en el historial. ¡Jaaa, verde puto te querés matar! (?). Si miramos la gráfica de arriba, durante los 40, 50 y 60 la diferencia en triunfos era muy notoria a favor nuestra (no tanto, obvio, como la de ahora pero del otro lado) alcanzando el máximo en 1972: luego de un 1-0 a favor nuestro al principio de ese año, el historial mostraba 35 triunfos rojos, 20 verdes y 14 empates. Repito: hubo un tiempo en el que el Poderoso DIM le llevaba 15 partidos de ventaja a Nacional en el historial. ¡Chúuupate esa!

De acá podemos sacar varias osssservaciones:

  • Los verdes mostraron que estaban bastante ídem cuando comenzó el fútbol profesional en Colombia: el primer clásico en la A (un 12 de Septiembre de 1948) lo ganamos 3-0, y de ahí jugaríamos 9 veces más hasta que por fin Nazional nos pudo ganar en la cancha (en 1950 perdimos con ellos en el escritorio), un 26 de Septiembre de 1954 (¡¡6 años después!!), con un 1-0 que me imagino se celebró ostentosamente por los cuatro gatos que seguían a ese equipo en ese tiempo (?).
  • En 9 partidos entre 1948 y 1954 hubo 4 triunfos del Rojo, 4 empates y una victoria por escritoriazo para el club aún no perteneciente a la multinacional gaseosera. Me imagino los hinchas del Rojo en esa época copando las tribunas del Hipódromo San Fernando y cantando: «Primogénitos nuestros son, primogénitos siempre serán» mientras revoleaban sombreros.
  • Según los resultados  – y como muestra la gráfica – , la tendencia se rompió de manera definitiva a partir de 1984, pero se ve un punto de inflexión a principios de los 70. ¿En qué año exactamente? En ese 1972: después de ese partido que mencioné arriba, vino un 0-0 y un 1-2 que marcaron un cambio en el destino del clásico. A partir de allí tuvimos la primera racha nefasta en clásicos: solo un triunfo (un 1-0 en 1973) en 14 partidos seguidos, y el resto de la década nos fuimos en mierda, pues ganamos solamente 5 partidos contra 17 de ellos (y 12 empates).
  • Se ve en la gráfica clarito como las curvas roja y verde cambian de pendiente ese 1972. ¿Y qué pasó de particular en 1972? Fue el año en que el Poderoso regresó al torneo después del maldito 1971 en el que se le vendió la ficha al Oro Negro de Barrancabermeja. No deja de ser curioso, y puede que sea un reflejo de los problemas del equipo, o puede que sea simple casualidad: pero es indudable que hay un quiebre en ambas instituciones a partir de 1972. Ese año no solo se comenzó a voltear la torta en el clásico paisa sino, que nosotros dejamos de estar siempre arriba de ellos en el campeonato mientras que al frente comenzaron a ser protagonistas y ganar títulos. Un Dátolo suelto: hasta 1972 nosotros teníamos dos títulos y ellos uno; 10 años después seguíamos con los mismos dos y ellos ya llevaban cuatro…

Pero debido a la ventaja tan grande que teníamos, el historial recién se igualó en 1984. O más bien: se igualó temporalmente en 1979 (37 victorias para ambos) pero volvimos a agarrar ventaja con los primeros tres años de la década de los 80. Hasta que desde 1984 se volvió inmanejable el asunto, hasta llegar a los registros de hoy: Nacional tiene – según mis cuentas – 37 partidos ganados más que nosotros en clásicos. Es cuando se acuerda uno de las administraciones de mierda que tenía el Poderoso desde mediados de la década del 80: de los refuerzos cagados, estrellas estrelladas, la desmantelada sistemática de la nómina cada año y, sobre todo, de la afición de nuestros directivos de reforzar alegremente al rival de patio con lo mejor de nuestra cantera. Y claro, esto se ve reflejado en la gráfica de arriba. Esos mismos años en los que el Nacional se armaba con lo mejor del país y se creaba un mito aglutinador como el de «Los puros criollos» que convenció a muchos bobos (?) de otras ciudades, nosotros clasificamos a una final cada tres o cuatro años.

La gráfica por rendimiento (%puntos obtenidos sobre puntos posibles) muestra, obviamente, lo mismo que la anterior, pero igual veámosla que es gratiniano:

Graf3

Otra gráfica interesante para que hablemos paja discutamos es la de la Diferencia de puntos del DIM sobre Nacional (considerando 3 puntos por victoria para todos los años):

Graf2

Aquí vemos más claramente las conclusiones a las que llegamos arriba, y las complementamos un toque: desde 1948 hasta 1972 la tendencia era fuertemente creciente a nuestro favor (o sea, la diferencia en puntos a favor del Medallo aumentaba con los años). Pero desde 1972 la tendencia fue decreciente: la diferencia en puntos de nosotros vs ellos disminuyó paulatinamente de tal modo que se emparejó en 1979, volvimos a poner cara de hombre hasta 1984, y desde allí se volteó la torta de manera total. Tanto se volteó que, salvo unos breves periodos de tiempo (1993-1995, 2000-2004, 2008-2011), la tendencia a favor nuestra es negativa y aumenta con los años. Dicho de otro modo: la diferencia en puntos cada año es más amplia a favor de Nacional, tanto que el pico mayor fue… el año pasado. ¡Mierda! Hubo periodos absolutamente nefastos, como esa horripilante racha de 2004-2008 en la que ganamos un solo partido de 18 contra 12 de ellos (de los que 7 fueron seguidos), y que ahí se ve en la gráfica clarito como el Abismo de Helm.

Pillemos abajo la gráfica de los goles a favor por equipo (con la aclaración que también tengo leves diferencias en las cifras totales con respecto a lo que dicen los números conocidos, pero no son tantas como para que no se refleje la tendencia global). Refuerza los datos de arriba: estuvimos por encima en goles marcados hasta 1987. Hasta 1972 habíamos convertido 35 (!!) goles más que ellos en los clásicos – máxima diferencia histórica a favor nuestro -, a partir de ese año los registros de goles comenzaron a emparejarse paulatinamente pero aun les llevábamos ventaja… hasta que nos alcanzaron de una manera bastante brutal: con dos goleadas que nos aplicaron por 4-0 y 6-1 (!!!) en el Octogonal Final de 1987. Ese año nos pasó de todo: al Medallo lo desmantelaron bastante feo (a mitad de año fue cuando vendieron alegremente a Leonel, Gildardo Gómez y Perea para el frente (!)), trajeron a un montón de mediopelos (Teddy Orozco, Nelson «La Piraña» Díaz) y terminaron trayendo del extranjero a alguien que aún hoy se recuerda entre los hinchas del Poderoso con, ehhh, muchas risas: el argentino Oscar Sabino Regendhardt.

Graf4

Ya, paciencia que ya vamos a terminar. Lo que hemos visto básicamente dice tres cosas: 1) Que hasta 1972 éramos los putas y los del Nacional eran unas güevas; 2) Que desde ese año fuimos perdiendo terreno y ellos nos alcanzaron por ahí a mediados de los 80, y sobre todo, 3) que desde ahí mi equipo amado ha sido constantemente hecho mierda por el rival de patio, de manera sistemática y permanente. Por mucho que ame a mi equipo, por mucho que me duela admitirlo, esto es un hecho cierto: desde mediados de los 80 la diferencia entre los dos equipos tiende a aumentar, y si la cosa sigue así en 20 años ya no seremos los hijos sino los bisnietos de ellos en clásicos. ¡Hay que parar eso, no joda!

Veamos una última gráfica, sencillita pero más explicativa: el rendimiento de cada equipo por década (%puntos obtenidos sobre puntos posibles en clásicos). Y mira esta vaina tan interesante y esclarecedora:

Graf5

Uffff, clarito. Nosotros mandamos con mucha categoría en las décadas del 40, 50 y 60. Pero en los 70 se nos acabó el reinado: desde allí ellos mandaron década tras década en los clásicos paisas. Un dato suelto: en los 70, 80 y 90 nosotros solo ganamos un 32-33% de los puntos que peléabamos contra el rival de patio, mientras que ellos en promedio ganaban un 55%. Muuuy bravo.

Conclusiones y Recomendaciones (?)

Vuelvo y me pregunto: ¿qué mierda pasó? Pienso que todo lo que hemos visto resume la manera de actuar de las directivas de un equipo y otro desde 1970. Los dirigentes del mío caían al equipo pensando en vender jugadores, se enredaban en proyectos deportivos de cartón y colbón, malgastaban la plata o la tiraban al carajo en refuerzos medio huevo. Los del frente le metían plata de todos lados (guiño, guiño (?)), traían jugadores de élite, formaban canteras o las compraban, mantenían una base en el tiempo y construían una, por decirlo así, visión de equipo, de marca institucional que se ha mantenido con el tiempo. Miras estas gráficas y es cuando toman forma más concreta los recuerdos y registros de tantos años de destinos opuestos de ambos clubes: nosotros llegando a trompicones a finales para no hacer un culo, o llegando enchufados para caernos al final, o no llegando, o quedando bien abajo con nóminas buenas, o terminando en el top 3 pero de abajo pa´arriba y jugando horrible con jugadores ídem. Y mientras, ellos pasando siempre a finales y ganando títulos.

Voy a hacer una especulación (momento: FSSSSSSSSSSSS, sigo): pienso que entre los 70 y 90 y punta nosotros dimos unos papayazos bastante grandes por el tema de directivos, pero a partir de allí la urgencia nos está matando. A ver, me explico: no creo que en los 60 y 70 el mito ese de «hincha sufrido del DIM» haya existido, pues no pareciera que un equipo con casi tantos títulos o más que el rival de patio y con 20 o menos años del último campeonato, haya generado esa cultura del «te quiero a pesar de los golpes». Que confirmen los viejorros (¡yo no eh!), pero es a partir de los 80, y sobre todo de los 90, en donde se cimentó esa imagen formada a golpes, decepciones pero sobre todo, éxitos del rival de patio. Y que desde los 90 y dos mil para acá la tendencia en los clásicos refleja simplemente la tranquilidad del uno vs las angustias y desespero del otro, y esto último hace tanto daño como la manera pésima de ser manejado el equipo. O de pronto estoy hablando paja, y simplemente los de verde han tenido la fortuna de encauzarse administrativamente de tal modo que nunca sufren de billete, y eso les da una fuerte base para trabajar más frescos. Pero cuando ves casos como el nuestro en 2013, en el que llegaron unos inversores que trajeron de todo, sanearon deudas, le metieron billete al equipo y lo apoyaron firmemente… pero no solo no clasificamos a finales ese año sino que estuvimos a estico de descender, entonces es cuando pienso que el tema no solo va en plata, directivos y visión, sino en que la puta ansia de emparejar el asunto tiene al Medallo bien engarrotado. Y todo a pesar que somos tan grandes como el rival de patio.

Listo, eso era. No se me resolvieron las dudas un carajo, pero al menos me queda una reflexión final que me deja muy tranquilo: si a partir de este año nos ponemos la pija  y ganamos siquiera 3 partidos, empatamos 2 y perdemos uno cada temporada, necesitaríamos de 19 añitos nada más para emparejar los registros. ¡En 20 años te he de ver llorando, verde puto y cagón!

Agradecimientos a Alejo, Chucho, Daniel, David, Fedex, El Máster y Silvio por los datos y apoyo en la realización de esta tesis de grado (?)

10306-Principal

Tiempos aquellos en los que la gente no se mataba por lucir camisetas diferentes, y no nos rompían el culo seguido. Van a volver ambos (Fuente)

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

26 Comments on Especiales LMDF – El Clásico Paisa desmenuzado (o por qué putas estamos tan abajo en el historial)

  1. 1
    danieljrm says:

    Excelente trabajo señor, definitivamente se jodio el trabajo en la oficina hoy!!!
    Voy a leerlo muy en detalle.
    Me parece hasta gracioso que: 1) yo tambien tengo el libro de la historia del futbol colombiano 2) ando perdiendo el tiempo en un trabajo similar, recopilando datos historicos que en nuestro pais es bastante jodido.

    • 1.1
      YoSoyElCarlos says:

      Gracias compañero. Creo que habría que formar una «Comunidad del Librillo»… mejor no para evitar comparaciones feas….

  2. 2
    Edogarudo says:

    Buenas Como persona ajena a este clásico meh (?), me gusta (bah, me distrae) leer este tipo de datos. Muy interesante trabajo, ojalá no esté en proceso de liquidación laboral por él (?). Tengo una sola duda: ¿QUÉ CATSO HIZO CON LOS DATOS DEL INDEPENDIENTE NACIONAL DE 1958? ¿Se los sumó a ambos equipos? ¿Fue una especie de onanismo estadístico? (?)

    Ya en serio, interesante post. Como me gusta también escudriñar en estas cosas. No me alcanzó para ese libro que me interesaba, yo tengo el del pobre (?), que es este: http://mco-s1-p.mlstatic.com/historia-del-futbol-profesional-colombiano-el-espectador-1369-MCO3436487472_112012-F.jpg y es un poquito más limitado. Urge que el patrón suba el pdf del suyo (?)

  3. 3
    Isabel Muñoz Parra says:

    Te graduaste con honores maestro, leí , reí, lloré, me ilustré, supe de situaciones que ignoraba de mi equipo.
    Gracias totales

  4. 4
    Eddy Nereida says:

    Gracias, esto es lo que muchos necesitan leer y entender, para que tengan presente y no bajen cabeza ante comentarios sin bases, soy de lacepoca de sequia de mi rojo y hoy dia mas orgullosa estoy de mi equipo, ahora solo queda decierte gracias x esta gran aclaracion, y x engancharme con este tema y dejar a mis hijos esperar almuerzo hasta las 2 de la tarde x que la mama decidio conocer mas de la historia de nuestro equipo y su rival de patio.

  5. 5
    Feloarias says:

    1. El año pasado compré en la Panamericana de Las Nieves (Bogotá) muy barato el libro en mención. Posiblemente todavía se consiga.
    2. Me parece (confirmar hinchas verdes) que el cambio de tendencia coincide con la llegada de unos tales César López Fretes y Oswaldo Zubeldía a Nacional.
    3. Millonarios las últimas décadas se relajó vergonzosamente contra Nacional (y hasta contra Santa Fe, pues creo que en torneos cortos la cosa 50/50 o con una pequeña ventaja roja), pero aún así la ventaja histórica se ha mantenido, como la del Cali contra el América. Y uno quejándose de los dirigentes que le han tocado al equipo de uno…
    4. Una duda, cuando un hincha pajudo dice que con el DIM no es un clásico auténtico ¿Cuál sí viene siendo? ¿Olimpia? ¿River? ¿Milan? ¿La Equidad?

    • 5.1
      YoSoyElCarlos says:

      Felo, creo que son ambas: el levantón de Nacional desde el 72 coincide con un bajón nuestro post no participación del torneo. O sea: nosotros andábamos regular y ellos andaban peor, post 72 ellos estuvieron siempre en el Top 3 y nosotros empeoramos el rendimiento.

  6. 6
    Giovanni says:

    Buen post Master. Algo que acotar, desafortunadamente para q se pueda emparejar no basta con que el dim mejore hay q esperar q el verde se venga abajo. Puede ser pajazo mental pero el DIM goza de una muy buena fortuna, es de los pocos equipos que le caen bien a todo el mundo, porque por alguna razón: NACIONAL LE CAE MAL A TODO EL P…O UNIVERSO

    • 6.1
      John Martínez says:

      Pues somos 11 millones de hinchas de Nacional, esa bobadita, así que lo que decís de caerle mal a todo el mundo es un pajazo mental. Otra cosa al que describió el post: escribes bien pero decir que el rojo es igual de grande que nosotros eso no se lo cree ni usted. Cuente títulos nacionales e internacionales y se dará cuenta que la diferencia es mucho más que 38 partidos. Nacional, Rey de América.

  7. 7

    Qué difícil es encontrar datos históricos o cosas por el estilo en Colombia sobre Fútbol, y eso es porque el Fútbol aquí para la mayoría solo es un simple pasatiempo (y qué errados están). Muy bueno encontrar artículos así. Saludos.

  8. 8
    Oscar says:

    Esos datos y gráficas me aterrorizaron tanto que pensé que eran del crack de Wall Street de 1929.
    Al menos un dato positivo, usted se acercaron mas «recientemente» a una semifinal de libertadores en cambio el otro equipo desde 1995 cuando perdió con Gremio la final.
    Y un ultimo que puede ser hasta de orgullo, le ganaron una estrella por la final del 2004 en enfrentamiento ida y vuelta.
    Lo del dato de 1972 da mucho que hablar, porque al otro año Nacional quedo campeón y de ahí en adelante empezó el camino que todos sabemos, mientras que el DIM hasta el 2002, fue campeón en 1993 por no se, 7 o 8 minutos con collar de arepas incluido.
    Al menos no tienen el titulo de equipo mas odiado, mas bien todo lo contrario…..
    Excelente presentación y aguante(?).

  9. 9
    Román Fernando Gómez Marín says:

    !Que buen trabajo!
    Hace unos días estaba comentando este mismo tema con mi mejor amigo, Poderoso él, y también de los que cursamos bachillerato en la segunda mitad de los 80’s.
    Te cuento que en el Libro «Historia del Deportivo Independiente Medellín» de don Carlos Serna (QEPD), en la edición de 1983, hay al final un recuento detallado de los clásicos hasta ese año… cuando todavía estábamos arriba.
    Tengo también la edición de 1993 y ya en esa no aparece el dichoso recuento… no se si en alguna edición posterior (de hecho no se si hay ediciones posteriores) don Carlos la volvió a incluir, pero es una fuente bastante confiable, ya que era considerado una eminencia en el tema

    • 9.1
      YoSoyElCarlos says:

      Gracias llave. Cuando no tengas nada que hacer y te de por escanear libros viejos (?) ahí te acuerdas de uno… Saludos

  10. 10
    G. Mascachochas says:

    Uff yo también estoy haciendo uno con el clásico América-Orsomarso(?).
    Claramente se necesita el sugar daddy(?) para pasearse la pija. Hoy Nacional con el monopolio paraco(?) mañana ustedes con el partido comunista de derecha(?) de las jar.

  11. 11
    Fabio Nelson says:

    Hola, siempre he destacado la forma de ser del hincha rojo, por su humildad, entrega y el siempre alentar indiferente la situación que esté pasando el equipo.
    Has de saber que soy hincha del Club Atlético Nacional, no obstante coincido en que si Independiente Medellin tuviera la inver$ión que necesita seria el equipo más » poderoso » del pais, me atrevo a decir que uno de los más grandes de América.
    Tu trabajo de investigación ? Ufff, esfuerzo gigante y admirable, que pocas personas estamos dispuestas a hacer.
    Tengo la esperanza de que algún dia regresen esos partidos que disfrutabamos en familia sin importar el color de la camiseta.
    Por lo pronto me resta darte un consejo y espero no lo tomes a mal y es que si esperas que todo cambie deberías empezar por evitar las agresiones a otros hinchas de forma escrita pues es una manera de que contunue el circulo vicioso.
    Felicitaciones por tu trabajo
    Saludos

  12. 12
    Perez-oso says:

    Oye, tengo una tarea de estadistica en la U para la otra semana. Te choca si te fusilo esta investigacion?

  13. 13
    Boris says:

    Buenos datos, llegará la bonanza nuevamente de títulos y la sequía para los del frente.

  14. 14
    Mario Suarez. says:

    Excelente trabajo, y estamos de acuerdo, el problema del Medellin siempre hs sido las juntas directivas que no han tenido corazón de hinchas, sino de comerciantes.

  15. 15
    Jorge Castillo says:

    Tengo las orejas rojas de tanta quejadera y chisme. Cuando tenia al equipo, como Presidente, lo tuve a la altura, siempre estuvo entre los dos mejores equipos de la ciudad. Desagradecidos.

  16. 16
    santiago jaramillo says:

    Parcero muchas gracias por dedicarle tiempo a cosas como esta referente al equipo que tanto amamos y tanto nos pone a sufrir.. saludos ??

  17. 17
    Santiago Arango says:

    Soy hincha verde y de los que nos gusta escudriñar y averiguar sobre lo que hablan los demás hinchas de otros equipos sobre el mío, ojo no soy masoquista, porque obviamente siempre (o la mayoría de las veces) hablan mal de Atlético nacional, sin embargo me gusta conocer y saber opiniones sobre mi equipo por parte de los demás, leí atentamente tu escrito y la opinión que llevas sobre Atlético Nacional, la verdad no entiendo porque te refieres a nacional de esa forma si vos sabes que el futbol es una competición donde unos están sobre otros, bien sea por su capacidad económica o por el talento de sus jugadores. Estoy de acuerdo en como te refieres a la competición que llevan los dos equipos antioqueños, pero tu vocabulario no me deja mucho que desear, o depronto si, que depronto te resientes por los títulos obtenidos de Atlético nacional, lo que tu equipo no ha logrado.
    Dejo a tu consentimiento que en los próximos escritos que argumentes lo hagas de una manera en donde no te refieras tan bajamente a otro equipo sabiendo que esta por encima del tuyo, depronto así, cambiando desde el vocabulario se puede llevar un fútbol más en paz en algún futuro.

    • 17.1
      John Martínez says:

      A mí me da risa que digan que el común de hinchas del Medellín digan que son humildes. Entre Medellín y Nacional hay una diferencia abismal, es más, Nacional es el equipo más grande de Colombia, y hoy por hoy uno de los grandes de América, y el rojo ni siquiera es el segundo. Por títulos sería Millonarios, luego América y así… y Medellín, está incluso por debajo del Junior, sin embargo muchos, no todos, pero muchos se creen casi o tan grandes como nosotros, por favor… ¿eso es humildad? No jodás. Hay una cosa, hinchas del rojo, que se llama realidad, y así les pique, les duela, les rasque, la realidad dice que ustedes están muy, pero muy por debajo del Club Atlético Nacional.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: