Lo que usted siempre quiso saber: Jugadores que han marcado el único gol de sus selecciones en Mundiales de fútbol

Anotar un gol en Copas del Mundo no es cualquier maricada. Por ejemplo, pienso que de no haber sido por ese golcito que Léider Calimenio Preciado le metió a Túnez en ese grisáceo – para nosotros – Francia 98, hoy tuviese menos recordación en la fanaticada que La Cachaza” Hernández. Pero claro, fue el único que metimos en ese Mundial, por parte de un pelao de 21 años al que la prensa bogotana pedía de titular como si fuera una especie de Ronaldo cruzado con Davor Suker tumaqueño, que entró desde la banca y desenredó con el gol un partido que podíamos jugar tres días más y no hacíamos uno.

Pero Leider no es el único anotador nuestro, como sabrá hasta la tía de uno que comparte memes con chistes de borrachos: otros diecisiete de nuestros muchachos han mojado red en mundiales, desde 1962 (cinco jugadores con un gol cada uno) hasta 2014, incluyendo los seis de James, los dos de Jackson y los otros cuatro que se reportaron – y acá si alguno se le ocurra mencionar el no gol de Yepes por favor pase a la dirección por su liquidación de membresía.

Pero este post no será de esto sino de aquellos miserables (?) países que tienen un solo gol en Mundiales. O más bien: hablaremos de aquellos jugadores que han anotado el único gol de sus selecciones en Mundiales de Fútbol. Me imagino que estos manes en sus países son ídolos o al menos figuras nacionales, que los entrevistan cada cuatro años en algún programa barato de farándulas – por ejemplo un Diah-a-Diah – a preguntarle cada vez “Ahmed, ¿qué sentiste cuando anotaste EL gol?” mientras al fondo sale el video del momento cumbre del fútbol de su país repetido una y otra y otra vez. Igual dichas selecciones no están taaaaaan mal: siquiera tienen alguna alegría para repasar en youtube, a diferencia de Trinidad y Tobago (2006), Canadá (1986), Indias Orientales Holandesas (sí, fue en 1938, cuando aún era colonia), China (2002) y Zaire/RD del Congo (1974) que pasaron en blanco en su participación. Pero mejor repasemos acá quienes son esos jugadores.

1. Los que marcaron el único gol de selecciones que han jugado un solo Mundial

Ahmed Radhi Amaiesh (1986, Irak)

No sé qué decir de la carrera de Ahmed Radhi que ustedes no sepan ya (?). Pero en serio, el man es considerado un ídolo histórico del fútbol iraquí y uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos de Asia (la IFFFFFFFFFFFHSSSSSSSS lo incluyó en sus listados de los mejores futbolistas asiáticos del Siglo XX). Debutó en 1982 en un club local llamado Al-Zawra, y su carrera pasó por Al-Rasheed, Al-Karkh y Al-Wakrah (Qatar), sólo le faltó llegar al Al-Ianza. Jugaba de delantero, muy calidoso y letal, y se cansó de quedar goleador en la liga local. Hoy rapidito se lo hubiesen llevado a un club europeo.

Con su selección jugó entre 1982 y 1997, convirtiendo según whiskypedia 62 goles, y según otras fuentes 42. Y como habrán adivinado, participó con su selección en el único Mundial al que hasta ahora ha clasificado Irak: el de 1986. El papel de los iraquíes no fue desastroso: perdieron sus tres partidos por la mínima ante Paraguay, Bélgica (2-1) y México, algo destacable teniendo en cuenta la diferencia de nivel y el hecho que el DT tenía apenas un mes en el cargo: el brasileño Evaristo reemplazó a su compatriota Edú por orden del siniestro mandamás del fútbol iraquí: Uday Husseín, el hijo de Saddam, que manejaba la Federación a su antojo y tomaba decisiones impulsivas porque, ajá, era el hijo de papi. Entre otras decisiones que tomó Uday estuvo la de borrar a dos jugadores – entre ellos el crack histórico del país hasta ese momento – por temas políticos y la de cambiar los tradicionales uniformes de los iraquíes para el Mundial, dizque porque quería que su selección jugara con colores diferentes a los de los demás (….). Fue por eso que salieron con un horrible amarillo setentoso y un celeste pastel-primera-comunión en sus juegos en ese Mundial, que a los jugadores no les gustó ni poquito. Pero al final a ellos les fue hasta bien: no sufrieron la venganza de Uday al regreso a Bagdad, como sí le pasó a muchos otros.

Bueno, pero volvamos a Ahmed Radhi (o Amaiesh segun la TV mexicana). Estuvo presente en los tres partidos de su selección en ese Mundial. Y se hizo un pudo-ser-gol en la derrota con debut ante Paraguay, en el que el árbitro anuló un gol de un tiro de esquina debido a que este había pitado el fin del primer tiempo con la pelota en el aire (!). Pero para el segundo partido contra los belgas se quitó las ganas: estando 2-0 abajo los iraquíes recibió un balón desde el centro, se acomodó y remató fuerte y esquineado para vencer al gran Jean-Marie Pfaff. 2-1 que no se movería y con esto Radhi entró a la historia del fútbol de su país. Porque para el tercer y último encuentro nadie más de su equipo anotaría en lo que fue la suave derrota contra México por 1-0.

Mohamed Kader (Togo, 2006)

Lo de Togo en el Mundial 2006 no fue horriblemente penoso pero sí muy con tintes de recocha. Primero la Federación se bajó a meses del Mundial a su DT EL nigeriano Stephen Keshi, el que les había conseguido la clasificación por primera vez a mundiales. El motivo oficial fue la pésima actuación de los togoleños en la Copa Africana de ese año, pero en realidad fue porque la megaestrella del equipo, Emmanuel Adebayor, se llevaba muy mal con el DT. Eso no fue lo peor: una semana antes de su debut mundialista, el DT que lo reemplazó, el alemán Otto Pfister, renunció en protesta porque la Federación de Togo les incumplió en los premios a los jugadores. Toda esa semana previa al primer partido de Togo en Mundiales fue un mierdero: el ayudante de Pfister también renunció, se hizo cargo el tercer entrenador (un local) y mientras que los gordos de la Federación intentaron – sin éxito – contratar al alemán Winfried Schaefer (DT de Camerún en 2002), una delegación del propio gobierno del país viajó a negociar directamente con los jugadores, que ya estaban amenazando con no jugar. Parece que el asunto se arregló porque dos días antes del debut mundialista (!!) Otto Pfister anunció que regresaría al banco de Togo. Como diría Rabindranath Tagore: cipote de verguero.

Total que en ese Mundial Togo perdió los tres partidos que jugó aunque sin escándalo (1-2 ante Corea del Sur y 0-2 ante Suiza y Francia). Pero por lo menos se dio el gustico de no devolverse en blanco, gracias a un delantero llamado Mohamed Kader (en realidad Mohamed Abdel-Kader Coubadja-Touré), que no es más conocido que Adebayor pero que con su selección rendía y hacía goles emblemáticos. Por ejemplo: fue el autor del tanto contra Ghana que le dió la primera victoria a su país en la historia de las Copa Africanas de Naciones. Además tiene la gran fortuna de ser reseñado acá – me imagino la hinchada en el único café internet de Togo haciendo viral este post – porque fue el autor del único gol togolés en Mundiales, en la derrota 2-1 ante Corea del Sur en su debut en 2006. Lástima que hasta ahí les duró la dicha, porque después quedarían en blanco ante Suiza y Francia. Kader jugó por veinte años (1995 – 2015) en una trayectoria que incluyó un club de su país, uno de Túnez, Parma, Lugano (Suiza), Al Ahli (EAU), Vicenza, Servette, Sochaux y Guingamp (en el que estaba jugando cuando el Mundial), entre otros.

Flávio (Angola, 2006)

Flavio Amado da Silva, para los parceiros Flávio, tiene no solo el mérito de haber convertido el único gol de Angola en Mundiales, sino de haberlo hecho con solo 39 minutos disputados en el torneo de 2006, todos en el partido contra Irán, en el que entró en reemplazo de Fabrice Akwa. Los angoleños habían pasado en blanco en sus dos primeros partidos (0-1 contra Portugal y 0-0 contra México) y para el último contra Irán llegaban hasta con opciones de clasificar, dependiendo cómo le iba a México contra Portugal en el otro encuentro. Y con su juego físico y a ratos ingenuo comenzaron ganando al minuto 60 con el gol de cabeza de Flávio, pero los iraníes empataron faltando 15 minutos y no se les dio.

Flávio jugó con su selección 92 partidos entre 2000 y 2014, en los que anotó 34 goles. Jugó en un club de su tierr a entre 1999 y 2005, además Al Ahly de Egipto (2005 -2009), Al Shabab  de Arabia Saudita (2009 – 2011) y Lierse de Bélgica (2011/12), después de lo cual retornó a su país en donde se retiró en 2014. En donde le fue mejor fue en el Al Ahly, con los que jugó en dos mundiales de clubes (2005 y 2006) y anotó dos goles, uno de ellos a Internacional en la semifinal. El man tenía fama de ser un buen cabeceador, y tal cual fue su gol en el Mundial.

Mordechai Spiegler (Israel, 1970)

El autor del único gol israelí en mundiales nació en Sochi (Rusia) en 1944, pero emigró con su familia a Israel y allí se crió, se hizo hombre (supongo) y se convirtió en el más brillante jugador del fútbol de su país en todos los tiempos. Jugaba de volante – media punta, y su carrera se desarrolló en clubes de su país además del París FC (un club pequeño de la capital, hoy en Segunda, entre 1972-1973), Paris Saint Germain (1973 – 1974) y el New York Cosmos de Pelé. El man era muy calidoso, según se puede ver en los videos, algo frágil pero con mucha clase y dominio de la pelotica.

Para ese Mundial su selección clasificó en un grupo de Asia – Oceanía totalmente abandonado debido a la renuncia de la mayoría de las selecciones asiáticas en protesta por la presencia de, ajá, Israel. Estos no se unieron a la protesta (?) y solo tuvieron que superar a Nueva Zelanda y a Australia en respectivos play off para clasificar a México 70. Los israelíes perdieron en su debut ante Uruguay, pero empataron sus dos siguientes partidos ante Suecia (1-1) e Italia (cero) para irse de México con su culo honor intacto. Precisamente el único gol que convirtieron fue por Spiegler, en un tiro de larga distancia que califica como golazo.

2. Los que anotaron el único gol de selecciones que han jugado en dos o más Mundiales

Luis Ramirez Zapata (El Salvador, 1982)

De esa masacre de Hungría a El Salvador en España 82 no hay mucho más que decir que no hayamos contado en este post. Entonces solo destacaremos el único gol en seis partidos mundialistas para los salvadoreños (en 1970 y 1982), obra de Luis Baltazar “Pelé” (!) Ramírez Zapata, delantero del Club Deportivo Águila de su país. Pero más que el gol en sí lo que siempre me llamó la atención es la alegría desbordada de Ramírez al celebrarlo, como si fuese uno que les dio la clasificación al Mundial en el último minuto de visitante, y no lo que suponía el descuento para un 5-1 en contra parcial a los 19 min del ST en un partido en el que te están bailando sabroso. Ramírez jugó en su selección 58 partidos entre 1971 y 1989 (!!), y casi toda su carrera la pasó en clubes de su país. Y su gol es todavía recordado en su país (incluso en alguna parte lo califican de “mítico”) a pesar que no sirve para quitarle el último puesto a El Salvador en la tabla general de todos los tiempos de todos los participantes mundialistas.

Erwin “Platini” Sánchez (Bolivia, 1994)

Estamos hablando de uno de los más grandes cracks de todos los tiempos de su país, representativo de la única generación de fútbol boliviano que ha sacado la cara por esos horribles. Erwin “Platini” Sánchez debutó a sus 18 años en Destroyers, y no hablamos de una banda de metal boliviano sino de un club de fútbol de la ciudad de Santa Cruz. De ahí se fue al Bolívar del que rapidito se lo llevaron para el otro lado del charco (ehhh, bueno, es un decir…): a Benfica, club en el que no se afianzó y terminó yendo a Boavista en el que pasó dos periodos de cinco y cuatro años. En Boavista fue figurón fundamental, pilar del equipo y referente en el único título de liga del club en toda su historia (que por cierto es el único que no ha sido para Benfica, Porto o Sporting desde 1945). “Platini” Sánchez era un jugadorazo, con mucho dominio del balón, rápido y dinámico, con mucha visión y más pegada que el Bolillo Gómez.

Con su selección fue protagonista de la gesta de 1994, Mundial al que clasificaron junto con Brasil en el grupo que compartían además con Ecuador, Uruguay y Venezuela. Que aprovecharon la altura de La Paz, la aprovecharon, pero además tenían un equipazo: Baldibieso, Cristaldo, Milton Melgar, “Chocolatín” Castillo, “El Diablo” Etcheverry… O sea, no era solo altura, sino que tenían un equipo sólido con varios cracks y mucho oficio, bien dirigido por Xabier Azkargorta. Digo, si fuera solo altura le ganaban a todos, mira que hace poquito nosotros les ganamos 3-2 allá y ¡hasta Bacca les hizo gol!

El Mundial los mandó a un grupo con dos muy bravos (Alemania y España) y uno medio huevo (Corea del Sur), por lo que fundaban sus esperanzas en arrancarle un puntico a alguno de los primeros y ganarle al otro. Pero no: perdieron en el debut 1-0 contra Alemania – el día de la expulsión del “Diablo” Etcheverry, botaron la única oportunidad que tenían alcanzable de pasar al empatar sin goles con Corea del Sur y cerraron con derrota ante España por 3-1. Ese gol del descuento fue obra del gran “Platini” ayudado por la pata de un alemán, y supuso no solo el único gol del torneo para los suyos sino el ídem en seis partidos jugados en tres mundiales: dos en 1930 (dos 4-0 ante Yugoslavia y Brasil), uno en 1950 (el 8-0 vs Uruguay) y estos tres de 1994.

Bonus: El que anotó dos goles en el único mundial de su selección

Emmanuel Sanon (Haití, 1974)

Y cerramos con otro crack único en su país: el gran Emmanuel Sanon, delantero de clase mundial que representó a su país en su única excursión mundialista (los detalles de su clasificación y participación las puede ver acá con pelés y segnales). “Mano” Sanon comenzó su carrera en el Don Bosco de su país, pero después del Mundial de 1974 saltó al Beerschot belga, en el que duró seis años en buen nivel y con los que fue campeón de la copa local en 1979. De ahí jugó en clubes del fútbol yanqui hasta que se retiró en 1982. Era un delantero peligrosísimo, muy veloz, hábil y potente, de mucho nivel para el fútbol caribeño de ese entonces.

Sanon convirtió dos goles en Mundiales que a su vez representan los únicos de su país en este campeonato. El primero y más famoso fue en su debut ante la aún ultrafavorita – después se desinfló – Italia, que venía de una racha de 19 partidos sin recibir gol en los que estuvo siempre tapando el después legendario Dino Zoff. Todo suponía un debut relajado de los italianos, pero empezando el ST con el encuentro en un inesperado 0-0, viene un contragolpe haitiano que encuentra a Sanon, que se manda con potencia y velocidad al arco de Zoff, elude un intento de falta de un defensor italiano y al portero y marca el 1-0. Golazo que sirvió de consuelo porque al final Italia ganó 3-1.

Y su segundo gol fue en el último partido ante Argentina, con los haitianos ya eliminados (Polonia les había introducido un 7-0 en la segunda fecha), que terminaron perdiendo 4-1. El gol de Sanon supuso el 3-1 parcial.

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

5 Comments on Lo que usted siempre quiso saber: Jugadores que han marcado el único gol de sus selecciones en Mundiales de fútbol

  1. 1
    Néstor says:

    Qué buen post. El gol de Platini Sánchez rebotó en en un español, no un alemán, por supuesto.

  2. 2
    kadtagenero says:

    Excelso post don YSEC como siempre,saludos

  3. 3
    Vladimir Lacera Guzmán. says:

    Muy buen post.

    Cabe señalar que de la liga portuguesa, donde jugó Platini Sánchez, Belenenses también supo lo que es ganar una liga, la única en sus vitrinas, en 1946.

    P.D.: A ese Zubizarreta sí le hacen unos goles…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: