Etimología de apodos de clubes del Mundo – Vol III: Inglaterra

Hace algún tiempo publicamos por acá un par de posts (este y este otro) en los que se reseñaba el origen de los apodos de varios clubes sudamericanos + México, los cuales fueron leídos con deleitosa fruición por grandes y chicos de todos los rincones de este planeta, y probablemente de algún otro. En ese momento, como hace Jeisson Murillo cuando juega con la selección, la dejamos ahí, y nos olvidamos del tema por dedicarnos a otras cosas que no viene al caso mencionar porque no les importa y no me acuerdo qué eran. El caso es que hace poco un fiel lector de este humilde espacio nos pidió que retomáramos el asunto pero con otros clubes del mundo, lo cual comenzaremos a hacer con este post en el que reseñaremos los apodos de los principales clubes de Inglaterra y de dónde putas se originaron, en una serie que pensamos va a tener varios capítulos y la cual estamos seguros tendrá unos datos fundamentales para utilizar como estrategia de seducción a la hora que quiera engancharse a alguien en momentos de levante amoroso (es sabido el caso de un lector de este bló que en un rumbeadero de traquetos en Caucasia (Antioquia) se acercó a una chica que estaba en la mesa de un señor todo malacaroso y rodeado de escoltas, y le dijo «¿¡A que no sabías que Farid Díaz jugó dos promociones del fútbol colombiano, una con Pereira y otra con Envigado!?«, y a los cinco minutos  ya se estaba fugando con ella mientras le prometía amor eterno: hoy entre los dos atienden un puesto de fritos en Tarazá).

No hablemos más torreja y reseñemos club por club, con esto que dice…. ¡ya!

Arsenal: Gunners. Esta viene casi que por decantación (Arsenal –> armas –> «gunners» –> ¿sí pilla?), pero vale la pena explicar un poquito más. La cosa se originó en 1886, cuando unos trabajadores de una fábrica de armas llamada Royal Arsenal Armament Factory (venerable empresa que proveyó todo tipo de material de guerra al ejército británico desde el Siglo XVII hasta su cierre en 1967), decidieron montar un equipo de esa especie de béisbol pero más eterno, aburridor e incomprensible llamado cricket. Al club lo llamaron Dial Square Cricket Club por el nombre del taller en el que trabajaban en la armería, y jugaron algunos partidos del deporte ese hasta que fundaron a fines de ese mismo año un club de fútbol dizque «para ocupar las tardes de los sábados» (no pasaban en la casa esos maricas). Al equipo de fútbol lo llamaron, por default, Dial Square Football Club, poco después se renombraron a Royal Arsenal F.C. y luego a Woolwich Arsenal, hasta que en 1913 le quitaron la primera palabra y quedó con el nombre que lo conocemos hoy en día y que tanto nos recuerda a terceros lugares y eliminaciones tempranas. Bueno, el apodo le viene de esos lejanos días.

Esta es la entrada al taller Dial Square del Royal Arsenal, de donde salieron – supongo que de segundo o tercer turno – los trabajadores que fundaron lo que hoy es el Arsenal

Aston Villa: Villans (villanos). Este apodo tampoco requiere de un posgrado en historia europea para saber de donde viene. Pero lo de «Villa» al menos merece ser mencionado: el club fue fundado en 1874 por miembros de un equipo de cricket (¡otro!) llamado Villa Cross Wesleyan Chapel. Los peloteros (?) necesitaban un deporte que pudiesen practicar en época de invierno, y se decantaron por el fútbol, aún por esos tiempos en formación y con una tenue separación del rugby. De ahí vino lo de «Villa«, y como el área de Birmimgham en la que se fundó el club se llama Aston, bueno, 1+1…

Blackpool: Seasiders (algo así como Costeros) y Tangerines (Mandarinas). El término Seasider se refiere al hecho que la ciudad de Blackpool está en la costa del Mar de Irlanda, a 64 Kms al NW de Manchester. ¿Eso quiere decir que la gente de Blackpool, como buena costeña, es guapachosa, cheverona y bacana y cantan canciones típicas al son de la expresión «Aeeee maaaan»? No. Lo de «Mandarina» no es por homenaje al Envigado F.C. sino por el color de su uniforme, que a su vez viene de una vez que un directivo del club – que también era árbitro internacional – dirigió un partido de la selección holandesa a principios de los años 20, y recomendó al club adoptar el naranja para que fuera único y distintivo entre los clubes ingleses. Después los de acá somos los copiones… Antes de eso el club usaba camiseta de rayas blancas con azules y pantaloneta blanca…. estuvo como bravo el cambio, digo yo.

Blackburn Rovers: Rovers. Sí, así les dicen….

Birmingham City: Blues.  Uno de los tantos clubes que le deben su apodo al color de su camiseta.

Bolton Wanderers: Trotters. Hay tres versiones sobre el origen del apodo, alguna medio rebuscada. La primera es que «Trotters» (algo así como «trotones») es una variación de «wanderers» (vagabundos), lo que de ser así implica que los que inventaron el nombre eran enemigos del club (qué mierda que le digan a uno «trotón»). La segunda dice que los habitantes de la ciudad de Bolton, parte del área urbana del Gran Manchester, tenían fama de ser lo que llaman por allá «practical jokers» y por acá «qué malparido tan pesado«: o sea, no el mamador de gallo per se sino los que hacen bromas de esas como el poner un balde con agua encima de la puerta, o de colocar un chinche en la silla, y demás chascarrillos, ehhh, simpáticos. Bueno, por allá se le conocen a esos catrehijueputas personajes como Trotters. Y la última versión afirma que su antigua cancha se construyó cerca de una marranera (porqueriza, pues): la palabrita «trotters» significa «pata de cerdo«. Estuve buscando a ver si había otra versión menos rebuscada pero no encontré…

Bournemouth: Cherries (Cerezas). Hay dos versiones del por qué le dicen así al club de la ciudad costera del sur de Inglaterra, y ninguna tiene que ver con algún sex shop: la más aceptada es simplemente por el color de su camiseta, de rayas rojas con negras. La segunda que su estadio Dean Court se construyó cerca o encima de unos sembradíos de cereza.

Estos son los Chelsea pensioners

Chelsea: Blues y Pensioners (Pensionistas) (!!). El que quiera que se le explique de donde viene lo de Blues bien pueda diríjase a esa puerta de allá, en donde nuestro personal gustosamente lo acompañará hasta la salida. Este es el apodo que generalmente se usa en estos días para referirse al club ese rico, famoso y extravagante; pero históricamente el club londinense siempre fue conocido antes que apareciera golpeando a todo el mundo con mondacazos de billete como The Pensioners. Resulta que cerca de las instalaciones del club hay una casa de retiro para veteranos del ejército británico, llamada Royal Hospital Chelsea, fundada por el rey Carlos II en 1682 para que los soldados jubilados tuviesen donde pasar sus últimos días hablando vainas de viejos entre ellos. A los residentes de la casa les dicen «Chelsea Pensioners«, y por la cercanía y porque el club usó desde 1905 un escudo con un viejo veterano en él, desde el principio surgió el apodo. El escudo con el «pensioner» se cambió en los años 50 pero el apodo quedó. Apenas escribí eso de «casa de retiro para veteranos» me acordé de algún club del fútbol colombiano…. ¿cuándo hablamos de los Chicó Pensioners?

¡Dizque este era el escudo del Chelsea durante sus primeros años! ¿No me cree? Lo dicen aquí
Dos Chelsea pensioners encabezando la salia de los equipos en un partido en Stamford Bridge. La próxima vez que vea un partido de Chelsea, ponga atención que en algún lado – tribuna, cancha, entrada – saldrá un pensioner

Everton: The Toffees.  Este apodo sí no lo deduce ni manputas, así que pare bolas. El Everton es otro club que se fundó a partir de uno de cricket, y también con el objetivo de hacer alguna actividad en invierno (!!). Nació como St. Domingo Football Club en 1878 por la capilla que fomentó el nacimiento del club, pero como mucha gente fuera de esta quería hacer parte de él se renombró un año después tomando el nombre del distrito de Liverpool en el que jugaban: desde ahí tenemos al Everton Football Club. El equipo comenzó jugando en dos campos de la ciudad hasta que en 1882 se traslada a Anfield Road (sí ESE MISMO Anfield) cuyo propietario les alquila el terreno por un precio muy bajo y con la única condición que le hagan mantenimiento de vez en cuando. A la cancha, obvio. Todo iba marchando sabroso hasta que un directivo del club llamado John Houlding le compra los terrenos al dueño original de Anfield, y sin achantarse ni un poquito decide incrementarle la renta de manera salvaje al Everton, con desmesurados aumentos anuales que harían palidecer de envidia a los colegios privados colombianos. Con tanta adbitrariedá, los directivos del club decidieron irse a la mierda y se mudaron a la cancha de Goodison Park, en donde aún permanecen hoy. John Houlding, de puro ardido, intentó tomar el control del club pero no pudo, lo que después de varios intentos fallidos de quedarse con los colores e identidad de su antiguo equipo, se cansó y decidió formar en 1892 el Liverpool F.C.

Bueno, pero ¿lo de Toffees qué? Pasa que había una dulcería llamada Ye Anciente Everton Toffee House (!!) localizada en la zona donde el club dio sus primeros pasos en este mundo terrenal, que producía entre otros unos dulces de su invención llamados Everton Toffees. A la confitería llegaban miles de aficionados del Everton para echarse parásitos en la barriga (así son los ingleses comedulces…. nada como una buena fritanga antes de un partido… qué cuento de dulce) antes de verse los partidos del club. Pero con la mudanza a Goodison Park la afición cambió de amor: cerca de este estadio estaba otra confitería llamada Mother Noblett’s Toffee Shop, cuya dueña no fue pendeja y sacó su versión de dulces llamada Everton mints para pegarse de la teta del equipo recién mudado. Le fue bien porque la gente acudía en masa al negocio a modo de previa, con lo que las ventas de la otra dulcería bajaron más rápido que la intención de voto a Germán V*rgas Ll*ras en las encuestas tras el cocotazo. Entonces lo que hizo la señora de Ye Anciente Everton Toffee House (cipote de nombrecito)  fue hablar con los directivos del club para que le dieran permiso para repartir sus Everton Toffees al respetable dentro del campo antes del pitazo inicial. Y lo logró: con el permiso obtenido la señora mandó a su nieta vestida con su mejor pinta de reparte-dulces y una canasta llena de toffees a recorrer el perímetro del campo y ofrecer al vulgo sus productos: había nacido la tradición de «The toffee lady«. Bueno, el apodo le viene de todo este merequetengue.

Dos Toffee ladies de épocas distintas y con belleza típicamente inglesa

(Aquí pensando: imagínate que hubiese pasado una historia similar en el fútbol colombiano…. nos salvamos de tener un equipo apodado «Los Arepa´e´huevo«…)

Fulham: Cottagers (abajo explicamos qué significa, y no tiene que ver con el algodón). Este club londinense fue fundado en 1879 como Fulham St. Andrews Football & Cricket Club (y daaaale con el cricket), bajo las pervertidas sotanas de la iglesia de St Andrews, en el sector hoy ultragomelo ubicado en la ribera Norte del Támesis. Desde su fundación y por sus primeros años de vida le tocó – como a casi todos sus colegas de esos tiempos – mudarse de campo montones de veces. La penúltima fue en un campo llamado «The Half Moon Ground» («El campo de la media luna«), en donde jugó entre 1889 – 1893 hasta que fueron obligados a irse de nuevo por los dueños del terreno. Así que se ubicaron en un terreno que antiguamente perteneció a Ana Bolena (no, no esta Ana Bolena) para ubicar ahí el que sería su estadio último y definitivo. ¿Cómo se llama el lugar? The Craven Cottage, y de ahí les vino el apodo, que no se traduciría como «algodoneros»; de acuerdo a lo que nos indicó muy amablemente el compañero Sam Kelly, el término «cottage» se usa en Inglaterra para una casa vieja y pequeña. O sea que «cottagers» sería como «los del cottage«. ¿O sea allá hablarán del «Manuel Murillo Toro cottage«?

Craven Cottage, el estadio de Fulham al ladito del Támesis

Hartlepool United: The Monkey hangers (Los colgadores de micos) (!!!). A este club hoy en la cuarta división inglesa no lo conoce ni el hijo de MrChip con Fabio León Naranjo. ¡pero cómo dejarlo de mencionar por el apodito que tiene!. Es que a los habitantes de ese pueblo costero del Mar del Norte se les conoce como «The Monkey hangers«, porque supuestamente en las guerras napoleónicas un barco francés naufragó en su playa y el único sobreviviente fue un mico vestido de soldado (en serio eso dice el cuento, supongo que los marineros lo tenían así para mamér le coq). Los habitantes de Hartlepool procedieron a encanar al mico, lo interrogaron con persistencia, y ante la negativa del simio en responder a las preguntas que le hacían determinaron que era un espía francés y lo colgaron. No joda, que es de verdad esta historia…. bueno, al equipo le dicen así.

Hoy en Hartlepool ya no cuelgan a los micos sino que los lucen como emblema del equipo de fútbol de la ciudad…. reparación histórica que llaman

Liverpool: The Reds. Ehhh, sigamos.

Manchester City: Citizens o The Blues. 

Manchester United: The Red Devils. La versión más aceptada es que el nombre se lo colocó la prensa francesa durante una gira del club por ese país en los años sesenta, y que al mítico entrenador Matt Busby le gustó tanto el nombre que lo adoptó para el equipo. Tanto pegó que en los años 80 el diablito fue incorporado en el escudo de la institución. Hay otra versión que dice que el sobrenombre era originalmente de un club de rugby de Manchester llamado Salford en cuyas canchas entrenaba el club de fútbol, y que por ósmosis se le pegó el apodo.

Newcastle United: Magpies (Urracas). El apodo le viene por asociación con los colores negro y blanco distintivos del club. También se les dice «The Toon», que es una deformación de «The Town» («El pueblo») tal como se dice en el Norte de Inglaterra. ¿O sea que estos sí serían como los costeños de las islas británicas? No.

Nottingham Forest: Reds, The ForestTricky Trees (algo así como Árboles Astutos).  Lo de Reds o The Forest ni para qué se lo explico, pero sí vale la pena mencionar que desde su mera fundación en 1865 el club usa el color rojo en honor al patriota italiano Giuseppe Garibaldi y sus Camisas Rojas. Lo de Tricky Trees es menos usado, y viene por el escudo del club.

Stoke City: Potters (Alfareros) (!!!!). Este club fundado en la villa de Stoke-on-Trent en 1863 (repito: mil ochocientos sesenta-y-tres) por ex-estudiantes de práctica que trabajaban en una empresa de ferrocarriles, se llamó inicialmente Stoke Ramblers, pero cambió a su nombre actual cuando dicha población adquirió el status de ciudad a principios del Siglo XX. El apodo le viene de la gran tradición de industria cerámica en la región.

Sunderland: The Black Cats. Hay dos versiones acerca del origen de este apodo: la primera afirma que se origina de una batería – no del verbo «Rayovac» sino de «fierros, papá» – del Siglo XVIII que protegía la desembocadura del río que cruza la ciudad, y cuya forma le recordaba al vulgo un grupo de gatos negros (según unas versiones por sus siluetas, según otras por el sonido que hacían (¿ah?), según otras por sus luces que parecían ojos de gato…. y hay más versiones); de ahí el club fundado en 1879 tomó el apodo. Otra versión (más creíble) afirma que en 1909 el club venía en una racha más nefasta que la que traía el comunismo en 1989, la cual se acabó precisamente cuando antes de un partido los jugadores encontraron en el vestuario a un gato negro cómodamente instalado en el lugar. Desde ahí salió el cuento del gato suertudo y cuando ganaron el siguiente encuentro otra vez los muchachos adoptaron oficialmente al animal como la mascota del equipo. Y desde ahí viene lo de «Black Cats«.

Estúpido y sensual logo de gato negro en las afueras del Stadium of Light de Sunderland
Los muchachos de Sunderland con el gatico negro (lo tiene en sus manos el segundo de arriba) en 1912

Tottenham Hotspur: Spurs (Espuelas) o Lilywhites (Azucenas). El nombre de este club fundado en 1882 por unos estudiantes de un colegio del área de Tottenham, en Londres, al parecer se asoció a un personaje histórico del siglo XIV llamado sir Henry Percy, alias Harry Hotspur, que peleó contra los escoceses y se rebeló contra el rey Enrique IV de Inglaterra. Los descendientes del viejo Harry poseían tierras en las vecindades del primer campo del club de fútbol, que en sus inicios se llamó simplemente Hotspur Football Club y que en 1884 le añadió el «Tottenham» para evitar confusiones con otro equipo existente – ya desaparecido – de nombre similar. Lo de «Spurs» viene del nombre, lo de «lilywhites» es por el color de su camiseta (¿Al Once Caldas le dirían allá «The lilywhite-liliwhite«?) Otro apodo que se tiende a usar es el de «Yid» (coloquial para «judío«), adoptado por la misma hinchada en respuesta a cantos de otros equipos que hacen alusión ehh, específica, a dicha condición (en el área de Tottenham hay fuerte presencia de la comunidad judía), pero no es, eh, políticamente correcto su uso.

West Bromwich Albion: Throstles (Zorzales) o Baggies (algo así como Bolsudos). Lo de Zorzales viene del escudo del club fundado en 1878 en la ciudad céntrica de West Bromwich, que en la década de 1880 adoptó – a instancias de uno de sus directivos – un emblema con este pájaro (ah, ¿no sabía que «zorzal» era un ave? ¡Je! Yo tampoco) montado sobre un travesaño. O sea, sobre el vertical del arco, malpensados. ¿Y por qué un zorzal? Porque en un pub en el que acostumbraban frecuentar los jugadores del equipo tenían una jaula con este pajarito cantor. El travesaño posteriormente fue reemplazado por un espino (puta madre, aquí hasta se aprende de flora y fauna) por la época en la que el club se mudó a su estadio – en el que aún está – de The Hawthorns (que quiere decir «Los Espinos«, ¿sí pilla?).

Ahora, lo de «Baggies» es más usado y popular, pero su origen es más incierto. La versión más creíble dice que el apodo viene de los «bagmen«, los señores encargados de llevar las recaudaciones de las taquillas en los partidos; estos transportaban el montón de monedas en grandes bolsas de cuero de las entradas a una casilla al lado de la cancha, y el respetable ya probablemente ebrio (?) les cantaba con ganas «Here comes the bagmen!» al verlos aparecer, lo que con los años derivó en «Here come the baggies!«, y ahí quedó el apodo. Otra versión dice que la angry crowd de Aston Villa en los primeros tiempos del club los apodó así por la costumbre de muchos hinchas de West Brom de ir a la cancha con los «baggy trousers» (bombachos) que usaban por el trabajo en las fundiciones del lugar.

El escudo actual del West Brom (izq) y el viejo

West Ham United: Hammers (Martillos). Este equipo se formó a partir del Thames Ironwork Football Club, equipo fundado en 1895 por los trabajadores de la siderurgia y constructora de barcos Thames Ironwork. De ahí es que vinieron los martillos cruzados que adornan el escudo del club – que a propósito no tiene nada que ver con la palabrita «Ham» – y de la cual se derivó el apodo que mantiene el club hoy.

Wigan Athletic: Latics. Es la pronunciación local de «Athletic» en la tierra que supo acoger a Hugo Rodallega.

Wolverhampton Wanderers: Wolves (Lobos). Del nombre del club.

Próxima entrega: más.

YoSoyElCarlos

Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

10 comentarios sobre “Etimología de apodos de clubes del Mundo – Vol III: Inglaterra

  • el 2 febrero, 2017 a las 12:54
    Permalink

    Maestro, un pequeño aporte o más bien una pequeña inquietú: Al Liverpool también se lo conoce como los «Scousers», ¿cuál sería el génesis de ese remoquete?
    Un saludo y siempre hinchando por este blog.

    Respuesta
    • el 2 febrero, 2017 a las 13:33
      Permalink

      Pana, nos dice nuestro corresponsal Sir Ian Connor-Jaramillo que a la gente de Liverpool (la ciudad) se les dice «scousers», que viene de un guiso de carne y verduras llamado «scouse» que comen allá. No sé si es peyorativo o no, la verdad.

      Respuesta
  • el 3 febrero, 2017 a las 09:27
    Permalink

    Como siempre, magistral post. Tengo dos comentarios:

    1. Si los ingleses lo querían una alternativa invernal al cricket, el fútbol nació como deporte bajo techo?

    2. *Cottage* significa una casa de campo, para salir de la ciudad y escaparse un fin de semana lejos de la gente y el ruido. En ese caso, creo que sería mas apropiado hablar del «Palmaseca Cottage»

    Respuesta
    • el 3 febrero, 2017 a las 09:54
      Permalink

      Gracias, compa. Pensé lo mismo, pero creo que el cricket no se juega en invierno de ningún modo, y por eso indirectamente se benefició tanto club de fútbol nuevo que salió por esos años.

      Respuesta
  • el 3 febrero, 2017 a las 10:39
    Permalink

    Cricket = Muerte

    Gran post Carlinhos, será genial cuando llegue el «Vol. XVI Equipos Japoneses» ahí si los veré pariendo…

    Respuesta
    • el 4 febrero, 2017 a las 08:30
      Permalink

      Se agradece, pana. No se si lleguemos al Vol XV, vamos a ver si nos da para «Apodos de clubes indonesios» y después de ahí miramos…

      Respuesta
  • el 3 febrero, 2017 a las 16:35
    Permalink

    Selente post. Grandísima apostilla la de cagadita Murillo. Faltó el último champion, Leicester, que le dicen los zorros porque parece que en la zona hay (?) y los cazan.

    Respuesta
    • el 4 febrero, 2017 a las 08:29
      Permalink

      Gracias, llave. Me faltaron varios de los conocidos, probablemente los meta en otro futuro post.

      Respuesta
  • el 10 febrero, 2017 a las 14:33
    Permalink

    Muy bien!

    Lei los otros dos postsque mencionas al inicio y bueno, creo que ahora entendemos porque a Nacional le dicen Rey de Copas…

    Respuesta
    • el 10 febrero, 2017 a las 14:59
      Permalink

      Gracias pana. Pero en serio, allá ustedes si quieren autollamarse «reyes». Entonces Boca, Peñarol, Estudiantes, Nacional (Uru), Olimpia, River, Santos y São Paulo valen mondá….

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: