Paso a paso de la sub 20 en la Primera fase del Sudamericano 2017

El andar de la selección Colombia sub 20 en la primera fase del torneo sudamericano 2017 ha estado marcado por una severa irregularidad. En los mismos partidos se ha jugado raticos de buen fútbol, raticos de fútbol picapiedra y raticos de futbol horripilante. Todo esto pese a que se contaba con un gran potencial humano, solo basta con revisar la nómina. Con jugadores que ya han tenido oportunidad de empezar a forjarse un nombre en el fútbol colombiano como Juan Camilo Hernández, Damir Céter, Eduard Atuesta, Carlos Cuesta, Kevin Balanta, Juan Pablo Ramírez, entre otros, uno imaginaba que esta selección iba a arrasar completamente, sumado a que la calidad de los rivales era más bien mediocre. Pero no, estuvo a esto no más de quedar eliminada y de hacer un ridículo similar al paso de Moreno de Caro por el Congreso.

Aunque se obtuvieron los resultados necesarios y se consiguió la clasificación al hexagonal final, en el transcurso hubo una historia que puso a sufrir a quienes seguimos el paso a paso de este equipo. En esta crónica se repasará todo lo acontecido en la primera fase de este torneo juvenil que otorgará plazas para el mundial sub 20 de Corea.

Repasemos lo sucedido:

Colombia-Paraguay:

El partido presentó de entrada una particularidad: no iba de titular Damir Ceter, un tipo que ha sido curtido en el ascenso colombiano, ha marcado goles en partidos complicados y tiene la facultad de ir al choque y pelearse con los centrales. En su lugar iba Michael Nike Gómez.

Colombia tuvo un dominio absoluto del encuentro. En el primer tiempo, el Indio Ramírez, junto con Atuesta y el Cuchito estaban haciendo un tándem que empezaba a ilusionar, pero no hubo una correcta finalización de las jugadas. La tricolor desperdició dos chances claras de gol, una de Michael Nike (de regular partido) y otro del Cucho Hernández. En el segundo tiempo la cosa fue igual, aunque Paraguay se resguardó mejor y contragolpeó bastante, la selección siguió teniendo el dominio de la pelota. Pero al minuto 80 se dio lo que se ha venido presentando a lo largo de todo el campeonato: errores defensivos. El central Segura y lateral izquierdo Arroyo compitieron a ver quién era más caído del zarzo (?) y dejaron que el delantero paraguayo recepcionara un cambio de frente, controlara (!) y le pegara al arco (!!) ante la mirada atónita de ambos. El atacante mandó un tiro esquinado imposible de atrapar para el arquero Arias. Nos poníamos 0-1 contra un equipo contra un equipo que se defendía muy bien (aparentemente) y llegando al final del encuentro. No podía ser más oscuro el panorama. Pero el chambón Piscis había mandado a la cancha a Céter el cual terminó salvando las papas en el ocaso del encuentro marcando un gol de puro 9 de área. Alcanzábamos el empate y así murió el encuentro, dejando un sabor a muy muy poco tanto por el trámite del juego como por el rival, ya que el fixture nos decía que ese era el partido a ganar.

Colombia-Ecuador

En la siguiente fecha enfrentábamos al local en un partido que comenzaba de maravillas. Céter iba de titular y enseguida demostraría que dicho puesto era suyo, ya que a los 6 minutos de juego un saque de meta de nuestro portero cruzó toda la cancha y le cayó en el pecho al Cucho Hernandez quien mató la pelota con pericia, se la dejó servida al delantero valluno para que éste le pegara duro y al ángulo, anotando el primer gol.

Desde ese momento Ecuador agarró la pelota y no la prestó más. Puesto que se mandaba al ataque con todo, mientras Colombia se cerraba atrás marcando y contragolpeando cuando podía. De ese mismo modo llegó el segundo gol: Ecuador atacando con todo su frente de ataque y Colombia resguarda, Eduard Atuesta (quien ha mostrado excelentes condiciones) recupera una pelota en el último cuarto de cancha nuestro, se la pasa al Cucho y éste mete un pase entre líneas para que Céter gana y defina pero el arquero tapa. No obstante Obregón venía acompañando la jugada, le cayó la pelota en los pies y definió con el arco solo. 2-0 nos poníamos, pero Ecuador seguía manejando el encuentro y la defensa de Colombia le daría su premio al final del primer tiempo. En una jugada donde no solo la defensa marcó horrible sino que los volantes por las bandas no realizaron el necesario apoyo y Ecuador marcó el descuento. Así terminaba la primera parte. En el segundo tiempo, Piscis manda a la cancha al Indio Ramírez, supuestamente para ganar posesión de pelota pero el muy chambón lo puso por la banda y no hubo nada de eso. Para rematar Atuesta se lesiona y a la siguiente jugada nos empatan de tiro de esquina con un balón que cruzó todo el área sin que nadie lo despejara y que le dio tiempo el ecuatoriano hasta de meter una volea en el área chica (!) y anotar. 2-2 se ponía el partido y no solo perdíamos a un gran jugador en el medio campo, sino que no había circuitos ofensivos ni nadie que pidiera y controlara la pelota en la mitad de la cancha. Y como siempre puede haber tiempo para algo peor, 5 minutos después Ecuador recupera una pelota en el medio campo, le da salida aérea hacia la izquierda nuestra y todo parecía estar controlado por Arroyo quien le va a pegar de volea pero le erra a la pelota dejando al delantero ecuatoriano con entrada libre al área. El arquero de nosotros se apresura y se le tira en plancha al delantero haciendo un penal más tonto que infame (único error en todo el campeonato). 3-2 se ponía Ecuador arriba después de estar perdiendo 2 a 0.

A los 5 minutos de estar perdiendo, Piscis manda a la cancha a Ever Valencia por Julian Quiñonez (de horripilante partido). Ecuador seguía dominando el encuentro pero fue bajando el ritmo poco a poco y Colombia agarrando un poquito de aire. Hasta que en la única jugada real de peligro de Colombia en el segundo tiempo, El Indio Ramírez se las arregló para filtrar una pelota por el costado y poner a correr al Cucho quien metió un pelotazo rastrero a la candela, y encontrado a Ever Valencia solo que solo le toco definir con el arco a disposición pero metiendo la pelota de carambola por haberle atinado al palo vertical en primera instancia (!). Así nos poníamos 3-3 sin merecerlo, pero Ecuador volvió a enchufarse y pese a ser un equipo totalmente limitado se puede ver que está muy bien trabajado tanto en la parte táctica como en la física y se las arregló para crear varias situaciones de gol que erraron de puro burros (?). Colombia seguía aguantando y salvándose, pero faltando dos minutos un ecuatoriano se tomó todo el tiempo del mundo para mirar, analizar y centrar una pelota como con la mano a un delantero ecuatoriano que cabeceó excesivamente cómodo ante una defensa que fue espectadora de lujo.

4-3, terminaba el partido siendo un resultado justo pero con la horrible sensación de perder un partido cuando se iba a ganando por 2 goles. Además ya se notaba un ambiente de preeliminación ya que no se iba a contar con el capitán Kevin Balanta por acumulación de tarjeta (!), Céter se iba del campeonato por lesión (!!) y el siguiente partido era contra Brasil (!!!).

Colombia-Brasil

Este partido estuvo marcado por dos grandes particularidades: 1) Por cuestiones de fixture Brasil llegaba clasificado y puso varios suplentes. 2) Que la arepa del Piscis es impresionante (?). Toca recordar que este partido había que ganarlo para depender de nosotros mismos en la última fecha o cuanto y más no perder ya que eso se traducía en una virtual eliminación.

El primer tiempo estuvo parejo. Brasil tuvo más la pelota y creó opciones de gol, pero Colombia también tuvo las suyas. El segundo tiempo arrancó con una jugada muy polémica: Michael Nike pivotea una pelota dentro del área para Jorge Obregón que controla pero el defensor brasilero le roba la pelota con una mano absolutamente clara en las narices del árbitro que significaba penal a favor nuestro, pero este último se hizo el huevón y no cobró nada. De ahí en más Colombia llegaba dando patadas de ciego, mientras que Brasil se acercaba a nuestra área con bastante claridad generando más peligro que un disgusto entre Donald Trump y Putin. Y al minuto 85, cuando la cosa pintaba demasiado fea – tanto que muchos firmábamos el empate – el Cucho Hernández filtra una pelota al espacio que Mina llega tarde y cometiendo falta pero el árbitro pita al revés, dándonos un tiro libre cercano al arco brasilero. Ever Valencia quien había entrado 15 minutos antes le pegó cipote de zurdazo que en colaboración del portero se coló en el arco. Pasábamos a ganar por pura casualidad y nos acomodábamos de nuevo en la tabla con 4 puntos, luego de 7 minutos de paridera.

Acá, aparte de la arepa pisciana (?), hay que resaltar la labor de Daniel Rojano y el Luis Fernando “El Guajiro” Díaz. El primero es un volante de marca que tuvo bastante oficio para taponar la entrada de los mediocampistas y delanteros brasileros. Con la salida de Balanta – por acumulación de tarjeta en dos partidos (!) – se pensaba que ese mediocampo iba a ser una autopista absoluta para el rival, pero junto con Atuesta se comieron la mitad de la cancha evitando que Brasil fuera más peligroso de lo que fue en todo el partido. Pero sobre todo evitando que tuviera menos contacto con la defensa colombiana, ya que esta ha demostrado ser más precaria que las ideas del alcalde de Cartagena.

El segundo jugó de volante ofensivo por las bandas y colaborando en defensa. Le dio un cambio de aire al ataque colombiano con buenas gambetas y grandes recorridos. Sus pies forjaron varios ataques colombianos en el primer tiempo pese a que en ocasiones hizo una demás.

Y así llegamos al partido de la clasificación. Colombia-Chile:

La particularidad de este encuentro se dio porque el Cucho Hernandez, que venía siendo de lo mejorcito, salió de la titular. Aún no se sabe bien por qué, pero el departamento investigativo de La Monserga de Futbol ha reunido suficientes pruebas para concluir que el pereirano cumplió el sueño de cualquier Monserguista de ley: Sí señor, le dijo “chambón hijueputa” al Piscis Restrepo en su propia cara y por eso este último lo puso a banquear. Por tal motivo, al Cuchito, desde esta cuenta se lo apoya ¡¡Pero a full!! (?).

En su lugar entró de titular Ever Valencia, que venía anotando goles en los dos partidos que jugó y este no sería la excepción. A los 4 minutos una jugada forjada entre Atuesta, Obregón y Valencia, terminó en el gol que le daría los 3 puntos y la clasificación a Colombia a segunda fase. Aparte, por medio del mismo Valencia, Atuesta, el Guajiro Díaz, Michael Nike Gómez y el Cucho Hernández -quien entró en el segundo tiempo- se pudo ampliar el marcador pero la mala puntería no dejó que estuviéramos cómodos en el partido y se tuvo sufrir un poco para obtener el resultado. Kevin Balanta estuvo a esto de ser expulsado por doble amonestación en el primer tiempo (!) y en el descanso fue reemplazado nuevamente por Daniel Rojano quien cumplió con creces y para quien suscribe se ganó la titularidad. Chile presionó y tuvo sus opciones al igual que Colombia, pero el arquero estuvo muy fino como en lo que va del campeonato y la pareja de centrales se portó un poco mejor –casualmente hubo un reemplazo, Segura salió para darle lugar a Harold Balanta.

Así clasificamos a segunda fase, con la selección mostrando atributos buenos y horribles. Esperemos que el cuerpo técnico haya revisado y trabajado un poco más para corregir los errores sobre todo defensivos que el equipo posee. No obstante haremos una lista de quienes deben mejorar su rendimiento urgente de modo que puedan colaborar en algo al equipo:

Michael Nike Gómez: El del nombre baldosero del auto fantástico tiene que enchufarse más en todos los aspectos. Se lo ha visto flojo en las diagonales, no va mucho al choque, se ha errado mano a manos con el arquero y no ha creado mucho peligro en general. Ahora que se lesionó Céter la vida le ha tirado un centro y el hombre no lo ha aprovechado del todo. Ojalá se destape en esta segunda fase. El equipo ansía sus goles.

Leysser Chaverra/Anderson Arroyo: La pareja de laterales más floja que yo haya visto en las sub 20 de los últimos 6 años. No defienden correctamente, no se mandan bien al ataque, no cierran la espalda y obligan a los centrales y volantes de marcas a desplazarse a sus zonas para ayudarles en la contención de los ataques. Siendo benévolos, los tipos han estado muy muy defectuosos en sus funciones y lo peor es que el equipo está diseñado para que ellos ayuden en la ofensiva. Dios quiera que ahora rindan un poco más porque cada vez que los atacan han causado más susto que verse el Conjuro solo a las 3 de la mañana.

Julian Quiñonez: Este muchacho cuenta con la confianza del Piscis pero no ha sabido aprovecharla en lo absoluto, de hecho contra Ecuador fue de los peores. Sorprendentemente estaba de titular teniendo a Obregón y al Guajiro en la banca, no obstante ahora que la perdió ha entrado varias veces desde el banco y no se ha visto su aporte en lo absoluto. La verdad tiene que mejorar bastante si le quiere aportar al equipo, ya que suele tomar malas decisiones cuando está en fase ofensiva y sus aportes en defensa son limitados.

Kevin Balanta: Es el capitán del equipo y tiene muchas condiciones, pero tiene 2 defectos: es muy desordenado tácticamente, a veces va a presionar a zonas que no le corresponde quedando fácilmente por delante de la línea de la pelota. Y qué tipo para gustarle jugar con una amarilla puesta. Está comprometiéndose mucho en ese aspecto y puede dejar al equipo con 10 en poco tiempo (contra Chile le perdonaron la expulsión). Su reemplazante, Daniel Rojano, lo ha hecho muy bien sin tanta parafernalia y para mí ya debería ser el titular. Pero bueno, muy probablemente no será así, por lo cual se le solicita a Balanta que mejore sus performances.

Bueno, éste fue un repaso del recorrido de la selección en el presente torneo sudamericano. En conclusión, aguardemos la llegada de una mejoría integral en la selección. Ya que por lo visto en el campeonato, los equipos en general tampoco es que hayan sido una lumbrera, así que si se ajustan ciertos elementos y aspectos -es decir: defendiendo medianamente bien y concretando las opciones de gol- estamos en la pelea no solo de la clasificación al mundial sino del título. Confiemos en que así será.

About GeorgeJR_31
Odontólogo, cartagenero, neobloggero (?). Hincha del América como todo hombre de bien, pero nada termo, solo “peace and love”. Antiguo back central y volante 5. Burro y patadura por partes iguales.

8 Comments on Paso a paso de la sub 20 en la Primera fase del Sudamericano 2017

  1. 1
    ondarru says:

    muy buen análisis de los chiziteros colombiano, jorge

    y que linda esa camiseta azul colombiana…

  2. 2
    YoSoyElCarlos says:

    Buen análisis, George. Me parece o Lara tenía mejor ojo para escoger la gente para estos seleccionados? (o fue muy de buenas con la generación que le tocó).

    • 2.1
      GeorgeJR_31 says:

      El man tuvo suerte con esa generación de 2005. Bastante. Y aunque la idea tampoco es quitarle algún mérito, el hombre también nos dotó de una mano de burros en el sub 20.

      De hecho, nomás recordemos que él fue quién inició a Castillito en selecciones Colombia.

  3. 3
    martincx says:

    Ufff
    No hay mucho que comentar, ya que lamentablemente no he podido ver más allá de un partido.
    Lo que no me queda claro si hay jugadores de la sub 20 de Colombia que ya estén en Europa, claro que eso no es garantía de éxito, pueden haber joyitas escondidas hasta en el ascenso.

    Dicho esto Doc Bilardo (?), ¿Hubo talvez alguna convocatoria que haya sido cuestionada o quizás algún jugador que se haya quedado en su casa cuando bien pudiese estar en el sub 20?

    Saludos

  4. 4
    kadtagenero says:

    Martin… esa selección sub 20 es un rejunte de dos o tres equipos, pero hay varios sub 20 con minutos ya en primera que no los llaman, el dt (y esto viene desde el dt anterior) solo miran a la cantera de dos o tres equipos de su zona de confort, mientras el resto se pierden en la intransigencia.

    Siempre llaman al mismo tipo de jugadores, negros grandes y fuertes, esos se han convertido en nuestro tipo de jugadores, claramente Hernández es la excepción, pero al jugador habilidoso, que la pisa, de poco físico pero de mucha cabeza, no lo tienen en cuenta, Lara (anterior DT) hacía lo mismo, dice mi papá «llaman un montón de negros correlones pero que ninguno sabe jugar fútbol», algo así como los chizitos suyos que solo corren por la banda de Parc des Princes y se estrellan contra las vallas de publicidad que circundan la cancha (?)…

    En fin, todo mal con esa selección, no juega a nada, gana de pura leche y es un fastidio ver sus partidos, no paran un balón, no dan tres pases seguidos… seguro que ni se les para (!?!?!) Igual, ojalá le ganemos a todos y al menos vayamos al mundial para que el oso sea mundial… Saludos…

  5. 5
    Edogarudo says:

    Completísimo don George. Es una mugre lo del Pixie hace rato. Y creo que aunque el trabajo de Lara también era opticamente meh (?), creo que si escogía otro tipo de jugadores que jugaban a otra cosa, y no tanques y/o correlones.

Responder a martincx Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: