Seis arqueros desconocidos o mediohuevo que coronaron semifinal de mundiales, sí, seis

Imagínate lo feo que debe ser que uno haya tenido una carrera decente en el fútbol, y ya viejo y cacreco le diga un día a los nietos «Mijos, les cuento que aquí donde me ven todo llevao y postrao en una mecedora, yo llegué a ser semifinalista en un Mundial de fútbol…«, y que estos se empiecen a mirar de reojo y a decir «Seeeeee, abuelo, claroooooo….«. Eso mismo debe pasarle a muchos jugadores que, a pesar de coronar podio mundialista con su selección, son relativamente desconocidos para la gran masa consumidora de camisetas, pantalonetas, vinchas, manillas o gorras de Ad*d*s y N*ke. Me explico: la gran mayoría de aficionados, aficionados de verdá saben quiénes son Rummenigge, Schumacher, Cruyff, Zico, Platini, Puskas, Toninho Cerezo, Masopust, Kocsis, Mathias Sindelar, Deyna, Lato, Szarmach o Ademir, por ejemplo, a pesar de no haber sido campeones del mundo. Pero, ¿qué hay de aquellos escuderos o infiltrados (?) que llegaron con su selección a un segundo, tercer o cuarto puesto en Mundiales y que hoy no tenemos ni la más puta idea que existieron? ¿O que nos acordamos por allá lejos solo a las tres horas de una tertulia futbolera? Claro, les pasa la del viejo…

Así que haremos una reseña de jugadores relativamente olvidados de los semifinalistas en Mundiales, concentrándonos por ahora solamente en los arqueros. ¿Que por qué solo en arqueros? Por tres razones: 1) porque es un oficio más ingrato que la mujer que lo deja a uno por problemas económicos; 2) porque un arquero normal en general es más recordado que un jugador de campo ídem, y 3) porque si.

Jean-Luc Ettori (Francia) – Cuarto en 1982

Ettori
¡La cara de cagado de Ettori! (Fuente)

De este si muchos de los que nos tocó ese mundial nos acordamos cual fuego fatuo que se extingue entre las marismas del tiempo. Y basicamente uno se acuerda de él no por calidoso sino por su mediohuevez, que resaltaba en ese tremendo combazo con Tressor, Bossis, Janvion, Battiston, Giresse, Genghini, Platini, Rocheteau y Six que mandó Francia al Mundial de 1982. Lo llamativo de este garçon es que ni antes ni después de ese mundial se escuchó hablar de Ettori, desapareciendo totalmente de la vida salvo en la memoria de los afiebrados. Probablemente se debió al hecho que con la selección jugó solamente nueve partidos, debutando en un amistoso contra Grecia en 1980: de hecho, con solo un partido más con la selección (otro amistoso un mes antes del Mundial) el gran DT Michel Hidalgo lo prefirió sorpresivamente por encima de los más experimentados – pero que en honor a la verdad tampoco eran Pierre Yashin y Jeanluigi Buffon, pues – Dominique Baratelli y Jean Castaneda para oficiar de cancerbero (?) de los franceses en España 82. Le fue muy regular, la verdad, mostrando en general menos seguridad que el centro de Bogotá de noche y dejando muchas dudas. De hecho el único partido en el que sacó varios balones fue en la famosa semifinal contra Alemania Federal que terminaron perdiendo los franceses por penales.

Pero a nivel de liga Ettori es mucho más conocido en el país de las mujeres lindas y con grajo: toda su carrera como jugador la hizo en el AS Mónaco, donde tapó entre 1975 y 1994 (!!) completando 602 partidos de liga. Repito: seis cientos dos par tidos en liga, por lo que me imagino que hoy en el facebook francés aparecerán seguido frases tipo «Si no viste jugar a Jean-Luc Ettori en Liga no tuviste infancia«. Los 602 cotejos fueron récord en el fútbol francés hasta 2013. ¿Después del Mundial como le fue? Fue titular en un amistoso contra Polonia un mes después del torneo, en el que le fue tan mal (cuatro pepas le zamparon) que no volvió a jugar en la selección mayor.

Jimmy Douglas (Estados Unidos) – Semifinalista en 1930

USA1930
La selección imperialista en el Mundial de 1930. Como estamos hablando de arqueros en este post, sobra decir que el man de la mitad que está vestido diferente de los demás es Jimmy Douglas. Atención al bisabuelo de Kevin de Bruyne de primero en la fila de abajo (Fuente)

Del Mundial de 1930 conoce uno las mismas historias de siempre: que el burling de la afición local a los jugadores argentinos, que las amenazas de muerte a estos, que la churreteada de Luis «Doble Ancho» Monti en la final, que la consagración uruguaya, que el Manco Castro, que… pero del tercero para abajo, como en la Liga BBVA, nadie les ha parado bolas. Ni siquiera a los dos semifinalistas perdedores, a los que juiciosamente no se les obligó a disputar el partido por el tercer puesto – aka «el partido más depre del mundo»: Estados Unidos y Yugoslavia, ambos aplastados por Argentina y Uruguay por el mismo lapidario 6-1 en semifinales.

El arquero de los yanquis se llamaba Jimmy Douglas, gringo hasta los tuétanos nacido en Newark (New Jersey) en 1898. Decimos eso de los tuétanos porque en ese Mundial (y hasta hace muy poco, de hecho) las selecciones gringas de fútbol estaban plagadas de jugadores nacidos fuera del Imperio del mal. En 1930 fue así, pero a diferencia de años posteriores, el soccer era bastante popular en el Este del país: de hecho desde 1921 se jugaba una liga profesional llamada American Soccer League (ASL), en la que había clubes de Filadelfia, Nueva York, Boston o Nueva Jersey, en los que militaban muchos jugadores provenientes de Inglaterra y Escocia atraídos por la alta paga y por las luces de neón (?); varios de los británicos jugaron con la selección gringa en los mundiales de 1930 y 1934 mezclados con nativos (bueno, nativos no… blancos nacidos en Estados Unidos) destacados en la liga.

Pero nos salimos del tema: estábamos hablando de Jimmy Douglas. Comenzó su carrera en varios clubes amateur antes de ser contratado por el Harrison F.C. (nombre ni pintado para club bogotano) de la ASL en 1922; pero él como era un tipo complicado de principios se rehusó a cobrar salario para seguir con su condición de aficionado… ¡cálmate Ricky Ricón, bobo! Jugó en varios clubes más de la ASL hasta su retiro en 1931. Con la selección jugó apenas nueve veces: debutó en los Olímpicos de 1924 y terminó su carrera internacional en el Mundial de 1930, en el que no recibió goles en sus primeros dos partidos (en primera ronda ante Paraguay y Bélgica) pero se emparejó con los seis que le clavó Argentina en la semifinal. Las crónicas dicen que la diferencia se debió sobre todo a que Douglas jugó 80 minutos con la rodilla lesionada (en los mundiales de ese tiempo no se admitían sustituciones) y, bueno, eso era dar más papaya que jugar una final con Carlos Bejarano tapando en tu equipo… Hoy en día no sufre de lesiones porque se murió en 1972.

Hans Tilkowski (Alemania Federal) – subcampeón en 1966

descarga
Un man con tanta cara de buena gente no puede dedicarse a ser arquero (?) (Fuente)

¿Será el menos conocido de los arqueros alemanes finalistas? Me atrevo a decir que sí. Tilkowski nació en Dortmund en 1935, en el seno de una familia en la que muy seguramente uno de los padres tenía el apellido Tilkowski. Debutó futbolísticamente en 1955 en el pequeño SC Westfalia Herne, club en el que jugó hasta 1963 cuando pasó al Borussia de su ciudad natal. Con los amarillos le fue bien: ganó la liga en 1965 y la vieja Recopa europea en 1966; un año después pasó al Eintracht Frankfurt en el que se retiraría en 1970. Con la selección alemana federal debutó en un amistoso en 1957 contra Países Bajos y en total completó 39 partidos internacionales, entre ellos el Mundial de 1966 en donde no le fue bien pero tampoco mal, en donde no fue culpable de la derrota en la final contra Inglaterra pero tampoco salvó a su equipo… mejor dicho… su último partido con la selección fue en 1967, contra Albania en la eliminatoria para la Eurocopa del siguiente año.

Eizaguirre (España) – Cuarto en 1950

eizaguirre_600x440
Ignacio «Gracias Dios por los embutidos» Eizaguirre

Otro nombre casi desconocido fuera de su país, Ignacio Eizaguirre es una leyenda del Valencia y el fútbol español. Nacido en San Sebastián en 1920, Eizaguirre jugó cuatro años en la Real Sociedad («jugó» es un decir: tres de esos años en el club le tocaron en plena Guerra Civil) hasta que fue traspasado al Valencia en 1940. Pero su antiguo club denunció a Nacho por rebeldía contractual y este no pudo jugar por toda la primera temporada en su nuevo equipo. Finalmente el entrenador le dio la oportunidá de jugar con el equipo che en la fecha 13 de la Liga 1941/1942, pero preciso después de tanto tiempo y expectativa se txurreteó (?): recibió cinco goles en medio de una actuazión deshastrosha. El técnico se espantó de su propia audacia y lo volvió a meter al congelador, mientras que el puesto en el arco lo agarró de nuevo el titular Pío, que si no le pusieron de apodo «El Pollito» y no le cantaban a coro esta canción, es que allá son demasiado españoles, no joda…

Todo parecía conducir a nuestro reseñado a tener una carrera tipo Libis Arenas, pero en esos difíciles momentos de incertidumbre y duda lo salvó su papá. Y no a punta de consejos: pasa que el señor don Eizaguirre, que era carnicero, aprovechó una visita del Valencia a Bilbao por la fecha 17 de Liga para pegarse el viajecito, ir a saludar a su pelao y de paso llevarle un cargamento de longanizas, chorizos y txuntxurria para que no olvidara la tierrita. El muchacho invitó a los compañeros a disfrutar del festival del colesterol y todos comieron y desgustaron la longaniza de Eizaguirre… a ver, cuál es la risita allá, orden… Pero el más angurrioxo fue el portero Pío, que comió más que estudiante universitario de pueblo cuando va de vacaciones a la casa de los papás; tanto que le dieron txurrias y tuvo que ser descartado para el encuentro contra el Athletic. ¿Quién fue el titular? Oh, casualidad: Eizaguirre, que jugó tan bien que a partir de ahí no soltó la titularidad el resto de la temporada, ni la siguiente, ni por ocho temporadas más. Mira lo que es el fútbol: haces una carrera legendaria gracias a que tu compañero se empachó a punta de embutidos. Yo que Pío hubiera mandado a analizar en un laboratorio la composición de las longanizas, pero sospecho que no dejó ni el hilo del chorizo, el muy hambriento…

Pero estamos hablando de él acá por lo que hizo en la selección: con La Furia jugó 18 partidos entre 1945 y 1952, incluyendo dos del Mundial de 1950 en los que los españoles terminaron en cuarto puesto. Durante el torneo jugó dos partidos: en el debut (victoria 3-1 contra Estados Unidos) y en la despedida (derrota 3-1 contra Suecia). Los demás partidos de los españoles en el torneo el portero fue el mítico Antoni Ramallets, que muy sensatamente se abstuvo de comer embutidos durante el desarrollo de la competición.

Milovan Jakšić (Yugoslavia) – Semifinalista en 1930

banesco-blog_seleccion-yugoslavia
«El Grande Milovan» en acción frente a Uruguay en 1930 (Fuente)

El otro arquero semifinalista de 1930 se llamaba Milovan Jakšić, nacido en 1909 en lo que era en esa época el Principado de Montenegro, después fue parte de Yugoslavia y hoy es Montenegro a secas. Dicen las crónicas que era más bien bajito para ser portero (1.76 m medía), pero que lo que no tenía en altura lo compensaba en fuerza, ubicación y reflejos, y supongo además algo de la arepa que debe tener todo arquero. Casi toda su carrera la jugó en el BASK de Belgrado, en donde se retiró en 1939 con tan solo 30 años. ¿Por qué se retiró tan joven? Ni idea, supongo que los mierderos de la Segunda Guerra Mundial algo tuvieron que ver. Murió jovencito (44 años) por un ataque al corazón mientras estaba como entrenador en una gira con el Estrella Roja por Egipto.

Como habrán adivinado, Jakšić fue el portero titular de su selección en el Mundial de 1930. Al igual que Jimmy Douglas, pasó invicto la primera fase solo para recibir seis pepazos en la semifinal. Pero a diferencia de este, se fue de Montevideo con un apodo «El Grande Milovan» (así, en español), que le pusieron los periodistas por sus grandes atajadas en primera ronda, sobre todo en lo que al parecer fue una exhibición en el partido de los balcánicos contra Brasil. Jugó nueve veces en total para su selección, como Douglas, como Ettori…

Jan Jongbloed (Países Bajos) – Subcampeón en 1974 y 1978

Jan_Jongbloed_1978
(Fuente)

Y cerramos con el caso particular de un arquero conocido de nombre por ser dos veces virreina mundialista, pero cuya vida futbolística fuera de esos dos mundiales no sabe ni Fabio León Naranjo. Resulta que Jan Jongbloed era un portero bastante mediohuevo que jugó hasta bien entrado los años 80 en varios clubes de su país; de hecho, era aficionado incluso cuando jugó su primera copa del mundo; se ganaba la vida vendiendo tabaco del que no da risa ni hambre (?) en Armsterdam en un negocio con su jermu. Hasta el Mundial de 1974 solo había jugado en dos partidos con su selección: el primero en 1962, en un amistoso contra Dinamarca en el que jugó 4 minutos – suficiente para que le encajaran un gol -, y otro en otro amistos en mayo de 1974, un mes antes del mundial. Entonces, ¿por qué diablos un arquero con carrera tan mediocre y desempeño tan pffff jugó ese Mundial y el siguiente? Simplemente, porque era parcero del egocéntrico, exigente y caprichoso Johan Cruyff, que era el virtual dueño de la selección holandesa e imponía su capricho a todos los compañeros, cuerpo técnico y directivos (acá pueden leer algo al respecto). Pasa que Cruyff estaba peleado a muerte con el que, según dicen, es el mejor portero de la historia del fútbol neerlandés: Jan Van Beveren, arquerazo del PSV Eindhoven y titular fijo antes de 1974.

Van Beveren se echó de enemigo al talentoso y odiable flaco basicamente por dos cosas: 1) por criticar los privilegios del crack del Ajax y de sus protegidos generalmente de su club: Johan podía llegar a la hora que le diera la gana a los entrenamientos, escoger qué amistosos jugar o fumar dentro del vestuario; y 2) no ser del Ajax. Cuando Van Beveren se lesionó feo antes del Mundial, Cruyff aprovechó para meterle presión al DT Rinus Michels, que a su vez le exigió al portero del PSV que jugara completo un partido amistoso con la lesión aún en recuperación. Van Beveren se negó y Michels lo sacó del equipo en favor del protegido de Cruyff, Jan Jongbloed, al que justificaron su titularidad con el cuento que es el mejor jugador del mundo sin balón «es muy bueno con los pies«…

Total que Jongbloed jugó de titular durante todo el mundial de 1974 por encima de arqueros más consagrados como Piet Schrijvers o el propio del Ajax Henk Stuy. El vejete y mediopelo arquero no fue exigido de verdad en los primeros seis partidos, pero en la final tuvo menos reacción que Cerati en el gol de Gerd Müller. Increíblemente, le alcanzó para viajar a otro mundial, con 37 años y la misma carrera mediocre, en el que le tocó entrar en la final ante la lesión del titular Schrjivers. Jugó en total 21 partidos con su selección entre 1962 y 1978, de los cuales 12 fueron por copas del mundo.

Holanda_1974
Aquí Jongloed en pleno mundial, con su amiwis de segundo en la fila de abajo

15 pensamientos sobre “Seis arqueros desconocidos o mediohuevo que coronaron semifinal de mundiales, sí, seis

  1. GRAN POST MAESTRO, esto demuestra que estar bien ubicado (pun intended) es fundamental en la cancha y fuera de ella, aunque a estos les faltaba dentro de la misma.

  2. Y yo que pensaba que Jongbloed, al menos era un tantico asi profesional, pero me acorde del gol de muller y de bertoni, asi que pues…..
    Me imagino que en el imaginario mundo del doctor ysec, estarian: Barthez, Rustu, Ravelli, el vende humo de Zenga, Ricardo, Peluca Mihaylov….

    1. Yo no pondría a Zenga entre los mediopelo. Tuvo una carrera respetable en el Inter y pues tampoco es que abundaran los arquerazos en el futbol italiano cuando le tocó jugar en Italia 90. Daba más garantías que Galli, ese si un muertazo con suerte por tener a Maldini y Baresi cubriéndole las espaldas.

  3. Ya era hora EX TRA OR DI NA RI O (?) post maese
    Dos apuntes:

    que comió más que estudiante universitario de pueblo cuando va de vacaciones a la casa de los papás

    estallé y doy fe
    Nunca imaginé que un arquero amateur podía jugar un mundial que no esté en blanco y negro.

  4. Llevo casi toda mi vida tratando de explicarme dos cosas: cuantos años tiene Amparo Grisales y xq putas Jongbloed era el arquero de semejante selección. Nunca me habia puesto a averiguarlo, pero mas cretina que la reaccion ante Muller fue la manera en la que despejo el balón en el penalty cuando Jansen hizo una entrada tipo Belmer Aguilar, detallense la manera en la q este hijo de….sobediente rechaza ese balón.
    Ve Master porque hasta ahora me entero que se le puede leer en otro lado? No será hora de un libro de la monserga??

  5. …Y acaban de publicar la convocatoria de la sele para los partidos contra Chile y Argentina. Y llamaron a PIPE!!! Recuerdo un post con algunas predicciones de YSEC donde mencionaba los posibles universos futuros del Pipe Tardo. Sera que por fin revento el mancito? Asi como en el DIM, aqui en Cali tambien lo seguimos y alentamos [sufrimos y puteamos].
    El gran Pipe…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.