Debate / Encuesta: ¿Cuando es suerte, cuando es churreteada, y cuando es épica? Cinco Estudios de Caso

Ahhh, la mala suerte que tienen algunos equipos…. ¿O no? Discutamos acá qué tanto influye la (abro comillas) suerte (cierro comillas, muevo los dedos ampulosamente) en el resultado de un partido o torneo, y qué tanto puede ser churreteada, o simplemente nada de eso. Y revisaremos algunos ejemplos para amenizar la velada, en los cuales contamos con tu voto ciudadano.

Uno de los goles qué más “¡Hijueppputa!” generó en la afición colombiana en toda la historia fue ese de Diego Aguirre al América en la final de la Libertadores de 1987.  No es necesario recordarlo en detalle, que para eso podemos hacerlo después en un post entero (?), pero el dolor y frustración que produjo ese gol es muy difícil de repetir dadas las circunstancias en que ocurrió. A ver, minuto 120 del partido de desempate de la final, en un partido parejo en el que claramente Peñarol a nivel individual era menor que América, en el que estos estaban lanzando al congelador el partido desde el minuto 1 del ST suplementario…. y de repente, cuando ya como quien dice la gente en Colombia estaba destapando el guaro/ron, con los suplentes de rojo de pie esperando el pitazo final para meterse a celebrar, cuando la TV colombiana ya tenía preparado el letrero tricolor “¡¡CAMPEONES!! ¡¡♥ ♥  COLOMBIA TE AMO!!” para poner a titilar en la pantalla con el pitazo final, le cae un balón del cielo – literalmente, después de varios rebotes a la nada – al normalito de Aguirre, que se mete al área, saca un zurdazo en diagonal no sé como que se mete en el arco del gran Falcioni, y crea un capítulo más del Libro de Oro de Grandes Churreteadas de equipos colombianos. Horrible mazazo, que se marcó en mi tierna infancia a pesar de no ser hincha de ellos y de ya haber tenido a esa corta edad sufrimientos suficientes con mi equipo. Qué mala suerte, llave.

Momento: ¿sí fue “Mala suerte“? ¿América perdió esa final por salado, por estar de malas? O, visto de otro lado, ¿Peñarol ganó por ser muuuuy de buenas, mucho premio a un equipo con pocas figuras y cuya principal virtud era jugar con muchas ganas y tirar pelotazos frontales para ir a guerrearla arriba? Claro que si le preguntas a un hincha del Carbonero te hablará de épica, garra y toda esa monserga, lo que nos da un par de puntos a discutir: ¿fué épica uruguaya o churreteada colombiana? ¿O tal vez nada de eso, sino simplemente fue producto del desarrollo del encuentro, el resultado inevitable de la mayor virtud de los uruguayo: de tener la cabeza más fría y el corazón más caliente? ¿Y por qué sigo hablando con preguntas?

Esa discusión / debate lo tuve desde el día siguiente del partido con los compañeros del colegio: algunos americanos, en medio de su tierna termitud, atribuían la debacle desde que la Conmebol no quería campeones colombianos por bronca hasta que por ser de acá nos pasaban esas… de pronto lo último sí. Lo tuve en la Universidad, en el trabajo y hasta hace poco. Pregunto, ¿América perdió por mala suerte ese partido? Yo, en lo particular, soy firme partidario de no atribuir a la buena o mala suerte la decisión de un partido o título. Para este pecho, no le es lógico supeditar al puro azar la decisión sobre algo que se puede decidir en un instante pero que es el resultado de todas las decisiones y acciones tomadas en los restantes 89:59, algo así como el famoso “Efecto Mariposa“. No sé si me estoy yendo sin escalas y de bajada al carajo, pero lo que quiero decir es que una acción puntual de un partido es el efecto de muchas múltiples acciones que la precedieron, no una vaina cósmica que se saca Dios /Alá / Baal / Lemmy Kilmister del sombrero.

Entonces, para mí lo que pasó esa tarde de 1987 en Santiago de Chile, NO fue suerte: fue virtud de los uruguayos + más errores o deficiencias del América, futbolísticas, mentales, de nacionalidad (?). Para mí, si América perdió 1-0 con ese gol en el último minuto de todo, fue porque no fue capaz de hacer un golcito siquiera que hubiera dejado todo como estaba, ¿El reglamento? Era el mismo para ambos. ¿Injusticia? Hay de todo: a Peñarol le robaron un penal grande como el Pascual terminando el ST regular. ¿Épica de Peñarol? Mmmmm no me parece: no es que estuvieron encima todo el partido, ni se sobrepusieron a miles de elementos en contra para lograr el título. ¿Churreteada de los Diablos? Mmmmmmmmmmmmmmmmmm, antes lo afirmaba así alegremente, pero prefiero verme el partido de nuevo para sacar conclusiones.

Pero este post no pretende hablar de ese partido: es el primer ejemplo y más claro que se puede mencionar, pero el fútbol mundial está lleno de casos similares – conocidos y no – en donde el límite entre churreteada – hazaña – suerte es muy tenue, y depende del punto de vista del que lo cuenta.  Por lo tanto, vamos a recordar varios de ellos acá, y a conocer la opinión de ustedes que tanto nos interesJAJAJA… eh, decía, que vamos tirar una encuesta sobre cada uno, para ver qué piensan en los respectivos casos: ¿en esos encuentros lo que pasó fue churreteada, suerte, épica o simple desarrollo del partido?

Liverpool vs Milan, UEFA Champions League 2005

El otro partido que viene a la mente de primerazo es la final de la UEFA Champions League 2004-2005. A esta llegaban dos grandes europeos – oh, qué casualidad – pero con realidades diferentes: por un lado el venerable Liverpool, que medio a los tumbos y con mucha justeza coronó final con un equipo con dos cracks – el gran Steven Gerrard y Xabi Alonso – , varios utilitarios – Jamie Carrangher, Sami Hyypiä, Luis García, John Arne Riise, Milan Baroš y un Harry Kewell en algodones – y mucha arepa voluntad. Del otro el todopoderoso Milan, en aquellos tiempos en que era un combazo el hp, y no un coso cuya figura es Bacca, y aquí mencionemos su once inicial que todo destila clase: Dida, Cafú, Stam, Nesta, Maldini, Pirlo, Gatusso, Seedorf, Kaká, Shevchenko, Crespo. Se presumía de todos modos un partido parejo, por las virtudes de ambos rivales, aunque con favoritismo de los rossoneros. Igual nadie preveía que el primer tiempo iba a terminar en baile y revoleada de dedo del Milan a los ingleses: un gol de Maldini al minuto uno (!!) y dos del a veces subvalorado Hernán Crespo cerraron el PT con un 3-o que dejó aroma no solo a “Questa vaina está finita” sino a que quedó corto.

Para el segundo los Reds – obvio – salieron por el milagro empujados por ese inmenso crack llamado Steven Gerrard, pero el asunto se veía muy patas arriba. Y de repente llegaron esos famosos seis minutos, entre el 54′ y el 60′, que quedaron para la historia del fútbol: un cabezazo de Gerrard, un tiro de afuera de Vladimir Smicer y un gol de rebote de un penal (!) de Xabi Alonso empataron el asunto, y le dieron el suficiente impulso como para ir por otro más, que casi se les da. Milan al rato ajustó las cosas, se puso serio y se fue arriba todo el resto del tiempo regular y los treinta suplementarios, pero entre el aguante Red y la falta de puntería italiana – hubo varias salvadas increíbles – dejaron todo para los penales. En donde fue héroe ese arquero normalito llamado Jerzy Dudek, y Liverpool se coronó campeón de Europa en una de las finales más infartantes de todos los tiempos.

Ahora, la pregunta es…

Liverpool vs Milan en 2005

View Results

Cargando ... Cargando ...

Plymouth Argyle 1922 – 1927

Y casi que no lo encuentran los hps…

Este si no lo conoce ni Mamputas, pero vale la pena contarlo para que entre todos juzguemos y critiquemos con la saña que nos gusta. El Plymouth Argyle es un club inglés fundado en 1886, que juega a nivel profesional desde 1903 y que nunca jamás de los jamases ha jugado en Primera División. Lo que no le ha bajado la moral para participar en el fútbol profesional de su país, pululando entre los equivalentes a la segunda y cuarta división en la mayor parte de su historia. Los años 20 los comenzó en la llamada Third Division South, una de las dos ligas paralelas (la otra era, la North) que conformaban la Tercera División inglesa, cada una de las cuales daba ascenso a la Segunda solamente al ganador de estas. Después de varias campañas decentes, Plymouth coronó subcampeonato en 1923, quedándose a puertas del ascenso: lástima, pero la cosa auguraba bien para los siguientes campeonatos, en alguno se le tenía que dar. Ajá: pasa que Plymouth repitió subtítulo en 1924, 1925, 1926 y 1927: cinco subcampeonatos seguidos (!!), cinco veces seguidas en que otro fue mejor que ellos, sea Bristol City (2 veces), Portsmouth, Swansea Town o Reading.

En alguna parte leí esto como ejemplo “de mala suerte“. Yes, dumb (?): ¿mala suerte es quedar cinco veces seguidas exactamente a un puesto del ascenso? ¿Siempre un equipo es mejor que este? ¿No importa cuáles estén, siempre uno es peor que UN equipo? Al final ascendieron en 1930, después de dos años en que para quitarse el sucio incómodo y maloliente del segundo puesto quedaron de terceros y cuartos.

Al respecto, qué piensan…

Los cinco subcampeonatos seguidos de Plymouth Argylle, fueron...

View Results

Cargando ... Cargando ...

Bayern Munich vs Manchester United, UEFA Champions League 1999

Otra de las clásicas finales de Champions League fue la de 1999. En esta llegaban también dos pesos pesados europeos, pero ambos en momento dulce: Bayern Munich y Manchester United, equipazos sólidos y arrasadores que habían dejado en el camino a rivales como Inter, Juventus, FC Kaiserlautern o Dynamo Kiev. La cancha estaba plagada de cracks: Peter Schmeichel, David Beckham, Ryan Giggs, Dwight Yorke, Andy Cole, Oliver Kahn, Lothar Matthäus, Stefan Effenberg…. Se presagiaba un partidazo. Y lo fue: al minuto 6 Mario Basler abrió la final con un tiro libre medidito, y de ahí en adelante vinieron los ataques y contraataques de ambos equipos. Todo el partido fue intenso y pujado, los alemanes zamparon dos tiros en el palo (Mehmet Schöll y Carsten Jancker) pero llegaba el minuto 90 y nada que había más goles. Y ahí fue que se vino la épica de los Diablos Rojos, en esos tres minutos finales que también quedarán en la historia del fútbol mundial: al minuto 91 Teddy Sheringham agarra un rebote y empata el partido para mandarlo a tiempo extra. Listo, suficiente premio por el momento, aguantemos el asunto para irnos a tiempo suplementario, que tenemos mejor aire. ¿O no? Nanay: al minuto 93 el noruego Ole Gunnar Solskjær (sustituto al igual que Sheringham) fuerza un córner, y en el cobro respectivo de Beckham le mete el pie para meter un gol feísimo pero histórico, épico donde se le mire…. a menos que digamos que vimos a los alemanes schurretearrsen.

¿Qué fue lo que pasó en esa final de 1999?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Hungría vs Finlandia en las Eliminatorias al Mundial 1998

Los favoritos del Grupo 3 de la UEFA para la clasificación a Francia 98 eran Noruega y Suiza, participantes en el Mundial anterior ambos y esta última también de la Eurocopa 96. Los noruegos en plena generación dorada cumplieron sobradamente, ganando el primer lugar que daba cupo directo sin sudarla, pero los suizos se pegaron una notoria desinflada que los bajó de la lucha por el segundo lugar – que daba cupo a repechaje europeo – rapidito. Los que agarraron el papayazzo (?) fueron Hungría y Finlandia: un histórico venido a menos y un permanente muerto europeo. Ambos hicieron campañas dignas de equipo de Fernando Velasco, pero como los suizos se esfumaron, los dos llegaron al último partido peleando el segundo lugar del grupo. Y precisamente, el último encuentro del grupo los enfrentaba a ambos en Helsinski: los locales estaban un punto por debajo de los húngaros, por lo que si o sí les tocaba ganar para ir al repechaje y pelear por alguna cosa por primera vez en su historia desde que la Unión Soviética los invadiese en 1940.

El encuentro se jugó un 11 de Octubre de 1997, en un abarrotado estadio Olímpico de Helsinski. A diferencia del par de partidos mencionados arriba, en la cancha había menos clase que en una acusación de Mar*a Fern*nda Cab*l: el único que la que aportaba el gran Jari Litmanen, en uno de los 2365 partidos que jugó con su selección (otro conocido era Sami Hyypia). Así que el encuentro fue rocoso, poco imaginativo y lleno de pelotazo viene-pelotazo va. Al minuto 62 los finlandeses logran el 1-0 tras un tiro de esquina cobrado por – quién más si no – Jari Litmanen, y con eso Finlandia clasificaba al repechaje. Llegó el minuto 90 con el marcador inalterado, y cuando ya en las calles de Helsinski se estaba armando la fiesta, con picotazos, Maizenen y tablados amenizados por bandas de Death y Power Metal, pasó que…. mejor vean acá…

Recapitulo: al minuto 90 cae tiro de esquina a favor de los húngaros. La casi última jugada del partido, todos los finlandeses en el área defendiendo y los de rojo atacando. Cobra un húngaro de apellido indescifrable, peina un compañero al centro del área, le cae a un finlandés que rechaza como la hermanita cuando juega fútbol con uno obligado por la mamá; nuevo borbollón y rechazo al fin de un defensor finlandés…. hacia su arco (!), bien colocadito al palo. Afortunadamente está su compañero Sami Mahlio, que rechaza ese sí con fuerza…. al culo de su arquero Teuvo Moilanen, que observó toda esta merequetengue de feria atónito e inmóvil, y que fue el involuntario autor del autogol de culo (no a lo argentino: de culo literalmente) que empató el partido, le dio la clasificación a los húngaros y dejó una estela de churreteada por todo Helsinski. ¿O no? Díganlo en la encuesta…. ah, en los playoff Hungría perdió con Yugoslavia en Budapest 7-1 y en Belgrado 5-0, con lo que no le alcanzó para clasificar…

¿Cómo describe lo que pasó ese partido entre Finlandia y Hungría por las eliminatorias de 1998?

View Results

Cargando ... Cargando ...

River vs San Lorenzo en la Copa Liberadores 2008

Uno de los partidos más vibrantes de los últimos años de la vieja y querida Libertadores ocurrió en los Octavos de Final de 2008. Se enfrentaban San Lorenzo y River Plate por la vuelta de la serie en el Monumental, con ambos equipos montados en el bus de “Candidato” de manera más o menos confortable: el Cuervo pasó de segundo en su grupo debajo de Cruzeiro y sobre Caracas y Real Potosí, sin sobrarle demasiado brillo, pero sin angustias. River pasó de primero en un grupo más jodido, con América (Mex), Universidad Católica y Universidad San Martín (Per). En la cancha no había talentos del fútbol mundial pero sí ambos tenían lo suyo: River con Juan Pablo Carrizo cuando no se había estrellado su carrera, Diego Buonanotte cuando tampoco se había…. eh, no, sigamos… además de un Falcao pre-megaestrella mundial. San Lorenzo con varios ex-River – Placente, Andrés D’Alessandro y el DT Ramón Díaz -, y algunos utilitarios y/o históricos como Sebastián Méndez, Jonathan Bottinelli, “Burrito” Rivero, “Chaco” Torres, “Cuqui” Silvera y Gonzalo Bergessio.

La ida en el Nuevo Gasómetro había terminado 2-1 a favor del local, por lo que River, dirigido por el aún no exitoso internacionalmente DT Diego Simeone, salió obviamente en busca de los dos goles que le dieran la clasificación. Después de un tira y afloje, a los 11 min del PT Matías Abelairas metió el 1-0 para River por medio de un tiro libre en el que el aún no odiado por sapo y soplón Agustín Orión se comió el amague de Falcao. El encuentro ganó en intensidad y comenzaron los marcajes ríspidos, las cepilladas disimuladas de tobillo, las cargas más fuertes y todo eso que nos gusta – entre ellas la famosa plancha de Falcao a Sebastián Méndez que casi le saca la pata del Monumental. En el ST el burro de Jonathan Bottinelli le mete cipote de codazo en el área a Falcao en frente de todo el mundo, con ellos dos solitos sin nadie como a 40 metros, y como centro de escena como para que nadie se lo perdiera: penal, obvio. Y cambiado por gol del multicamiseta de Sebastián Abreu a los 16 del ST, que ponía la cosa 2-0 y totalmente patas arriba para San Lorenzo. Porque en el PT habían expulsado al “Burrito” Rivero, lo que significaba que San Lorenzo estaba con dos hombres menos, de visitante, con el juego en contra y desconcertado… River tenía entonces todo para pasar tranquilo de ronda, con el viento a favor y el empuje de la gente… ¿qué podía malir sal?

Y entonces, como el que no tiene nada que perder, San Lorenzo se pellizcó y metió una ráfaga mortal que se concretó en tres minutos. A los 24 minutos los defensas de River se dejaron toquetear en su área y Gonzalo Bergessio metió el 2-1 que mandaba todo a penales. Y a los 27 el mismo Bergessio cabecea un tiro de esquina cobrado por D´Alessandro (el otro figurón del partido) para poner un increíble 2-2 que no se movería más y que comenzaría a cimentar esa pesada carga de cagadas que terminaría años después con River en la B. Sí, del River cuando aún no había descendido…

Ahora, para usted, ¿qué fué eso?

Lo que pasó esa noche en el Monumental fue...

View Results

Cargando ... Cargando ...

Y otros casos más para mencionar:

  • La vuelta de la final entre Junior y Nacional en 2004, en la que los de Barranquilla llegaron a Medellín con un 3-0 de ventaja que parecía irremontable, pero en el partido se arrugaron tanto que los del verde dólar se los comieron por arriba de tal modo, que el partido llegó a estar 5-1 y con los barranquilleros mostrando el miedo en la cara. Hasta que llegó Walter Ribonetto y metió el pie para poner el 5-2 que mandó todo a penales, en donde ganó el Yuyu. ¿Fue churreteada paisa, semichurreteada barranquillera, o pura leche de estos?
  • El Cowdenbeath F.C. es un club escocés que ganó la Segunda División de su tierra en 1913-1914 y 1939-1940. Pero no ascendió en ninguno de estos porque dio la casualidad que en esos dos años el campeonato escocés de Primera se suspendió, el uno por la Primera Guerra Mundial y el otro por la Segunda (!!!!). Y cuando se reanudó el torneo, varios años después, la Federación los dejó en Segunda por reformas del mismo. ¿Qué fue es…. naaaaaa qué hijueputas tan salados…
  • Según las crónicas (bueno, según la única crónica que al parecer hay de ese partido), Yugoslavia en el partido por eliminatorias ante Rumania en 1934 en Bucarest perdió 2-1 después de haber mandado ocho (8) tiros al palo.
  • Y una que hace parte de la leyenda negra del Barcelona: la final que perdieron 3-2 con Benfica en Berna después de haber dominado todo el partido, mandado cuatro tiros al palo – en otras partes dicen que seis -, con goles casi hechos sacados de la raya por los portugueses, y un autogol de su arquero, el legendario Antoni Ramallets, que se hizo bolas en un balón bombeado. Tan increíble fue ese partido que la UEFA decidió a partir de ahí, cambiar la forma de los postes de los arcos de cuadrados a cilíndricos, para favorecer al pateador en caso de un tiro en el palo (dicen que el impulsor de la medida fue precisamente el DT derrotado de esa final Enrique Oraizola, que adujo motivos de seguridad pero que en el fondo estaba ardido por la cantidad de tiros que no fueron gol por la forma cuadrada de los postes….). Bueno, ¿eso qué fue? ¿Mala Suerte, churreteada, categoría, simplemente Benfica fue mejor?

Los jugadores del Barcelona hechos mierda después de esa increíble final. En primer plano, el portero Ramallets.

Ah, antes que se nos olvide, la encuesta final…

¿Qué pasó en esa final de Libertadores de 1987?

View Results

Cargando ... Cargando ...

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

13 Comments on Debate / Encuesta: ¿Cuando es suerte, cuando es churreteada, y cuando es épica? Cinco Estudios de Caso

  1. 1
    Andrés says:

    Muy buen post, creo que para el catálogo de churreteadas-cagadas que de alguna manera merecen un análisis teleológico también cuenta la archiconocida eliminación de Francia ante la Bulgaria de Sotichkov y compañía que usted bien relató anteriormente en este blog.
    ¿Habrá algún estudio de un vago que haya hecho un análisis matemático o estadístico de todas las variables de un partido que terminan en este tipo de hechos tan particulares y tan llamativos?
    Un abrazo!

  2. 2
    Vladimir Lacera Guzmán says:

    También aplicaría para estudio de caso la debacle de Australia en 1997, en Melbourne, ante Irán, por el repechaje a Francia 98. Eso de ganar 2-0 y dejarse empatar luego de tener la clasificación mucho más que servida, es mucho más que una churreteada.

  3. 3
    Patron del Humo says:

    Tema para eternas discusiones etilizadas algun dia con los compadres. Un par de ejemplos mas, relativamente recientes: el partido Panama – USA que los canaleros estuvieron ganando (y eliminando a Mexico) hasta el minuto 90+1, luego los del Tio Sam metieron dos goles en dos minutos para alegria azteca; el otro, un clasico: el America de Cali – Rosario Central de la Libertadores 2001, cuando el local se canso de comerse goles hechos y en los minutos finales Central que estaba muerto se encontro dos goles (uno de Pizzi) para irse a los penales donde de nuevo quedo la fiesta armada en Cali. Saludos

    • 3.1
      Crislato says:

      Totalmente de acuerdo, Patrón del Humo: El sospechoso partido entre Panamá y USA que clasificó a un espantoso México (que perdía contra un muy regularcito Costa Rica)… ese partido merece una mención.

      Ahora, otra cosa, otro cuento, otra historia, es la épica churreteada (con frase de “Refisal” Bonnet para la historia) de mi amado América frente a Rosario Central. Después del “tranquilizador” golazo de tiro libre del gran (?) Jersson González para poner un 3-0 lapidario, América se deja empatar de “los canallas” en los últimos tres minutos (y los 2 goles fueron de Pizzi (89′) y (91′), el último de éstos con la gran ayuda del “cazamariposas” Barbat). La tanda de penales fue lamentable, con el asqueroso penalty cobrado por Pablo “el tieso” Navarro, cuya habilidad futbolística y quiebres de cintura podrían haber sido profetizados en el mismísimo “Libro de los Muertos” egipcio, y el no menos lamentable cobro del “Mono Herrera”, mientras Barbat se dejaba la piel tapando muchos cobros en dicha serie. Yo estuve ahí, yo lo sufrí.

    • 3.2
      YoSoyElCarlos says:

      También paga reseñarlos. De hecho, dan para post individual…

  4. 4
    bad mad modo caribe says:

    Salú Carlos

    vamos aver que onda esto

  5. 5
    bad mad modo caribe says:

    y la pecheada del America se la devolvimos a los de Medellin el año pasado

  6. 6
    DVVID CVLEÑO says:

    Selente post como siempre máster. Me gustó ese detalle de fina coquetería hacia el gran Lemmy Kilmister.

    A ver, épicas épicas tendríamos que hablar de la mamá de todas que es el maracanazo, del que yo diría es 100% churretiada auriverde que en esa época todavía no era auriverde o canarinha.

    O la mundialmente conocida como “el milagro de Berna”, la final del mundial del 54 entre Alemania y Hungría. Los húngaros favoritos a más no poder especialmente porque a este mismo rival lo habían atendido seriamente en la fase previa de grupos creo. Un empate dos a dos y de la nada y como siempre, los alemanes sacaron el tres dos y mandaron para siempre al olvido a los húngaros, de ese golpe Hungría nunca se recuperó, por lo que no es desatinado afirmar que ese presente de medio pelo de ellos viene de esa final.

    De las más recientes diría que la churretiada que se pegó el PSG en Barcelona, aunque pues la ayuda arbitral, de ese abominable “jugador” No.12 con camiseta azul grana de fondo fue clave en la remontada culé.

    O la casi churretiada que se pegó el Manchester city en el último partido que definía el título creo que fue en el 2012, y en la que el kun Agüero terminó salvando los muebles si mal no recuerdo, en tiempo de descuento.

    Del rentado chibcha hay muchas, solo que mientras el suscrito está escribiendo en este momento no se le viene a la cabeza alguna, salvó las del rival de patio pues soy fana del otrora glorioso deportivo (dejo en claro que las solas churretiadas de mi amado equipo abarcarían espacio suficiente para un mega post e incluso un blog), en especial las churretiadas que tuvieron un año después de haber descendido, teniendo 3 opciones para volver a primera (no ganar el segundo torneo, no ganarle al alianza petrolera, no ganarle al Cúcuta deportivo)… En fin. Saludos desde la calurosa Cali ….

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: