Primer objetivo cumplido [aunque con algún parto]: el uno x uno de Colombia ante Paraguay – Copa American Express 2016

Algún desprevenido que vio solo el primer tiempo y se fue a dormir para el segundo, se habrá levantado eufórico y hablando torreja: «Qué hijueputa sinfonía la que tenemos«. Otro al que le tocó trabajar hasta tarde y llegó a la casa preciso para verse el segundo tiempo, se acostó aburrido, pensando en que ganamos de puro parto. Ni lo uno ni lo otro, sino lo contraopuesto: el partido de ayer fue como pasar de un primer tiempo con Scarlett Johansson y unas amigas en su finca el fin de semana, a un segundo tiempo de asistente a un foro con Maria Fern*nda C*bal escuchándole su posición respecto del proceso de paz. Ayer en el 2-1 sobre Paraguay por la Copa América 2016 vimos dos versiones de esta selección de Pekerman: una de un juego limpiecito, punzante y letal, y otra incomprensiblemente falta de respuestas que termina rogándole al árbitro que se lleve el pito a la boca. Al final, afortunadamente, terminamos celebrando, pero con algunas dudas que lo dejan a uno con cara de «Bacano, pero, no sé…«

00003 (2)

YA LO SABÍAMOS

Y ojo que no es para preocuparse ni un pelito, porque se nota que calidad y nivel hay en esta nómina actual. Pero sí es como para que haya un toque de atención, de pronto necesario y siempre útil para aterrizarnos un poco. El primer tiempo de ayer en Pasa, Dina, fue de un dominio abrumador nuestro, con James como entusiasta y juvenil dirección de nuestra ofensiva complementándose bien con los de arriba, sobre todo con Bacca y Cardona – cuando se salía del arrume que tenía de albirrojos encima. El asunto se encarriló cuando a los 12 minutos Bacca aprovecha que su marcador Samudio saltó como tía en chanclas bajando una camisa del tendedero, y metió de cabeza el 1-0 tras tiro de esquina (mira esa, estamos golpeando con los tiros de esquina). Los paraguayos no solo no le atinaban a responder sino que hacían agua por todos lados, se la pasaban persiguiendo a los de blanco ayer y dejaban más huecos que en la Bogotá de Sam*el M*r*no.

Con el 2-0 de James (jugada previa de Bacca y Cardona, tras otro error de los guaraníes al cubrir un pelotazo) el asunto se les puso patas arriba. Ahí los paraguayos se fueron encima con más ansia que precisión, y aunque por abajo los controlamos sin problemas, por arriba nos asustaban bastante. Con un gol anulado – fuera de lugar – y un tiro que rebotó delantico de Ospina sin que nadie la tocara se evidenció la pesadilla que íbamos a sufrir en el resto del partido: los balones aéreos. Esas dos jugadas y un tiro libre que reventó el ángulo fueron lo poquito que hizo Paraguay en el primer tiempo, pero igual era preocupante que con solo dos gatos arriba los rivales nos comenzaran a complicar.

Noticia-159360-colombia-paraguay12

Para el segundo tiempo el técnico de los paraguayos Emiliano Ramón Díaz mostró su zorritud: metió a la cancha a Víctor Ayala y Edgar Benítez (aclaro que tuvo que sacar a dos, porque con 13 no se puede jugar… ehh, por favor dejen de arrojarme objetos…). Y ahí el partido fue otro: Paraguay pobló los espacios que dejaba el medio nuestro y llevaba el balón arriba y muy seguido, y ahí a sufrir. La pelota no llegaba ni de casualidad a Cardona-James-Bacca porque los nuestros solo atinaban a mirar como los de rayas blancas y rojas la circulaban – sobre todo con Oscar Romero y Ayala – , la pasaban y la tiraban adelante a ver qué. Y lo peor: cada que se les ocurría levantar la pelotica los defensas nuestros se le quitaban espantados como si en vez de balón arrojaran un parasco de avispas. Todo, todo lo que nos tiraban al área nos lo cabeceaban, y qué pujadera, Diosito.

Y en esos momentos Pékerman, en la humilde opinión de este semicronista de vainas, se mostró con un pasmo que ni pasado de bareta. Ante el desbarajuste evidente solo atinó a cambiar hombre-por-hombre: sale Sebastián Pérez (desbordado ayer) y entró Guillermo Celis. Pero el cambio no funcionó, porque tácticamente seguíamos igual y porque Celis parece que aún le falta cuajar.  Así que seguimos en la misma situación: vino el descuento paraguayo (misilazo de Ayala) hasta que, gracias a Dios, llegó nuestro salvador: al paraguayo Oscar Romero se le ocurrió hacerse sacar dos amarillas seguidas y chao: con diez ya volvimos a controlarla mejor. Pero se terminó el partido en un poco esperable parto que dejó una sensación general de, digamos, reflexión, porque lo que terminamos viendo no fue la fiestafiestafiesta tricolor (bueno, blanca) sino a los nuestros cagar bloques de cemento. Y ojo que cuando digo «poco esperable» no es porque estuviésemos sobrando al rival – Paraguay siempre es jodido – sino porque el primer tiempo llevaba a pensar otra cosa.

Ahora sí, paso a calificar la actuación de los muchachos, según lo que estojojo vieron del partido anoche.

1465314927_270210_1465354590_noticia_normal

El Uno x Uno

Que tetrahp (disculpas por la grosería, pero es que no quería escribir «tetrahijueputa«) arquero que es David Ospina (7), que viene de una temporada en que calentó bastante banca pero aún sigue con un nivel altísimo, al menos más que muchos de los genéricos arqueros de la Premier que tapan todos los fines de semana. Ayer volvió a mostrar su acostumbrada seguridad, tapando al menos dos disparos de gol cantaditos y sofocando otros más, saliendo siempre con presteza y controlando los intentos guaraníes. Imagínate si jugase seguido, el nivel que tendría… una de dos, o a) Ospina es inmune a la banca o b) se va escondido a jugar en alguna liga regional inglesa los fines de semana. Por este lado no tenemos problema.

Por el lado de los centrales la evaluación se complica un poco más. Porque Zapata (6) y Murillo (5) tuvieron varios cruces que resolvieron bien, anticipando con su conocida fuerza: en general se ubicaron donde era. El tema fue que los balones por arriba fueron para ellos más unas pedradas a esquivar que un objetivo a rechazar. Los paraguayos por ratos ni siquiera tuvieron la delicadeza de tirar centros con efecto: se limitaban a mandar el balón en medio del área a ver qué onda. Y tanto Zapata como Murillo (y no solo ellos, en honor a la verdá) les ayudaron al calcular cada centro con la precisión de los sondeos que daban empate técnico a Mockus en aquella elección contra Santos. A Zapata le puse un puntico más porque estuvo mejor ubicado, pero opino que les faltó nivel.

Como el juego de los paraguayos se encaminó por el centro, ni Arias (5) ni Farid Díaz (6) sufrieron demasiado. Farid la hizo mejor: los rivales lo atacaron por su lado en el primer tiempo y pasó varios sofocones, que resolvió de manera poco ortodoxa (?) pero efectiva.  Arias no lo fue tanto, y para peor fue otro de los que quedó bastante desubicado en los balones aéreos paraguayos. Lo que me hace preguntar inevitablemente: ¿qué putas hace Santiago Arias marcando esos centros?

colombia-vs-paraguay-copa-america_e3ovujn6z7wo125kfd1kngbnk

El partido de Sebastián Pérez (4) fue muy irregular ayer: perdido en el medio, más desubicado que un man en el matrimonio de la ex-novia, marcando a punta de faltas. De pronto no se halló en esa posición un par de centímetros (?) más adelantado que lo que venía jugando, pero sea lo que sea, ayer estuvo tan quedado que Pekerman lo boleteó sacándolo de primero. Ahora, en mi humilde opinión, esto no da para quitarle el puesto: el pelao ha sido una de las claves del levantón nuestro post-partido contra Argentina. Por mí que lo mantengan y explotemos su capacidad de cubrir el medio y entregarla al compañero, hasta que termine de consolidarse. Su yunta (?) Daniel Torres (6) hizo mejor partido, pero para mí no fue superlativo: el volante bogotano por ratos no fue solución para el tsunami albirrojo que casi nos lleva por delante en el segundo tiempo. Ahora: si tiene ese puntico de más es que se le reconoce por parte de este seudotipeador su manejo, claridad para distribuírla y el hecho que casi todo el segundo tiempo se la pasó cubriéndole las espaldas a los desubiques de los compañeros.

Caso similar al de Pérez, Jaden Guillermo Cuadrado (4) tuvo un partido horrible, pero no da para que pidamos que se lo banee de la selección de por vida. Por favor, pueblo olvidadizo: recordemos que  apenas unos días atrás le pegó por su banda el baile más bravo que han sufrido los gringos desde que Toro Sentado los hamaqueó en Little Bighorn. Este Cuadrado no es el mismo rodillón que comenzó las eliminatorias y que venía de ser banca permanente en Chelsea; pero ayer el hombre – que estuvo muy activo – las mandaba todas a los guayos o tobillos contrarios. Esperemos que retome su nivel. El figurón del partido pasado – y otro de los puntos clave para el levantón nuestro de los últimos meses – Edwin Cardona (5) no jugó horrible, pero se le notó que estuvo muy encimado por los paraguayos en todo el juego. Igual le alcanzó para asociarse y aportar claridad a nuestros ataques, mandándola donde no llegaban los paraguayos y siendo clave por ejemplo en el segundo gol.

El partido de James (7) fue, para este servidor, mejor que el del debut. El primer tiempo fue casi todo de él: con Cuadrado enfarragado y Cardona encimado, el pelao se echó al equipo encima y manejó la ofensiva nuestra con su claridad, su tremenda clase y muchas ganas. Para el segundo tiempo se desapareció, como casi todo el sector ofensivo nuestro hasta la providencial expulsión de Romero, pero cuando apareció lo hizo con su misma clase y calidad. Otro punto positivo: también viene de comer más banca en esta temporada que toda la carrera de «La Gallina» Calle, pero mantiene su nivel top.

0001

Para mí la figura del partido fue Carlos Bacca (7), que esta vez sí dejó en el vestuario la paja y no pareció el gordo con 58 kilos de nalga que se demoraba cuatro segundos en levantar cada pata contra Estados Unidos. Ayer estuvo clarito: tocándola de primera con criterio, ganándole de fuerza a los marcadores, poniendo a parir a Villar y los defensores cada que agarraba el balón. Fue el más parejito de la selección anoche.

image_content_26191177_20160608004229

De los cambios poco que decir. De Celis (4) tengo la impresión que sí, es muy calidoso, pero aún está biche. Ayer cuando entró se ubicó siempre donde no pasaba el balón, y eso no hizo ni mierda para solucionar el problema por el cual lo metieron a la cancha. Marlos y Yerri Mina jugaron muy poco.

Y listo. En general, para este servidor la sensación fue positiva: creo que mucho de lo que sufrimos fue en gran medida por ganas de complicarnos solos, lo cual es preocupante pero lo es menos que cuando te pasan por encima poniendo todo lo que tienes en tu repertorio. Por si acaso, y para probar más alternativas: para el próximo partido sería muy bacano foguear a los suplentes: Roger Martínez, Marlos, Celis de entrada (a ver qué), Brrroa, Mina, Oscar Murillo. Ah, y un comentario final (ya me voy): todo bien con esto del uniforme blanco, pero ojalá se quede solo para este torneo. El amarillo no-se-ne-gocia…

00003 (1)

Ah, ya.

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

6 Comments on Primer objetivo cumplido [aunque con algún parto]: el uno x uno de Colombia ante Paraguay – Copa American Express 2016

  1. 1
    GeorgeJR_31 says:

    Bacano el post como siempre Master, mis apostillas:

    -La figura debió ser James, pero Bacca también está en el podio.
    -No vi TAAN TAAAN TAAAAN mal a Cuadradito como dice la prenzzza ezzzpezzzzialzzzada, pero con un 4 estaba bien, adhiero ahí Master.
    -A Cardona le tengo una fe tremenda, a pesar de que no estuvo tan claro como contra USA el gordo se las arregla para hacer la diferencia.
    -Qué capo Ospina
    -Qué biche que esta Celis.

    • 1.1
      YoSoyElCarlos says:

      Gracias, llave. Claro, discutible (del verbo «es digno de ser discutido» no «cuestionable») lo de James, lo que sí estamos de acuerdo es que ya es otro diferente al de hace un año o menos.

  2. 2
    Giovanni says:

    Graciela Master por el post

  3. 3
    Yo says:

    Creo que esa primera linea de volantes necesita a Carlos Sanchez. Perez y el man ese del Medellin estan muy biches todavia y el man del Junior parece que todavia esta enguayabado de celebrar el titulo que gano el tiburon por tweeter. Esa zona necesita un man de experiencia y pelotas y Sanchez parece ser el unico que presenta las dos (pelotas?).
    Que horrible es Colombia en los centros. Ni los de costado ni los frontales se despejan. Y eso que Zapata es un grandote! Falta de trabajo no creo que sea, mas bien de concentracion? Creo que James y Cardona en general lo estan haciendo bien, Cuadrado ayer no creo que estuvo para un 4 (que rajada le pegaste!) pero en general no tuvo una buena actuacion (o performance pa ponele estilo a esto). Me gustaria ver mas a Dayro. Y que jugara mas tambien.
    Nota aparte: que berriondos tan parecidos son todos esos en el cuerpo tecnico de Paraguay. A esos vergajos los hacen con molde o que?
    Tod bien.

  4. 4
    Amenhotep says:

    Gracias por el post, Don Ysec. Coincido con usted en que el «sufrimiento» del segundo tiempo tuvo que ver más con el bajón de Colombia (puede que físico, tras unos primeros 30 minutos muy intensos) y con caer en el vértigo que quería imponer Paraguay que con una gran mejoría de los guaraníes. A mi me parece consecuencia normal de un onceno que todavía está en consolidación. Si bien los partidos de Pérez no han sido los mejores, pasa que el no es un jugador muy útil si su equipo no tiene el balón (no es lo suficientemente bueno quitando balón, y no tiene el físico para el choque, o la rapidez para el anticipo), y eso hace que Torres se vea desbordado a ratos y que los centrales salgan a cometer mucha falta en ese último cuarto de cancha. Celis es un buen jugador, pero entró a correr para arriba y para abajo (precisamente lo que NO pedía el partido) y a pesar de que teníamos un hombre de más, no le agarramos la manija al juego por querer devolver el golpe por golpe que proponían los paraguayos. Obviamente, no faltará quien diga que si entra la de Cardona al palo o liquidamos una contra todo queda justificado, pero bueno. Perdón por la extensión, y gracias por el espacio (?).

    PD1. No me cansó de sorprenderme de ver a Farid Díaz en la selección, pero creo que ayer se vio su mejor partido desde que lo convocan.
    PD2. No es por ser vigilante, pero recuerde que Mina reemplazó a Oscar Murillo por lesión poco antes del inicio de la Copa. El otro central en nómina es Felipe Aguilar (!!!!).

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: