Cuatro años dando tumbos… y se viene el quinto

Regresamos de nuestro exilio, luego de andar refugiados en Kuala Lumpur, para traerles un tema espinoso acerca de uno de los clubes tradicionales de nuestro Futbol Profesional Colombiano: ¿qué PUTAS pasa con el América de Cali?

DTs
Una imagen inspiradora

Sabemos que usted, amigo lector seguramente lleva cuatro años muerto de la risa, viendo el triste andar de «La Mechita» en el Torneo Águila (a.k.a Primera B Colombiana); equipo que por historia y tradición debería estar disputando títulos en la Primera División. Muchos de nosotros apostábamos por ver un rápido ascenso del equipo escarlata, y eso casi ocurre, hagamos un poco de memoria en los párrafos siguientes.

En el año 2012 América conquistó el título del Torneo Postobón I, con lo cual automáticamente conseguía tres oportunidades para regresar a la Primera División, pero al final fueron las mismas oportunidades desperdiciadas: fue incapáz de ganar el segundo torneo – lo cual lo ascendía inmediatamente -, luego perdió la gran final ante Alianza Petrolera, lo cual tampoco ocurrió, y la última vendría al disputar la promoción ante el Cúcuta, en la cual se recuerda el famoso episodio del suero del que fue víctima el equipo dirigido entonces por Eduardo Lara.

fc5b4ec0bc7c42219f598f43989d724a

Para el año 2013 llegaría Diego Edinson Umaña (gran amigo de esta casa) y se sumaría un fracaso más: el equipo sería incapaz de llegar a las finales de los torneos disputados en ese año a pesar de lograr el primer lugar en la tablas de ambas competiciones (y también de la reclasificación general de todo el año). Para el siguiente año los directivos en cabeza de Oreste Sangiovanni, nombraron a un desconocido John Jairo López como Director Técnico del equipo que buscaba el ascenso por tercera vez. Ante estos hechos, la hinchada y los periodistas se cuestionaban acerca de las decisiones de la junta directiva escarlata, pues no se entendía a qué se pretendía jugar con un equipo lleno de desconocidos y contrataciones que a juicio de todos no podían considerarse como «refuerzos». Los resultados de J.J. López no fueron del todo malos en el Torneo Postobon 2014 I, pues logró llegar a la final, la cual perdió estrepitosamente ante Jaguares de Córdoba. Esa final perdida le sirvió al buen (?) J.J. para echarse a toda la hinchada encima, y casi al finalizar el Torneo Postobón 2014 II presentó su renuncia dejando al equipo en manos de Salvador Suay, que logró clasificar a las finales con más pena que gloria. Para esta fase, ese oráculo de sabios (?) que integra la Junta directiva del América, le entrega las riendas del equipo al venerable Luis Augusto «El Chiqui» García, y los resultados no se hicieron esperar: el equipo fracasó una vez más, y enfocó sus esperanzas de ascenso en el vergonzoso cuadrangular de ascenso que permitía a dos equipos tradicionales regresar a la Primera División, que a partir del año 2015 contaría con dos nuevos integrantes y pasaría a llamarse «Liga Águila» por la empresa patrocinadora de la competición.

IMAGEN-13255203-2
América pretendía ascender ¡bajo el mando de un DT llamado J.J. López!

Lo transcurrido en ese vergonzoso cuadrangular fue PENOSO, pues América se encargó de callar aquellas voces que gritaban y afirmaban que ese cuadrangular estaba arreglado para que el equipo Rojo ascendiera, y con menos fútbol que E! solo fue capaz de lograr dos empates y una derrota. Dicha oportunidad fue bien aprovechada por Cortuluá y Cúcuta. América mientras tanto, en otra de esas sabias decisiones de la Junta Directiva, decide licenciar al buen «Cheque» García, y realiza un «reality» en el Hotel Now de Cali, para elegir al nuevo estratega escarlata. De aquel concurso, el elegido fue Fernando Velasco, quien asumió como nuevo DT pero con limitaciones en la confección de la nómina de jugadores que le había dejado «El Cheque» García.

Los resultados del América de Fernando Velasco no eran del todo malos, pero tampoco eran buenos. Para quien les escribe, Velasco tiene el mérito de haber puesto a jugar al América en su peor forma de toda la historia, pues ni siquiera los hinchas veteranos recordaban a un América tan malo, tanto que extrañaban a ese famoso equipo de «La Mechita» que «jugaba como nunca y perdía como siempre«. En favor de Velasco estaba la excusa de que no tenía a los jugadores que el necesitaba, algo que iba a cambiar para la segunda parte del torneo de ese año. En el segundo semestre de ese Torneo Águila, llegarían los jugadores pedidos por Velasco, pero el fútbol seguía sin aparecer, y el América seguía ahí dando tumbos para clasificar. En la mitad del segundo torneo la Junta Directiva del América, en su amplia sabiduría (?) decide sacar a Velasco como DT ante los malos resultados – el equipo había salido del grupo de clasificados -, y en su lugar nombran al que actualmente es DT José Alberto Suárez. La mano del nuevo DT logra cambiar un poco la cara del equipo, que empieza a mostrar un poquito más de fútbol para lograr la clasificación a las finales sin sufrir demasiado. Lastimosamente para Suárez, los resultados no logran acompañarlo en los cuadrangulares, donde una derrota como local ante el Atlético Bucaramanga se convierte en el factor determinante para establecer un nuevo fracaso, y se conjuró un año más como inquilino de esa mezquina categoría, en la que el equipo de Cali para estar cómodo.

2605187_n_VIR6

Para quien les escribe, el equipo ha probado muchos cambios en jugadores y cuerpo técnico sin lograr resultados positivos. Solo hay un elemento que no ha cambiado a lo largo de estos años, y que es el principal responsable del fracaso deportivo: la junta directiva del equipo. No es un secreto que las directivas del América son responsables de la salvación económica y administrativa del equipo, pero han fracasado rotundamente en la parte deportiva. ¿Es posible que un cambio en la junta directiva sea la solución en el América? ¿Le crecerá pelo a Eltharión? Solo el tiempo lo dirá… Por ahora, y con muchísima resignación, debemos prepararnos para afrontar este 2016 en el Torneo Águila, con un poquito de seriedad y ojalá con mucho fútbol, a ver si POR FIN salimos de una maldita vez de esa categoría de mierda.

Bonus track: cerramos el post con algo de magia negra: el jugador del América Diego Basto, que CASUALMENTE es hijo de un miembro de la Junta Directiva. Me imagino que estos rumores no tienen nada que ver con una posible decisión del cuerpo técnico actual de no incluirlo en el equipo para 2016…

Fidox

Profesional en Diseño Industrial, Diseño Gráfico, Web y Multimedia. Hincha del América de Cali. Por ahora confinado(?) en la selva Guaviarense

6 comentarios sobre “Cuatro años dando tumbos… y se viene el quinto

  • el 28 enero, 2016 a las 10:00
    Permalink

    Como hincha del rojo de Cali, debo decir que la culpa es de los mismos hinchas. Llegare a pasar esto en Millonarios o Nacional, incluso en el Dim ya hubieran linchado a media junta directiva. Lamentablemente mientras no se haga sentir la voz de protesta de quienes pagan el sueldo de esta bola de ineptos, no va a suceder nada. Es increible que en Cali siga asistiendo gente al estadio cuando se ven espectaculos tan deprimentes como el partido contra el Bucaramanga. Los que debemos tomar las riendas de esta vaina somos nosotros. Ni un hincha mas al estadio hasta q se vea un equipo serio con una junta directiva eficiente.

    Respuesta
  • el 28 enero, 2016 a las 10:10
    Permalink

    No se si es tema de plata (de falta de) o de simples malas decisiones. Pero eso de los «refuerzos» tipo Bejamanco o Crinstagram Restrepo es decir que no quieren subir a la A.

    Respuesta
  • el 28 enero, 2016 a las 10:50
    Permalink

    Si, es raro que la hinchada estuviera tan pasiva todo este tiempo.
    Que se yo no te pido que le corten la cabeza a un caballo y se la pongan en la estera(?) a los dirigentes, pero reaccionar de alguna forma y si es con sub-zeros criollos mucho mejor(?).

    Respuesta
  • el 28 enero, 2016 a las 12:38
    Permalink

    Este año subimos. Y sí, la hinchada ha sido bastante pasiva, especialemente la de Cali y sus alrededores.

    Respuesta
  • el 28 enero, 2016 a las 23:01
    Permalink

    El solo hecho de usar Vanemerak y América en la misma oración sin que haya una reseña de un partido o una termeada (?) de por medio es una clara señal que los dirigentes no quieren el ascenso. Una pena.

    Respuesta
  • el 2 febrero, 2016 a las 12:41
    Permalink

    Alguna vez comente que me gusta que el America siga en la B y casi que fui linchado digitalmente por algunos secuaces del cornudo, solo me salvo el boton «off» del computador. Pues bueno, me gusta que siga el America en la B. Estoy cansao de que lo quieran subir a la fuerza, de que la unica excusa sea la «historia». Si en la cancha no le gana a Jaguares, al equipo de los arabes -Alianza Petrolera- o al Cucuta entonces tiene que vivir en la B. Hasta que se gane a mano limpia el ascenso no sigan con el verso de que el America es un equipo de la A.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: