Same person, same old mistakes: el uno x uno de Brasil vs Colombia por las Eliminatorias a Rusia 2016

Un hecho que no saben apreciar los pelaos que recién están descubriendo el fútbol hoy en día, es el de ver a la selección Colombia jugar por eliminatorias con la posibilidad no solo matemática sino anímica de poder clasificar al Mundial. O sea, de unos añitos para acá se volvió, por decirlo así, normal ver a la tricolor montada en la parte alta de la tabla apretujándose con Uruguay, Chile o Ecuador, y casi que nos olvidamos que a los que salieron de la pubertad en los dos miles les tocó ver como a estas alturas, ya estábamos obligados a tirar más cuentas y permutaciones que Russell Crowe en «Una mente brillante«. Y solo para que al final lo único que quedara fuera la discusión de si necesitábamos a un DT extranjero (invariablemente sonaban Bielsa, Carpeggiani, Markaríán o el que se veía lejanísimo Pekerman) o si debíamos seguir confiando en talento local como PintoEduardo Lara o Leonel. Y más lejos en el tiempo era más negro el asunto: lo rescatable de esos años en las Eliminatorias era que la amargura se condensaban en un mes y medio en vez de los dos años y pico de ahora: el dolor era fuerte pero sin agonía.

002
(Todas las fotos del partido, a menos que se diga odracosssa, se tomaron de acá)

Así que las únicas épocas históricas en las que hemos estado como quien dice pujando-pero-celebrando han sido dos: del 89 al 97 y de 2012 para acá. Tan así estamos y tantas vueltas da la vida y tan parejas están las cosas y tan mal acostumbrados estamos y tan decadente está el fútbol brasileño que, para el grueso de la afición colombiana, este partido por Eliminatorias entre la selección y Brasil en Manaos por Eliminatorias era el más ganable en mucho tiempo – y pilas que caigo en cuenta que lo mismo se decía hace dos años previo al partido en Fortaleza -. Y no es que esta afirmación haya salido de la imaginación de algún golcaracolero desprevenido, sino que el relativamente buen presente nuestro, la crisis que desde hace rato carga la Brasil más simplona y cagada que muchos recordamos y la calidad de James llevaba a pensar que, ajá, no era descabellado tocarle el culo a los brasileños en su casa. Excelente actitud que duró exactamente un minuto con veinte segundos, el tiempo que se demoró Brasil para meternos el primero (!!!).

¡Qué vaina jodida enfrentar a Brasil! O corrijo: ¡qué vaina jodida para nosotros enfrentar a Brasil! Porque hasta el minuto 25 más o menos el partido fue el mismito, casi que calcadito, que se dió el 4 de Julio de 2014: Brasil cómodo y pleno circulando el balón – que no prestaba ni para ir al baño – con toda autoridad por todo el campo ante la mirada desesperada de los nuestros, que solo les faltó decirse entre ellos «Ufff, estos manes juegan mucho«,  y se limitaban a correrles detrás y a llegar un microsegundo después del balón. En ese lapso los de amarillo jugaron con una soltura que no le habíamos visto hacía rato, con Neymar más desenvuelto que primíparo en la universidad llamando por su nombre de pila al profesor, aprovechando que en la banda derecha nuestra pagaban si salían a marcarlo pero si lo esperaban también. El histriónico (?) delantero brasileño se mandaba, aguantaba o distribuía sabiendo que caían Marcelo y Wiliam a apoyar y a generar el tres ontra nadie.

Para nosotros esos primeros 25-30 minutos fueron el tsunami, y no hablo de uno vallenato. Por el medio no atinaban a agarrar una ni Sánchez ni Barrios, que comenzó flojito y dejando una impresión a churrete preocupante. Por los laterales, como contamos, ni Farid – a gatas pero aguantaba – ni – precisamente – Stefan Medina lograban contener el alud verdeamarelho, que aprovechó que por la derecha era la Avenida Brasil y nos mató. Arriba James estaba más encimado que gringa bailando champeta en Cartagena, Macnelly estaba ido y Bacca estaba en mode-Bacca. Solamente Muriel, figurón en esos minutos, sacaba la cara por todos los demás: aguantando, yendo encima, complicando y asociándose con unas ganas hasta sospechosas (?). Pero ni lo de Muriel ni el hecho que más o menos a los 25 minutos comenzamos a asociarnos tímidamente, alcanzaba para quitar la inminente sensación a 2-0 que se olía en la cancha.

001

Y, oh, destino incierto y azaroso, cuando peor andábamos, somos tan de buenas que empatamos de vainas: falta de costado cobrada con veneno por James y aparece Marquinhos a meter la cabeza con muchas ganas para concretar un autogolazo: 1-1 y se nos arregló el chicão (?) sin haber hecho mucho por eso. Es que esta Brasil de hoy, por mucho talento que tenga con su megacrack y algunos más, tiene la fortaleza mental de Jerry Lundegaard: el gol la pasmó de tal modo que nosotros agarramos el balón, lo circulamos con propiedad y por primera vez dictamos las condiciones en la cancha. El segundo tiempo comenzó parecido, con Sánchez y Barrios (recuperándose con mucho carácter) adueñándose del medio, ayudados por el empuje de Muriel y la entrada de Cuadrado, que se asoció y al menos tuvo la virtud de hacer que Marcelo la pensara antes de subir así tan campante como lo estaba haciendo. La cosa pintaba bacana, un empate era posible, un triunfo era soñable, el país entero se llenaba de ilusión (?). Peeero… vino Neymar y aprovechó que por la banda derecha nos hicimos un merequetengue y nos vacunó: 2-1 a los 28 minutos del ST y se fue al carajo la posibilidad de traernos algún punto. A Brasil se le notó (como hacía rato no pasaba) un DT en la banca: metió a Phillipe Coutinho a refrescar su ataque y a amarrar los nuestros por su lado, y tal cual. Brasil se perdió dos goles más (uno por puro egoísmo/fiebre de Coutinho) y nosotros nos limitamos a meterle lo único que podíamos: ganas. Total que el 2-1 fue justo, y aunque no dejó una sensación de «me siento sucio» sí dejó la inquietante certeza que Brasil nos sigue ganando con la camiseta sin importar qué tan mal esté.

005
Si, mucha maricada, actuación y lo que sea…. pero es un crack el hp y ayer nos deglutió

¿Y cómo le fue a cada quién? El uno x uno

Ya se vuelve cansón seguir echándole flores a David Ospina (8) por su altísimo nivel en los partidos con la selección. Pero qué más podemos decir de un arquero que está siempre donde se lo necesita, que nunca tiene  malas actuaciones, que nos mantiene en los partidos a veces inmerecidamente y que se saca unas bolas que uno dice «ese man cómo putas hacer para llegar allá«. Le pido a Colombia (?) que le sigamos rezando a san David, y sobre todo, rogando por su salud, porque uno no puede evitar el pensar qué sería de nosotros a estas alturas si el titular fuese Rufay…

Para este pechito, Oscar Murillo cumplió (7). El hombre no se complicó, estuvo atento a los cierres, por arriba anticipó generalmente y no tuvo cagadas remarcables. En cambio, y no sé si me caerá arena con esto, Jeisson (5) se raja por la misma de siempre: se luce vistosamente en unas jugadas (a Stefan le salvó las papas varias veces) pero la caga en las que terminan siendo decisivas: fue uno de los que se desacomodó en el segundo gol (y me queda la duda si en el primero perdió la marca). Entonces es cuando uno dice como esa recordada filósofa callejera: para qué un defensa que saque casi todas si en una nos entierra, para qué hijueputas. Yo pensaría que vale la pena probar con otros centrales… Farid Díaz (6) para mí terminó cumpliendo. El man no luce un carajo pero tiene el buen criterio de saber qué no debe hacer en qué partidos: anoche vio que la cosa pintaba fea y juiciosamente se limitó a marcar por su banda.

IMAGEN-16693821-2
Todos decían que le iba a ir mal… ¡Y no sabes lo que le pasó! Sí, le fue mal (Imagen tomada de aquí)

Ahora viene la complicada tarea de calificar a Stefan Medina evadiendo los obstáculos de «Ayyyy, pobrecito, le pegan porque es de Nacional» y los de «Estafa tronco hijueputa«… veamos si podré. Con la mano en el corazón, con los partidos amistosos y oficiales que ha jugado, ¿alguien puede seguir discutiendo que el nivel de Stefan NO es de selección? O sea, el man no es un muerto, y si lo fuera no estaría jugando en el fútbol mexicano… pero, llave, ya cansa ver como partido tras partido se expone innecesariamente al pelao, en un puesto que no es el suyo 100% y en el que al menos alguna alternativa debe haber en el fútbol colombiano. Ahora, el argumento de «es que le tocó la más fea con Neymar y Marcelo» vale demasiada mondá, con todo respeto (?), porque a este nivel no se puede esperar que nos toque siempre de rivales Renzo Sheput con Darío Muchotrigo: necesitamos un man confiable y que haga lo básico juegue contra el que sea. Stefan ayer fue más de lo mismo que se le ha visto otras veces: desbordado, impreciso, superado unas veces sí y otras también, desubicado y aparatoso a tal punto que a veces terminaba regalando el balón. Y lo peor es que al menos anoche no se le puede echar el muerto a los nervios: se ve que el man, al menos como lateral, no da para más. Entonces, ¿para qué seguir insistiendo con él? ¿Qué argumento hay para seguir jugando con él en esa banda aparte de «es que no tenemos muchas alternativas«?. Ah, se me olvidaba: (3).

En el medio Sánchez (6) y Wilmar Barrios (7) para mí, cumplieron en distinta medida. Hasta los 30 minutos más o menos ambos estaban más superados que el portero del puesto fronterizo de Polonia con Alemania en 1939 y no veían media. Después se comenzaron a asentar (y el clima post-empate indudablemente los ayudó), tanto que para el segundo tiempo ambos fueron fundamentales en el juego nuestro. La diferencia en calificación viene más por lo que se espera de cada uno: Carlos Sánchez es El Propio, el dueño de la mitad de la cancha, el que nos mete en el partido, así que su mal primer tiempo le pesa en la nota final. Wilmar Barrios, como dijimos, apestaba fuertemente a quemado en el primer tiempo, pero en el segundo tuvo la suficiente cuota de personalidad y clase como para quitarse de encima su horrible inicio. Mira la diferencia de un jugador de clase con uno normal: Wilmar ayer se sobrepuso a una segura catástrofe en su debut y terminó jugando bien de visita en Brasil. Una buena noticia de ayer: otro más que se suma a las alternativas de volantes centrales confiables, junto con Sánchez, Torres y Pérez.  Cuadrado (6) entró enchufado, aportó por su lado y generó jugadas de peligro, y aunque le falta el nivel de siempre dejó la sensación que hubiese sido mejor comenzar el partido con él en cancha. Aunque ayer mejoró en este aspecto, sigue pecando en su afán por querer hacer la individual.

003

El naufragio de arriba

Donde no pegamos casi ninguna fue en la ofensiva: comenzando por un Macnelly (4) improductivo, quedado y muy superado por la velocidad del partido que dejó en evidencia su ritmo ochentoso (?) y pachocho; em juegos así es donde se nota tremendamente la ausencia de Edwin Cardona.  James (4) ayer tuvo un mal partido: impreciso, errático y sin peso arriba. En parte esto fue mérito de los brasileños (o de Tite, supongo), que cada que James decía «¡m-m-m-mía!» le caían los perros de presa de amarillo a encimarlo, no lo dejaban pensar y lo obligaban a rifarla. Y bueno, qué hacemos si fue así, porque también disculparlo por esa circunstancia es la misma excusa marica de arriba: no siempre nos van a marcar Amílcar Henríquez y Crinstagram Restrepo… James no funcionó… la verdad es que ayer le metió ganas pero no hizo un carajo.

Para mí el único que se salvó arriba fue Muriel (7) por ganas, empuje, peligro y sentido de saber a donde jugar y por donde lastimar. Lástima que su acompañante fue Soledad. Carlos Bacca (3) es un delantero extrañísimo: te hace un partido bueno en el que dices «Ufff, este man por qué no está en un mejor equipo» y te sigue con cuatro malos que te hace levantar de la silla y decirse «Ufff, este man qué putas hace convocado«. Bacca completó otra jornada horrible,  sin peso arriba, con menos pique que carro a gas subiendo Ventanas, y sin generar peligro. ¿Vale la pena insistir también ciegamente con él? ¿Un delantero que apareció en dos de ocho partidos – solo contra Ecuador y Bolivia -, y se perdió ostentosamente contra todos los demás? Y antes que me digas «pero lleva tres goles en las eliminatorias» te tiro el dato suelto que, según las estadísticas de la página de la FIFA, Bacca mete un gol cada 197 minutos en cancha, lo que es el penúltimo promedio de gol en los jugadores que han metido al menos tres tantos (solo supera a Alexis Sánchez, y hasta ¡Godín! tiene mejor promedio que él). Por eso es que esta noticia alegra el día, porque sí nos ha hecho falta un nueve de categoría en estas eliminatorias. Me parece que es mucho más sensato darle la titularidad a Roger (5) que ayer al menos entró mucho más enchufado y preocupando a los brasileños. Marlos (-) entró con una paja impresionante y parecía que lo despertaron para que entrar al campo: el muchacho tiene calidad pero ojalá se pellizcara para ver si vuelve a aportar.

004

Yo la verdad pienso que el planteamiento de Pekerman no estuvo mal. Con el periódico de hoy es muy fácil caerle porque no puso un volante de marca más, por decir un caso, pero si hubiese hecho eso y perdíamos salían con «salimos a jugar con miedo«. Con lo que sí se le puede dar garrote es en los que salieron a la cancha, pero tambien es comprensible que haya insistido en los mismos que jugaron muy bien ante Venezuela.

Resumiendo: nos fue mal, pero… o nos fue bien, pero… pudimos haber traído un mejor resultado (puta madre, cómo me da pereza volver a escribir esto mismo), pero si no nos quitamos ese miedo que nos da una camiseta amarilla con el logo de la CBF, siempre vamos a seguir recordando de memoria las mismas tres únicas victorias contra Brasil (la del gol de Víctor Lugo, la de la Copa América de 1991, la de la Copa América 2015). Iba a escribir que lo bueno de estas derrotas es que nos sirven para recordarnos en qué lugar estamos en Sudamérica, pero también me da jartera repetirlo. Mejor que eso es esperar que tipos como Bocanegra, Vladimir Hernández o Borja cambien de representante, entre otros, sean tenidos en cuenta para futuras convocatorias. Y esperar que la 109826ava lección recibida sea por una vez aprovechada en la revancha contra los brasileños en Barranquilla…

Vene
También aquí nos ganan lejos estos malparidos

YoSoyElCarlos

Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

18 comentarios sobre “Same person, same old mistakes: el uno x uno de Brasil vs Colombia por las Eliminatorias a Rusia 2016

  • el 7 septiembre, 2016 a las 12:06
    Permalink

    Ay Master… Grandísimo post como siempre, pero qué guayabo viejo. Mis apostillas:
    -Firmo con sangre lo del planteamiento: Pekerman NO se equivocó, era muy buena la idea de irrespetar a este Brasilucho en su casa, pero es que tenemos un equipo de crudos y cagados.
    -Viejo, el que defienda a esta hora Stefan es un completo obtuso. Qué muchacho tan cobarde, no tiene para nada fortaleza mental, o sea empieza mal una y termina mal todas. Es INCONCEBIBLE que Pekerman siga poniendo a Stefan y DE LATERAL.
    -No es por ser reiterativo con Stefan, pero por ejemplo miren a Wilmar. El tipo, sacando las ganas, jugó MUY mal el primer tiempo, pero en el segundo se pellizcó y dejó un aire de buena presentación demostrando confianza, algo de soltura pero sobre todo CARÁCTER. Eso eso lo que NUNCA demuestra Stefan.
    – Marica lo de Bacca… es una cosa PASMOSA. Sí, estuvo algo solo arriba, pero a este tipo no se le cae una idea no desequilibra no hace un culo. ¡MIREN A ROGER, CARAJO! juega en China y todo pero suele entrar enchufado, y aunque también se vería afectado por la tática del equipo se nota que tiene con qué desequilibrar mucho más.
    – Muriel, siga así compadre. Lo necesitamos para toda esta eliminatoria que va a estar super hijueputa.
    -Nacionalicemos a Armani porque Ospina algún día va a decir «Coman mierda gonorreas, no vengo más a esta chimbada» y ahí nos quiero ver.

    Respuesta
    • el 7 septiembre, 2016 a las 12:12
      Permalink

      Gracias, compa. Resalto lo que dices de Wilmar, y no es por comparaciones odiosas, pero es que esa con Stefan cae solita a la mente… es la diferencia entre un man de categoría y uno normal.

      Respuesta
  • el 7 septiembre, 2016 a las 13:45
    Permalink

    Muy bueno Master, de acuerdo en todo, era un partido perdible de hecho que alguien me diga quien en los ultimos años ha ganado allá. Me parece que James merece un toque mas de calificacion, y lo de Bacca es mas polemico que el plebiscito.

    Respuesta
    • el 7 septiembre, 2016 a las 14:34
      Permalink

      «y lo de Bacca es mas polemico que el plebiscito.» Jajaja

      Respuesta
  • el 7 septiembre, 2016 a las 14:14
    Permalink

    Excelente Post Maser,de acuerdo con todas la cailificaciones;lo mejor del partido ayer contra Brasil es que dejo una nueva alternativa como es Barrios.
    Lo de Medina ya ni que decir,el muchacho no es nivel de selección.
    James,aplaudo el hecho que no empujó a ninguno ayer,eso fue lo más rescatable.

    Respuesta
    • el 7 septiembre, 2016 a las 14:50
      Permalink

      «James, aplaudo el hecho que no empujó a ninguno ayer»…. jajajajajajaja

      Respuesta
  • el 7 septiembre, 2016 a las 14:36
    Permalink

    Muy buen post, concuerdo con todas las calificaciones. Una risa el tag del post «La misma vaina nojoda» JAJJAJAJJAJAJAJJA

    Respuesta
  • el 7 septiembre, 2016 a las 14:49
    Permalink

    Antes que nada Master, ya con la referencia a Fargo ganó el post. ¿Qué agregar? Que algún día nos tenemos que convencer de que a estas alturas tenemos la calidad suficiente para enfrentar a Brasil y disputarle el partido…pero que el «periodismo» deportivo nacional no ayuda (empezando por el canal que transmite los partidos de la eliminatoria), vendiendo cada partido como un clásico que Colombia debiera ganar con holgura, y luego soltando en pleno partido «Colombia irrespetó a Brasil con el planteo» (Refisal dixit)…

    Sobre el partido:
    + Medina lleva todo este año siendo lateral en México. Si a estas alturas no le da con la Selección, hora de soltarle la mano y buscar otras opciones que NO SE LLAMEN Helibelton
    + En la jugada del segundo gol, Barrios pierde el balón y puede observarse como Cuadrado no regresa, y como Jeison Murillo no se desespera por llegar a cerrar a Neymar (llegó primero Barrios que había quedado en el piso). Esas son las cosas que lo ponen a dudar a uno del compromiso de estos muchachos.
    + Teniendo en cuenta de que ya se logró el objetivo de vender a Marlos, ¿se puede dejar de convocarlo hasta que al menos lo merezca por nivel? Terrible el desgano con el que entra a la cancha.
    + Si uno ha visto jugar a Macnelly (lo veo en el mío pero no soy MACNElieber), sabe que hay que poner jugadores que corran por él porque EL NO LO VA A HACER (se supone que no está para eso). Obviamente, si de los 4 de arriba el único que daba una mano era Muriel, íbamos a quedar descompensados por alguna banda, como efectivamente sucedió.
    + Y para cerrar, aun no puedo creer que Farid Díaz sea titular fijo en la selección…pero tengo que reconocer que el hombre hace lo que se le pide, así no haga nada descollante ni para bien ni para mal: siempre juega parejo, de 5 ó 6 puntos, y ahora soñamos (?) con un desempeño similar por el lateral derecho…

    Respuesta
    • el 7 septiembre, 2016 a las 14:56
      Permalink

      Gracias, señor. Concuerdo con todos sus puntos… adhiero furiosamente a su pedido de veto a Heli Belton.

      Respuesta
    • el 7 septiembre, 2016 a las 14:57
      Permalink

      Gracias, señor. Concuerdo con todos sus puntos… adhiero furiosamente a su pedido de veto a Heli Belton.

      Y lo de Farid a mí me ha sorprendido gratamente, aunque es posible que nos estemos conformando con uno que no la cague (que a estas alturas ya es un avance el hp).

      Respuesta
  • el 8 septiembre, 2016 a las 09:36
    Permalink

    De acuerdo con todo el post, excepto con la referencia a Radamel. El cuarto de hora de Falcao pasó hace rato, y si en su máximo punto no descolló en selección, menos en su curva descendente (ya sea por edad, lesiones, interés, etc.)

    . Se nos está pasando la hora de encontrar y preparar el reemplazo de Ospina. Que nervios tener bajo los palos a Londrina Zapata, Vargas o Bonilla.
    . Ese afán por mostrar los jugadores de algún empresario (o empresa o yerno) está afectando la sele. Por nombrar solo uno, (sí, ése) Medina.
    . Y por último, xD no mas Bacca. Que empiece en la banca y entre a refrescar o a cerrar partidos, pero no mas minutos pa este man como titular. Desesperante.

    Respuesta
    • el 8 septiembre, 2016 a las 11:06
      Permalink

      «El cuarto de hora de Falcao pasó hace rato, y si en su máximo punto no descolló en selección, menos en su curva descendente…

      Lo de «..en su máximo punto no descolló en selección» me parece, eh, bastante discutible, estimado.

      Respuesta
    • el 8 septiembre, 2016 a las 11:07
      Permalink

      Ah, sí, de resto de acuerdo.

      Respuesta
  • el 8 septiembre, 2016 a las 11:29
    Permalink

    Aunque master en el 97′ cagamos sangre y si no fuera por Córdoba nos eliminaban luego del regalo de Mondragon contra Argentina, la pelea del tino y patada-inservible-por-detrás de Aristi con JLFCH, el baile que nos comimos con Chile, el parto contra Ecuador plus dedicatoria de cierto jugador de estatura pequeña a ciertos hermanos oriundos del Valle y por ultimas, Venezuela que por Miguelito Calero nos salvamos de ir a la Bombonera a clasificarnos.

    Pd: El primitivo Mandariaga goleo por 9…..Desde Chicastenango hasta Moscow….que se cuiden

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: