La Monserga inclusiva: la B también hace parte del fútbol colombiano, malditos insensibles

¡Tantas cosas que pasan seguido en Colombia pero nadie les para bolas ! No, no me refiero a la corrupción a todo nivel institucional, ni a los problemas sociales no resueltos, ni a la paulatina imposición de la agenda de la ultraderecha en los temas de gobierno e instituciones, ni al olvido de las regiones apartadas del país – ergo, las que no representan votos -, ni pequeñeces similares….sino del campeonato profesional de la Primera B del fútbol colombiano 2017, esa nena buena gente y parchada de veintitantos que se la pasa tomándose selfies con cara-de-pato para demostrar que es bien, y a pesar que nadie le para bolas sigue andando por la vida tranquila y orgullosa, desafiando a todos los que la ignoran porque sabe que en el fondo algún día muchos vamos a prestarle atención.

Por ejemplo en este respetado y arcano espacio del saber hemos hablado de los orígenes y de la historia de la segunda categoría del FPC en varias ocasiones, pero no nos hemos tomado el trabajo de ver en qué anda hoy. Sobre todo este año en el que un prestigioso inquilino que llevaba cinco años viviendo ahí se fue a un mejor barrio, le hemos perdido el rastro a nuestra querida Primera B: ya no sabemos quién va de líder, no nos enteramos de qué conocidos andan en horas bajas, y ni idea de qué jugadores están ganándose la quincena en peladeros como Magangué o Floridablanca. Por esto es que nos dimos la tarea de averiguar cómo va el asunto este año en la Primera B de la Dimayor para compartirlo con ustedes a modo de información general; ya ustedes verán cómo la usen en momentos estratégicos de su vida – en entrevistas de trabajo o al intentar caerle / dejarse caer de alguien del sexo opuesto / igual, o en eventos de alta sociedad.

Un viejo conocido: el Cúcuta Deportivo, caído en desgracia incluso más de lo que nos tiene acostumbrados. Acá peleando con el Real Santander en Zipaquirá

El formato de la competición

Cómo habrá sido la abominable churreteada del Deportivo Pereira el año pasado que cambiaron el formato del torneo para evitar que otro pase esa vergüenza: desde este campeonato asciende el campeón (ajá, en torneos de la Dimayor es necesario aclarar hasta esto) junto con el que gane un playoff entre el subcampeón del año y el mejor ubicado en la Reclasificación (esto es nuevo). ¿Y cómo se define el campeón del torneo? Para bolas: cada semestre se agrupará a los ocho primeros clasificados en cuatro series con juegos ida y vuelta; los ganadores pasan a la semifinal y de ahí a la final, en la cual el sobreviviente vencedor será el campeón-sin-corona de su respectiva mitad de año. Al final del mismo los respectivos (extiendo los dedos índice y medio de ambas manos, las muevo hacia arriba y abajo repetidamente) campeones (hago lo mismo) se enfrentarán en la Gran Final Gran por el título la categoría de plata (?) del fútbol colombiano en 2017. Pero al final (valga la redundacia), el título de campeón de la B le vale verga a todo el mundo: lo importante es que da el primer cupo directo al ascenso para 2018.

Ahora, el segundo cupo a la A. Como todos sabemos, en el fútbol colombiano no es taaaan absoluta la relación entre «campeón» y «mejor equipo del año», así que de algún modo la Dimayor quiso darle la oportunidad a esos equipos que tuvieron su única mala racha precisito en las finales, o que son muy regulares pero no les va tan bien en play off, o  que se cagaron simplemente, o al Pereira. Por lo que el otro puesto al ascenso se definirá en otro play off entre el perdedor de la final del año y el mejor de la reclasificación – descontando a los dos finalistas, obvio, bobo. Para este servidor este sistema es mucho mejor que la vaina esa absurda del año pasado de darle el ascenso a los dos ganadores de cada uno de los grupos de la final, los que después iban a jugar, ya ascendidos y enguayabados, por el título del torneo en una final más inoficiosa que el Parlamento Andino. Además se compensa de alguna manera el tan fútbol_colombiano sistema de playoff y/o cuadrangulares para definir un campeón, que puede ser más emocionante pero deja mucho más campo al azar.

¿Dudas? Por allá nos pregunta el señor del fondo que qué pasa si el mismo equipo gana los dos semestres. Fácil: obtiene el ascenso directo; el play off por el segundo cupo a la A será disputado por los dos mejores equipos de la reclasificación aparte del campeón. Ah, como sabemos, no hay descensos en la B, por lo que un equipo puede no hacer ni mierda varios años seguidos y seguir ahí tan campante hasta que venda la ficha.

Aqui la explicación gráfica del sistema de competición, gracias a los muchachos de la Dimayor

Todo claro. Ahora, ¿qué equipos participan en 2017?

Con gusto, pelao. Los participantes de este año presentan la tradicional mezcla entre viejos conocidos caídos en desgracia + relativamente veteranos participantes que no han podido/querido despegarse de la B + nuevos con menos convocatoria que un festival de música llanera en Sampués (Sucre). Mejor veamos la tabla de posiciones – actualizada hasta el fin de semana pasado – y revisemos los equipos con base a esta para separar a los exitosos de los fracasados:

Tabla tomada de acá

El lote de punteros

Tres equipos son los que a la fecha lideran el campeonato de manera más o menos consistente.

Lo del Deportivo Pereira no sorprende teniendo en cuenta su presente desde hace un par de años. Pero si debe ser muy jodido en estos momentos ser hincha del Pereirita, que si toda la vida ha sido una mierda duro serlo, ahora imagínate después de venir con semejante antecedente de cagadas por dos años seguidos, una más ignominiosa que la otra. El club es uno de los de mejor nómina (si no el mejor) de la categoría, con tipos que no son estrellas rutilantes del fútbol mundial pero que para la B colombiana son Zlatan Ibrahimovic. Como el portero argentino Matías Degra (uno de los cuatro extranjeros del equipo), que cambió más de diez años de experiencia en las ligas de Grecia, Chipre, Portugal y Moldavia para venir a vivir en Pereira, o el veterano de mil años en el Chicó Edwin Móvil, o el lateral ex-Pasto John Montaño. O sea, no es ufffffffffff qué catrehijueputa combo, pero sí está lleno de gente rendidora para el nivel de la B y sobre todo, con mucha cancha y experiencia, cosa que precisamente es lo que más le ha hecho falta a los Matecañas en estos dos últimos años.

Como sabemos todos, juegan de local en el Hernán Ramírez Villegas, remodelado hace algunos años. El DT encargado de quitarse la sal es el ex-Tiro Federal y Talleres Alberto Bulleri, rosarino élCon este serían tres DT argentinos en el mismo número de años: Hernán Lisi 2015 – Néstor Craviotto 2016 – Bulleri 2017, y si este último es de la escuela bielsista ya podemos olvidarnos de ver al Pereirita celebrando a fin de año. Hasta ahora ha dirigido bien, de tal modo que van de líderes de manera sobrada, con mejor Gol Diferencia, segundos en GF y GC y menos partidos perdidos. Pero también ha sido protagonista por haberse liado a trompadas (?) con su colega del Quindío Alberto Suárez en el clásico regional hace tres semanas. Suárez declaró que estaba molesto porque el DT de Pereira provocó a la hinchada de Armenia; miremos la siguiente foto a ver si podemos encontrar una pista sobre la veracidad de tales afimaciones:

Mmm, sí, es probable que Bulleri esté desafiando a la tribuna

Sea como sea el equipo sigue tranquilo: el finde pasado derrotó de visitante 3-1 a Unión Magdalena, y además tiene uno de los goleadores del torneo: el ex-Cali (x 4) y Cortuluá Harold Reina.

REAL SANTANDEREl escolta del torneo es el sorprendente Real Santander de la coqueta (?) ciudad de Floridablanca del mismo departamento. El club fue fundado como tal en 2002 (¿Por qué lo de «Real«? Ni puta idea), pero solo hasta 2006 se hizo profesional al adquirir la ficha que le pertenecía a Pumas de Casanare, y desde su fundación ha alternando buenas con regulares (incluso por tres años tuvo el mismo convenio con el Atlético Ardila Lulle que tenía Alianza Petrolera). Por ejemplo el año pasado terminó antepenúltimo en la tabla general, por lo que llama la atención esta – hasta el momento – campañota que vienen haciendo en el torneo. Sí, falta mucho y blablablá, pero igual no se esperaba que les fuera tan bien de un día para otro: son el equipo con menos GC del torneo, y en ataque destacan con el oportunismo de Luis Ferney Ríos, delantero con experiencia variada en la B – y de equipos de la A como el Deportivo Cali en 2013 – con cuatro goles.

Juegan de local en el estadio Álvaro Góm*z Hurt*do con capacidad para 12,000 espectadores, reformado después del paso de Postobón por allá, y mira que también esa maligna corporación es capaz de hacer obras buenas de vez en cuando. De su hinchada, según wikipedia, se dice que «(…) posee una barra de aficionados de cerca de veinticinco mil hinchas«…. ¡Chúuupate esa! Hasta hace un par de fechas estuvieron de líderes e invictos, pero dos partidos de tres perdidos lo bajaron de la punta. Igual tienen cara de llegar a finales de la mano de su DT Víctor González.

El DT de Real Santander se parece a Torrente, y no me refiero al DT argentino sino al español de las películas….

 

En este estadio con nombre de hijo de un fascista ultrafanático asesino que fue presidente de Colombia juega como local el Real Santander

El pelotón de perseguidores

A los dos de la punta lo persiguen cuatro equipos  separados entre sí por dos punticos. El tercero es otro conocido: el Deportes Quindío que por muy poco estuvo a esto de seguir haciendo sufrir a los hinchas del América en la B por un año más. Desde su segundo descenso en 2013 los cuyabros no han podido volver a subir, por lo que se espera que este año lo logren para felicidad de los miles de hinchas que tienen en Armenia de los cuales 50 van al estadio. Su DT es el veterano Alberto Suárez al que podrás criticar lo que quieras pero no de saber trabajar en equipos de este perfil. Son el equipo más goleador del torneo con 19 goles, de los cuales entre la pareja ofensiva Gustavo Torres (ex-Universitario de Popayán) y Deiner Quiñonez (ex-Tolima) han aportado siete.  A propósito del equipo payanés: ¿cuántos jugadores de su nómina actual vienen del Universitario? Veinte (!!!). PUEDE SER que tenga que ver con que el dueño de ambos equipos sea el mismo… Otro dato de, ehhhh, ¿interés? es que cuentan con un brasileño, un tal Patrick Teixeira, procedente de la liga de Malta. Sí, en serio

LLANEROS FCOtra sorpresa es Llaneros de Villavicencio, que también el año pasado terminó al fondo de la tabla (penúltimo) pero que en esta se ha puesto las pilas gracias a inver$iones de la alcaldía y gobernación, que se tradujeron en nuevos jugadores y en la contratación de su DT, el famoso Jairo «Viejo» Patiño.

El club no tiene nada que ver con Alianza Llanos, Unión Meta ni alguno de los viejos intentos de clubes profesionales en la capital del Meta: usa la ficha de Academia F.C, el otrora «Equipo Mandarina» desde 2012. Tal vez por eso es que el club llanero usa como uniforme principal el naranja en su camiseta. color que no tiene ni mierda que ver con la ciudad o el departamento.  No tiene muchos jugadores conocidos: salvo algunos como el ex Cali y Uniautónoma Deiber Ballesteros la mayoría de la plantilla es sub 23. Pero le ha alcanzado para hacer una buena campaña. Juegan en el estadio Manuel Calle Lombana (aca Estadio Macal), con capacidad de 15,000 cristianos.

Llaneros enfrentándose al Deportes Quindío en el McAll, digo Macal

Llama la atención también ver arriba de la tabla a dos hijos-bobos de ciudades con fútbol tradicional: el Orsomarso y el Barranquilla FC. El Orsomarso Sportivo Clube (que sí, que así se llama, hay que decirlo con acento calabrés) está dirigido por la vieja gloria Alex Escobar, y con el aporte de pelaos en formación + veteranos de mil batallas como Alex «El Conejo» Jaramillo o el delantero Efraín Viáfara (en su equipo número 18) va cumpliendo hasta ahora de manera decente. Son locales en el estadio Francisco Rivera Escobar de Palmira, escenario que muy probablemente ha visto más equipos jugar que el propio Wembley. El Barranquilla F.C. en la práctica es la filial del Junior, por lo que el total de su nómina es sub 23.

Los que no hacen ni mierda

Entre el lote de equipos que pertenecen a la categoría «no estoy peleando la punta pero tampoco doy vergüenza» se destacan varios conocidos. El Boyacá Chicó no está decididamente mal pero al parecer los resultados no tienen conforme a la junta directiva de la institución, compuesta por los señores Eduardo Pimentel, Eduardo Pimentel, Eduardo PimentelEduardo Pimentel. Así jueque renunciaron al DT uruguayo Nelson Olveira (que declaró «Como yo no sirvo para llevar de la mano a los jugadores, mejor renuncié«) después de una brava derrota 4-0 ante Patriotas por Copa. Por el momento el equipo está dirigido por otro ex-jugador de la A: John Jaime «La Flecha» GómezFortaleza es de esos de los que nada se espera y efectivamente nada hace. Está jugando en Zipaquirá – compartiendo suerte con otro que mencionaremos abajo – al que convoca la misma cantidad de público que cuando deambuló ocasionalmente en la A. Su nómina este año incluye algún conocido como el muy, ehhh, recordado por la hinchada del América Tardellis Peña. Por estos días es más mentado por el hecho que su accionista mayoritario es un señor llamado Jorge Enrique Moreno, conocido menos por sus negocios que por ser el papá de esta pelada. Su entrenador lleva varios años en el club haciendo de formador y de bombero con nombre propio para un club de estos: Carlos Barato.

Orsomarso (de azul) y Fortaleza dándose garra en Palmira

Al final de ese angustioso tour que comenzó en Bello y pasó por Turbo, La Ceja y Envigado, Leones FC al final se acomodó en el estadio Ditaires de Itagüí. El que supuestamente es el único club que ha participado en la B desde su primer torneo en 1991 – digo «supuestamente» porque es la misma ficha que usó el viejo Deportivo Rionegro de la Copa Concasa – afronta el campeonato con mayoría de juveniles y sin mucha bulla. El Valledupar F.C. anda muy a los tumbos y ya se comió al DT con el que comenzó el torneo, el ex-defensa del Junior David Pinillos, reemplazado por el ex – campeón sudamericano prejuvenil de 1993 Wilberto Pana. En este equipo es en el que continúa jugando el veterano delantero Martín Arzuaga, que con sus compañeros Norvey Orozco (atlanticense) y Carlos Oñate Socarrás (con ese apellido uno se lo imagina tocando acordeón en un patio de tierra tomando whisky) llevan 10 de los 15 goles del equipo.

Los que si están bien hundidos en la mediocridad son los conocidos Unión MagdalenaCúcuta Deportivo. Los samarios llevan ya once años sin poder salir de la B, y la verdad tienen cara de pasar al menos uno más: este año ya se fue su primer DT, el argentino Gustavo Onaindía. Para rematar hace varias temporadas que no juegan en Santa Marta debido – en teoría – a daños/arreglos en el venerable Eduardo Santos, por lo que ya nos acostumbramos a ver al equipo vagar por estadios igual o peor hechos mierda como el de Riohacha, Ciénaga o actualmente Magangué. Su DT actual es otro ex-jugador ochentero, Nilton Bernal y sus goleadores son el paraguayo Marco Prieto y el argentino Brian Flores. Los Motilones andan igual de jodidos y aparte se pegaron de la nefasta costumbre de los clubes colombianos de irse de donde son: este año son ¿locales? en el estadio Héctor «Zipa» González de Zipaquirá. El presente del club rojinegro es una mierda comparable a lo peor de su pasado (o sea, el 95% de su historia (?)), y en gran parte esto es mérito de su presidente el impresentable José Cadena.

Atlético FC vs Unión Magdalena en el Pascual Guerrero. Lástima que no salieron las tribunas en la foto para pillar a la fanaticada alentando

Los que están más llevados que un hp

Y por último mencionaremos a los cuatro más horribles de la horripilancia (porque hay que ser malo para estar de coleros en la B colombiana, te digo…): Universitario de Popayán, Atlético FC, Bogotá FC y Real Cartagena. De los tres primeros mencionados no se hace mucho drama, pero llama mucho la atención el horrible torneo del Real Cartagena, último cómodo a pesar de tener conocidos como Steven Tapiero, Jairo Roy CastilloJohn Geiler Mosquera…. ehh, ahora que veo esos nombres cambiemos el «a pesar de» por un «debido a«… Pero en serio, con su nómina el hecho de estar últimos con un solo triunfo en once partidos (!!!) no tiene explicación, a menos que pensemos en una cama con colchones Comodissimo a su DT José Fernando Santa

Una postal de nuestra B: Cúcuta visitando a Universitario en la rupestre cancha de Popayán…. no se ve en la foto, pero seguro un gallinazo está montado en el muro de al fondo…

Nota: Las fotos y parte de la información se tomó del sitio Código Fútbol, la página que lleva varios años matándose para informar de nuestra querida B

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

10 Comments on La Monserga inclusiva: la B también hace parte del fútbol colombiano, malditos insensibles

  1. 1
    carlos corredor says:

    ¿Que pasa si el perdedor de la Gran Final Gran es el mejor de la reclasificaciòn, o en su defecto el segundo si es que el campeòn es el primero?

    ¿Igual le toca jugarse, bien mamado después de una final, el segundo cupo para el ascenso con el tercero de la reclasificaciòn que viene más descansadito?

    Aaahhhh…y bien venido maestro. Ya me tenía preocupado.

  2. 2
    U Rola says:

    Buenas.

    1° Como todo aquí, me voy a guiar por el FM: no sabía que Edwin Móvil -quien anduvo por Belgrano- y Olveira -yorugua viejo con stats de pegador pero mas lento que una carreta del XIX- aún seguían vivos. De Patiño no me extraña, estoy seguro que mis nietos lo verán vivo y tendrán el deleite de putearlo (?).

    2° El Santa DT del Cartagena, ¿es el jugador de Naciomal verde y pura (?) de los 90?

    3° Viendo que por allá los equipos se trasladan y desaparecen como campesino en terrenos de paras y FARC (?) ¿que es de la vida de equipos como Expreso Rojo y Centauros Villavicencio?

    4° Un torneo de 16 equipos a dos ruedas, daría un total de 30 fechas. ¿No era mas fácil eso, sacar un campeón de ahí y luego un Reducido con los ocho de abajo?

    • 2.1
      YoSoyElCarlos says:

      Gracias joven, pase, siga siéntese.

      2) El mismo.
      3) Centauros le vendió su ficha (que es el derecho de un club a participar del torneo profesional, algo así como un cupo) al Universitario de Popayán, que aún la tiene.
      Expreso Rojo se cambió el nombre a Tigres, y con esa denominación ascendió de manera sorpresiva a la A para jugar este año.

      4) Sí, pero recuerda que estamos hablando de la Dimayor, la entidad que toma cualquier decisión menos la más lógica o sencilla.

  3. 3
    martincx says:

    Creo que la última vez que tuve conocimiento superior al 5% sobre la B Colombiana fue cuando el América era huésped incómodo en esa categoría y le inventaron el cuadrangular «A ver si así subes de una puta vez» Interesante leer sobre ese submundo.
    Se agradece el esfuerzo informativo monserguil.
    Buen día.
    PD: Si hubiesen escrito luego del triunfo a domicilio que nos propinaron venía a dar la cara más pronto.

  4. 4
    kadtagenero says:

    Por fin un post Ysec, ya no quieres trabajar.

    Ya lo leo, he estado ocupado, pero seguramente será excelso como todos, así que de antemano, felicitaciones.

    Hablando de cosas mas importantes, nunca hicieron post de la libertadores no? putos (?), quería (quiero) martirizarme con sus agudos comentarios sobre la verguenza de mi equipo contra los tucumaníes, la aterrizada de barriga de millonarios y lo que hasta ahora hacen los paisas y santafecito (?)

    Que bueno leerlo, saludos y ojalá tengan una diarrea profunda los jugadores del mio, a ver si ponen a los del barranquilla al menos compa… que forma de dar pena este año, está bien que somos la alegría del FPC y les damos motivos para sonreír, pero tampoco llave… tampoco les demos tanto…

  5. 5
    Carlos says:

    Hola, mi nombre es Carlos Salcedo y vivo en los exteriores. Despues de 25 anos tengo planeado un regreso a mi tierra y bueno, me gustaria saber para planear con anticipacion si algo se sabe del partido de despedida de Osvaldo McKenzie. Me gustaria mucho que El Verde recordara con jubilo a este idolo, ojala no se le a delante el Junior. Si alguien me puede tirar el dato se lo agradezco, como les digo, llevo tiempo por fuera de Colombia y estoy un poco desconectado de la realidad. Un abrazo y muy buena la pagina.

  6. 6
    CarlosF says:

    Vea maestro, yo no soy elitista ni agrandado, por eso para mi ambos torneos; el conocido como «la A» patrocinado por bebidas y «la B» patrocinado ni idea por quien, son exactamente iguales, ante mis ojos son iguales (aclarar que por lo bajo) por eso mismo debería hacer la misma entrada pero para la elitista A (que es como una gomela clase media)

  7. 7
    Felo Arias says:

    Master, pero hablar de la B es hablar un poquito de:

    Corrupción a todo nivel institucional, problemas sociales no resueltos y olvido de las regiones apartadas del país. Y el punto 3 ahí medio lo representa Pimentel (?).

  8. 8
    Fidox says:

    A mí, el DT del Real Santander se me parece más a nuestro estimado Eltharion…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: