Especiales LMDF – Historial de posiciones de los principales clubes del FPC (aka deconstruyendo mitos)

¿Nunca se ha preguntado si su equipo siempre ha sido ese monstruo verrugoso que aplasta a los demás clubes como despreciables insectos, tal como usted jura y saca pecho que es? ¿O por el contrario, a veces piensa qué putas pensó de chiquito cuando eligió el camino de seguir a un fracasado futbolístico que da pena un torneo tras otro, y se pregunta si toda la vida han sido así de miserables o fue usted el que los saló al nacer? No se diga más: aquí en La Monserga del Fútbol le ayudamos a quitarse esas dudas de encima, o al menos a confundirlo para que deje de pensar en ellas. Nos pusimos a una tarea de esas que consumen tiempo libre, acaban relaciones y hacen cuestionarse a uno sobre la relación tiempo/beneficio de las cosas que hace uno: hicimos un recuento año por año de las posiciones finales en el campeonato de cada club del FPC, y los mostramos en una gráfica que muestra la evolución del puesto de cada equipo desde 1948 hasta el año pasado.

Miremos entonces cómo les ha ido a los equipos más conocidos / tradicionales del FPC y veamos si se puede sacar alguna conclusión. La mejor forma es verlo con una gráfica sacada con Es él, en el que se muestre una curva con la posición final cada año, la posición en cada uno y vualá.

Ah, momento, entendamos algo:

  • Las curvas abajo muestran la posición final de cada campeonato, que hasta 2001 fue anual y a partir de 2002 semestral. Entonces esto puede meterle un poco de ruido al asunto, porque no es lo mismo comparar el rendimiento de un club en un torneo largo que en uno de cuatro meses en los que hubo rondas de mata mata; eso hace que haya una tendencia a “magnificarse” los resultados en la gráfica hacia la derecha (o sea, los años más recientes, o séase, los torneos semestrales). Peeero no encontré otra manera de comparar…
  • El sistema de clasificación no fue el mismo cada torneo, y también eso le mete un poco de merequetengue al análisis. Los primeros años del torneo se definieron en todos contra todos – ida y vuelta y chaolín, y después vinieron las finales, triangulares, cuadrangulares, hexagonales,  octogonales, play off, etc. Entonces para la posición final de cada torneo pongo al campeón y virreina tal cual como quedaron así sea que en la reclasificación hayan terminado de octavos, y los demás puestos dependiendo de si hubo grupo final, o si no por recla.
  • El número de equipos por año varía y eso hay que tenerlo en cuenta con los puestos de abajo: un equipo que quedó de 12 en 2017-1 terminó en la mitad de la tabla, uno en el mismo puesto de 1953 terminó fue de último (solo 12 participantes).

Sin ir más, arranquemos con los equipos de acuerdo con el número de títulos, y antes préndalo y rótelo para que divaguemos:

1. Los de >10 títulos

Comencemos con los ricos y extravagantes. A Nacional (16 títulos y 10 subtítulos en 69 participaciones) se le nota el cambio de vida a partir de 1971: antes era un club muy mediocre, pero muy, que coronó de vainas una estrella y un par de subtítulos en medio de un andar muy medio huevo, con años seguidos de rachas horribles en las que se encholaban en penúltimos y antepenúltimos lugares (!!!). Pero a partir de 1971 pareciera que le cayó un angelito del cielo (ejem) que levantó ese club, que de ser como el primo de uno que siempre está sin trabajo porque lo pasan despidiendo, pasó a pelear título un año sí y el otro también, coronando en medio un par de títulos y varias participaciones en la Libertadores hasta 1981. ¿Qué pasó ese maldito (?) 1971? Consultando con nuestro colega especialista de Nacional Arlen Pavón nos comenta que ese fue el año en que llegó un señor a invertir fuertemente en el equipo y se convirtió en su presidente: un tal Hernán Botero. Sí, ESE mismo.

Sigamos: pareciera que al verdólar le pegó fuerte la muerte de su insignia como DT don Oswaldo Zubeldía a principios de los 80, pero desde 1988 retomaron el rumbo y pegaron una racha brutal: entre 1988 y 1999 no bajaron jamás del tercer lugar. Ese impulso le ha servido bastante para mantenerse arriba, porque agarra una seguidilla de tres o cuatro torneos en gran nivel junto con dos o tres horrendos o mediocres, pero siempre resurgen los muchachos de Atlético Postobón. Viendo esto uno cae en cuenta que la leyenda/nombre/marca de este equipo se forjó no solo en los 70 sino sobre todo en ese periodo salvaje de 1988 – 1999, en el que además vendieron al mundo eso de “los puros criollos”. ¡Ahhh, maldito marketing!

La tendencia histórica de Millonarios (15 estrellas y 9 virreinatos en 69 participaciones) es clarita. Básicamente eran los putas y recontra putas del fútbol colombiano hasta 1988.  No hablamos de una racha: Millos duró casi todos esos años (menos dos anomalías de la Matrix en 1957 y 1979) terminando SIEMPRE en la parte alta/media-alta de la tabla, siendo campeón seguido y ocupando cómodamente el lugar como el club más odiado del país (?). Aquí es cuando uno se da cuenta del porqué del gran prestigio que tiene Millos, y la razón de que aún después de mil cuatrocientos años sin ganar un carajo siga siendo considerado un grande del FPC. Porque ajá, mira lo que pasó después de 1990: el andar del club hizo honor a su apodo de En bajador, metía de vez en cuando un cuarto o quinto puesto (la excepción notable fue ese combazo de 1994-1997) pero en general navegó en los mares de la intrascendencia. Por ejemplo, los dos únicos títulos post 1990 han llegado casi que como por casualidad, o al menos no se le ve un proceso ni antes ni después de los campeonatos.

Solo quiero añadir lo siguiente: no es por meter carbón, pero CASUALMENTE la caída de Millos comienza en el año siguiente a la muerte a manos de nuestras fuerzas militares (?) de cierto señor en una carretera de Tolú. ¿Tienen que ver ambos hechos? Interpreta mi silencio…

El historial de posiciones de América (13 títulos, 7 subtítulos, 63 años en la A) es bien preciso en reflejar su época de mayor gloria y la que construyó la leyenda del gran club que aún sigue hoy. Se nota en la gráfica: entre 1979 y 2002 los Diablos Rojos no bajaban del cuarto puesto (salvo un año en el que quedaron de sextos), siempre te peleaba arriba, generalmente coronaba final o título, y estaba ahí, haciéndose notar como el putas de este zancudero. Pero después de 2003 dejó de pasar eso tan seguido: por cada campeonato bueno había uno malo u horrible, y las posiciones finales iban haciéndose cada vez más lejanas de la primera. Los torneos previos al descenso fueron horribles, y básicamente hacen destacar que su único periodo bueno post 2002 (con podio en tres semestres consecutivos incluyendo título) fue un ejpejijjmo. Ahora, no me puedo ir sin antes acotar (?) que pre 1979 el desempeño del América por torneo era muuuuy mediocre, muuuuy medio huevo, muy digno de algún Pereira o Quindío. ¡Quién sabe qué pasaría desde mediados de los 70 que le cambió el rumbo al club! No sé, de pronto cayó algún accionista o accionistas a invertir con plata fresca de sus negocios varios… bueno, ¿por qué me están mirando rayado?

2. Los de más de 5 títulos

Al Deportivo Cali (9 títulos, 14 subtítulos (!!!), 66 años en la A) también se le nota un período largo en donde mandaba la parada: básicamente entre 1960 (año en el que reapareció después de varios torneos sin participar) y 1980. Después de ese año, salvo breves periodos (los dos virreinatos de 1985 y 1986 con el combo del Pibe, Redín, “Coco” Mendoza, “Gato” Fernández, Jorge Amado Nunes, etc, o el principio de los años 2000) el Deportivo Cali ha tenido un andar que para ser delicados llamaremos “irregularidad” pero si alguno dice “churreteada” no desentona. Casi que cada dos o tres torneos buenos o normales del Cali se ven seguidos de estrelladas bravas que han cimentado su bien ganada fama de Deportivo Jajajajali, y eso a pesar que normalmente las directivas del equipo se meten la mano al bolsillo para traer gente buena (bueno, por eso es que dan tanta risa). Pero en general, rachas como la de 1960 – 1980 no hay.

Yo la verdá verdá pensaba que el historial de Santa Fe (9 títulos, 5 subtítulos en 68 torneos) era más parejo. Pero no: ni en las épocas de mayor gloria Cardenal lograron mantenerse bien arriba de la tabla, aunque ese periodo 1958 -1979 en general fue bueno. Pero compáralo con ese periodo posterior de bajón 1980 – 1986, el aparente renacer entre 1987 y 1992 (la base rocosa y eficiente armada y mantenida por Pinto – Umaña – Héctor Javier Céspedes) y después pura bajoneada e irregularidad. Pero se ve cierto cambio en la tendencia a partir de 2009 maso, y a pesar de descachadas esporádicas se han mantenido en general muy arriba.

No todo el mundo sabe que Junior (7 títulos, 2 títulos falsos, 9 subtítulos en 56 torneos) dejó de participar en la liga colombiana entre 1954 y 1965: doce (do-ce) torneos seguidos en los que el Yuyu no existía. Volvieron en 1966 peleando puestos arriba pero sin consolidarse del todo, hasta que en 1972 los agarró un señor llamado Fuad Char, y les mejoró el asunto notablemente. Pero ojo, aún sin ser un mandamás: vemos a Junior con dos o tres torneos seguidos montados arriba para después tener otros tantos en los que lo que más se escucha son aficionados en el Metropolitano mandando a comer mondá a los jugadores y cuerpo técnico. Pero en general, obviando ese horrible periodo 2006-2008 (en donde estuvo oliendo ahí no más el descenso), el Vargas Lleras F.C. ha estado siempre arriba, y si no fuera por la desconcertante costumbre de cagarse cada torneo y medio estarían ahí celebrando más títulos, estos sí de verdad.

El historial de posiciones del Poderoso DIM (6 títulos, 9 subtítulos en 65 años en la A) no es un canto a la irregularidad sino un álbum doble con bonus tracks, video y libro de regalo. Si ves la campaña del Poderoso notas que muy rara vez corona una racha larga de campeonatos peleándola arriba sino que es un sube y baja emocional más fuerte que una temporada de “Stranger Things”. Mira por ejemplo ese periodo entre 1954 – 1966: coronamos títulos y podios, estando muy arriba del vecino por esos días, pero paulatinamente íbamos bajando de lugar hasta que después, plop. Post 1966 casi todo han sido uno que otro chispazo empujado por pura pasión y amor, que no alcanzan a tapar una falta de proceso administrativo serio, y con pocos periodos en los que el equipo tenga más de dos campañas seguidas buenas. De hecho, pilla en la gráfica que no solo las estrellas de 2002-2, 2004-1 y 2009-2 sino los subcampeonatos de 1993 y 2001 (el de 2008 fue excepción) vinieron después de campañas horribles o mediocres. O sea, ¿se podría decir que los títulos fueron a pesar del desmadre administrativo y deportivo del equipo? Yo diría que sí, Marge.

¿La excepción? El título de 2016-1, algo que viendo la tendencia se ve como normal considerando los buenos torneos del club. O sea, el tan cacareado (?) proceso de verdad se nota en el DIM en estos últimos años…

3. Los que se han desvirgado ocasionalmente

Ya, ya vamos a terminar, lo que queda será rápido. Lo de Once Caldas (3 títulos, 2 subtítulos en 56 años de participaciones… no, no estoy contando al Deportes Caldas campeón de 1950, pues según cuentas es otro equipo) no es muy presentable. En general se han mantenido en la parte baja de la tabla – si ves que es algo mejor a la izquierda es solo porque había menos equipos – aunque también eso le da mucho más valor a sus tres estrellas y a su Libertadores. Pero no seamos tan jodidos con el Once: en general sí se nota una mejoría a partir de 1992; más bien es a partir de 2012 en donde se están volviendo a descachar feo y a parecerse cada vez más a su participación de los viejos tiempos…

El muy querible Tolima (una estrella y seis sub-estrellas en 61 años) muestra también épocas claritas en su historial: hasta antes de su descenso tuvo seguidillas de torneos horripilantes (1960 – 1979 por ejemplo) limitados (?) por periodos mínimos de peleadas arriba, como el de 1981-1982 con el Kokoriko Tolima. Después de descender en 1993 y volver al año siguiente se pusieron las pilas y ya la constante es la de pelear arriba, o más bien pelear casi hasta la entrada (?) en los campeonatos colombianos. Básicamente Tolima es otro equipo después que volvió de los infiernos de la B.

Veamos lo de Cúcuta (un título y un subtítulo en 54 torneos) y… uhhh, mejor no lo veamos… parece la gráfica de la vida sexual de muchos de nosotros: cada año empeorando, después desaparece totalmente, hasta que de casualidad corona algo que lo hace resurgir pero después todo vuelve a ser lo de antes, y después desaparece de nuevo…

La de Quindío (un título, dos subtítulos en 60 participaciones) es también llamativo. Básicamente los cuyabros han tenido una sola buena época en su vida: durante sus inicios en el torneo. ¿Después? Hasta 1992 aproximadamente eran más que todo de media tabla, pero después encontraron su nicho en la parte baja de la clasificación. Por eso es que se fueron, y no han sido capaces de volver…

Y para no extender más esto por acá podemos ver los historiales de Unión Magdalena, Bucaramanga y Pereira, de los que no hay mucho que decir salvo que sus historiales reflejan cómo andan actualmente.

4. Conclusiones

¿Cómo que para qué sirvió esto? Creo que sirvió para entender un poco cómo les ha ido a los clubes través de los años, sobre todo para rebatir o apoyar los argumentos en la discusión (cada vez más frecuente) de “tal club dejó de ser grande porque hace rato no gana nada / pasó mucho tiempo en la B / dejó de ser protagonista / fue grande hasta tal época y ahora no“. Porque ajá, la opinión o percepción que tiene uno de un equipo de fútbol está muy sujeta a lo que uno vive en el día a día con él (#GraciasFaryd).

O sea, no hay libros de historia que te hagan agarrarle profundo respeto a, por decir algo, Hungría más de lo que has visto de esta España que hasta hace poco le metía el dedo a todos, pero que hasta hace menos poco seguía siendo la Tolima europea. Tal cual pasa en Colombia, y el ejemplo más claro de este tierrero poblado de hijueputas (?) es el América: que para un veterano ochentero o noventoso es un grande caído en desgracia pero para un millenial puede ser más bien un decadente que apenas está asomando la cabeza de la pobreza. Y viendo estas tendencias históricas de los equipos colombianos en cuanto a su clasificación en el campeonato por año ayuda a ver lo anterior. En general todo tiene justificación, no hay una mirada absoluta ni un periodo que sobresalga más que otro al momento de calificar/juzgar a un club sobre otro.

¿Mi conclusión final? No hay. O bueno, si: todos los ricos tienen su esqueleto en el clóset, todos los feos tienen su gracia. Acepta esto y bájate un poco de la nube esa en la que estás montado creyéndote el putas o haciéndote el sufrido. Más bien disfrutemos el espectáculo que nos brinda el fútbol colombian… ehhh, disfrutemos el fútbol…

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

15 Comments on Especiales LMDF – Historial de posiciones de los principales clubes del FPC (aka deconstruyendo mitos)

  1. 1
    SuperGuigo says:

    PRI (modo refundocho off)

    Postazo Master, lo de mi América me hace pensar que o fui muy de buenas por ver ese multicampeon ochentoso-noventoso o la vida me estaba subiendo en elevador con la secretaria mas rica de la empresa para cerrarme la puerta en la cara, cortarle los cables a ese hp y dejarlo caer….cosas q piensa uno.

    • 1.1
      YoSoyElCarlos says:

      Gracias man.

      Eso. Es que ahí va la cosa: uno se queda con la imagen de lo que vivió cuando crecía/iba agarrándole fiebre al fútbol. Muchos de ustedes crecieron con el América_la_verga que ganaba casi todo.

  2. 2
    Edogarudo says:

    Me gustó mucho el post, aunque me haya robado la idea (?). Las entradas y salidas de, eh, personas, se notan mucho en varios clubes. Si quieren coger un poquito de rabia (?), hagan como yo cuando hice un ejercicio similar a este, y miren donde se les escaparon algunos títulos al suyo. Da bronca.
    Junior tiene una gráfica medianamente decente, pasa que el complejo de pavo. Lo del Medellín es una hipertensión brava. Y adhiero a los esqueletos, y en general, a la conclusión final.

    • 2.1
      YoSoyElCarlos says:

      Gracias llave. Si le robé la idea no sabía, porque llevaba dos años completando la información (sin (?)), así que mala suerte mijo (?).

      Muuy llamativos esos movimientos de personas aportando o dejando de aportar en algunos clubes, y lo que pasó antes o después. Los que no aprovechamos ese tipo de “inversores” al final quedamos jodidos…

  3. 3
    Feloarias says:

    Una obviedad, pero que acá de todos modos se prueba, es la importancia de un “proceso”: llamésele así a mantener una nómina competitiva, conservar un buen DT o no dejar de tener un buen inversionista (ya el origen de esas inversiones puede ser otro tema). Lo ideal sería combinar al menos las tres anteriores, porque lo que se ve en la mayoría de los equipos colombianos es la falta de un plan estructurado de competitividad (Millonarios, por ejemplo, se fue abajo cuando se acabó la plata, la del Dorado, la de los 70 y la otra).

    Otra cosa con el azul, en la década actual hay tres bajones dramáticos bastante curiosos, que coinciden con imprevistas bajas de rendimiento y salidas de técnicos en medio de la ira de la afición (el del Finalización 16 no se nota tanto porque con la dupla Diego Cocca-Ysec se enderezó el barco un tris). Solo describo situaciones, que sea el lector el que las concluya…

    • 3.1
      YoSoyElCarlos says:

      Ahí apuntas a algo que puede ser causa-efecto o puede ser consecuencia de: es más probable que un equipo quede campeón si acumula varias campañas seguidas peleando arriba. Esto puede sonar a una obviedad inmensa pero ni tanto, como dices tú, valida el tema de los procesos.

  4. 4
    Oscar says:

    Yo pensaría que los equipos clásicos de Colombia son Millonarios y Deportivo Cali, un escalón abajo Santa Fé, Luego Nacional y por ultimo América, hablando históricamente en torneos largos, ya en torneos cortos el mayor beneficiado ha sido Nacional ya que hasta 1999, tenia 7 títulos, iguales que el Cali y uno mas que Santa Fe que no ganaba uno nuevo desde 1975. Millonarios a pesar de dos décadas sin titulo, siempre obtuvo uno o varios, Cali empezó en los sesenta y setenta, en los ochenta y hasta el 96 obtuvo un nuevo titulo dado ciertas circunstancias en el país como cuando se da la captura de ciertos inversionistas del Valle del Cauca, es otro que siempre estuvo ahí en la lucha por los campeonatos en Diciembre. Ya con los torneos cortos, equipos en un semestre pudieron ser campeones por primera vez (Cucuta, Tolima, Once Caldas, Pasto(!), Boyacá Chico(!!!)) o volvieron a ser campeones después de un largo tiempo (DIM, Santa Fe y Millos) o campeones en los dos semestres (Nacional). De mi opinión, no digo que las fases finales a veces son emocionantes y las finales en el partido de vuelta han sido muy buenas (Nacional vs America 2002, Nacional vs Junior 2004, que creo debe haber sido la mejor hasta ahora, Santa Fe vs Millos 2017) pero en los torneos largos las mismas finales eran emocionantes o los cuadrangulares finales; yo preferiría un campeón por año.

  5. 5
    kadtagenero says:

    Yo siendo furibundo hincha del Junior siempre he opinado que grandes solo hay tres grandes, en su orden, Nacional, América y Millonarios… el resto somos animadores ocasionales…

    El Cali quizás estuvo ahí cerquita pero no le alcanzó, Santa fé igual y el resto pues a veces si y a veces no..

    Habría que cranearse un post con una realidad alternativa sin los inversionistas aquellos, emprendedores empresarios de los 70s, 80s y hasta 90s porque se supone que hasta Pereira, Santa fe, Envigado (!) y Medellín han coqueteado con esos dineros “polémicos”

    Gran post, saludos

  6. 6
    DVVID CVLEÑO says:

    Definitivamente somos las eternas virreinas del FPC, 16 veces!!! Unas robadas, otras regaladas, otras bien pérdidas, pero son muchas mano, son muchas, con la mitad de esas que hubiéramos ganado tendríamos 17 estrellas y ahí si podría uno hablar de grandeza. Por desgracia, lo actual no da sino para ser un Cali de medio huevo y de grandeza pasada…

    • 6.1
      DVVID CVLEÑO says:

      Corrijo, 14 veces virreinas. Igual con la mitad que se hubieran ganado ahí estaríamos marcando hegemonía, pero que va, los directivos solo les importa vender jugadores imberbes y todavía biches y lucrarse los bolsillos, más que invertir en jugadores de jerarquía, así se ganan títulos, con un buen equipo y un buen técnico y eso cuesta plata, plata que estos actuales directivos no están dispuestos a meter…

      • YoSoyElCarlos says:

        Ese es el detalle de ustedes… no se les nota un proceso sino el afán de meter plata para ver cómo la recuperan rapidito.

  7. 7
    rieko says:

    The third report concluded not only that MPD maintained unconstitutional stop, frisk and search practices but also that the Fire and Police Commission (FPC), the civilian oversight board tasked with oversight of MPD, “has failed to adequately fulfill its official responsibilities. ” The report was prepared by Samuel Walker, professor emeritus of criminal justice at the University of Nebraska and a respected criminal justice consultant, Walker also concluded that FPC Executive Director MaryNell Regan — who has been accused of trying to influence disciplinary action against a friend and recently faced questions about favoritism in choosing an interim chief — has little to no understanding about what constitutes a lawful search, based on her deposition. He noted that the FPC’s decision to “believe management” about whether MPD maintains informal quotas for stops, instead of opening an investigation, constitutes “an abdication of the FPC’s basic mandate to provide independent oversight.

  8. 8
    Juan Mecha says:

    Excelente post Master y si América lo impulsa a lo que fue la inyección de los Rodriguez Orejuela y hecho por el que se estuvo en la lista Clinton.
    Ahora,a recomponer,a asumir como hinchas que esa época de abundancia por ahora no vuelve y a reinventar el equipo,en base a las inferiores y dos o tres refuerzos buenos y no tanto burro.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: