Grandes Jugadores Infravalorados: Wesley Sneijder

Después de mucho tiempo continúa la serie que le gusta a la gente de aquellos futbolistas que por alguna extraña razón no han tenido el reconocimiento necesario aun siendo unos monstruos. En este caso se le hará homenaje a un jugador que aun padeciendo múltiples lesiones a lo largo de su carrera a nivel de clubes lo ganó todo, a nivel de selección estuvo a ESTO de conseguir el máximo galardón del fútbol, siempre ha aparecido en partidos importantes y tiene una admirable facilidad para hacer goles espectaculares, como se diría por ahí: no hace goles, sino golazos. Póngase de pie para aplaudir al gran Wesley Sneijder.

Momento de gloria…

Wesley Benjamin Sneijder nació en Utrecht, Paises Bajos (aka Holanda) –paisano del Gran Marco Van Basten-, el 9 de junio de 1984. Siendo el segundo hijo que tuvieron Barry y Sylvia Sneijder. Fue criado en una familia clase media donde se respiraba fútbol. Tanto su padre como sus tíos lo practicaron en la juventud -su abuelo fue DT a nivel amateur- y ni él ni sus hermanos Jeffrey y Rodney iban a ser la excepción. Cuenta doña Sylvia que el primer juguete que pidió Wesley fue una pelota de fútbol y siempre manifestó sus ganas de convertirse en jugador profesional. Desde muy niño estuvo pateando balones por el barrio con sus amigos y su hermano mayor, Jeffrey. Siempre jugando contra chicos mayores, Wesley ya dejaba con la boca abierta a los padres de los otros niños cuando a los cinco años empezaba a jugar precozmente por las calles de Utrecht. Desde las tres de la tarde, hora en la que salía del colegio, no tenía otro pensamiento que no fuera el de coger el balón y empezar a dar sus primeras patadas. A los 7 años se fue a probar al Ajax de Ámsterdam y fue escogido en seguida. Derecho de pierna, su vida cambió cuando ingresó en aquellas canteras. Allí los técnicos informaron a sus padres que era muy bajito, pero que tenía una calidad tal, que en su fútbol, la altura no importaba. Le tocó dejar el hotel mamá siendo solo un niño pero con un norte innatamente establecido. Desde su ingreso en el Ajax, Wesley se destacaba por su dominio de pelota con la pierna derecha, pero se le complicaba con la zurda, algo que desesperaba tanto a los entrenadores como a él. Eso lo molestaba demasiado y muchas veces ha comentado que después de cada entrenamiento se quedaba pateando frente a una pared. Le pegaba con la zurda y con la derecha, con la zurda y con la derecha. Así, largas horas pateando contra un muro de ladrillo que le devolvía el balón obligándole a no parar nunca y gestando a un ambidiestro de clase mundial. Se ve que algo aprendió

Mira lo que son esas canteras. El Envigado de allá (?).

Estando en las inferiores de “Los Hijos de Dioses” afinó la visión de campo, la pegada, la habilidad con la pelota y otras virtudes, convirtiéndose en un jugador con un potencial impresionante. Debutó a los 18 años en la temporada 2002-2003 contra el Willem II de Tilburg de la mano de Ronald Koeman, quien venía escuchando rumores que en las inferiores había un pelaito corto de estatura pero con un gran talento. No le costó mucho quedarse en el primer equipo aun cuando compartía plantel con tipos como Van der Meyde, Chivu, Pienaar, Ninel de Jong, un tal Zlatan Ibrahimovic y otro bebé de brazos llamado Jari Litmanen. Tardó solo 1 mes en anotar su primer gol, fue al Groningen por los cuartos de final de la KNVB Cup –algo así como la Copa Colombia de ellos (?)- abriendo el marcador en una goleada 4-1. Su primer gol en Liga fue al NAC Breda donde golearon de visitante 3 a 0. No obstante les tocó morder el polvo en las semifinales de la copa (contra Feyernood). Así como también en la liga (Campeonó el PSV) y fueron eliminados en Cuartos de Final de la Champions por el Milan de Ancelotti estando a 2 minutos de la clasificación ya que habían empatado en Amsterdam sin goles (en lo que fue el debut en dicho torneo para Sneijder) y hasta el minuto 90 iban 2-2 en Milán. Sin duda fue una verdadera lástima ese resultado, pero, en el fondo, nuestro homenajeado debió sentirse muy orgulloso de haber enfrentado al Rossonero con tan corta edad y luego de haber admirado a dicho equipo desde la infancia.

En la temporada siguiente el Ajax quería sacarse la espina de no haber ganado nada la temporada anterior y lo logró en la Liga. Siendo el primer título oficial para Wesley, anotó 10 goles en la temporada y fue figura no solo de su equipo sino del campeonato. Lo que le valió para quedarse con el Premio Johan Cruyff al mejor jugador de la temporada con 19 años. Sin embargo, ni en la Champions ni en la KNVB Cup pudieron hacer algo de servicio, ya que en la primera quedaron últimos en la fase de grupo –no les alcanzó ni para pegar Copa Uefa– y en la segunda los eliminaron en 8vos de final. En la temporada 2004-2005 Ajax no hizo una soberana mondá nada ni en Copa, ni en Liga (quedó de segundo y le sacaron 10 puntos), ni en champions donde quedaron terceros y fueron a la Copa Uefa, en la cual los despachó de entrada el Auxerre francés. Solamente les quedó el premio de consolación del Johan Cruyff Shield (la Super Copa de allá). El bueno de Wesley esa final no la jugó, de hecho tuvo una temporada discreta, aunque consiguió marcar su primer gol en la Champions. Para la siguiente temporada (2005-2006) ya había ocurrido un cambio de técnico -Koeman pidió la renuncia por los malos resultados- y arribó al club otra gloria del pasado: Danny Blind, pero las cosas mejoraron un poco nomás porque pese a quedarse con la KNVB Cup y la Super Copa, en la Liga quedaron de segundos nuevamente a 10 puntos (!) del campeón PSV y en la Champions los eliminó el Inter en 8vos de final (Wesley se perdió ambos partidos por lesión). Todo esto siguió dejando un sabor a muy poco ocasionando la salida de Blind, pero nuestro homenajeado volvió a destacarse anotando 13 goles en la temporada, siendo la figura del equipo y comenzó a llamar la atención de equipos de afuera. La temporada 2006-2007 sería la última en el equipo de Los Judíos, puesto que en España se estaba comentando mucho acerca de un jugador que tenía un misil en ambas piernas, era atrevido para jugar, tenía claridad para asistencia y no arrugaba en los partidos importantes. Ya poseía la camiseta número 10 y era el conductor del equipo. Quedaron de segundos en la liga por 1 gol (!!) de diferencia, luego de tener un mal comienzo al hacer una de las remontadas más épicas que se recuerden en la historia de la liga de Holanda. En la copa salieron campeones, en la supercopa también y en la Copa Uefa los eliminó el Werder Bremen en 8vos de final. Al terminar esa temporada, Sneijder fue nombrado el mejor jugador del equipo, anotando 23 goles en 56 partidos –uno de esos es muy recordado en la historia de los clásicos contra PSV-, dando muchas asistencias y listo para dar un paso más grande en su carrera.

Rompiéndola en Ajax.

En la temporada 2007-2008 fue el Real Madrid quien lo contrató por 27 millones de euros, en la que fue en ese momento la transferencia más cara de la liga de Holanda (solo superado por Van Nistelrooy al Manchester en el 2001). Ahí le tocó compartir plantel con 3 compatriotas más: Robben, Van Nistelrooy y Drenthe. El entrenador era Bernd Schuster, le dio toda la confianza poniéndolo de titular desde el principio y el holandés le respondió, pero en la recta final de la temporada se lesionó una costilla en una práctica y se perdió los 8vos de final de la Champions frente a la Roma -estuvo 6 semanas sin jugar-. El equipo romano los eyectó ganándoles de local y de visitante y ya se empezaba a hablar de crisis en la casa blanca aunque les quedaba la Copa del Rey y la Liga. En la primera los eliminó el Mallorca (!) en 8vos de final, pero terminaron obteniendo con la Liga a falta de 3 fechas en la cual el Barcelona tuvo que hacerle el famoso pasillo -y se comió severo baile- lo cual apaciguó la rabia de la hinchada más llorica del mundo. Al final Sneijder terminó con 38 partidos jugados y 9 goles en la temporada. Nada mal para ser la primera y todo pintaba con un buen panorama. Para la 2008-2009, en un partido amistoso contra el Arsenal se rompió el ligamento cruzado de la rodilla izquierda que lo tuvo 4 meses fuera de las canchas. Para rematar, cuando regresó le entregaron la camiseta #10 que había dejado Robinho y la cosa pasó de castaño a oscuro (todo hombre de bien sabe que la #10 del real Madrid está más salada que el mar Muerto)…y efectivametne le fue muy mal esa temporada: 2 goles en 27 partidos, no muchas asistencias y para colmo de males el rival de toda la vida ganando TODO, cosa que le pusieron el cartel de transferible ipso facto. Aparecieron muchos en la puja, pero fue el Inter de Milan quien se quedó con el hijo de Don Barry y donde desplegaría todo ese potencial guardado…

Momento exacto donde firmaba su salida del Real Madrid

“Salir de Madrid no es una derrota en mi vida, me han tratado muy mal, pero prefiero no hablar, de verdad. El Inter es uno de los clubes más grandes del mundo, desde hace cuatro años que han sido campeones italianos, y estoy orgulloso de llevar La camiseta de Nerazzurra, es un año de la Copa Mundial y quiero ir allí como protagonista»

Con esa venta de humo declaración se presentaba en sociedad ante nosotros los hinchas (?). No parecía una mala contratación -15 millones de euros costó el traspaso, teniendo recorrido y siendo joven aún- pero todos los ojos iban a estar puestos en él. Llegaba a un equipo que se estaba paseando con el miembro erecto (?) por el Calcio hacía 4 temporadas y al no encontrar rival en la península itálica todo el mundo le exigía un título en Europa. Ese plantel tenía un potencial bravo, de igual modo llegaron otros que, Junto con Sneijder, le dieron un salto de calidad: Milito, Eto’o, Lucio, Thiago Motta, Pandev. Todo esto junto a la sapiencia de ÉL hacía que las ilusiones de los tifosi para la temporada 2009-2010 estuvieran por las nubes.

La campaña comenzaba de gran manera para Wesley, ya que su debut se daba en el Derby de la Madonnina, donde bailaron al Milan (que hacía de local) con 4 a 0. «Tú juegas mañana de titular. Desde el primer minuto. Confío en ti, confía en que vas a ganar el derbi», le había dicho Mourinho la noche anterior sin tener una sola práctica con el plantel y el holandés respondía jugando un partido maravilloso. Desde ese momento se vio lo que quería el entrenado portugués de él: que fuera la manija del equipo, que llevara los hilos del ataque. De hecho, no anotó pero fue de los más destacados del partido, poniendo a volar al arquero Rossonero en más de un par de ocasiones y haciendo expulsar a Gattuso en el primer tiempo. «Todo lo que ocurrió después, todo lo que ganamos juntos, es consecuencia de aquel día. Desde que me dio esa confianza. ¡Era como si jugase desde siempre con el Inter y como si Mourinho fuese mi entrenador desde hacía muchísimos años!», diría tiempo después explicando el porqué de su éxito.

Su primer gol se lo marcaría al Udinese en un partido durísimo que terminó ganando Inter 2-1 con un gol sobre la hora de nuestro homenajeado y que catapultó a su equipo al liderato del Calcio. El segundo gol fue contra el Catania en otro 2-1, un tiro libre magistral. En dicho torneo siguieron haciendo las cosas bien y se afianzaron en la punta. Sin embargo en la Champions las cosas no arrancaron de gran manera: le había tocado en el mismo grupo con el actual campeón (el Barcelona de Guardiola) y en el debut les sacaron un empate en el Giuseppe Meazza a 0 goles. En la siguiente fecha le tocaba el Rubin Kazan de visitante y terminó 1-1 (Sneijder no jugó) y en la tercera fecha recibían de local al Dynamo de Kyev en lo que debía ser el partido ideal para cuadrar caja, pero nada: empate a 2 goles terminó el encuentro –estuvieron en ventaja dos veces y Sneijder puso la asistencia el segundo gol-. Eran 3 puntos en 3 fechas, la cosa comenzaba a pintar fea para los dirigidos por Mourinho y se venía un partido de “6 puntos” contra el Dinamo de Kyev en Ucrania para seguir con vida o quedar virtualmente eliminado -luego se venía el Barcelona en el Camp Nou-. El partido comenzó mal para Inter, cuando el gran Andriy Shevchenko los vacunó de entrada provocándoles a los tifosis interistas un deja vu de años anteriores y obligandolos a empezar a sacar cuentas con calculadora, pero apareció la figura de nuestro héroe –se estaba jugando un partidazo- quien a falta de 4 minutos para el final se vistió de Marlos Moreno (?) al asistir con maestría a Diego Milito para empatar el partido. Inter se animó mucho más y faltando 2 para el final fue el mismo Sneijder quien marcó el tanto de la victoria que los hizo cuadrar caja absolutamente en un partido que, por raras desatenciones en defensa, fácilmente hubiesen podido perder. Luego fueron al Camp Nou, Barcelona los derrotó 2 a 0 (tampoco jugó Wesley) y se jugaban todo frente al Rubin Kazan de local. El partido lo arreglaron fácil desde el comienzo con goles del inmenso Samuel Eto’o y Balotelli cuando aún no era un bluff. De este modo se clasificaban como segundos a la siguiente ronda, además terminaban la primera mitad de la temporada siendo líderes en el Calcio y todavía daban pelea en la Coppa Italia donde eliminaron al Livorno 1 a 0 en octavos de final. ¿Gol de quién? De nuestro héroe por supuesto.

Celebración con beso anillo y mirada al palco donde está su más acérrima fanática.

Los agarraba la otra mitad de la temporada peleando en los 3 frentes y no sería nada fácil. En la Champions, el sorteo quiso que le tocara contra Chelsea en 8vos, en la Copa les tocaba la Juventus y en el Calcio la Roma le pisaba los talones en el segundo lugar. No obstante el Inter, con Sneijder capitaneando ese barco, no aflojaría –de hecho, en un partido apretado se despachó con doblete de tiro libre (!) y salvó las papas-. Todo marchaba igual y llegó el partido de ida contra Chelsea; Inter ganó 2-1 con goles de Milito y Cambiaso (ambos gestados por nuestro héroe) y en el partido de vuelta Inter ganó por la mínima diferencia un encuentro bastante apretado con pocas chances de lado y lado. El gol lo marcó el inmenso Eto’o, pero hay que ver el pasezote que metió Wesley Benjamin para dejar solo al camerunés y asegurar la clasificación. El sorteo quiso que se viniera el CSKA Moscú en los cuartos de final, pero 3 días antes de esa cita debían ir al Olímpico de Roma a mantener el liderato frente a la Roma. En dicho partido Inter terminaría perdiendo 2-1, aunque tuvo muchas opciones, casi todas gestadas por Sneijder –el empate vino de una asistencia suya-,  terminaron siendo derrotados y perdiendo la punta que habían poseído desde la fecha 7. De igual modo en Champions se desquitaron ganando 1 a 0 tanto en Milán como en Rusia (gol de Sneijder) y se venían las Semis…

Respecto a la liga había desazón por haber perdido el primer lugar, pero los de Mourinho no bajaron los brazos y ganaron los demás partidos esperando una caída de la Roma. Hasta que esta por fin llegó. En la fecha 34 los romanos recibían a la Sampdoria en el Olímpico y consumando una pecheada de aquellas caerían 1-2 perdiendo la oportunidad de enfilarse como líderes en la recta final de ese campeonato. Inter retomó el liderato y siguió ganando partidos teniendo a la Roma a 2 puntos quien rogaba por un milagro. No tenían margen de error por lo cual no volvieron a perder y obtuvieron el Escudetto en la última fecha derrotando de visitante al Siena por 1 a 0. Pero antes de eso, en la Copa Italia se habían comido a la Juventus en cuatro cuartos, a la Fiorentina en Semis y a la Roma en la final en pleno estadio Olímpico y haciéndola subcampeona por partida doble esta temporada. Todo sonreía para los Neroazzurri luego de meter Calcio y Copa Italia, sin embargo querían coronar triplete con la Champions en la final contra el Bayern de Munich. No obstante, antes de eso hubo que pasar un durísimo escollo en la semifinal. En lo que parecía una final adelantada, recibían al mejor equipo del momento: el impresionante Barcelona de Guardiola, el cual había ganado absolutamente todo en la temporada anterior y se había reforzado para mantener la hegemonía en Europa; dicho equipo estaba con el liderazgo en su liga y venía de despachar al Stuttgart y al Arsenal. Se presentaba en el Giuseppe Meazza el 20 de abril, comenzaría ganando al minuto 19 con gol de Pedro y la cosa no empezaba para nada bien. Pero el Inter empezó a ganar terreno en el medio campo con los circuitos Maicon, Thiago Motta, Eto’o y Sneijder, y al minuto 31 nuestro héroe facturó un golazo poniendo el empate y con harto partido por delante. En el segundo tiempo siguieron copando la mitad de la cancha y se fueron arriba con gol de Maicon y al rato otro de Milito. 3 a 1 finalizaba el encuentro e iban con ventaja de goles para España. Se enfretaban en la vuelta en Camp Nou 8 días después y al minuto 30 Barcelona recibía su primer ayudín se iba expulsado Thiago Motta; de ahí en más Inter se encerró atrás con Milito y Eto’o Jugando de laterales (!),  aguantando el partido cuya cancha se había inclinado a favor del rival. Al minuto 84 Piqué le puso más suspenso a la cosa al marcar el 1 a 0 dejando groggy al Inter; desde Milan y Madrid (?) enviaban fuerzas y rogaban al cielo para que el Barcelona no metiera otro gol, pero gracias a Dios el marcador de no se volvió a mover e Inter daba el batacazo eliminando al Barcelona de local y evitando que estos ganaran una Champions en el Santiago Bernabeu. El 22 de mayo disputaban la final en la cancha del Real Madrid frente a un Bayern Munich que se mostró muy inferior a su rival. Inter se iba arriba a los 34 minutos con gol de Milito (gran asistencia de Sneijder) y en el segundo tiempo liquidaría la final con una jugadora del mismo jugador argentino a los 70 minutos. De este modo Inter volvía a ser campeón de la Champions luego de 45 años con Eto’o, Julio Cesar, Maicon, Milito y Sneijder como estandartes de ese gran equipo conducido por Mourinho y así terminaba la inolvidable temporada 2010 para nosotros los hinchas del Inter: con un triplete. Y nuestro homenajeado terminaba con 8 goles en 40 partidos, siendo el máximo asistidor de la Champions, llevando la batuta en aquel equipazo y sería casi perfecta esa temporada para él, ya que con su selección estuvo a punto de lograr lo máximo que un jugador de fútbol puede alcanzar. Pero de eso se hablará más adelante.

En la temporada 2010-2011, Inter sufrió la baja de su entrenador, Mourinho se iba a dirigir al Real Madrid y en su lugar llegó el caprichoso español Rafa Benítez. Comenzarían disputando la supercopa de Italia y se la ganaron 3-1 a la Roma, a los pocos días disputarían la super copa de Europa la cual perdieron frente al Atlético de Madrid 2 a 0. Sería el primer revés de la temporada y del entrenador, ya que al estar abajo en el marcador sacó a Sneijder para poner a un debutante Coutinho quien tenía 18 años en ese momento. Desde ahí la prensa y la directiva le empezó a dar duro y a mirar de reojo. Al final de ese semestre coronarían Mundial de Clubes, pero en el camino anduvieron muy irregular en la Serie A y en la Champions. ¿Sneijder? Se las rebuscaba para cumplirle las pretensiones a Benitez –lo hacía jugar más adelantado que de costumbre y perdía el contacto fluido con la pelota-, no obstante seguía siendo la manija del equipo dando muchas asistencias a Eto’o quien savaba las papas a cada rato. El equipo estaba sufriendo la impulsada táctica del nuevo entrenador, tanto así que muchos bajaron su nivel y al final de ese semestre Inter terminaba sexto en el Calcio. En la Champions la cosa no era de maravillas, puesto que en un grupo totalmente asequible terminaban de segundos. Y pese a ganar el Mundial de clubes su entrenador iba a ser echado por los irregulares resultados. No obstante el bueno de Wesley cerraba un año fantástico al abrochar premios y reconocimientos individuales del tipo: Bota de plata del Mundial de Sudáfrica, elegido el mejor mediocampista de Europa por la UEFA, siendo el 4to mejor jugador del mundo (puesto totalmente injusto, de hecho), el máximo asistidor de la Champions 2010 y con 16 goles en todo el año (contando los de su selección). Casi nada…

En enero del 2011 la directiva traía a Leonardo y las cosas mejoraron algo. Wesley volvió a jugar más cerca a su posición y el equipo se empezó a parecer al de la temporada anterior, pero el Milan, que sería el futuro campeón del Calcio, les había tomado mucha ventaja y no pudieron alcanzarlo (quedaron de segundos a 6 puntos). En la Champions eliminaron al Bayern Múnich quien les había ganado 1 a 0 en el Giuseppe Meazza, pero los Neroazzurri ganaron un partido para el infarto en Alemania que terminó 3 a 2 (gol magistral de Sneijder, el segundo) y se clasificaron a 4tos de final. En esa instancia los despachó el Shalke 04 al ganarles de visitante y de local. Solo les quedaba la copa Italia y la ganaron venciedo al Genoa, Napoli, Roma y Palermo en la final. Nuestro héroe volvía a levantar un título, pero sabía a muy poco en comparación con lo hecho el año anterior, por tal motivo Leonardo fue relevado del cargo.

Y si lo inmediatamente mencionado sabía a muy poco lo siguiente fue sencillamente horrible, ya que la temporada 2011-2012 fue un completo espanto desde el inicio: perdiendo la final de la supercopa frente al vecino 2 a 1 (golazo de Sneijder para el Inter), después de 5 años no pelearon el Calcio, en la copa de Italia los despachó el Napoli en Cuartos, y en la Champions lograron pasar de fase en un grupo sencillo para después ser eyectados por el Olympique de Marsella (!) en octavos (!!). Para Sneijder las cosas no marcharon del todo bien, en parte porque tuvo varias lesiones en la temporada, aparte el entrenador (era el racano Ranieri) jugaba un estilo ultradefensivo y porque su nivel, al regresar de las lesiones, no era el esperado. Esa campaña sería muy mala para todos, Wesley jugó solo 25 partidos y marcó 5 goles. Pero el inter desde la dirigencia tampoco estaba bien y las cosas no irían por buen rumbo tampoco a la siguiente temporada.

Su gran karma…

La 2012-2013 no la terminaría jugando para el cuadro milanés, ya que a los directivos le parecía que el homenajeado en cuestión estaba cobrando mucha plata le empezaron a poner la cantaleta de que hicieran un arreglo en el contrato para bajarle el sueldo. Se dice que al negarse nuestro héroe, bajó una orden desde arriba de que no lo pusieran a jugar y le dieran más cabida a otros jugadores que tenían menos tiempo en el equipo para forjar un nuevo Inter (Ezequiel Schelotto, Ricky Álvarez, Mateo Kovacic, Freddy Guarín, Cassano, Palacio, etc… y así les fue…). Fue por eso que Sneijder se cabreó y comenzó a mover fichas para irse del Inter. «Lo mejor para todos es que me marche ya del Inter. Tengo contrato hasta 2015 y si no sale nada seguiré pero está claro que para todas las partes lo mejor es que marche del Inter en enero» declaraba a un diario holandés. Y ahí fue donde apareció el Galatasary de Turquía para llevarse a uno de los mejores jugadores que vistió la camiseta Neroazzura en el último tiempo. Perdí mi forma en el Inter por lesiones y por los continuos cambios de entrenador”. “Cuando ganas todo es difícil hacerlo de nuevo. El año del triplete fue la mejor temporada, pero después se vivieron tiempos difíciles porque cambiaron muchas cosas. Otros jugadores, muchos entrenadores y diferentes formas de jugar. No fue fácil a nivel personal ni en el equipo”. Declaraba el bueno de Wesley al salir del Inter.

“Hablé con Mourinho y con Luis Van Gaal y me dieron el empujón final para venir a este club porque ellos fueron los entrenadores más importantes de mi carrera. No estaba convencido al cien por cien y ellos reforzaron mi idea.”

Menos mal que te ha ido muy bien en Turquía, Wesley… Con esa carátula del presidente uno nunca sabe.

Recien se bajaba del avión en Estambul y como un deja vu le tocaba debutar frente al vecino, Besiktas, el 27 de enero. El partido lo terminarían ganando y Sneijder entraba en segundo tiempo, mostrando grandes condiciones desde el vamos. Al mes de eso marcaría su primer gol frente al Orduspor. Su segundo gol sería por Champions al marcarle al Real Madrid en cuartos de final. Al final de ese semestre se quedarían con la liga y él terminó aportando 4 goles para la causa. También ganarían la Copa de Turquía.

En la temporada 2013-2014 le fue dado el número que mejor le queda: el 10. Y nuestro héroe, pese a tener nuevamente problemas de lesiones en el camino, la rompió completamente siendo el hombre de las ideas, dando muchas asistencias, siendo el segundo goleador del equipo y anotando en partidos importantes. No ganaron la liga, pero volvieron a ganar la Copa de Turquía –en la final marcó el gol de la victoria- y en la Champions los despachó el Chelsea, pero lograron pasar una fase de grupos tremendamente infartante, ya que les había tocado con Real Madrid y Juventus. El primero ganó el grupo cómodamente con 16 puntos, el resto peleó la clasificación hasta el final. Galatasary llegó a la última fecha con la obligación de ganarle a una Juventus que le convenía el empate. Faltaban 5 minutos para el final y los italianos saboreaban los 8vos de final hasta que apareció Wesley para batir a Buffón y darle a su equipo el tiquete a la segunda fase. Para la campaña 2014-2015, Sneijder anotó 15 goles a lo largo de la temporada. Casi que por sí solo ganando muchos partidos para su equipo y fue el centro de atención para el Galatasaray en la obtención del título de la liga. Durante esa temporada en el clásico frente a Fenerbahce marcó 2 golazos faltando 5 minutos para el final además dándole la victoria a su equipo. También ganaron la Copa de Turquía, pero en la Champions no les fue bien y los eliminaron en primera ronda. En la temporada 2015-2016 no se dieron las cosas ni en la liga, ni en la Champions. Quedaron 6tos en la primera y 3ros en fase de grupos, lo que los mandó a jugar Uefa Europa League y donde los terminó eyectando la Lazio. En la Copa de Turquía finalizaron campeones al ganarle la final al Fenerbahce. Sneijder marcó solo 5 goles pero siguió siendo el jugador franquicia del equipo al llevar los hilos y dar asistencias.

Disparado el índice de capos por metro cuadrado en esta foto.

Con La Selección

La historia de Wesley Sneijder con su selección comenzó el 30 de abril de 2003, en un amistoso contra Portugal –fue al banco e ingresó en el segundo tiempo-. El primer gol se lo marcó a Moldavia para la clasificación a la Euro 2004, en una goleada 5 a 0, tirando una pared con Patrick Kluivert. Su primer torneo importante fue la Eurocopa 2004 realizada en Portugal. Ahí, con 20 años, jugó 2 partidos: contra Alemania y contra Letonia. No pudo anotar pero la convivencia en un torneo de esos y con jugadores de talla mundial le sirvió para crecer; imagínate, si en uno de los dos partidos le tocó reemplazar al ENORME Edgar Davids… Luego de ello, marcaría un gol en un amistoso frente a Suecia y en la clasificación al mundial de 2006 en la cual aportaría 2 goles antes de no ser tenido en cuenta nuevamente hasta el mundial. Uno a Finlandia y otro a Andorra. Llegaría el mundial de Alemania 2006 y nuestro héroe jugó todos los partidos de su selección, tenía 22 años y cada vez le daban más responsabilidad a la cual respondía con creces. Los sacó Portugal en 8vos, pero ese es otro tema (?). El hecho es que Sneijder se logró afianzar con la Naranja Mecánica y las cosas irían mucho mejor. En las clasificatorias a la Eurocopa 2008 le marcaría a Bulgaria y a Estonia, para luego llegar a dicho campeonato y marcarle a Italia en el baile que le dieron en el primer partido y a Francia en otro baile que se llevaron los dirigidos por Domenech. A Rumania le ganaron a media máquina y pasaron a 8vos donde increíblemente los eliminó Rusia (aunque convengamos en que tenían un gran equipo los compatriotas de Putin). No obstante, nuestro héroe fue uno de los elegidos en el equipo ideal de ese torneo. Y en aquella Euro se gestó un equipo que daría de qué hablar en el futuro mediano.

Y sí, Gigi, a veces toca comerse goles de un genio como tú.

Se venía el mundial de Sudáfrica 2010 y en las eliminatorias Holanda había clasificado sin despeinarse. Sinceramente, para el potencial que habían tenido en aquellos tiempos no habían conseguido nada meritorio y el mundial realizado en África, de cierto modo, significaba una revancha. Les tocaba en el grupo con Dinamarca, Japón y Camerún. Ganaron el grupo con la pija muerta soltura al ganar todos sus partidos –2-0, 1-0 y 2-1 respectivamente- Sneijder le marcaba a Japón y se erigía no solo como el director de la orquesta sino como la figura del equipo. En los 8vos de final le tocaba enfrentarse a Eslovaquia, quien sería un hueso duro de roer, pero los holandeses ganarían 2-1 y nuestro héroe marcaría el gol del gane. En los cuartos se venía un candidato a campeón: el Brasil de Kaká, el cual era un rival super complicado. Comenzarían perdiendo con gol de Robinho en el primer tiempo y así se iban al descanso. No obstante, la puteada que se debieron haber llevado fue abismal porque en el segundo tiempo salieron a comerse crudos a esos brasileros que ya estaban pensando en los bailecitos en Río cuando llevaran la copa a casa. Pero nuestro homenajeado los despertó de ese sueño bobo al meter un centro bastante venenoso el cual ni Julio Cesar ni Felipe Melo atinaron a sacar: 1-1 se ponía el partido y quedaba bastante tiempo. Los brasileros quedaron aturdidos y nuestro héroe los volvió a vacunar 15 minutos después, con un gol de cabeza saltando entre un montón de torres brasileras (!). Le daban vuelta al partido y si Brasil estaba groggy luego de los 2 goles, la expulsión de Felipe Melo los terminó de mandar a la lona. 2-1 terminaba el match y Wesley Sneijder salía como la figura de la cancha.

«Yo, enano y de cabeza, papu».

Se venían las semifinal contra un Uruguay que sorpresivamente había llegado a esas instancias de la mano de Asamoah Gyan (?); Holanda se iba arriba con Van Bronckhorst, luego Forlan igualaba las cosas antes de acabar el primer tiempo. Sneijder ponía a su selección arriba nuevamente y Robben liquidaba el partido para darle el pase a la final de un mundial luego de 32 años. Con ese gol el bueno de Wesley llegaba a 5 goles y era no solo la figura, sino el goleador de su selección. Llegaba la final contra la mejor selección española de todos los tiempos y de ante mano se sabía que iba a ser un partido cerrado y con el cuchillo entre los dientes. Ambas tuvieron sus oportunidades, pero la que queda en el inconsciente colectivo es esa de Robben frente a Casillas luego de una hermosa habilitación de parte de Sneijder. Lastimosamente el alopécico atacante no pudo marcar y el partido moría 0 a 0 en los 90 minutos. Luego se definiría todo faltando 4 minutos para el final, de la mano del gran (de pie todos, por favor) Andrés Iniesta. España ganaba su primer mundial y la Naranja Mecánica volvía a morder el polvo en una instancia final, pero lo hecho por ese plantel fue muy bien reconocido por su pueblo; sobre todo lo hecho por Sneijder quien terminaría siendo uno de los goleadores del mundial, el segundo mejor jugador del torneo (discutible elección para quien suscribe), pero absolutamente la figura de su equipo. Resumiendo todo, en la temporada 2009-2010 Wesley consiguió: El Calcio, la Copa Italia, la Liga de campeones, subcampeonato mundial, ser uno de los goleadores de dicho mundial, ser una de las figuras de la Champions, ser el mejor volante de Europa, ser preponderante en todos los torneos que disputó, ser el mejor futbolista holandés del año y aun así no estuvo ni el Top 3 de la Fifa. Para rematar, el ganador del Balón de Oro lo único que hizo en el Mundial fue salir llorando en la foto luego de que los alemanes les pintaran la cara y ni el segundo ni el tercero (también eran cracks. Las cosas como son) tuvieron mejor temporada que nuestro héroe. En fin, lo que es no tener prensa, ni marketing…

La figura del equipo en hombros. Todo el pueblo holandés aclamando.

Para la Eurocopa 2012 se clasificaron de primeros en la eliminatoria (Sneijder aportó 3 goles), pero ya en el torneo les fue muy mal. Les tocó en el grupo de la muerte junto con Alemania, Portugal y Dinamarca y terminaron últimos perdiendo todos sus partidos. La actuación de Wesley en el mencionado torneo estuvo muy por debajo de lo mostrado en el mundial -pese a ser de lo mejorcito del equipo-, la razón de esto es porque tuvo una temporada plagada de lesiones y ya habían comenzado los problemas con dirigencia del Inter. Esa poca continuidad se vio reflejada en su nivel, lo cual hizo que no pudiera colaborarle mucho a su selección.

En la clasificación para la Copa Mundial de 2014 se lo vio muchísimo mejor de nivel ya que había recuperado la continuidad jugando en Galatasaray, tanto así que alcanzó a llevar la cinta de capitán. Nuevamente se clasificaron con tranquilidad al ganar el grupo por casi 10 puntos de diferencia. Sneijder aportó 2 goles y mucha calidad para concretar la clasificación. Ya estando en tierras cariocas, la Naranja Mecánica compartió grupo con España, Australia y Chile. A los primeros le dieron un paseo bravo en lo que significó un atisbo de revancha de la final anterior. 5 a 1 terminó aquel partido y Sneijder puso 2 asistencias. Contra los Canguros ganaron 3 a 2 un partido muy duro que les aseguró las clasificación y contra los sísmicos Chile definirían el liderato del grupo al ganar 2 a 0. En 8vos de final le tocó contra México, un partidazo desde el vamos, el primer tiempo se acabó estando 0 a 0, pero comenzando el segundo Giovani Dos Santos se le calentaría el pecho por primera vez controlaría una pelota aérea en el último cuarto de cancha y sacaría un zurdazo rastrero y bien esquinado que fue imposible de atajar para el arquero holandés. En seguida México le regaló la pelota a los de naranja, se echó para atrás, puso el bus en el arco y la cosa le iba saliendo bien ya que en 40 minutos Holanda no encontraba la manera de empatar. Sin embargo cuando ya moría el encuentro (faltaban 2 minutos para los 90) un centro de tiro de esquina fue cabeceado hacia atrás por uno de anaranjado y le quedo en globito a nuestro héroe quien mandó cipote de tramacazo para empatar el partido. Faltando 1 minuto de reposición Robben fue derribado en el área, pitaron penal y Huntelaar lo cambió por gol asegurando la clasificación.

«¡¡Sácalo, carechimbaaaa!!» (?)

Se vendría la sorpresiva Costa Rica en cuartos y Holanda tuvo las mejores opciones pero los ticos fueron un rival duro para vencer. Sneijder reventó el balón en el palo 2 veces y el arquero rival le sacó varias, no solo a él sino a otros atacantes. Se fueron a penales, pasó Holanda a semifinales y se venía la Argentina de Messi. Ese fue un encuentro totalmente cerrado, ambos jugando al error del otro, Sneider no tuvo su mejor noche, el único que hizo algo distinto fue Robben pero tampoco fue la gran cosa; 0 a 0 en los 90, 0 a 0 en el alargue por lo cual se terminaron yendo a penales donde el bueno de Wesley falló el suyo (al igual que Ron Vlaar) y terminaron los gauchos siendo los finalistas. La Naranja Mecánica jugaría el partido del tercer puesto y allí le ganarían al local por 3 a 0. Sneijder no jugaría ese partido por una lesión en el calentamiento, pero en ese mundial completó 16 partidos en el torneo más importante del mundo, siendo un record en Holanda. Luego de ello, jugó amistosos y la clasificación a la Euro 2016, pero no asistieron a dicha competencia. En resumidas cuentas, de tres mundiales que jugó ha metido podio en 2. Para nada mal. Además, lleva jugado 128 partidos con la Orange, es el jugador de campo con más partidos en la historia -solo lo supera Van der Sar-y se encuentra entre los 10 máximos anotadores con 30 goles… Una locura.

Después de limarle el anillo de cuero a Brasil de local.

Este era Wesley Benjamin Sneijder, un jugador con gran pegada, gran habilidad, grandes asistencias, gran panorama, ganador, con tendencia a aparecer en momentos claves. En fin, con un gran talento que pocas veces es reconocido. Posee 180 goles en toda su carrera, la gran mayoría de ellos siendo golazos y/o en partidos importantes, lo que demuestra que tiene una calentura pectoral digna de un jugador de élite. Aún puede seguir haciendo historia ya que todavía le debe quedar mucho por demostrar, esperemos que así sea y que las lesiones lo permitan.

Volveremos con más. Saludos…

GeorgeJR_31

Odontólogo, cartagenero, neobloggero (?). Hincha del América como todo hombre de bien, pero nada termo, solo “peace and love”. Antiguo back central y volante 5. Burro y patadura por partes iguales.

7 comentarios sobre “Grandes Jugadores Infravalorados: Wesley Sneijder

  • el 22 mayo, 2017 a las 10:44
    Permalink

    Postazo Yorch…Como fan del Ajax, espero se lo empujen al united y se lo dediquen a este crack

    Respuesta
    • el 24 mayo, 2017 a las 13:39
      Permalink

      Gracias, viejo Giovanni. Yo también soy admirador del Ajax, pero Mourinho me puede más
      #Aaaaaaaaaeeeeeeeeeeeeeee (?)

      Respuesta
  • el 22 mayo, 2017 a las 13:31
    Permalink

    Tremendo post, llave. Muy completico, uno tiene la idea que el man es crack, pero verlo así en detalle reconfirma más el concepto.

    Qué hp jugadorazo Sneijder, hacía TODO bien.

    Respuesta
    • el 24 mayo, 2017 a las 13:42
      Permalink

      Gracias, Master. Y sí, el man es un completo crack desde siempre. La vaina es que no tiene marketing, pero recuerdo que la venía rompiendo desde el Ajax y cuando predicaba a favor de él (?) nadie me paraba bolas.

      Respuesta
  • el 23 mayo, 2017 a las 12:56
    Permalink

    Gran post gran, doc no se olvide de Gilberto Silva, creería que también dan para este esfuerzo futbolístico literario.

    Respuesta
    • el 24 mayo, 2017 a las 13:44
      Permalink

      Gracias Marto. Hay una lista de espera larga que no sé si la voy a continuar (?).

      Respuesta
  • el 24 mayo, 2017 a las 14:05
    Permalink

    Gran post George, de Sneijder recuerdo unos obuses bestiales que vi en Inter y en Holanda y la regularidad de su rendimiento en su mejor momento, esos jugadores de clase y a la vez rendidores son los que mejor representan el concepto de escuela que el Ajax ha manejado.

    Respuesta

Responder a YoSoyElCarlos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: