Especiales LMDF: Anatomía y disección de los números de los goleadores históricos a nivel de selecciones

«Aquí jugando con los pelaítos…»

Por estos días en que Cristiano Ronaldo le anotó a la selección de Cualquierkosovia su gol número 99 con la selección portuguesa se vino esa horda de opinadores gratis y absolutos que existen desde el principio de los tiempos, pero que ahora con las redes sociales pasaron de ser «qué hijueputa tan fastidioso este malparido» para los compañeros de oficina y conocidos, a ser «qué hijuepute tan fastidiosx este malparide» con alcance global.  Porque, ajá, podrá caer bien o mal pero creo que nadie discute que Ceerresiete es un jugador de la puta madre, más peligroso que sacar un iphone en el centro de Medellín y que se motiva igual sea que juegue contra Alemania o contra Atlético Huila en el Plazas Alcid un sábado a las 3:00 de la tarde… pero a pesar de toda esa carrandanga de goles hay cierto, eh, pensamiento general respecto a esta cifra: que es un logro sobrevalorado porque gran parte de sus 99 goles los ha hecho precisamente a equipos conformados por pastores de Andorra, pescadores de ballenas de Islas Feroe o trabajadores bancarios de Gibraltar.

Bueno, ¿y es así? ¿Qué tan «importantes» son los goles de Cristiano Ronaldo como para darle todo el bombo que se merece, o de lo contreras como para minimizar el logro de estar a punto de llegar al centenario internacional? Y decimos «importantes» así, entre comillas, porque tampoco vamos a caer en la huevonada de decir que un tipo que le hace 99 goles a otras selecciones es un medio huevo. O sea, antes de cualquieriar a un tipo que le mete goles a Pereira, Tigres o Jaguares, acuérdate de esos duros tiempos en los que tu expectativa de vida se acortaba viendo desde afuera cómo el nueve horrible del equipo de uno no era capaz de meterle goles a Pereira, Tigres o Jaguares…

They release theirselves (se dejaron llevar, pues)

Pero también es cierto que aunque 99 goles en selecciones es una animalada, al ver algo como el tuit de aquí al ladito en donde los comparan así sin pasante con los goles de próceres universales como Maradona, Ronaldo o Pelé, ya como que uno se timbra… Claro, todos los goles valen lo mismo y toda esa monserga, pero dime tú si se acuerda uno más del man que mete 40 goles contra Guatemala o Belice en una Eliminatoria de Copa de Oro que del que hace dos en una semifinal de la Copa del Mundo

Entonces me surgió la curiosidá: ¿qué tan «determinantes» han sido los goles de CR, y sobre todo, comparados con los de otros jugadores top? Y ya que estamos montados en el tren, ¿qué tan «importantes» han sido los goles de los máximos artilleros de la historia con sus selecciones? Preguntas que, aprovechando mi ausencia de vida y una vejez inmersa en una gris soledad, he tratado de resolver desmenuzando los goles de los máximos anotadores a nivel de selección (*no de todos, ya explicaré), y analizándolos para ver de verdad qué tan Chachos son los tipos que están catalogados como los más goleadores de todos los tiempos. Y ojo, que no se trata de decir que uno es mejor o peor jugador que otro, sino de, por decirlo así, comparar libra por libra el registro histórico de los tantos anotados en la carrera internacional de un jugador, y ponderarlos en su justa medida. Arranquemos.

Primero: el listado de los >50

Antes que todo, veamos el listado oficial de los máximos goleadores históricos a nivel de selección de todos los tiempos (al 17 de Noviembre de 2019), limitándonos a los que han hecho al menos 50 goles en partidos internacionales, que para esta lista cuentan igual si se hicieron en una final por el título del mundo o en un amistoso transnochado en un campo de fútbol americano de Foxboro contra El Salvador:

Como ven ahi hay muchos nombres ilustres acompañados de manes más random que perfiles falsos uribistas en twitter. Nombres como Soetjilpo Soentoro, Sunil Chhetri o Kiatisuk Senamuang suenan a actores secundarios de película de Jean-Claude Van Damme y ni por ahí a goleadores históricos en un listado de la FIFA. Pero ajá, ahí están: son (eran) tipos que les tocaba jugar contra Malasia, Vietnam o Macao en juegos del Sudeste de Asia, eliminatorias a Juegos Olímpicos  o amistosos por el cumpleaños del rey y se cansaban de zamparle goles a selecciones que de vainas juntaban los once para salir a la cancha. Entonces no vale la pena escudriñarle los datos a estos, que si me pongo a ver cuántos goles hizo por Eliminatorias de Juegos Asiáticos de 1956 a cualquier Juajuaraján Karemondán de esos, termino regalando todas mis posesiones terrenales para ir a un monte despoblado y pegarme un tiro mientras suena de fondo los grandes éxitos del Charrito Negro comentados por Amparo Grisales.

Este señor con pinta de Secretario de Obras Públicas de Sampués es Ali Daei, el máximo goleador histórico de selecciones nacionales

Vamos entonces a limitar la lista a jugadores conocidos (famosos, goleadores, o que uno los ve y dice «ve, este es tal man«), y me perdonan que se me pasó alguno (Cha Bum-Kun, Koller, Pavón). Añadámosle los que no están ahí pero han metido mínimo 10 goles en Mundiales de Fútbol. Ah, y uno que se quedaría afuera pero cómo no lo vas a incluir: un tal Diego Armando Maradona. Veamos entonces el listado de los jugadores (por decirlo así) top, y con un detalle: separando los goles en partidos oficiales y en amistosos, a ver cómo se ve la cosa, en una hermosa grafiquita (ordenada por el total de goles por jugador) elaborada con una app llamada Es él:

Aquí uno ve que para casi todos los jugadores la proporción goles en partidos oficiales vs goles en amistosos es más o menos similar, salvo algunos casos. Por ejemplo, los dos líderes históricos – Ali Daei y CR – tienen casi 4 goles oficiales por cada uno en amistoso, lo cual les quita al menos el rótulo fácil de «Capo canonieri de amistosos«. Las excepciones son varias, la gran mayoría en jugadores pre-década de los 60: Puskas, Kocsis, Lajos Tichy (todos húngaros, qué casualidad), tienen muchísimos más goles en amistosos que en partidos oficiales, lo que se explica más que todo por el hecho que en esos días en que no había Eurocopas, los equipos europeos tenían que buscarse torneos centroeuropeos y amistosos para tener ritmo de competencia. O sea, no es lo mismo jugar con Hungría en 1952 que con por ejemplo con Alemania en 1996, la que jugaba no solo Mundial sino Eurocopas con Eliminatorias incluidas. También tengamos en cuenta que de más o menos 25 años para acá cada selección juega más partidos de Eliminatorias Mundialistas: un grupo europeo para la clasificación a Alemania 1974 eran tranquilamente tres equipos que decidían en apenas cuatro partidos si iban al Mundial o se quedaban a verlo en blanco y negro… ahora cualquier Inglaterra te juega entre Mundial y Mundial tranquilamente 20 partidos oficiales entre Eliminatorias a Eurocopas y a Mundiales.

Pero sigamos analizando lo de arriba. Como decíamos, a los jugadores recientes les favorece que haya más encuentros oficiales, entonces la tendencia general de estos goleadores es que tengan más goles en partidos por los puntos que en las recochas. ¿Hay excepciones? Sí señor: Pelé, que desarrolló su carrera principalmente en los años 60 tiene «solo» 26 de sus 78 goles en partidos oficiales: hizo 12 goles en Mundiales, 8 en Copas América (todos en la única que jugó, la de 1959) y 6 en Eliminatorias mundialistas. Quién sabe si hubiese jugado en más Copas América – Brasil en los 60 no le paró bolas a las dos que se jugaron – o en las Eliminatorias de 1962 y 1966 – Brasil no las jugó por ser campeón vigente – tuviese otros números más parejos… el caso es que O Rei jugó en un montón de torneos de nombre rimbonbante (Copa de las Naciones, Copa O´Higgins, Copa Roca) pero que a efectos prácticos hacen la cuenta de un amistoso. La segunda excepción es mucho más notoria: Neymar, que solo tiene 19 goles de sus 61 goles en partidos oficiales: 6 en Mundiales, 6 en Eliminatorias, 3 en Copa América, 4 en Copa Confederaciones ¿Buscábamos un «Rey de partidos amistosos«? Acá va un candidato…

Concentrémonos entonces en desmenuzar la cifra de goles oficiales a ver qué se nota; pillemos primero los goles en torneos continentales (Copa América, Eurocopa, Copa Asiática, Copa Africana, Torneo Amistad del Sur de Oceanía; no cuenta Eliminatorias a Eurocopas, Copas Asiáticas o Africanas):

Acá vemos que sigue mandando la parada Ali Daei con 23 goles en Copa de Asia… una bestialidad… ¿A quién le hizo esos 23 goles? A  Arabia Saudí y Corea del Sur (mmmjá), y también a China, Bahrein, Irak, Kuwait, Tayikistán, Uzbekistán, Omán, Líbano y Laos (!!!)… sorprende un poco ver de segundo (en este listado, recordemos que no incluye a todos los goleadores) al gran Samuel Eto´o con 18 tantos anotados en fases finales de la Copa Africana de Naciones, que si vemos a quienes se los anotó (Costa de Marfil, Argelia, Túnez, Nigeria, Togo, Angola, Congo, Egipto, Zambia y Sudán) tienen bastante mérito. Arriba a nivel continental están también Landon Donovan (con 18 también), Dempsey, Batistuta, Tim Cahill, Drogba y Ronaldo (el único y original). El otro, la versión millenial y edulcorada tiene 9 tantos a nivel europeo, y más abajito vemos a Messi con 8. ¿Neymar? Como dijimos arriba, 3 goles por Copas América. ¿Lewandowski? Tiene dos golcitos. ¿Lineker y Thomas Müller? Ninguno (!).

Solo a modo de complemento veamos el listado con los goles oficiales por Eliminatorias a torneos continentales, que por la básica razón que en la en la Conmebol somos tan poquitos que nos toca invitar a Qatar o Jamaica para completar un torneo de 12, no incluye a los sudacas. Aquí vemos abajo cómo Chrisianu se ha dedicado consistentemente engrosar la hoja de vida a punta de zamparle goles cada que puede a (estos son datos reales) Azerbaiyán, Kazakhstán, Armenia, Islandia, Chipre, Dinamarca, Bélgica (en 2007 cuando estaban cagados), Bosnia y Hercegovina, Polonia, Serbia, Lituania, Ucrania y Luxemburgo. No voy a criticar a nadie, pero qué manera de aprovecharse de los pelaos…

Ahora se pone la cosa buena: ¿qué tan «El Putas» son en Mundiales?

Ya revolvimos en los datos de goles de torneos continentales, ahora vamos a lo que más paga: Mundiales. Antes, pillemos qué tantos goles han metido en Eliminatorias a Mundiales:

Y vemos algo parecido a la de Eliminatorias a torneos continentales, con Ali Daei (36 goles en Eliminatorias) y Cristiano Ronaldo (30) encabezando el top, pero los que le siguen son una novedad: Lionel Messi y Luis Suárez, que al menos en torneos Conmebol se han fajado a mandarles goles a todos. Llama la atención un toque ver a Ronaldo tan abajo acá (10 goles por Eliminatorias) o a Henry (6) y Maradona (3) – para este último tiene que ver con eso que dijimos de la cantidad de partidos -.

Pero metámonos en el queso: ¿Quienes son los más goleadores en el torneo que demuestra en verdad qué tan putas eres a nivel mundial? Creo que en el recuento de los de más goles convertidos en Mundiales todos nosotros, como en las votaciones al Senado y Cámara, sabemos quiénes son los que encabezan la lista pero no tenemos ni puta idea de quienes son de ahí para abajo. Miremos acá organizado por cantidad de goles (solo la fase final, no oncluye Eliminatorias).

Como todos sabremos, el algo tosco pero letal con Miroslav «Cara de guardia de Auschwitz» Klose es el máximo goleador en Mundiales, con 16 tantos, cifra que alcanzó aportando uno en la famosa Masacre del Mineirao. Esa tarde superó al que tenía el récord, el grandísimo Ronaldo con 15 alcanzados en tres Mundiales, y que a su vez había sobrepasado a otro animal, el alemán Gerd Müller con 14 en dos ediciones. A estos los sigue otro crack, el francés Just Fontaine, que metió 13 (!!!) en un solo Mundial, y de ahí para abajo la lista sigue con conocidos y de los que ya se ha hablado hasta en los tuits de Petro. Aquí ya salen bien arriba varios de los que no están en el listado de +50: el alemán Helmut Rahn (campeón y héroe en Suiza 54), el crack de Teófilo Cubillas, el polaco Grzegorz Lato, el animal de Gary Lineker y el fastidioso y letal Thomas Müller, todos con 10 tantos.

Y más abajo comenzamos a ver las caras de hoy: Cristiano Ronaldo (7 goles en Mundiales), Neymar y Lionel Messi (6), todos debajo de, por ejemplo, Pelé (12), Diego Maradona (8) y los mencionados arriba, más Batistuta (10) y David Villa (9)… no diré nada…. por ahora. Lo que sí destacamos es el hecho que el hípermegaultratetracatregoleador de todas las selecciones del Mundo mundial, Ali Daei, no hizo un mísero golcito con Irán ni siquiera de penal en sus dos participaciones mundialistas… pero no está solo en el fondo: lo acompañan dos ultraconocidos, Zlatan y Lewandowski, dos ilustres 9 que en Mundiales no hicieron una verga.  Y no muy lejos está Wayne Rooney, una megaestrella del fútbol inglés que en Mundiales solo hizo un puto gol… hasta que no salieron de ese refisal no comenzaron a retomar el camino los ingleses.

Pero vamos más allá: Klose tiene 16 goles en Mundiales, Ronaldo 15, Pelé 12, Maradona 8, Crishianu 7, Messi 6, y blablablá. Pero, ¿qué tantos fueron en partidos mata-mata (esos que si pierdes, chao) y qué tantos fueron ante Honduras eliminada en el último partido de primera ronda del Grupo C?. Vamos a verlo acá: desgranemos los goles de los jugadores de este listado por a) los anotados en partidos de primera ronda, b) los hechos en partidos mata-mata y c) en el Fajardístico partido por el tercer puesto, que no define nada pero tampoco te deja eliminado…  acá va (la gráfica está organizada por orden descendente por los goles en los partidos mata-mata):

Y mira esta vaina tan interesante: Ronaldo y Pelé son los jugadores con mayor cantidad de goles en partidos de vida o muerte en Mundiales. O Gordo tiene 8: dos en la final de 2002, dos en semi (1998 ante Países Bajos y 2002 ante Turquía y cuatro en Octavos y Cuartos (dos vs Chile en Octavos de 1998, uno ante Bélgica en 2002, uno ante Ghana en 2006). Pelé 7: tres en finales (!!!) (dos en 1958, uno en 1970), tres en semifinales (todos ante Francia en 1958) y uno en Cuartos ante Gales también en 1958. Los sigue otro animal histórico, el alemán Gerd Müller con 6 (incluyendo el de la final ante Holanda en 1974) y Gary Lineker con 5, estos todos en Octavos y Cuartos.

Viendo estos números el récord de Klose se diluye un poquito al ver que solo 4 de sus 16 goles en Mundiales fueron en mata-mata: tres ante Argentina en Cuartos de 2006 y 2010 y uno de los siete que le empacó Alemania a Brasil en 2014. Helmut Rahn tiene por ejemplo también 4, pero de estos dos fueron en una final del mundo: ante Hungría en 1954. Aquí es donde comienza uno a ponderar estos registros y a darse cuenta que los números duros y llanos no lo dicen todo. Sobre todo si vemos dónde están en esa grafiquita de arriba los tipos que hoy hacen mojarse encima a los MrChip ambulantes y alegres del mundo: ni Cristiano Ronaldo ni Messi tienen un pinche gol en juegos de mata-mata en Mundiales. ¡Ni uno! Neymar al menos puede decir que tiene uno (ante México en el Mundial pasado), lo cual les quita brillo ante tipos como Maradona o Fontaine, y también Lato, David Villa, Batistuta, Thomas Müller, Luis Suárez o Landon Donovan (!!!), que sí fueron capaces de meter el pecho en los juegos bravos más de una vez. Llave, hasta Robbie Keane (!) y Chicharito (!!!) se hicieron un gol en partidos de eliminación en Mundiales, y ni Messi ni Crishianu no… fuerte dato.

El momento exacto en el que Chciharito anotó el gol que lo pone encima de Messi y CR7 e igual que Neymar en la tabla de goleadores en partidos de eliminación en Mundiales

Conclusiones

¿Ah, hay que sacar conclusiones a esto? Bueno, acá va una: tiene uno que mandar bastante huevo para pordebajear los números goleadores de tipos como Ronaldo, Pelé o Maradona, solo porque en las cifras totales son menores que los de un Cristiano Ronaldo, Messi, Neymar o Lewandowski. Y no solo porque estás comparando épocas diferentes, con un número de partidos mucho menor hace añales en relación con los de hoy, sino porque a la hora de dar la cara por el equipo de su país, a aportar lo que se necesita en el torneo más importante del mundo, aquellos lo hacían y estos no. Claro que sirve tener por ejemplo un Robert «Juan Fernando Caicedo blanco» Lewandowski en el equipo de uno, porque cómo desprecia a un man que te garantiza goles seguido… el tema es que esos «seguido» no se ven en los partidos más bravos: un man que mete dos goles en 11 PJ entre fases finales de Eurocopas y de Mundiales, no tiene mucha gracia. Y eso que no hablamos de Messi: el que se puede decir está cómodo en el Top 5 de los mejores jugadores de la historia no le ha metido un gol, ni uno, a los rivales de su selección en ocho partidos de eliminación de los cuatro Mundiales en los que ha estado… si no lo dices lo diré yo: ¡qué manera de valer verga!

Pero de nuevo: tampoco se trata de decir que Messi, Cristiano o Neymar son sobrevalorados, ni por el hp. Pero sí de ser menos alegres para tirarles encima sus números sobre los de manes como Ronaldo, Pelé, Gerd Müller, Rahn, Lineker, Maradona o incluso Klose, que algunos más, algunos menos, han metido la mano a la caldera cuando les ha tocado.

Pero bueno, para qué me desgasto si toda esta disertación valdrá tres tiras de verga cuando Cristiano le meta su gol 100 a Qatar en algún amistoso random en Doha y todas las redes (las sociales, las de los arcos no) se van a volver locas…

Resultado de imagen para ronaldo nazario 2002

Sí llave: el Número Uno

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

4 Comments on Especiales LMDF: Anatomía y disección de los números de los goleadores históricos a nivel de selecciones

  1. 1
    bad mad says:

    que raro messi tantos mundiales y tan pocos goles

  2. 2
    bad mad says:

    el 0.88 por partido que tiene en el barsa se reduce a 0.33 en mundiales

    UNA FARSA

  3. 3
    martincx says:

    Boinas

    Grandísimo análisis Don YSEC. Impresionante. Hace unos días en un justo estuvimos debatiendo algo similar (mmmm, pienso en llamar a mis abogados (?) ) en donde un boliviano decía que Cristiano era el mejor de la historia, sentencia a la que un brazuca reaccionó de mala manera.

    Súmele que los goles de los capos que marcaron en instancias definitivas los hicieron ante selecciones de primer nivel (en cada época) y no a un eventual Senegal o una entrometida Corea del Sur.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: