Postales del pasado efímero que nunca volverá – Special european edition: La selección de España 1983

La imagen mental que se tiene de la selección española de fútbol depende un poquito de la generación de la cual es uno. Para el millenial hipstérico España debe ser una de las más agrupaciones humanas más poderosas del planeta, esa que está por estos días en épocas bajas pero de la que si vuelve a quedar campeón este 2018, no solo no sería una anomalía de la Matrix sino un reacomodo del funcionamento normal del universo. Pero para el ochento-noventoso España era un equipazo con alma de vinotinto y oro europeo, hasta que coronó una buena rachita de varios años en la que al fin concretó lo que insinuaba a pesar de lo que vaticinaba algún ahuevado sin oficio por ahí. Porque hasta 2008 España era favorita en todo en lo que participaba (Euros y Mundiales), o al menos entraba en la categoría “Ojo con…” independientemente del 99.65% de probabilidades de churreteada.

Pero pre-ochentas el historial de la selección española era mediocre, la verdad, mediocre tirando a horrible: hablando solo de la posguerra (antes jugó solo el de 1934, en los otros dos no participó) los españoles participaron solamente en cuatro de ocho Mundiales hasta 1978 quedando en primera fase en tres de estos; en los demás (1954, 1958, 1970 y 1974) directamente no clasificó. Y en Eurocopas el panorama solo mostraba el solitario título en casa en 1964: de resto solamente en 1980 logró llegar a la fase final. Revisas esto y te das cuenta que el historial era más triste que la actualidad futbolística de Jackson Martínez: estamos hablando del combinado nacional de un país que mandó por años a nivel mundial en cuanto a clubes pero que a nivel de selecciones tenía menos alegrías que Suiza o Bulgaria. Y eso que contaba en sus filas a tipos como Luis Suárez, Gento o Pirri y a nacionalizados express como Di Stefano, Ladislao Kubala y Puskas.

La gota que rebasó el vaso (leer la frase con acento español para estar a tono) fue en el Mundial de 1982 en el que les tocó ser locales. Para ese torneo el equipo contaba con un DT relativamente nuevo, el uruguayo_nacionalizado_español José Santamaría, histórico como jugador del Real Madrid de los 50 y 60 y que jugó con Uruguay y España en dos mundiales. Santamaría asumió el cargo en 1980 luego del horrible periodo de once años en el que otra gloria pasada, Ladislao Kubala, fue el director de un periodo negrísimo para la selección española (clasificó a un mundial y a una Euro de tres competiciones cada una), pero no pudo torcer el camino en el Mundial de 1982. La partizipazión de España en su Mundial fue un total fracaso: a pesar de una preparación sin precedentes que incluyó un montón de partidos internacionales – la fiebre que tenían que hasta al Campín llegaron a jugar con nosotros en 1981, quedamos 1-1 -, de contar con lo mejor del fútbol español del momento y con la gabela de ser locales, apenas llegaron hasta segunda ronda apenas ganando un partido de cinco – a Yugoslavia – y eso teniendo un arbitraje Postobonesco. Horrible.

Con don Miguel Muñoz cambió el asunto, pero sigue leyendo…

La tortilla española tururum pish se volteó después de ese pésimo Mundial. Porque a Santamaría lo eyectaron del cargo y el que asumió ese mismo año fue una vieja gloria, esta vez no solo como jugador sino como DT: el madrileño Miguel Muñoz, multicampeón como jugador primero y como DT después del Real Madrid que le pasaba la mondá en la cara a todo el fútbol europeo de los años 50 y 60. Muñoz lo ganó todo con el mer€ngu€ hasta su retiro del club en 1974, luego de lo cual paseó por Granada, Las Palmas y Sevilla sin muchos éxitos. Ya en 1982 olía a pura reliquia del pasado cuando lo llamaron de la RFEF para agarrar la selección que en Octubre – ahí mismito a cuatro meses de terminado el Mundial – empezaba sin vaselina otro compromiso grande: las Eliminatorias a la Eurocopa de 1984. Pero les funcionó la jugada a los españoles porque con Muñoz al mando España logró clasificar algo llamativamente al torneo en el que quedó de subcampeón en París, luego al Mundial de 1986 y luego a la Euro de 1988, después de lo cual dejó el cargo en medio del respeto general. Sea casualidad, sea la mano o la filosofía del DT, sea que tuvo la leche de coincidir con una gran generación que colocó el fútbol español en los flashes (?), el asunto es que es a partir de esta selección de Muñoz que España comenzó a clasificar a todo lo que le pusieran: desde 1984 los españoles solamente han fallado para un torneo de mayores importante en la Eurocopa de 1992. O sea, dicho de otro modo: la selección española poderosa y candidata a todo comenzó a forjarse a partir del equipo que dirigió y formó Miguel Muñoz desde 1982.

Así que recordemos / conozcamos a ese equipo desde el cual España dejó de ser un tercerón a nivel continental a partir de esta nómina que el 16 de Febrero de 1983 enfrentó a Holanda en el Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla, partido que los locales ganaron 1-0 y que correspondió al tercero de las Eliminatorias a la Eurocopa 1984. Muñoz lo que hizo sin asco apenas asumió fue renovar casi totalmente la nómina, dándole oportunidad a jugadores poco o no tenidos en cuenta en el proceso pasado en vez de otros con poco nivel o ya en horas bajas. Así fue como salieron hasta el sol de hoy no solo medio huevos sino legendarios jugadores que eran fijos o habituales de Santamaría como Lopez Ufarte, Satrústegui, Tendillo, Alexanco, Juanito, Quini o Jesús María Zamora y se reemplazaron por varios de los que mencionaremos a continuación. Los españoles habían ganado en su debut ante Islandia de local por un tibio 1-0 y venían de dejarse empatar en Dublín un partido en el que estuvieron ganando 3-1, así que la victoria final ante una Oranje en pleno recambio generacional (jugó el veterano Ruud Krol así como un pelao dizque Ruud Gullit) subió la moral y acomodó las cosas bastante. Acá va la foto:

Arriba: Arconada, Juan José, Maceda, Goicoechea, Gordillo, Camacho. Abajo: Marcos, Víctor, Sarabia, Señor y Carrasco

Y dice así (de cada jugador se menciona el nombre de guerra en negrilla).

Luis Miguel Arconada / Arconada, fue uno de los mejores arqueros del mundo de principios de los 80. Símbolo histórico de la Real Sociedad con la que fue campeón de Liga dos veces, era un arquero segurísimo y muy oportuno, con gran dominio del área y aparte un gato el hp, Arconada fue también el dueño de la portería de la selección entre 1980 y 1984, incluyendo las dos Euros y el Mundial. Con España fue siempre un figurón, PERO… sí, el “pero” que distingue las leyendas de los buenos jugadores: será toda la vida recordado por la gran cagada que tuvo en la final europea ante Francia en París, que echó un bulto de abono orgánico y con pesticidas a todo lo que muy bien hizo en el torneo y en su carrera. A pesar de esto siguió siendo titular post Euro 1984 pero una lesión brava que tuvo en 1985 lo bajó de la selección y, luego de un 0-3 en Cardiff por las Eliminatorias a México 86 nunca más volvió a ser convocado. Se retiró del fútbol en 1989 con 35 años jugando con el club de toda su vida.

Juan José Jiménez / Juan José jugaba de lateral en Real Madrid. Oriundo de Cádiz, debutó en el principal equipo de la ciudad en el que destacó tanto que pasó al blanco-blanco (?) en 1982. Le fue bien el primer año pero a partir de 1983 fue perdiendo lugar en el equipo hasta convertirse en banca eterna. Para 1985 el Real no le quiso renovar y Juan José se quedó sin equipo (!!!), e imagínate esa de un jugador que en tres años pasa de ser titular en uno de los clubes más grandes del mundo a estar entrenándose por su cuenta para no perder ritmo con apenas 28 años. En esas condiciones el Cádiz lo vuelve a contratar y ahí se queda por seis años más, hasta su retiro del fútbol con 34 años.  Con la selección solo jugó cuatro partidos, precisamente los primeros de Muñoz con la selección en esa clasificación de la Eurocopa 1984. Como dato de color comentaremos que le decían por su pinta dizque Sandokán, y como que le gustó el apodo a juzgar por esta foto del man en 2015:

¡Córtate el pelo viejo ridículo!

Antonio Maceda, Maceda para los parzeros, era un valenciano muy calidoso que se hizo conocido en el Sporting de Gijón. Era un central muy elegante, criterioso y seguro, que a pesar de su físico de grandote-piernas-locas no solo tenía buen dominio del balón sino que se reportaba seguido en el arco contrario. Con la selección jugó entre 1981 y 1986 incluyendo los Mundiales de España (era suplente y entró 18 minutos al final del último partido contra Inglaterra) y México; en este último jugó solo el primer partido ante Brasil porque después tuvo una lesión bastante fea que lo dejó fuera del torneo y le jodió lo que le quedaba de carrera. Es que Maceda había pasado en 1985 al Real Madrid y habia cumplido bien en su primer año, pero después de la lesión jamás recuperó la titular y tuvo que retirarse en 1989 con apenas 32 años. Lástima porque el man era un central muy calidoso.

El que hacía pareja con él en la defensa central era el famoso Andoni Goikoetxea Olaskoaga, aka Goikoetxea, el temible y famoso defensor del Athletic. El vasco era una bestia marcando, y cuando digo “bestia” no es solo del verbo “excelente” sino del adjetivo “qué hijueputa tan puerco“, porque era de aquellos que no se preguntaba si eso que había interrumpido el paso con su guayo era el balón o el tobillo del contrario. Por eso era que tenía en su registro la lesión de los dos figurones de la liga española de principios de los 80: Bernd Schuster y Diego Maradona, CASUALMENTE ambos del Barcelona. Goikoetxea fue pilar fundamental del Athletic campeón de 1983 y 1984 pero terminó yéndose del equipo en 1987 al Atlético de Madrid por peleas con el DT de su club, ese ser de luz llamado Javier Clemente. En los Colchoneros se retiró en 1990, dejando tras de sí no solo gloria y títulos sino varias tibias, ligamentos, peronés y apodos cariñosos como “El Gigante de Alonsotegui” (su pueblo) y otros ehh, no tanto como “El Carnicero de Bilbao“. Con la selección debutó precisamente en este partido de la foto ante Holanda, y jugó la Euro 1984 y el Mundial de 1986 (metió uno de los cinco goles que le zampó España a los daneses). De miedo esa zaga central esa con Maceda y Goitkoetxea…

Rafael Gordillo / Gordillo había nacido en la ciudad extremeña de Almendralejo (de donde es el desaparecido C.F. Extremadura, ¿se acuerdan?), pero era más sevillano que hablá ejpañó comiéndose lajéseee.  Es toda una institución del futbol español, en el que logró ser figura y leyenda como lateral – volante izquierdo tanto en el Betis en el que debutó en 1976 como en el Real Madrid, al que pasó en 1985 y en el que duró como titular y figura en la famosa Quinta del Buitre hasta 1992. Ese año con 35 cumplidos regresó a su club natal que se encontraba en Segunda, lo ayudó a subir al año siguiente y colaboró para mantenerlo en Primera un par de años más. Se retiró en 1996 ya con 39 años en el Écija. También es un histórico de la selección española con la que jugó 75 partidos incluyendo los de tres Eurocopas (80, 84 y 88) y dos Mundiales (82 y 86).

José Antonio Camacho / Camacho es otro de los sobrevientes de España 82 en ese equipo de Muñoz, y también es otro histórico del fútbol español. Era de esos laterales chiquitos y fastidiosos, correlones, que nunca se cansan, que siempre anticipan y que cuando todos los otros 21 están mamados rogando por el pitazo final ahí lo ves aún corriendo 40 metros para llegar al cruce aunque su equipo vaya ganando 6-0 en el minuto 94. Surgido del Albacete en 1971 pasó al Real Madrid dos años después para quedarse como dueño del puesto por 16 años, en los que se distinguió por lo ya mencionado y además por su capacidad de marca y anticipo. Al igual que Gordillo jugó un montón de partidos con la selección: 81 entre 1975 y 1988: ambos tuvieron su último partido con la roja en la derrota 2-0 del 17 de Junio de 1988 en Munich ante Alemania por la Eurocopa de ese año. Como DT dirigió a su selección en el Mundial de 2002.

Veamos los de la fila de abajo.

Marcos Alonso Peña / Marcos era uno de los dos extremos de esa selección, muy habilidoso y más rápido que Wikipedia actualizando la noticia de la muerte de un famoso. Surgido en el Racing de su natal Santander (la española, no la de “qué pasó mano“) se fue en 1979 al Atlético de Madrid y de ahí al Barcelona en 1982, destacando por su desborde y presencia. Con la selección jugó 22 partidos entre 1981 y 1985 pero no participó en torneos importantes: no fue seleccionado para 1982 ni 1986 y fue convocado sin entrar a 1984. Fue otro de los que se retiró joven: con la rodilla hecha mierda por lesiones se fue con 32 años al club que lo vio nacer y lo ayudó a subir de Segunda B en 1991.

 

Víctor Muñoz, o Víctor era un volante que se dio a conocer con el Real Zaragoza primero y en el Barcelona después, en el que fue titular casi que inbanqueable en su paso entre 1981 y 1988. Del Barcelona se fue a Sampdoria y al St Mirren de Escocia (toda una rareza para un futbolista español salir de su país por esos años) y terminó su carrera en su club natal en 1991. No alcanzó a coronar convocatoria al Mundial de 1982 – jugó varios amistosos previos pero Santamaría no le paró bolas – pero luego sería uno de los inamovibles de la selección durante todo el ciclo de Muñoz, fijo en el equipo durante dos Euros y un Mundial. Jugó 60 partidos como internacional, el último de ellos ante Alemania en la Eurocopa de 1988. Sí, el mismo de Gordillo y Camacho…

Manuel Sarabia López / Sarabia fue otro que debutaba con la selección española en este partido de la foto. Y también como Goitkoetxea, venía de ese Athletic en el que como centrodelantero jugó doce años y marcó 182 goles. Con la selección no le fue tan bien: jugó 15 partidos – el último en 1985 – marcando dos golcitos. Se retiró en Logroñés en 1991 con 34 años de edad.

 

 

Juan Antonio Señor Gómez / Señor era madrileño, surgido de las inferiores del Real pero que terminó haciéndose legendario en el Real Zaragoza, al que llegó en 1981 luego de debutar en la Tercera División y jugar tres años en Segunda con Alavés. Con los Maños fue figurón, fundamental en el título de Copa de 1986 y en las campañas del club por esos años. Y en la selección no desentonó: es el jugador del Zaragoza con más partidos vistiendo la Roja (41) y fue titular indiscutido de casi todo el ciclo de Muñoz (debutó como internacional con él en el primer partido del DT ante Islandia en Octubre) convirtiendo goles fundamentales como el del 1-0 de este partido ante Holanda, el sospechDIGO decisivo del 12-1 ante Malta y el del empate que forzó la prórroga ante Bélgica en los cuartos de final de México 86 (ver abajo). Fue otro que se retiró joven: en 1990 con 32 años tuvo que dejar el fútbol por un problema cardíaco, con aún bastante calidad por derrochar.

Y cerramos con Francisco José Carrasco / Carrasco o Lobo Carrasco, el otro extremo del equipo, que desarrolló casi toda su carrera en el Barcelona ochentoso. Para 1989 se va al Sochaux francés en el que se retiró tres años después. Jugó 35 encuentros con la selección entre ellos dos de la Eurocopa 1980 y todos los de la de 1984, pero no coronó Mundiales a pesar de ser convocado para el de 1986.

 

 

Resumamos: dos del Real Madrid (Juan José y Camacho), tres de Barcelona (Marcos, Víctor, Carrasco), dos del Athletic (Goitkoetxea y Sarabia), uno de la Real Sociedad (Arconada), uno de Zaragoza (Señor), uno de Sporting (Maceda) y uno del Betis (Gordillo). Como ya comentamos España terminó pasando, eh, milagrosamente al ganarle en su último partido del grupo a Malta por 12-1 (!), precisamente el marcador que necesitaba para superar en la clasificación a Holanda por el cupo a la fase final de la Euro… pero eso es otra historia…

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

8 Comments on Postales del pasado efímero que nunca volverá – Special european edition: La selección de España 1983

  1. 1
    jusanhe84 says:

    Que buen artículo. Recuerdo que ese Juan José fue el que se tragó un palo en un gol que le hizo Maradona al Madrid en un clásico. Maradona contó que se fue a disculpar por haber hecho que con el amague se pegara contra el palo a lo que el buen Juan José le contestó: “Vete a tomar por el culo”.

  2. 2
    El Wilson says:

    ¡POS-TA-ZO máster! Que bueno saber de las andadas deprimentes por las que tuvo que pasar España para calar finalmente en ese grupo de los “favoritos” del cual siempre salía en muletas (o con la nariz rota) en la ronda maldita de los cuartos de final ante equipos que quedaron para la posteridad o en el peor de los casos ante la todopoderosa Corea (?)

    • 2.1
      YoSoyElCarlos says:

      Tremendas épocas, man. Lo que uno tiende a pensar es que siempre fue así, siempre fueron como dices, pero pre80 eran de una intrascendencia absoluta.

  3. 3
    Toninho Cerezo says:

    Extraño a la España de antes, en especial a la del ’98 con el gran (?) Zubizarreta bajo los 3 palos mandándose cagada tras cagada y quedándola en primera ronda.

    Ojo, el revival del último Mundial no estuvo nada mal.

  4. 4
    martincx says:

    Muy bueno el post Don Ysec. Dejo una idea para un post: qué fue de los jugadores que fueron figuras en las selecciones sorpresa de los mundiales (podría ser del 98 a acá para que no se haga muy tedioso)

    Referente a España, coño (?) Cuando comencé a ver fútbol por acá (por eso de tener en su liga a Real Madrid, Valencia, Depor y Barcelona) ya jodían con eso de “a ver esta vez se le da a la Furia”

    Por otro lado, en un consultorio médico en Ecuador había una revista muy vieja de chistes y uno decía “La selección española es conocida como el circo, por los malabaristas del Madrid, los leones del Bilbao y los payasos del Barcelona”
    Sí, este médico buscaba todas las formas para hacer notar que estudió en Madrid.

  5. 5
    Alex says:

    Muy buen post YSEC.
    Refresca ver los origenes humildes de ese rapero nuevo rico que es la seleccion espanola. Siempre hinchare contra ella, no por los jugadores o la gente, sino por sus medios tan chabacanes.

    Y una pregunta: hay un post de la seleccion del 98 bajo el rotulo de “grandes churreteadas”? Me da paja googlear…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: