Hrvatska (aka Croacia) en el Vol XVII del Libro de Peltre de Rusia 2018

por Juan Sebastián Vélez

Ah, Croacia, los de los cuadritos. Uno de esos países que todo el mundo ha oído mentar pero que nadie puede ubicar sin dudar en el mapa, pese a que está ahí no más, en toda la pepa de Europa, en la mitad de todos los caminos y por tanto, en la mitad de todas las guerras. Un país nuevecito y que sin embargo tiene una historia más ilustre en los mundiales que muchos otras selecciones. Déjennos le contamos:

 

1. Generalidades del país

La historia de Croacia es larga y enredada porque le tocó estar ubicado donde todo ha pasado en los últimos mil años. Los croatas ocuparon lo que hoy es su tierra y establecieron el Reino de Croacia en 925, y lograron aguantar dos siglos de vida independiente hasta que les tocó unirse con los húngaros, por miedo a los turcos otomanos que estaban ahí al ladito, muriéndose de ganas de invadir Europa y pues, ¿Por dónde más iban a pasar? La cosa se siguió poniendo peluda, hasta que en 1527, con los otomanos en las puertas, decidieron volver a ofrecer el trono de Croacia, esta vez a la casa de Habsburgo, o sea a los austriacos, para que también los protegiera. La cosa más o menos funcionó hasta que Napoleón los invadió y luego terminaron metidos dentro de ese monstruo gordo llamado Austria-Hungría, lo que no significó gran cosa pues así estaban de facto hacía siglos. Así los cogió la Primera Guerra Mundial, jugando en el equipo equivocado. Acabada y perdida la guerra, deciden meterse a hacer parte de Yugoslavia (los croatas al parecer nunca le han tenido fe a la idea de ser independientes). En la Segunda Guerra Mundial los vuelven a invadir (como queda dicho, es inevitable invadir Croacia si uno está tratando de conquistar el mundo), esta vez los nazis y los italianos en 1941.

Tras liberarse de los invasores y el final de la guerra, siguen en la Yugoslavia socialista del Mariscal Tito hasta hasta 1991, cuando, en un raro ataque de rebeldía adolescente, deciden declarar la independencia, dejarse el pelo largo y largarse a vivir solos. Peeeero… primero tendrían que ganar una guerra más: los serbios, que son los vecinos malucos de toda la vida, no querían que se fueran y el conflicto duró cuatro años, hasta la victoria completa de Croacia. ¿Los serbios? ¿No es la misma vaina? Casi: vecinos, comparten bandera y ortografía, pero los croatas son católicos romanos y los serbios, ortodoxos orientales. Y va usted a creer que hay gente que se mata por esas pendejadas… Quizás recuerde un lector desprevenido a Slobodan Milošević, villano televisivo capturado y llevado a un tribunal internacional por la guerra de Bosnia. ¿Cuál guerra de Bosnia? No se confunda querido lector que esa es otra, al ladito y relacionada, pero aquí no hay espacio para la infinita complejidad de los Balcanes, entonces baste saber que este tipo era el presidente de Serbia y fue también el villano en la guerra de independencia de Croacia. Bueno, todo este enredo acabo con una Croacia independiente en 1995. ¿Y qué es lo primero que tiene que hacer un país independiente para que lo tomen en serio? Pues clasificar al siguiente Mundial de futbol. Y los croatas son gente seria. Vamos allá.

2. Historial mundialista

El equipo de Croacia del que todos nos acordamos. Arriba:  Zvonimir Boban, Drazen Ladic, Slaven Bilic, Zvonimir Soldo, Mario Stanic, Aljosa Asanovic. Abajo: Robert Jarni, Davor Suker, Robert Prosinecki, Silvio Maric, Dario Simic. Clase por cada píxel en esta foto

Participaciones y posiciones: Como aquí somos fanáticos de la independencia de Croacia, entonces no le vamos a contar nada de las participaciones de sus futbolistas cuando hacían parte de Yugoslavia, así hubieran sido de los pocos europeos en debutar en el primer mundial, en Uruguay en 1930. Baste decir que Croacia siempre ha sido tierra futbolera, cuna de talentos y que la espina vertebral de Yugoslavia casi siempre estaba formada por croatas. Hablando de debutar, los croatas, ya solitos, lo hicieron de la manera más espectacular imaginada en Francia 98. Ustedes ya se la saben. Pasaron de ¿De dónde carajos salió ese país? a celebrar un increíble tercer puesto en el torneo, el mejor debut en la historia de los mundiales, igualando la hazaña del Portugal de Eusebio en 1966. Paro vamos despacio.

Nadie lo venía venir. En las eliminatorias, al no haber clasificado de manera directa en su grupo, a Croacia le tocó jugar un play-off con Ucrania, que ganó con solvencia. Parecían discretos, pero el asunto es que llegaron a Francia con un equipazo, su generación de oro, con jugadores consolidados en los mejores equipos de Europa y amplia experiencia, una nómina que uno todavía recita: Mario Stanić (Parma y luego Chelsea), Zvonimir Boban (Milán), el fabuloso Robert Prosinečki (Real Madrid y Barcelona), y, sobre todo, Davor Šuker (Real Madrid), quien como usted ya sabrá, quedó de goleador del torneo. Con este combo y un grupo de primera ronda relativamente sencillo, clasificaron de segundos tras haberles ganado 3-1 a la debutante Jamaica, 1-0 al también debutante Japón y perder honorablemente 0-1 contra Argentina. En octavos se enfrentaron con Rumania, a la que despacharon con un gol de Šuker y en cuartos iban contra la siempre poderosa Alemania. ¿Quién dijo miedo? Les empacaron 3 goles y de súbito eran sólidos contendientes por el título.

Pero en semifinales les tocó contra una Francia que tenía destino de gloria y el apoyo total de la tribuna y pese a haber empezado ganando con gol de, dígalo usted, Šuker, el gran Lilian Thuram les voltió el cristo con dos tantos y los mandó a jugar el partido que nadie quiere jugar. Ahí debieron enfrentarse a una Holanda memorable, a la que derrotaron 2-1 con goles de usted ya sabe quién y otro de Prosinečki. Suena a paseo triunfal, pero para los que creen que fue fácil, les recordaré que el jugador del partido fue el arquero Ladić, quien le sacó de todo a una equipazo holandés de leyenda: Bergkamp, Seedorf, Cocu, Overmars y Davids. Imagínese usted las celebraciones en Zagreb, todavía hay gente enguayabada.

Toda una aparición de rutilante fantasía, lo que nadie sabía era que de ahí en adelante se iban a volver el Hugo Rodallega de los próximos mundiales: todo el mundo esperaba un montón, y aunque han sido relativamente exitosos clasificando, no han hecho ni verga. En 2002 les tocó un grupo bravo, y se quedaron en primera fase tras hacer la del bobo: le ganaron a Italia 2 a 1, pero se fueron a perder con México y Ecuador por la mínima diferencia. Chau.

En el mundial de 2006 les tocó un grupo relativamente fácil donde todo el mundo esperaba que clasificaran a Octavos. Perdieron, como era de esperarse, contra Brasil 1-0, pero luego no fueron capaces de ganarle a Japón (0-0) y tras ir ganando 2-1 a Australia, se dejaron empatar en el minuto 79 por los sureños. Cagadón y para la casa.

Para la historia del partido con Australia quedó la amarilla x 3 que Graham Poll le sacó a Josip Simunic

A Sudáfrica 2010 ni clasificaron y en Brasil 2014 la misma cosa, aunque esta vez con un grupo mucho más complicado: perdieron 3-1 contra el anfitrión, se desquitaron vehementemente contra Camerún 4-0 y luego otro 3-1 en contra por parte de los mexicanos, en un partido intenso que vio los cuatro goles en los últimos 18 minutos. Otro mundial, otra decepción.

Uniforme a través de los Mundiales: si hay algo distintivo de una selección en el mundo del fútbol es el ajedrezado rojo y blanco del uniforme de los croatas. ¿De dónde viene? Pues del escudo del país…

… que luce como protagonista principal un blasón (así se llama) con un elegante diseño tipo ajedrez con exactamente 25 cuadrados rojos y blancos. El origen de este diseño se ha perdido con el tiempo, aunque la leyenda dice que fue adoptada por un rey croata en el Siglo X que le ganó una partida de ajedrez a un Dux veneciano, y que con eso se ganó la libertad de su país, o la del mismo monarca, o quién sabe. Hay otra teoría que apunta incluso que el diseño viene de los persas (!), porque en un yacimiento en Irán se encontró vasijas de un tiempo muy anterior a la Edad Media, con este mismo ajedrezado. Pero si por el uso de cuadros rojiblancos vamos a asociar a dos pueblos distintos, entonces la existencia de ciertos manteles en las mesas de las cocinas de hogares colombianos significa que estamos relacionados con los croatas… Ah, los cinco miniescudos de arriba del principal corresponden a las regiones históricas que formaron Croacia: Zagreb, Ragusa, Dalmacia, Istria y Slavonia.

Ya explicado el asunto, pasemos a ver los uniformes…

Hitos Mundialistas (aka Datos Dan Niembraaa):

  • Los croatas han jugado un total de 16 partidos en Mundiales, con 7 PG – 2 PE – 7 PP – 21 GF – 17 GC. Como queda dicho, un gran debut y después nada de nada.
  • Nunca se han dejado golear seriamente pero les han clavado dos veces un 3-1 (Brasil y México en 2014).
  • Los siete partidos ganados fueron ante Jamaica (3-2), Japón (1-0), Rumania (1-0), Alemania (3-0) y Holanda (2-1) en 1998. Además, un 2-1 ante Italia en 2002 y la goleada 4-0 a Camerún en 2014.

Jugadores históricos mundialistas: Entre los que más jugaron hay que mencionar al defensa Dario Šimić, que vistió la camiseta croata en 11 partidos en 3 mundiales (98, 2002, 2006), y el calidosísimo Robert Jarni, quien jugó 10 partidos con Croacia (98 y 2002) pero que incluso alcanzó a jugar otro partido en Italia noventa cuando estaba pipiolo representando a Yugoslavia.

Entre los goleadores está por supuesto, repítalo conmigo, no se canse de decirlo, Davor Šuker, quien metió 6 goles en Francia y ninguno en Japón/Korea. Y hasta ahí. Sigue una lista larga de jugadores con apellido terminado en “ić” (nótese la tilde puesta sobre la c y no en la i y considere el embale para encontrar ese caracter por parte del editor de la Monserga), pero ninguno de esto hizo más de dos goles, entonces ni los mencionamos.

Historial Mundialista vs rivales de grupo: Croacia había jugado y perdido contra Argentina en su glorioso debut de 1998, pero nunca con sus otros compañeros de grupo.

Grandes hazañas / arepazos: Hágame el favor y vuelve a leer el párrafo donde se cuenta la historia de su debut en Francia 98 y la manera fabulosa en que a la cenicienta desconocida le dan la corona de primera princesa.

Grandes decepciones / cagadas: La eliminación en los últimos minutos al dejarse empatar por la débil Australia en 2006. A estas altura, que los eliminen en primera ronda ya no cuenta como decepción sino como expectativa.

Otra cagada: la derrota ante una eliminada Ecuador en 2002 cuando tenían todo para clasificar

3. Selección actual

Cómo clasificaron a Rusia: Quedaron de segundos en su grupo de clasificación original, después de la sorpresiva Islandia y les tocó ir a play off contra Grecia, a la que sacaron cómodamente tras ganarle 4-1 en Zagreb y empatar en la vuelta en Atenas.

DT: Dirige Zlatko Dalić quien llegó en la parte final de las eliminatorias cuando echaron a las patadas a Ante Čačić tras haber perdido con Islandia y Turquía. Dalić venía de dirigir con gran éxito el Al Ain FC en Abu Dhabi y estaba ya en el camerino para el play off contra Grecia.

Jugadores a mirar: Bueno, varios. Esta vez nómina para mirar sí tienen, así hayan salido todos retratados como maricas en el álbum de Panini, en uno de los descaches colectivos más extraños que se recuerden desde el referendo por el Acuerdo de Paz en Colombia. Usted ya los conoce y si está leyendo estas líneas, probablemente los ve todos los fines de semana: Luka Modrić, que le quitó la número 10 del Real Madrid a James; Mateo Kovačić, compañerito del anterior y para balancear las cargas en el futbol español, Ivan Rakitić en el Barcelona. Buen combo sin duda, y no son los únicos: Mario Mandžukić de la Juve todavía tiene dinamita para quemar pese a sus 32 años.

Perspectivas: Casi fijo clasifican a Octavos como segundos del grupo. Pero ahí les tocará casi con certeza contra Francia, de modo que…

4 Comments on Hrvatska (aka Croacia) en el Vol XVII del Libro de Peltre de Rusia 2018

  1. 1
    SuperGuigo says:

    Buen post. Tiene razón, parecen un catalogo de Leonisa verano-invierno.

  2. 2
    Oscar says:

    Boban que jugadorazo ídolo del A.C Milán en los 90’s, fue el que encendió la llama de la independencia de Croacia, en un dinamo de Zagreb vs estrella roja de belgrado, partido caliente de por sí, invasión de hinchas, policía yugoslava para represar el ataque y en esas, el bueno de zvonimir para defender a un hincha que está siendo golpeado por un policía, le pega una patada que queda para la posteridad y que fue como el símbolo del inicio de la independencia, es por eso que Boban no fue con Yugoslavia a Italia 90′ ya que lo sancionaron.

    En el 98′ por lesión, Alen Boksic, no pudo estar en el plantel que coronó bronce, ya que este era el otro goleador del equipo, figura con la Juventus y la Lazio.

  3. 3
    kadtagenero says:

    Me quedé esperando la referencia al uniforme del equipo de Pimentel… de alguna forma pensé que le iban a encontrar la relación, pero bueno, lo de los manteles también aguanta…

    Buen post, veo que ahora si pusieron el turbo a ver si acabamos antes de la inauguración

  4. 4
    DVVID CVLEÑO says:

    Prosineki, y creo que un puñado de argentos en los inicios, son los únicos que han jugado en dos mundiales con países diferentes. El primero en Italia 90 jugando con “Jugoslavija” como aparecía en el álbum de panini y luego en el 98 con Croacia, y los argentinos que jugaron en el 34 y 38 jugando para la Italia del duce Mussolini, aunque por ahí creo que por ahí hay alguno que otro haciendo lo mismo en la década del 50.

    Ese equipo de Francia era tremendo, ves los vídeos en YouTube y podés darte cuenta de lo calidosos que eran, derrochaban calidad excelsa, no podían llegar más lejos con esa Francia histórica que tenía ese compromiso con su propio destino de llegar a la final y ser campeones. Recuerdo ver en los noticieros de los recién creados canales privados en aquel entonces, el recibimiento que estos manes tuvieron en su país…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: