Compendio de apodos de jugadores del fútbol colombiano: un intento poco académico / Vol I: Reino Animal

¿Qué hay en un apodo? Algunos dicen que es un tropo metafórico que representa ese afán implícito del hombre en realizar una simbiosis mutual entre la morfología del ser humano con su entorno natural y social, asociando el ethos del ser con los diferentes componentes que interactúan con la persona y el subconsciente, y de paso concretándolo como una forma de poesía yustapositiva cotidiana. Nosotros en cambio pensamos que los apodos salen del gusto de la gente por mamarle gallo a cualquier güevón. El caso es que en Colombia uno de los deportes nacionales es clavarle cordialmente o no tanto un sobrenombre a algún conocido (eso mismo dirán en Argentina, México, Perú, Uruguay, St Kitts y Nevis, etc), y el fútbol no escapa de esa ancestral costumbre. Sea porque a algún locutor de radio o TV se le ocurrió el remoquete (?) durante una transmisión, sea porque al jugador le zamparon el apodo los propios compañeros – generalmente ya vienen con uno desde inferiores – o sea porque los conocen así desde el barrio, en el futbol colombiano abundan los jugadores cuyo apellido nunca se pronuncia sin el “El _____” asociado.

Por esto es que queremos hacer un intento de reseñar/compilar algunos apodos de jugadores de nuestro accidentado y folclórico fútbol colombiano, concentrándonos sobre todo en los años post-80. Porque me imagino que en El Dorado jugó algún Inocencio “El Cazabandoleros” Londoño, pero aquí no hay nadie que lo haya visto jugar…. creo. La cosa es que quería hacer un solo post con todos los apodos de los que me acordaba, pero en el medio caí en cuenta que no era posible hacer algo más o menos conciso con los 1,654,201 que recolectamos…. bueno, no tantos, pero si dan para más de un post. Comenzaremos hoy con los jugadores pertenecientes al reino animal (bueno, sus apodos…), haciendo paralelamente la invitación a que hagan sus aportes de los que seguramente me olvidé de reseñar acá. Donde sepamos daremos indicios del origen del apodo, porque no vale tirar el Dátolo sin añadirle algo de carne… comencemos, y espero que no se ofendan los animalistas con este post…

El maravilloso mundo del Reino Animal

Nota: la selección que hicimos acá es como la de Pékerman de la última fecha de eliminatorias: arbitraria y sin criterios claros (?). De algunos jugadores se mostrarán fotos, de los demás nones. Cualquier observación que tengas te pido por favor me la mandes a mi cuenta de instagram, que el día que abra una en esa maricada la leeré con mucho gusto.

Comencemos:

01_Animalesjpg

  • Armando “El Pollo” Díaz: ¿has visto esos delanteros chiquitos que se mueven bastante pero no parecen pesar en el partido, son correlones pero no hacen jugadas decisivas, los ves pegar un pique y dices “Naaa, solo para correr sirve“, se gasta haciendo gambetas estériles… pero que de repente tiene una sola y te vacuna y te deja con la certeza sensación que no sabes un culo de fútbol? Bueno, ese era “El Pollo” Díaz, delantero oriundo de Armenia con recorrido en Quindío, Santa Fe (donde más rindió), América, Junior y Once Caldas, que lo podías menospreciar y todo pero salía siempre en los resúmenes de la fecha los domingos. De él si no sé el origen del apodo, si alguien nos colabora se le agradece.
  • Hernando “El Mico” García: lateral santandereano del Millonarios ochentoso, que alcanzó su rama más alta (perdón) bajo el mando del $hiqui García. El apodo de “Mico” no le viene porque tenga rasgos primatoides: lo llamaban así desde pequeño porque era muy travieso en el colegio. O sea, era de esos pelaos de los que la mamá dice “es muy inquieto” y el vecino dice “qué hijueputica tan necio“. El sobrenombre le quedó pegado y lo acompañó durante toda su carrera en el fútbol.
  • Orlando “El Animal” Rojas: bueno, el apodo animal por Antonio Masias. Eh, perdón, por antonomasia, el teleprompter me engañó… ya lo hemos mencionado más de una vez por acá: lo de “Animal” se debe a la combinación de dos variables: su pinta reminiscente a monstruo que le sale a uno en “Diablo II” + su tendencia a parar a los delanteros rivales con medios bastante, esteee, vehementes. Salió del Unión Magdalena ochentoso y fue habitué en el Junior y Millonarios del noventoso temprano.
  • Fabio “La Gallina” Calle: este arquero paisa que salió de Nacional, pasó por el DIM y siguió (¿terminó?) en Millonarios le pasó lo peor que le puede ocurrir a un portero: gastarse los primeros años de su carrera sentado cómodamente en el banco sin hacer nada (paradójico: la pesadilla de un arquero es es el sueño de un congresista). Así que cuando le llegó la oportunidá no se afianzó y dio más papayazos que un funcionario público mandándole videos sexuales a una colega. El origen de su apodo tiene dos versiones: a) que le decían así desde chiquito por razones que el tiempo ya sepultó (?), b) que lo llamaron así debido a que su esposa lo esperaba con un sudado de gallina (o con una gallina sin cocinar, no sé) después de los entrenamientos de los sábados. Ojalá sea la segunda, para que el mito siga creciendo…
  • Orlando “El Pony” Maturana: no sabemos quién le puso el apodo, pero me imagino que debe aludir a su contextura física: pequeño, tierno (?) y rápido. Como debe ser un pony. Cuando estuvo en Independiente de Avellaneda al Pony lo llamaban “caballo” o “perro“, no se por qué… jugó en el América (donde se consagró), Junior, Tolima, Bucaramanga y Millonarios.

02_Animales

  • Nelson “La Piraña” Díaz: tengo la verdad pocos datos de él: se que era valluno, jugaba o pretendía hacerlo de delantero, salió del Deportivo Cali, jugó en la selección Colombia juvenil campeona sudamericana de 1987 y terminó en el Poderoso DIM en el desastroso remiendo que armaron los directivos en 1988. En mi equipo dejó recuerdos infames, pero en los hinchas de otros equipos al menos no dejó recuerdo alguno (?). ¿Por qué le decían “La Piraña“? Por lo resaltante de sus incisivos. Abajo recordemos un gol olímpico que hizo cuando estuvo en el Medallo, aunque debe agradecerle a Américo Jiménez Aguilera, arquero paraguayo del Pereira, por la ayudirijilla.
  • Gilberto “Alcatraz” García: del papá hablo: el mercenario del hijo heredó su apodo. El viejo Alcatraz era delantero y jugó en Tolima, Cali y (creo) Santa Fe en los 70 y 80, hizo parte de la selección Colombia que jugó los Olímpicos de Moscú 1980 y se murió ya hace años. El origen del apodo no lo tengo, pero me suena a que más que al ave, el remoquete debe venir de la película de Clint Eastwood.
  • Luis Carlos “El Coroncoro” Perea: si alguien pregunta “¿Y éste quién es?” que devuelva la membresía…. según contó el propio defensor central surgido en el Medallo, el apodo se lo clavaron por su gusto por el tema de la gloriosa Niña Emilia. El hombre llamaba seguido a pedir la canción en las emisoras (en serio) y supongo que alguna vez lo habrá hecho delante de algún sin códigos (?) que lo boleteó delante de sus compañeros de equipo… ojo a esta lección que nos da la vida…
  • Oscar “El Pájaro” Juárez: ¿no se han puesto de pie? ¡¡¡Levántense, carajo!!! (tirando patadas a los asistentes). Este gran delantero argentino, ídolo del Millonarios ochentoso y del DIM 93-94, jugaba de delantero-media punta-falso 9. El apodo viene de su niñez en su natal Jujuy: al parecer le pusieron así porque era más flaco que perro de bazuquero y era bastante necio, con lo que lo asociaron no tengo claro por qué con “El Pájaro Loco“.
  • Juan Carlos “El Gamo” Estrada: defensor central surgido en el Poderoso a principios de los 90, que cumplía con la doble función de jugar como stopper en la cancha y de amenizar con sus trovas las concentraciones del equipo. Lo del apodo se lo colocaron no sé en qué época por su velocidad.

(Acá el “Gol Olímpico” de La Piraña Díaz, o más bien el pase gol al arquero del Pereira Américo Jiménez Aguilera. También está el video del gol olímpico del Mao Molina en un clásico, que no tiene nada que ver con este post pero que igual los invito a ver si se quieren emocionar (?))

Prosigamos:

03_Animales_titulos

  • Armando “La Coneja” (!!!) Acosta: mira esos apodos setentosos, la carga de ambigüedad sexual (?) que tienen… pero lo de este señor nacido en Neiva y que jugó de portero en varios equipos en los  años 70 – entre otros el Medallo, Quindío y Millonarios – vino más por portación de carátula. Fue como portero suplente a los Juegos Olímpicos de Munich 1972.
  • Armando “La Perra” Carrillo: hay que tener mucha resistencia al burling para ir por las canchas de un país como este, lleno de tanta gente malévola (?), con el apodovultraconocido de “La Perra“. Así le pasaba a este rápido pero algo volátil delantero oriundo de Valledupar, con múltiples pasos por Deportivo Cali, Huila, Bucaramanga, Junior y el fútbol venezolano. Supongo que a Carrillo lo perjudicó su apellido en su proyección internacional: imagínate que fuera a la MLS y la prensa anunciando la llegada de “…the colombian striker Armando “The Bitch” Carrillo“… el origen del apodo tiene dos versiones, ambas coinciden con que se originó de su ciudad natal y con que viene de la asociación de una perra con sus cachorros: 1) que era porque el jugador cuidaba a sus hermanitos tanto que no se despegaba de ellos, o 2) que le decían así porque en los partidos no soltaba el hijueputa balón, y que por eso parecía una perra parida con sus hijitos. Conociendo la mentalidá del aficionado costeño y acordándome de cómo jugaba Carrillo, voto la opción 2. De hecho, entiendo que el apodo completo que le tenían en Valledupar era “La Perra Parida” (!!!), con lo cual podemos concluir que le fue hasta bien con el apodo final…
  • Jorge Horacio “El Camello” Serna: al goleador incomprendido al que el país le quedó debiendo una convocatoria a la selección (?) lo tengo como uno de los ídolos (o al menos, muy queridos) de mi amado equipo. ¿Era un delantero poco dúctil? Como un hijueputa. ¿Era poco elegante y aparatoso? Como un hijueputa. ¿Metía goles en todos lados y se la tenía montada al vecino? Como un hijueputa. El sobrenombre le viene por la estatura y, eh… la foto se explica sola.
  • Jorge “La Babilla” Díaz: en algunas regiones de la Costa Caribe le decían “babilla” (una especie de caimán) a aquellas muchachas a las que la vida había bendecido con otros dones diferentes a los atributos físicos… eh, sí, esas… Pero no creo que tenga que ver con esto el apodo del ex-potente delantero que jugó en clubes como Junior, Cúcuta o Cali, al que según nuestras fuentes consultadas le dicen así porque “tenía un cultivo de babillas en Barranquilla“. Ahora: si mi memoria no me sigue traicionando, a Díaz ya le decían así desde mucho antes que fuera a jugar en Barranquilla…. ¿será que le dicen así por algo raro y retorcido que no deberíamos saber?
  • Jorge “El Pelícano” Banguero: el origen de su apodo es…. ¿en serio hay que explicarlo? Mírale la foto…

Además de los mentados arriba, mencionemos a estos:

  • Al gran Albeiro “El Palomo” Usuriaga le decían así debido a su gusto por pasearse por las calles todo vestido de blanco (hasta los zapatos), en los años cuando jugaba en el Cúcuta Deportivo.
  • Ricardo “El Gato” Pérez: la gran esperanza noventera del fútbol bogotano (!!!), hoy directivo del Formaleza F.C. Jugó en Millonarios (donde surgió) y se fue al América a hacer goles. Bueno, se fué a América… desde chiquito le decían “El Gato” por su cara de ídem.
  • Efraín “El Caimán” Sánchez: de pie, carajo. El legendario portero de la selección Colombia en los años 40, 50 y parte de los 60, ícono del fútbol nacional, debe su apodo, según él mismo cuenta, a un diario argentino que anunció su llegada en 1948 a San Lorenzo de Almagro con el titular “El Caimán nos lo envían desde Barranquilla“. Ahh, pasa que por esa época se escuchaba mucho por allá la canción de “Se va El Caimán…“. Como cambian las cosas: antes en Argentina importaban porros, paseos y cumbias para bailar y ahora lo hacen con el reguetón… lo de “Caimán” se dio a conocer por acá muy rápidamente, a los dos o tres meses supongo, y así quedó. Por acá dicen que antes de “Caimán” su apodo era “Robapollo” (!!!).
  • Jair “El Chigüiro” Benítezme imagino que la gente ya cansada de ponerle “Conejo” a alguien dentón, quiso variar y le zampó el sobrenombre de “Chigüiro” a este lateral-volante nacido en Candelaria (Valle). La gente es jodida…
La verdad no entiendo por qué le dicen “El Chigüiro”
  • Jorge “El Polilla” Da Silva: el gran Jorge Orosman cuenta que le pusieron el sobrenombre en su época de juvenil en Defensor Sporting porque jugaba a veces de lateral, a veces de central y otras de centrodelantero. Por esa época jugaba en Nacional y la selección uruguaya Alfredo “El Polilla” de los Santos, que también jugaba en esas posiciones y por eso a Jorge los compañeros le comenzaron a decir así mamando gallo. Después se volvió costumbre y el apodo le quedó por el resto de su vida, tanto que a su hermano menor le pusieron”El Polillita“.
  • Emerson “El Piojo” Acuña: al delantero del Junior de hace unos añitos le decían así por lo chiquito (mide 1.68) correlón y cansón. Actualización: nos dice nuestro corresponsal en Guatapurí vik- Wolverine que lo de “Piojo” se lo endosó “El Zurdo” López por comparación con el delantero argentino del Valencia y la selección Claudio López.
  • James “La Avispa” Angulo: delantero valluno que estuvo por Perú, Ecuador y Japón, entre otros países. Era también chiquito, rápido y letal (bue, se supone), y algún narrador ocurrente le puso el apodo.
  • Orlando “La Garza” Garcés: un juego de nombres ingeniosísimo (?) con el apellido del defensor de Santa Fe y su forma longilínea.

Y también mencionemos a:

  • Alex “El Conejo” Jaramillo.
  • Silvio “El Pulpo” González.
  • Edinson “La Pulga” Pinzón.
  • Jairo “El Tigre” Castillo.
  • Ricardo “El Tigre” Gareca.
  • Martín “El Toro” Arzuaga.
  • Luis “El Aguilucho” Quiñonez.
  • Luis Alberto “El TigrillooGracias papi por convocarme a la selección” García
  • Juan Gilberto “El Búfalo” Funes
  • Félix “El Cocodrilo muerto y disecado” Micolta
  • Luis Fernando “Mosco” Mosquera.
  • Y el Perro hijueputa de (inserte traidor a su elección)

(Continuará)

YoSoyElCarlos

Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

18 comentarios sobre “Compendio de apodos de jugadores del fútbol colombiano: un intento poco académico / Vol I: Reino Animal

  • el 8 marzo, 2016 a las 10:19
    Permalink

    le completo la ultima master: Aristizabalgonorreahijueputamoriteome…..si me acorde de su post de jugadores mas odiados al que por cierto ya deberia de hacer un remake

    Respuesta
    • el 8 marzo, 2016 a las 11:07
      Permalink

      Oiga, sí… vale la pena hacer un remake de ese post.

      Respuesta
  • el 8 marzo, 2016 a las 13:57
    Permalink

    Excelente Post Master,Ídolo Jorge Orosman tremendo jugador.

    Respuesta
    • el 9 marzo, 2016 a las 11:42
      Permalink

      Tremendo crack era. Apenas en la labor de research (?) para este post me enteré el origen de lo del “Polilla”

      Respuesta
  • el 8 marzo, 2016 a las 14:12
    Permalink

    Aplausos Máster YSEC, primero un trabajo estadístico y después uno ilustrativo. Acá (como si fuera novedad) se copian y repiten los apodos en demasía. El alcatraz es un clásico de clásicos.

    Respuesta
  • el 9 marzo, 2016 a las 15:44
    Permalink

    Maestro con todo respeto por el carrotancao de sabiduría futbolística que tiene, olvidó poner al “Manimal” Cortéz, toda la zoología y la taxonomía de Linneus en uno solo.

    Respuesta
    • el 9 marzo, 2016 a las 22:06
      Permalink

      Ah, sí, pero el “Manimal” lo tengo reservado (?) para otra categoría… porque no es animal per se.

      Respuesta
  • el 11 marzo, 2016 a las 11:49
    Permalink

    ¡Otro buen post!

    Aunque me parece extraño que todo un hincha del Poderoso (y además en nuestro rango demográfico) haya obviado a Carlos “El Pato” Aguilera.

    Respuesta
    • el 11 marzo, 2016 a las 12:22
      Permalink

      Puta madre, se me pasó el gran “Pato” Aguilera!!! Gracias por el aporte, estimado.

      Respuesta
  • el 11 marzo, 2016 a las 19:45
    Permalink

    El perro hijueputa traidor, vendido, ofrecido, regalado de Macnelly Torres

    Respuesta
  • el 18 marzo, 2016 a las 15:31
    Permalink

    Maestro, el año pasado pille en telecaribe, en un programa de variedades (?) que presenta “margarito”, una entrevista a Emerson el piojo, y ahi el invitado dijo que el apodo fue cortesia del Zurdo lopez…. Quien al verlo jugar en los entrenamientos le hizo recordar a un destacado piojo argentino de apellido Lopez.

    Respuesta
    • el 26 abril, 2016 a las 11:51
      Permalink

      Datazo! Ahí corregiré, gracias.

      Respuesta
      • el 29 abril, 2016 a las 13:33
        Permalink

        jajajajaj saludos desde Guatapuri

        Respuesta
  • el 24 marzo, 2017 a las 15:02
    Permalink

    Y el Perro hijueputa de bocanegra
    Y el Perro hijueputa de alcatraz
    Y el Perro hijueputa de aristizabal

    Respuesta
  • el 11 septiembre, 2018 a las 09:53
    Permalink

    Te falto, el raton Echeverry, El gallo Estrada, la mosca Caicedo, la nigua Torres

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: