Eliminatorias a Rusia 2018: Uno x uno de Colombia ante Paraguay. Cold Chest Edition

Es difícil. MUY difícil… ¿Cómo empezar a hacer este post? En serio pregunto. Aunque debería ser más enfático: ¿Cómo tratar de analizar lo recientemente sucedido? ¿Cómo iniciar a escribir lleno de tristeza, rabia, decepción, impotencia… y vergüenza? Sí, leyó bien, VER-GÜENZA. Lo que pasó ayer es una muestra clara de la falta de peso en las gónadas que tiene el jugador colombiano cuando tiene que definir algo. Una minusvalía de carácter perenne cuando se tiene que patear el tablero. Porque es cierto que matemáticamente no estamos taaaan mal. Todos lo sabemos. El asunto es perder un partido de local que te asegura la participación en el mundial con una selección paraguaya que, con todo respeto, no es ni la sombra de lo que supo ser en el pasado. Es ratificar lo que siempre se ha dicho de la selección Colombia: Somos pecho fríos. Es extender ese mito –que cada vez quiere convertirse en plena realidad- que no nos da el pelo para la moña en estas circunstancias. Siendo un país futbolero, con grandes jugadores, con pasión por este (y los) deportes ya cansa que esto sea repetitivo. ¿Por qué suceden estas cosas? ¿Por qué nos suelen ocurrir estas vicisitudes? Pienso que todos podríamos dar un montón de respuestas, ya que obviamente el asunto es multifactorial, pero muy seguramente todo el mundo coincidiría en que en el aspecto mental somos unas hormigas y nos falta HARTO todavía para ser una selección de élite. Incluso acá en Sudamérica…

La selección salió a la cancha con el ya tradicional 4-2-3-1 y Paraguay lo esperaba. No obstante, salir a la cancha es un decir ya que hubo muchos que se quedaron en el camerino metafóricamente hablando. Rodó la bola y Paraguay nos copó los espacios, de una. Los tipos adelantaron filas, de una.  Los tipos presionaron arriba, de una. ¿Y Colombia? CON UNA PAJA HORRIBLE. Tanto que la primera oportunidad clara fue para Paraguay: desborde por la derecha hasta el final – esa banda derecha colombiana viene siendo peor que la banda izquierda del América-, pase de la muerte, la pelota le queda en los pies a Derlis Gonzalez quien recibió completamente solo y la estrella en el palo. La cosa pintaba brava. Colombia, con ese Jab directo al mentón, se despertó un poco y adelantó líneas por fin. Comenzaron a gestarse sociedades, pero también se sufrió la impericia de nuestros atacantes; sobre todo de ese señor llamado Juan Guillermo Cuadrado quien no volvió a estar a la altura de las circunstancias (0 y van…) exponiendo una imprecisión agotadora la cual muy seguramente lo convirtieron en trending topic de puteadas nacionales. En el transcurso del partido, y luego de mucho bregar para alcanzar algo, a Cardona le queda una pelota frente al arco donde se saca de encima a un paraguayo y teniendo todo el panorama definió a las manos del arquero el gordo hijueputa ese. Luego, por la izquierda, James filtra una pelota que Fabra centra y Davison Sanchez gana en velocidad pero define como Davison Sanchez. Nos fuimos al descanso así: desarticulados, nublados, imprecisos, con la mente vaga, pero en el país del sagrado corazón y el optimismo abismal nadie imaginó lo que vendría después.

Salimos al segundo tiempo con un poquito más de actitud, pero a Paraguay lo encontramos bien parado. Los tipos poblaron el medio campo, cortaron el juego, a cortaron sus distancias y nos taponaron las bandas. Eso último fue clave, ya que la lateralización del juego es pieza fundamental para abrir partidos y Colombia sufre cuando no lo lleva a cabo; ya sea por torpeza propia (como ayer) o por virtud ajena (como ayer). Colombia se asoció un poco, trató de sortear esa barrera táctica del rival y algo conseguía, pero no era suficiente. Ni por los costados, ni por el centro, ni por arriba, ni por abajo. NADA. El circuito ofensivo estaba truncado, no había explosión, no había magia, Paraguay tenía el partido en su mano. A los 65 minutos entra Teo –según para conectar el juego- pero fue más de lo mismo. Diez minutos después entra Chará, que en una de las primeras pelotas que toca manda un pase largo y deja a Falcao solo contra el arquero el cual define con maestría. Era el 1 a 0 a favor nuestro, en un partido cerradísimo donde se estaba jugando MAL. No se sabía cómo lo habíamos conseguido, pero qué importaba, estábamos en Rusia. Hubo júbilo, hubo alegría; teníamos que ganar y lo estábamos consiguiendo. Además, solo faltaban 10 minutos para que se acabara y ahí que siguiera la fiesta… Pero no contábamos con nuestra propia astucia.

Paraguay, yendo al todo por el todo, se adelanta nuevamente y comienza a replegarse. Nos roban la pelota y nos atacan por todas partes. A los 89 minutos (!), desde una falta en la mitad de la cancha (!!) llega un centro bombeada que nuestro arquero no contiene y deja la pelota viva para que Tacuara Cardozo empate el partido. ¿Increíble? No. Muy creíble. Estábamos jugando HORRIBLE y nadie agarro la pelota para dormir el partido (Hola James, hola Teo). Cuando no tienes primor para sobrellevar situaciones en las que no sabes ni cómo vas ganando, esto puede suceder. Y lo que vino después… Paraguay se parte para ver si consigue la victoria aprovechando el efecto que generó aquel mazazo, pero Colombia se parte el doble a ver si lo gana a punta de fuerzzzzzza. En el camino Arias tiene una que define como el medio pelo que es. Y faltando 1 minuto Fabra sube mete un centro malo y se queda pegándole al suelo (imagen patética si las hay) y dejando su lado descubierto. Paraguay ataca por ahí, tira un centro rasante que Ospina no contiene y chau pinela. Baldazo de aguacaca (Martín De Francisco dixit) para 47 millones de colombianos que ya estaban averiguando si en la tierra de Putin nos piden visa…

Qué manera horrible de terminar una noche, qué manera horripilante de cerrar la eliminatoria de local. Hubo errores tácticos, hubo errores conceptuales, hubo errores puntuales. Hubo ineptitud, hubo falta de actitud. Hubo TODO, pero NADA bueno. Este es el UnoxUno Monserguil, pasen y lean.

David Ospina (2): ¿Justo tú, David? ¿Justo ayer?… Qué par de cagadones, llave. Todos lo vimos, muy de principiante –sobre todo el primero… bah AMBOS-. Es duro pegarte porque eres autor material de los 26 puntos que tenemos, pero lo de ayer fue espantoso. Alguna vez leí de Carlos Salvador Bilardo, quien es médico cirujano, que una de las cosas que extrapoló de la medicina al fútbol fue “que no se puede equivocar” y bueno, más allá de la utopía de esa frase, algo de cierto hay. Algo de cierto si quieres ser exitoso, si quieres seguir siendo exitoso. Una pena, pero hay que pasar la página y demostrar el arquerazo que eres; el que nos ha salvado un millón de veces, el que se ha arriesgado el cuero en otro millón de ocasiones. Hay que demostrarlo, David, por la selección, por el país, POR TI.

Santiago Arias (3): Cómo me cuesta ser objetivo con este tipo, pero es que es un MEDIOPELO. Ahí se resume todo. Este man no hace pero nada. No defiende bien, no ataca bien, horrible en el uno contra uno –no se saca ni un moco-, solo sube para expandir la cancha y ya, en seguida la devuelve. No te crea peligro nunca. No se sale del pizarrón, no cumple a cabalidad lo destinado en el pizarrón. Es una LÁSTIMA que no haya un lateral decente en este país, puesto que este tipo juega porque no hay otro. Para rematar no se me quita el recuerdo de esa jugada donde pudo cambiar la historia: avanza, se saca el arquero y le pega como mariquita con la zurda (no le pega bien ni con la derecha) cuando se la podía pasar al que estaba cerca que venía con mejor panorama. Y pensar que algunos estaban cobrando por un centro bueno que tiró el partido pasado. Pfff.

Cristián Zapata (3): ¡¡¡Volvé Yerri!!! Qué terror este muchacho en la zaga colombiana. Autor intelectual de los sustos que pasamos con Paraguay antes de los goles. Falto de Timming, mostrando nerviosismo, mostrando incluso falta de compromiso. Hay que verlo como llega a marcar en el segundo gol con los brazos abajo, como quien ya da el gol por hecho. Horrible lo de este tipo.

Dávinson Sánchez (4): Inicio dubitativo y luego se acomodó. Venía haciendo un partido normal, pero en el segundo gol le faltó timming para concretar el cierre. Si él acierta Ospina no falla y al menos hubiésemos empatado. Tiene futuro pero lo sigo viendo biche para estos partidos. ¡¡¡Volvé Yerri!!!x2

Frank Fabra (3): Otro que venía haciendo un partido de buena aprobación hasta el segundo gol donde la cadena de errores inicia con él. Puesto que al mandarse al ataque y tirar un centro de mierrrrrrrrrda bombeadito a las manos del arquero cuando la jugada lo pedía rastrero, se queda lamentándose en el suelo como un huevón sin ir a su posición. Obvio paraguay atacó por ahí y nos vacunó. Esas son las cosas que hay que aprender: En la eliminatoria NO PUEDES quedarte haciendo esas maricadas. Cualquier detallito sin cubrir es una ventaja para el rival y ahí lo tienes, Paraguay recusitado y Colombia con el agua al cuello. Ojalá en Perú actúe como lo venía haciendo hasta el minuto 90. Se lo va a necesitar FULL.

Carlos Sánchez (3): Un partido muy malo se echó el bueno de Carlos. Ni sombra del jugador que nos tiene acostumbrado. Cada que el mellizo Romero agarró la pelota en el medio tuvo espacio para transportar. Dubitativo desde el minuto uno hasta el final. Nada de hacer relevos. Su peor performance en mucho tiempo. A pasar la página, otro al que se lo va a necesitar full el martes.

Abel Aguilar (6): Para mí este tipo aprobó. Fue el socio de todos, cubrió sus espacios, corrió toda  la cancha y la evidencia muestra que salió él y el equipo se volvió un etcétera. Con Paraguay dando toques en la mitad de la cancha y creando peligro. Eso lo vi yo ¿no sé qué habrás visto tú? (?). Y yo lo pido para el martes, en Lima se va a necesitar gente curtida y con bagaje. Nada de improvisar con otro.

Juan Cuadrado (1): ¿Dónde quedó ese Cuadrado que nos supo encantar a muchos? ¿Dónde quedó ese que hacía unas gambetas terribles? ¿Dónde está ese que solía meter unas diagonales crueles para los contrarios? Es que ya ni marcar sabe, NOJODÁS… Jugó un primer tiempo NE-FAS-TO donde no entraba en el juego y cuando entraba la regalaba o la perdía, hacía lo que no debía. De hecho, solo desbordó bien una sola vez y, obviamente, la terminó mal. En el segundo tiempo empezó jugando muy mal nuevamente y luego se acomodó un poquitico pero sin ser lo necesariamente productivo. Es una máquina de tomar malas decisiones y realmente cansa. Fastidia verlo SIEMPRE hacer lo que la jugada no pide, junto con Arias hacen un tandem espantoso. Hace mucho pero mucho tiempo no veía tanto encono hacia un jugador como con este tipo. Y pensar que era uno de los preferidos por la gente… pero a base de cagadas, de amagues inservibles, de errores permanentes y hasta te diría de falta de inteligencia para jugar al fútbol hoy por hoy es el más puteado con amplia ventaja. Que vaya al banco de suplentes y que entre Chará para el próximo. YO ya le solté la mano

James Rodríguez (2): Cuando él no está enchufado, no hay fútbol en el equipo. Así de sencillo y lo de ayer fue una prueba de ello. Otro de un partido HORRENDO, donde no se lo vio con la sapiencia de otras veces. Filtró algunos balones, la pidió, la tocó de aquí para allá, pero eso NO ALCANZA. Sobre todo con el potencial que él tiene. Aparte, cuando Colombia va ganando y faltan 10 minutos nunca apareció para aguantar la pelota ni para abrochar el juego. AHÍ TIENE QUE APARECER EL 10 DEL EQUIPO y le toca convencerse de eso. Confío en que con Perú jugará mejor.

Edwin Cardona (3): Abre la cancha, tiene visión de campo, tiene buena pegada, calidad, etc. Todo lo que quieras, pero está dando mucha ventaja con ese peso. Se lo ve muy fallido en velocidad y reacción, por lo tanto o rebaja esa barriga o hay que buscarle reemplazo. En mi opinión, ayer tuvo una mala performance debido a eso. Porque sí, te puede definir un partido en una jugada aislada como en Asunción, ¿pero y si no se da el caso? ¿Y si el partido es bien cerrado como el de ayer? Ahí es donde se necesita alguien atlético que luche los balones, que vaya bien a las divididas, que se mueva por el ancho del campo y que no se canse rápido –en el segundo tiempo no existió-. Inclusive, ayer tuvo una para abrir el marcador y definió muy mal. Es decir, ni siquiera en una jugada puntual te aseguras de un buen aporte porque el fútbol es constante y se debe tener un rendimiento parejo en los encuentros. Cardona es un gran jugador de fútbol, pero si sigue con esta irresponsabilidad se debe optar por otras opciones.

Radamel Falcao García (6): La única que tuvo la mandó a guardar. Aprobó. Y pese a que no carajea a nadie, se nota que tiene unas ganas tremendas de jugar ir a Rusia. Él debe dar la charla técnica el martes para que los contagie a todos. Y que siga on fire así como viene. Ojalá.

Teófilo Gutiérrez (4): Entro para aclarar el panorama en un momento de nubes negras. No lo consiguió. Casi que se lo vio desentendido de la situación y tampoco apareció para aguantar la pelota y asegurar los 3 puntos.

 Yimmi Chará (5): Cumplió hasta donde pudo. Mete un pase genial para Falcao que significó el 1 a 0. Pero cuando empató Paraguay tuvo el 2 a 1 en sus pies y controló mal. No obstante se le abona que fue un revulsivo y sirvió para oxigenar al equipo cuando se necesitaba algo así. Quien suscribe implora su titularidad en Lima y que pase lo que tenga que pasar.

Wilmar Barrios (2): Entró para, supuestamente, copar el mediocampo y cerrar el partido. No ocurrió ni lo uno ni lo otro. Queda pagando en el segundo gol de Paraguay donde al ir a buscar la frustrada heroica, se inicia un contragolpe rival y Wilmar, pese a estar fresco, NUNCA pasa la línea de la pelota aun cuando el paraguayo transportaba casi que en slow motion. Muy mala actitud en esa jugada. Aún le falta la dinámica que se le ve en su club donde tiene actuaciones superlativas cada fin de semana. Puede aportar más, pero tiene que interiorizar eso.

José Pekerman (4): Jugó con el mismo esquema que nos tiene jugando una eliminatoria con avances y tropiezos. Por el momento solo diré que su amor por Cuadrado nos está condenando. Ya llegará la hora de hablar de chanchullos y cometas…

 

 

About GeorgeJR_31
Odontólogo, cartagenero, neobloggero (?). Hincha del América como todo hombre de bien, pero nada termo, solo “peace and love”. Antiguo back central y volante 5. Burro y patadura por partes iguales.

11 Comments on Eliminatorias a Rusia 2018: Uno x uno de Colombia ante Paraguay. Cold Chest Edition

  1. 1
    Juan Mecha says:

    Muy buen análisis mi llave,sobretodo sentarse a escribir por las cagadas que se mandaron estos hijueputas; que rabia ,que falta de inteligencia.
    Listo,te empatan al 87,intenta atacar por el otro pero no a la loca,un punto te sirve si no puedes sumar los tres y de paso matabas a Paraguay,uno menos en la disputa por el cupo.
    Yo pensé que con el América había hecho el curso de sufrimiento y rabia,pero lo de ayer rebasa cualquier cosa.

    • 1.1
      George says:

      Gracias, Juan.

      Yo también pensaba que con ser hincha de América tenía el saturado el suministro de sufrimiento, pero nada… siempre se puede más si eres colombiano. Saludos.

  2. 2
    Andres84 says:

    Ay don George: Un gran escrito para un gran desastre, unas cuantas reflexiones:
    -Arquero hay en David Ospina, solo que preciso ahorita las únicas dos cagadas llave?
    -De Santiago Arias no tengo nada bueno que decir excepto la enseñanza de mi profe en escuela de futbol a los tiernos siete años: mijo tu eres defensa, si ves solo al delantero metele el centro y que el defina.
    -El eje del mal entre Cuadrado y Arias nos tiene en la inmunda pana
    Por demas queda decir que debemos aprender la leccion que dejo Paraguay lucharlas hasta el final porque no falta el equipo que hace un Colombia y regala los 3 puntos a una fecha de la clasificacion al mundial

    • 2.1
      Andres84 says:

      De lo bueno de anoche es que Zapata esta suspendido para el partido en Lima

    • 2.2
      VicM says:

      Creo que desde la época del Barrabas (90-94) no le tenía la mala a un jugador como al Arias, ni al Medina que con sus embarradas me da es risa.

    • 2.3
      George says:

      Gracias, Andres. Qué desastre ha sido esto. Y qué dupla de horror esa Cuadrado-Arias. Como quedemos fuera del mundial van a quedar condenados de por vida…

  3. 3
    VicM says:

    Compa que??
    Mi pensamiento distorsionado por la amargura y la catastrofe que me suscita esta verguenza, me lleva a comparar el desempeño de selección como el de aquel estudiante que en el primer y segundo corte lleva la materia en 3,4 (70%) y se mama el final en 1,6 (30%) y eso que se le habia advertido sobre el tipo de examen y pregunta que le iban a hacer…

    PS: Porqué Montaña siguen metiendo al hpta ese del cafú de los andes

    Saludos doc

    • 3.1
      George says:

      El cafú de los antes supongo que juega porque no hay más nadie. Pero ya va a tocar borrarlo así tengamos que ir uno de nostors dos a jugar de lateral en la selección (?).

  4. 4
    VicM says:

    ** Con esas notas al final se termina tirando la materia.

  5. 5
    martincx says:

    Buenas
    ¿Para esto ganaron en Quito? No jodan, que falle un arquero (¡Justo su Arquero que los había salvado muchas veces!) está bien (bueno no, pero se entiende (?)), o sea puede suceder, pero que se desmorone el equipo y que se dejen ganar es de no creer.
    Si te empataron, pues bien, te empataron y como dicen en los pueblos “Del ahogado, el sombrero”
    Me hizo recordar el partido contra Uruguay para Sudafrica 2010, allí sucedió algo parecido, cuando el empate nos servía perdieron al final; en fin, se van a matar con los Peruanos, ojo con Cardona, que la comida de allá es muy deliciosa y la cerveza engorda (?)

    Dicho todo esto ¡Qué eliminatoria para más irregular! Buen análisis Doc. Y más les vale que clasifiquen, mientras tanto estoy pensando hacer barra por una europea.

  6. 6
    Giovanni says:

    Me pueden acusar de lo que quieran pero porque hijueputas cuando podemos hundir a Argentina, Pekerman “maravillosamente” toma malas decisiones…remember alvarez balanta marcando a Messi

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: