Rain dogs: el Uno x Uno de Colombia vs Uruguay por la Fecha 10 de las Eliminatorias 2018

¿A alguien más le pareció que la sacamos muuuy barata en el partido de ayer ante Uruguay en el Metropolitano? No sé a ustedes, pero a este servidor le pareció que el punto al final nos cayó como que del cielo, si pensamos en el olor a frenos quemados en bajada que había agarrado el partido. Casi que afrontamos el encuentro con una fe casi ciega en que las condiciones climáticas que cada cuatro años funden a la selección uruguaya actuaran solitas y nos quedara solo rematar a los de celeste al final; en cambio nos encontramos con cipote de aguacero que marcó una situación de igualdad en la que exhibimos una preocupante inferioridad de nivel comparados con los uruguayos. La visita estuvo a punto de ganarnos de manera justa, echándonos encima todo el oficio, clase y calidad que tiene vigente aún a pesar de la aparente impavidez de Tabarez, mientras nosotros seguimos ensayando fórmulas a ver cuál nos funciona, solo para terminar extrañando a James. Por poco y quedamos sin nada: nos terminó salvando la vida un defensor central…

La selección comenzó el partido como más o menos todos esperábamos: imponiendo condiciones, mostrando ganas, yendo para el frente a tratar de meterle miedo a los uruguayos. Los primeros 15 minutos fueron todos una fiest…. bueno, tanto como «fiesta» no, pero sí una «reunión animada«, donde Cuadrado y Abel Aguilar eran los dueños del asunto: el primero jugó como antes le hemos visto con la selección, desbordando y/o asociándose para quebrar la marca uruguaya a pesar que le respiraban en el cogote, el segundo con mucha presencia, personalidad y orden para pedirla y hacerla jugar de manera sencilla pero efectiva. Y a pesar que por ratos abusamos del recurso del pelotazo estéril, estuvimos mandando por 15 minutos, con los mencionados llevando el peso de los ataques (ayudados por Arias y Sánchez) hasta que llegó el primer gol por la vía del – mira tú, quién iba a decirlo – cabezazo de Abel al borde del área chica, tras tiro de esquina. El partido pintaba bien para nosotros y parecía que Uruguay se iba a engarrotar como suele hacerlo apenas se baja del avión en el Ernesto Cortissoz, pero ni el señor Solano ni la señora Calorina aparecieron ayer en Barranquilla: en vez de eso el puto de Matthew (gringo sapo) con sus últimos coletazos mandó cipote de aguacero por todo el Caribe.

Y precisamente a partir del gol, o de la lluvia, cambió todo el partido. Porque nosotros regalamos el balón y la iniciativa y los de celeste solo tuvieron que adelantarse un poquito, con lo justo para presionar el medio y la salida nuestra y estorbarnos la existencia. Por las bandas comenzaron a caer y nosotros a sufrir, y como además nos dedicamos con mucha perseverancia a cometer faltas que les daban en bandeja la oportunidad de bombardearnos a centros, ya la sensación de «partido controlado» se esfumó cual bola de humo al viento estival. Se caía de maduro el empate, que vino tras cobro desde la izquierda nuestra que fue cabeceado de manera certera por Farid Díaz al Cebolla Rodríguez (si mandas a Farid a que cabecee así para uno de los nuestros en un ataque a favor se demora 10 años en pasarla así) que no perdonó. Uno a uno y Uruguay siguió con el envión que nosotros ni por ahí controlábamos, porque arriba Bacca y Muriel estaban más perdidos que Pal*ma Valencia en las marchas por la paz, Macnelly estaba tan echado atrás que casi que rompía el fuera de lugar y de ese Cuadrado atrevido y loco (?) quedaba solo lo último. Los uruguayos apretaron y se perdieron el segundo ya casi para terminar el primer tiempo, y la cosa estaba tan maluca que ya estábamos más pendientes de los reportes del IDEAM que de los cambios para el ST, mira lo jodidos que andábamos.

Para el segundo tiempo todo el país unido, incluso los del SI, los del NO y los del SINO pedían a gritos la entrada de Edwin Cardona, y así fue. Pekerman dejó a Macnelly y sacó a Muriel (horrible ayer) y el peso del ataque quedó en las llantas del jugador del Monterrey. Con la entrada del calidoso jugador paisa el partido cambió de tónica, y eso que se le notó a Cardona lo pesado que andaba: ya era por ambas bandas que podíamos atacar. Y a eso nos dedicamos, con muchas ganas pero entre los nervios, la horripilancia de Bacca y Macnelly, el desconcierto de Cuadrado y la cancha embarrada los balones salían de rebote y medio de parto. Pero no solo fueron errores nuestros: Uruguay mostró desde los 15 del PT su categoría, cortando nuestro juego con una marca más pegajosa y más asfixiante que «Me haces tanto bien» de Amistades Peligrosas, logrando que la jugada terminara revoleada por Godín y Coates y con tiempo de sobra para hacernos cagar de miedo en defensa con bastante propiedad. Matías Vecino y Arévalo Ríos ensuciaban todo por su sector y así era muy jodido pasar, y las pocas veces que le llegaba el balón a Roger Martínez (reemplazante a los 59´de un pérfido (?) Bacca) este mostraba una paja desesperante. Así las cosas vino un cagadón en defensa de Oscar Murillo, que le dejó el balón a casi nadie: Luis Suárez (!!!) lo agarró, encaró con poco ángulo a Ospina, y en el único lugar que tenía que patearla para hacer el gol, ahí, preciso, la metió. Golazo de crack y la cosa pintaba más fea que hablar mal de la mamá.

El partido se dirigía solito y sin obstáculos a una impensada victoria celeste, los uruguayos seguían llegando y se veía más cerca el tercero que el empate… pero fíjate que apareció esa fortuna/arepa/leche que antes no se nos daba: Yerry Mina sube a atacar – no sé cómo putas pero apareció allá arriba arando como tractor – , le manda el balón a Cuadrado, este manda un centro precisito para que el mismo Mina meta la cabeza, el balón describió una trayectoria parabólica que desconcertó a Muslera y selló el 2-2, inmerecido y aislado. Empate con sabor a salvada, y hasta nos alcanzó la adrenalina para encimar a los uruguayos a lo último.

Y ahora sí, el uno x uno.

El uno x uno

Para mí Ospina (6) no la cagó en el primer gol, como han opinado varios colegas de whatsapp (?). Al menos no fue un error grosero o evidente, fue como con cañón ese cabezazo y no era un balón así mamey de de sacar. En el segundo gol, como dijimos, Suárez la metió precisito donde debía hacerlo.

Vamos a los centrales: el más señalado es Oscar Murillo (5) por la cagada del segundo gol, en donde no sé si fue que vio llegar el balón y sintió detrás a Suárez y pensó Ay mamita este señor me va a calibrar feo, y chaz, le temblaron las piernas y se desgualetó. Ahora, casualmente, en el primer gol vemos que él fue el que perdió la marca del Cebolla Rodríguez, así que queda medio complicado aprobarlo. Pero no lo mato en la calificación porque, la verdad, el man ha dado sensación de seguridad (ayer de hecho estuvo preciso en muchos cierres) y sobre todo, es la primera cagada así fuerte que se le ve en seis partidos de Eliminatorias. De pronto soy muy subjetivo con el man, pero me parece que no debemos matarlo cuando ha demostrado ser confiable: ya si la caga con asiduidad ahí sí se cuestionará como es debido. Por otro lado, para mí el trabajo de Yerry Mina (8) fue impecable, y no solo por el gol: el hombre sacó casi todo lo que le tiraron, y se mostró tan sólido y ubicado que no parece que lleva dos partidos apenas en estas eliminatorias. Por los laterales, para mí Santiago Arias (7) cumplió, firme en marca y apoyando con mucha soltura los ataques por su lado. Farid Díaz (5) no se notó tanto, se evidenció mucho la lucha interna que tiene con el dominio del balón (?) y se vio superado por ratos; aparte, y como dijimos arriba, se mandó cipote de pase gol al contrario en el 1-1.

857f121347b7103053e5d662b9d34b1b

Para mí, los figurones del partido por nuestro lado fueron los dos volantes centrales (otra vez): Carlos Sánchez (8) y Abel Aguilar (8) se sobraron marcando, quitando balones y haciendo o intentando hacer que el equipo pueda hilvanar más de dos pases seguidos. Lo del volante de la Fiorentina ya hasta cansa (?), porque al man lo ves quitando el balón, corriendo por el medio, distribuyéndolo a las bandas, encimando el ataque contrario, defendiendo en los tiros de esquina, reclamándole al árbitro, y solo falta que pongas Much Music y aparezca Sánchez de bajista de una banda de funk brasileña. Qué crack que tenemos, llave. Lo de Abel es muy bacano porque casi todo el país, hinchas de Cali incluidos, pensaba(mos) que al man lo llamaban entre rosca pekermaniana + homenaje + liderazgo por veteranía, pero mira que el tipo llega, se apropia del mediocampo, lidera el equipo y se le ve una ubicuidad que no se le notaba tanto en épocas pasadas. Soy consciente que le he dado bastante garrote por su aparente falta de utilidad en la selección en años anteriores, pero el tiempo cura las heridas (?) y se nota de verdad la falta que hace un tipo con esa manera y criterio de jugar. O tal vez ahora que no está James asumió ese rol de liderazgo que se necesitaba, no sé….

Es muy raro e indescifrable el estilo de juego de Cuadrado (5): el tipo por cada jugada que te hace levantar de la silla, se hace cinco en donde te desesperas y rezongas por la capacidad que tiene el hombre de complicarse la vida con jugadas inesperadamente sencillas. A Cuadrado (ya renuncié a decirle «Cuadradito»: le va a pasar la misma de Pachequito) no sé si le gana el afán patrio (?) o las ganas de sobresalir o se relaja a hacer con la selección las jugadas que no se atreve a arriesgar en su club: pero el caso es que vestido de amarillo es una máquina de decisiones apresuradas y de atinarle a los tobillos de los contrarios. Y después de la enésima jugada en donde la caga por hacer una gambeta de más, te saca un centro preciso para la cabeza de Yerry Mina que significó el empate, y piensas por qué gran putas no juega así simple siempre. Mira que nos ilusionamos con sus primeros 20 minutos, pero después fue puro barullo y desorden, con jugadas que a veces no le salían y a veces tampoco. Pero con todo y eso le alcanzó para ser el impulsor de juego por su lado.

005

Cuadrado hasta los 20 minutos del primer tiempo / Cuadrado después de los 20 minutos del primer tiempo

De Macnelly (4) ya opiné la otra vez que cada partido demuestra que es un crack para jugarle a Venezuela o a Equidad, pero en un compromiso de alto nivel se le nota bastante su anacronismo y falta de peso. Ayer fue la misma vaina, mostrando un nivel pastoso y con poca presencia en el ataque, intentando alguna vez un pase entre líneas de esos que si sale son jugadas de anuario (lástima que ninguno le salió)… tanto se notó perdido arriba que por ratos se tiró atrás a tres centímetros delante de Sánchez y Abel, como que intentando esconderse ayudar a la creación, pero nanay: no pasaba por ahí el balón. Duró todo el partido más supongo porque había problemas más urgentes que resolver que dejar uno que no estorbara…

El ataque de las chicas cocodrilo

Lo peor que se vio ayer fue en el ataque. Comenzando por Muriel (3) que estuvo extrañamente impreciso, muy perdido y fácilmente deglutido por Corujo y el Carlos Sánchez negr… bueno, el de Uruguay; la verdad que lo intentó, pero las pocas veces que Muriel desbordó se empeñó en mandar centros a media altura para lucimiento de los centrales charrúas, Y siguiendo con un cada vez más desesperante Carlos Bacca (3), que ayer volvió a lucir horrible, impreciso, lento, quedado y particularmente inmóvil. No sé si es el juego de la selección, o si es que no le llegan los balones que le gustan, o simplemente el hombre es salado: el caso es que ya Bacca está alcanzando niveles Aristizabalescos en cuando a IDDH (Índices de Desespero en la Hinchada) a pesar de su más que probada calidad en todos los clubes en los que ha jugado. Ayer hizo dos descargas buenas (un pivoteo para remate de Arias y un pase de volea exactico para Cuadrado) y no más. Era uno de los cambios que el pueblo reclamaba a grito pelado en el entretiempo, pero aguantó 14 minutos más para la entrada de Roger (3), que ayer en particular me decepcionó bastante por la inmensa paja que exhibió. Berrío (-) entró faltando 15 minutos, pero no aportó un carajo.

El único que para este servidor se salvó de los de arriba fue Edwin Cardona (7), que así fofo, pesado, medio lentón fue el que le cambió la cara a la selección en el segundo tiempo. De pronto soy benévolo con la calificación del man, pero me parece que la dinámica que le infundió el barrigón fue la que nos ayudó a voltear la torta…

… y aquí pensando…

Ahora, la pobreza del ataque da que pensar. Cuando se vino el 2-1 en contra lo que hizo medio país fue buscar en el banco qué alternativas había para revertir la situa. ¿Y qué vio? Solo a Orlando Berrío, el único jugador de ataque que quedaba como opción de cambio. Es donde uno comienza a cuestionar si en realidad tenemos no solo la suficiente calidad sino cantidad de gente en estas convocatorias para poder manejar una situación de estas: ¿qué moral da tener solo a Berrío – que es posible pueda aportar en el futuro, pero aún se le ve biche – como tu única carta de salvación ante un partido así de jodido? De pronto estoy cuestionando de gratis: pero no puede uno dejar de preguntarse si no hubiese sido más bacano (?) llevar a un man de ataque más en vez de uno de los cinco volantes de marca que fueron convocados (Wilmar Barrios, Sebastián Pérez y Alex Mejía fueron los otros), que no sé para qué tantos.

Consideraciones como esas aparte, preocupa el nivel de los de arriba. Porque por ejemplo Bacca (uno de los cuatro jugadores que han sido convocados para los 10 partidos hasta la fecha, y junto con Ospina los únicos que han sido en todos inicialista) solo ha aparecido en dos partidos no más y ya da hasta pesar del man. Porque Roger y Berrío se ven muy bichecitos para este asunto. Porque James, Cardona y Muriel han rendido en varios partidos pero no han sido constantes. Entonces se nota la falta de alternativas concretas, reales, o probadas con suficiencia para jugarlas en caso que alguno de los titulares no rinda: no puedo creer que, por ejemplo, un tipo de las características y rendimiento actual de Duván Zapata no sea mejor que Bacca, pues. O un man como Vladimir Hernández no merezca siquiera convocatoria pero el inofensivo Macnelly sí. Es más, ahora que mencionamos el tema: para mí es preferible mil veces tener adelante a Falcao con el nivel que está mostrando en el Mónaco – cuando no está en la clínica – que a Bacca. ¿Por qué descartamos a Falcao así como así? Como si tuviésemos resuelto el problema del 9…. ¿Que Falcao no es el mismo de antes? No joda, al menos para un partido de estos el man hace azarar a los defensas contrarios…

«Las chicas Águila» (por las garras)

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

9 Comments on Rain dogs: el Uno x Uno de Colombia vs Uruguay por la Fecha 10 de las Eliminatorias 2018

  1. 1
    Giovanni says:

    Muy acertado master, mis comentarios:
    1. Nos volvimos jamesdependientes.
    2. Lo de Bacca no sabria como definirlo, no estoy seguro este muchacho hasta donde sea «Aguantable» por pekerman.
    3. Me resulta extraño q Cuadrado viniendo de la liga italiana no haya aprendido a soltarla mas rápido so pena de que algun defensa italiano le deje la chocozuela mirando para el otro lado.
    4. Y si, mucho recambio no es que tengamos

  2. 2
    Pobre Pelota says:

    Con respecto al tema delantero, mi mayor preocupación es que cuando Don Néstor ve que la Selección no tiene gol en el primero que piensa es en Teo.

  3. 3
    GeorgeJR_31 says:

    Excelente post, Master. Como siempre. Mis apostillas:
    -Es increíble que Adrián Ramos y Duvan Zapata estén así de ignorados en esta selección, porque como bien reseña el post: cuando todo el mundo pedía un cambio arriba la solución era Berrío (!) y, sin tenerle la mala, el tipo no le da para ser solución en un partido como éste.
    – Adhiero a su benevolencia para con Oscar Murillo. El tipo ayer hizo buenos cierres pero falló frente al mejor delantero del mundo. De igual modo hasta ahora ha demostrado una seguridad pasmosa y yo le seguiría dando la confianza.
    -Sin que Cuadrado se haya fajado un partidazo, creo que con un 6 estaba bien. Pero qué hijueputa tan desesperanete ese tipo. Si fuera un poquitico más inteligente sería un mega crack, pero no entiende el juego como debería.
    -¡No más Macnelly por favor!
    -Lo de Cardona agarrando la pelota con la mano antes de irse del campo es de una falta de viveza horrible.
    – Por lo menos en las chicas águilas les ganamos por goleada (?).
    – De Bacca no voy a hablar.

  4. 4
    Oscar says:

    Me preocupa que a los equipos que estamos en la zona de clasificación solo hemos sacado: una victoria contra Ecuador en casa, un empate con Chile de visita, una victoria contra Paraguay y un empate contra Uruwhy, 8 puntos; la próxima fecha son rivales directos, si o si, se debe ganar de local, de lo contrario a buscar los puntos perdidos afuera, ahora lo que mas preocupa es que desde el partido contra Ecuador que Bacca hizo gol, de ahí en adelante ningún delantero volvió a hacer gol, solo medio campistas…..
    PD. No siempre de local va estar la figura de la cancha los 90 Mins, en Noviembre se supone que llueve mas, se mal acostumbraron a jugar a esa hora, pienso yo que, pues si, es buena opción cualquier ventaja atmosférica/climática, pero a la hora de jugar en otro lado ya cambia la cosa, deberían probar en igualdad de condiciones o en otro horario, porque para que halla otro mundial por el trópico como en Brasil va estar difícil sabiendo que el próximo se va a jugar allá conloosopolaré’.

  5. 5
    JuanMecha says:

    De acuerdo con los puntajes Ysec;más que el sol ayer nos hizo falta juego,un tipo que organizara esa vaina y dos delanteros con cierto criterio;no te pido a Falcao del 2012/13 pero más que Bacca y Muriel puede ser cualquiera.
    Si Colombia está jugando con pivote,por que no llamas a un tipo de lomo,un Duvan que te aguanta el balón hasta que suban los compañeros.

  6. 6
    Felo Arias says:

    1. ¿Me voy mucho a la mierda si aclaro que «Me haces tanto bien» es de Amistades Peligrosas?
    2. No me parece justa la evaluación… a la quinta de izquierda a derecha en la foto.

    • 6.1
      YoSoyElCarlos says:

      Gracias señor, entre tanto Alzheimer nombre cacorro de grupos españoles de pop edulcorado me confundo….

      Ah, y quitémonos la máscara (?), a todas se les da…

  7. 7
    EdwiNNN says:

    Cuadrado y Bacca ya merecen banca hace rato. Cuadrado con sus vuelticas y frenadas improductivas, y Bacca que con la seleccion muestra una tronqueza (?) pasmosa. Bien por esa pareja Abel-Sanchez.

    Con las nenas de la foto se puede armar un picaíto de futbol-5. Les entraría con furia…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: