Eliminatorias a Catar 2022: el uno x uno de Colombia ante Chile

Bueh, un puntico en Santiago no está mal. Especialmente si la cosa pintaba para derrota. Pero claro, yo entiendo la sensación y es que a este equipo chileno se le podía ganar. Lo de ellos fue una jugada fortuita y un error en defensa nuestro. De resto, lo de ellos fue jugar a lo que el GRAN Arturo Vidal quería, depender de las apiladas de Alexis y guapear el partido. Para rematar les iba saliendo, hasta que Drácula vio por donde le entraba el agua al coco y modificó el esquema en medio en el segundo tiempo. De ahí en adelante, el partido fue nuestro.

Bah, en realidad siempre lo fue. Nosotros propusimos el juego, nos fuimos arriba en el marcador, despertamos a Chile, la cagamos, la arreglamos y al final empatamos. Pero la mano se empezó a torcer específicamente cuando salió Medina por lesión. Ahí Chile aprovechó el desconcierto por la modificación ya que por Medina entró Alzate, quien al principio estaba más descuadernado que Mr. Black cantado When It’s Love de Van Halen, pero que con el correr de los minutos se fue afianzando hasta que se terminó de acomodar cuando el DT arregló la cuestión. ¿Y en qué consistió lo anterior? Pues pasar de un 4-3-3 a un 4-4-2, sacando a Wilmar, bajando a Lerma y poniendo a Morelos por fuera para que desborde (risas) y asociar a James y a Alzate. De tal modo, este último ganaba espacio y posición y entraba en contacto con socios generando circuitos de ataque.

Con todo y eso no fue fácil, porque Duván parece haberse quedado en Barranquilla, porque Cuadrado desbordaba con recelo, porque Mojica jugó como Mojica y porque Morelos jugó como Morelos. Así, con algo de luces pero ahora con una estrategia clara nos fuimos adelante a rescatar el partido, mientras los chilotes solo aguantaban e intentaban contragolpear. Hasta que al final, de tanto echarle el cuerpo encima a Chile logramos rescatar un punto que nos deja bien posicionados en la tabla. Por supuesto que se pudo ganar, porque esta Chile se ve que no tiene mucho y claramente esto recién empieza, pero Santiago es una plaza difícil para cualquiera y muy probablemente a muchos les va a costar rascar un punto allá. Entonces, quedamos por el momento de terceros con +3 en diferencia de gol y próximos a recibir a Uruguay en un mes. Pero bueno, por lo pronto les tenemos el Uno x Uno de lo que fue este partido. Pasen y lean: 

Camilo Vargas (6): A ver, el penal no lo tapaba ni Reed Richards. Pero en el segundo gol se lo sacaron MUY fácil, va con una sola mano (!) a disputar la pelota con Sánchez. Sí, está bien que le tocó salir a corregir el exceso de confianza de Cuadrado, pero hombre, un arquero en la eliminatoria tiene que salvar las papas. Tiene que jugársela. No puede salir en un mano a mano así… De resto, el tipo se lo vio bien, considerando que era su primer partido de visitante por los puntos. Habla, organiza, pide la pelota para ser apoyo, despeja cuando toca y sale jugando cuando se puede. Ojalá esté más curtido para la próxima que se lo necesite, por el momento aprueba.

Stefan Medina (7): Ay viejo. Si no es sopa es caldo con este man. Estaba jugando un partidazo y justo se lesiona. El gol de Lerma surge de una avivada de él, acompañada de un centro perfecto. Además estaba muy seguro en defensa y apoyaba al ataque. Mejor no podía ser su noche, justo para una revancha de hace 7 años. Pero nanay. Más salado que el culo de Acuaman. Se lesiona, sale y se le cae la estantería al equipo. Igual, dejó una muy buena imagen de acá a lo que se viene. La próxima vez ojalá recurra a algo que lo ayude y que nos ayude. Aunque sean cuestiones non sanctas.

Davinson Sanchez (7): Afianzado total en la zaga este señor. Ofrece un aire de seguridad macabro. Sale jugando bien, se muestra como alternativa de recepción, fuerte en el último cuarto de cancha, se entendió bien con su compañero y, en la mayoría de veces, controlando a los delanteros rivales. Además, le anularon un gol que debió ser revisado en VAR (ya que a simple vista no hay falta Colombiana) donde acompañó una pelota aérea luego de un cabezazo y la empujó de cabeza también. Ya se le dará, por lo pronto muy bien.

Jeison Murillo (7): Me dijeron “no va Yerri, va Jeison Murillo” y yo reaccioné así debido a su historial de tradicionales cagadas. Pero no. El tipo estuvo seguro, con confianza, guapo y demás cuestiones que se le piden a un central. Tanto que en pelotas aéreas llevó peligro al arco chilote. La verdad es que dejo una muy buena imagen. Así sí, Jeison. Así sí.

Johan Mojica (5): No se puede negar que le mete ganas. Tampoco toca obviar que era su primer partido de titular por los puntos. Pero alternar buenas y malas no es la performance idónea que debe tener un lateral de selección. Especialmente si las malas son en defensa… Sufrió feo al Huaso Isla en el primer tiempo. El segundo gol austral vino por un centro de su lado. En el segundo tiempo repuntó un poco, pero aceptando que el empate vino de un bombazo suyo, es menester reconocer también que en ataque ofrece menos peligro que los ladrones de Home Alone. Considero que el dueño de ese puesto es Fabra (sin que sea Nilton Santos tampoco), aunque se espera que para el próximo partido que le toque disputar haya agarrado más cancha.

Wilmar Barrios (5): Sin que haya sido un espanto no fue nada que ver respecto a lo que nos tiene acostumbrados. Sí, recuperó pelotas y estuvo activo, pero por muchos momentos se vio impreciso en la entrega. Además, tuvo problemas para contener el ataque en ocasiones. Fue reemplazado para ajustar la disposición táctica que pedía el partido – en la que nos había metido el DT -, sin embargo ya tiene suficiente experiencia para que genere las incertidumbres que surgían hoy cuando iba a pasar la pelota.

Juan Guillermo Cuadrado (5): Venía haciendo un partido correcto hasta que le tocó jugar de lateral. Ahí pecó de confiado en el gol de Alexis, durmiéndose feo estando casi que en el área chica. Luego, en el segundo tiempo, se ofreció como salida para el ataque, pero en ocasiones se lo veía temeroso cual perro en barrio chino. Muchas veces pudo encarar en el último cuarto de cancha chileno, para entrar al área y no se animaba. Aunque se le reconoce la polifuncionalidad, pareciera que le faltara oficio de lateral –aunque en su equipo juega de eso-. Menos mal está claro que acá será volante.

Jefferson Lerma (8): La figura de la cancha. Lo único reprochable es la imprudencia que cometió en el penal. Eso no puede volver a pasar porque puede cambiar el rumbo de un partido controlado (como el que nos compete). De resto, el tipo mostró como debe jugar un volante mixto. Exhibiendo calidad técnica, física y una pericia tremenda al decidir en medio de las jugadas, con un concepto claro de la posición asistiendo en defensa y en ataque. Casi siempre ganó las dividas y se acomodó al arreglo táctico que hizo Drácula en medio del partido. Tanto que igual colaboró en el segundo gol. Tremendo.

Duvan Zapata (4): Toca quitarse la camiseta, ¿no? Bueh… A ver, está bien que la formación del DT condujo a que estuviera aislado. Está bien que en gran parte del partido no hubo circuito donde lo asistieran, está bien que nunca le llegó un balón claro. NO OBSTANTE, el 9 también se la debe rebuscar… El centro delantero, si no le llega el balón, debe entrar en el juego, mostrarse, pivotear, guapearla, etc. Pero nuestro querido (?) estuvo en otra. Se lo vio fastidioso, y abrumado. Recién faltando 20 minutos fue que se acordó que mide 1.87 m y pidió la pelota, mostrándose para hacer varias de sus famosas corridas donde gana por potencia. En ocasiones los chilenos le regalaron balones y los desaprovechó con resoluciones yorleymenezcas. Todo lo anterior no debe pasarle a un jugador de su categoría. A uno de los goleadores del Calcio italiano, al 9 titular de la selección, al que está recogiendo la batuta de Falcao. No, mi viejo. En partidos como hoy es donde se lo necesita enchufado. En todos los aspectos. De este muchacho se espera mucho más que eso.

James Rodríguez (6): Perdido en el primer tiempo, mejoró en la segunda mitad. No estuvo lúcido como acostumbra, pero es que no había con quien armar sociedades. Cuando tuvo un socio con quien gestar juego se lo vio mejor y, por ende, al equipo también. Ayudó a crear jugadas de ataque a favor, pese a que le faltó un poco más de claridad y serenidad en términos generales. Pero todo debe ser dicho: estando solo y aislado en una banda le queda muy difícil a un tipo que está acostumbrado a jugar en el centro del campo. En fin, aprueba.

Luis Fernando Muriel (3): Empezó participativo y terminó dubitativo. Era el encargado de explotar la banda y tuvo menos sorpresa que Tiburón 2. Fue relegado en el segundo tiempo sin siquiera mostrar enjundia y sacrificio. Poco más para agregar.

Steven Alzate (6): Aunque está más verde que un tombo (siendo esto entendible), el pelao tiene condiciones. Se le nota que tiene clase. Al principio entró embarullado y todo descuadernado. Sin saber dónde posicionarse para recibir la pelota y/o atacar los espacios. Sin embargo, cuando se pasó a del 4-3-3 al 4-4-2, cambiando la perspectiva y la estrategia del juego el pelao mostró panorama. Exponiéndose como socio de quien tuviera la pelota en ataque generando peligro al rival. Pero sin dejar de apoyar la recuperación en el campo. Reitero, por el momento se lo nota más tímido que Edward Scissorhands, pero muestra buenas cosas. Tiene crédito.

Alfredo Morelos (4): No se entiende cómo este muchacho es selección Colombia. Tanto de 9 como de extremos hay mejores que él. En medio del partido lo pusieron a una banda y la verdad ayudó más por sombra y posición que porque tuviera un buen rendimiento. Además, chile ya estaba era aguantando. Pero el tipo cuando cambia de frente lo hace mal, no desborda, es más predecible que La Pasion de Cristo y para rematar se embarulla feo con la pelota. Pero esto pasa por no tener alternativas especificas en la lista para que vayan al banco. Realmente hay mejores jugadores que este tipo hasta en el FPC.

Radamel Falcao (7): Entró y callándome la jeta nos salvó las papas. En el momento más candente se pedía que alguien la empujara bajo el arco y ahí estuvo él, como en muchas ocasiones. Solo eso bastó para venirnos de Santiago con un puntico que sabe a gloria cuando casi nos devolvemos con las manos vacías. Ahora, reitero todo lo dicho hacia su persona: como mucho debe ser suplente. Porque si no es Duván, el titular DEBERÍA ser Borré (que tampoco se entiende cómo no es convocado). Y la cosa no es sólo por presente, sino por futuro. Ya que tiene 34 años supuestamente y en Catar tendría 36. Nunca será suficiente para agradecerle absolutamente TODO lo que dio en la selección, pero tampoco da para que los perioSidas lo quieran poner de titular por decreto (?), ya que el tiempo les pasa a todos. Es inevitable. Eso sí, lo que hizo fue tremendo y vale la pena reiterar que la mandó a guardar de visitante y nada de Irán demás selecciones ficticias, en amistosos chimbos. Por los puntos.

Carlos “Drácula” Queiroz (7): Casado con el 433, pero compuso la cosa pasando al 442 cuando se venía la noche. Además, dejó la cagonería y sacó al 5 para meter a otro 9. Eso demuestra buena lectura de partido. Pero no se olvidar que cuando las papas se estaban quemando las alternativas tenían más un corte defensivo que ofensivo y eso es un error en la selección de los jugadores por el Covid y por él mismo. Ojalá lo de este partido le dé para entender que acá no solo hay que jugar con el carroloquismo a flor de piel, en la eliminatoria toca pensar y proponer juego. No solo por fuera, también por dentro.

Es difícil esto, ¿eh? Así que ojalá reflexione. Si quiere jugar con el nefasto 433 que por lo menos tenga la coherencia que tuvo hoy para reorganizar la cosa, pero contando con las alternativas para ello.

About GeorgeJR_31
Odontólogo, cartagenero, neobloggero (?). Hincha del América como todo hombre de bien, pero nada termo, solo “peace and love”. Antiguo back central y volante 5. Burro y patadura por partes iguales.

4 Comments on Eliminatorias a Catar 2022: el uno x uno de Colombia ante Chile

  1. 1
    Edogarudo says:

    Suscribo a las puntuaciones. Tal vez diría que después del penal, Lerma se estaba pegando una embolatada, hasta la compostura de Queiroz en el 2T.

  2. 2
    Daniel says:

    A Chile se la puso negra (al menos hasta que empataron y luego en el segundo tiempo) un tipo que juega en la segunda división de Inglaterra. No sé si habla eso mejor de Lerma o peor de los mapuches, pero no me parece un detalle menor.

    Le concedo a Queiroz que, para sorpresa de todos, se la jugó tirandonos al ataque y cambiando la formación. Si lo de Stefan no es grave y se mantiene con ese nivel, por fin hay competencia para Arias en la derecha. Promete mucho lo de Alzate (valen los madrazos respectivos a Arturo Reyes), y lo de Morelos ya no hay por donde agarrarlo. Hasta Izquierdo que no ha jugado un solo partido esta temporada iría mejor.

    Fuera de eso (?) buen análisis. Y buen popurrí de títulos de The Prisoners. A Frodo le habría puesto esta. https://www.youtube.com/watch?v=0eg1Y1p-dYE

  3. 3
    Juan Mecha says:

    De acuerdo con las puntuaciones.
    Me preocupa Duván, ya van dos partidos con Chile que no la ve.
    Lo de Falcao es de remarcar, sabe que no está para titular pero no hace mala cara, entiende que su posición es esa …un muy bien suplente y colabora con la actitud. ( Se acuerdan del teléfonazo a Leonel en La Paz?)
    Medina, que decir de Frodo, se ha convertido en una pieza clave de la selección,sin (?).
    Morelos, que siga comiendo Mote de queso, NO TIENE NIVEL DE SELECCIÓN.,

  4. 4
    Giovanni says:

    Selente Yorch, falto la fotico de Morelos con «el baile de los que sobran»

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: