Águilas Voladas: ¿Equipo mercenario o digno participante? Un dato histórico, una opinión y una encuesta

Llave, ¿qué hacemos con Águilas Doradas?  ¿Cómo hacemos para que sepamos alguna noticia sobre ese equipo sin que nos salga en automático una frase que incluya las palabras «decadencia del campeonato colombiano«? ¿Por qué es. en el mejor de los casos, tan poco querible un club que siempre pelea finales, foguea jugadores de varios niveles y no parece tener problemas económicos? Tampoco es que la respuesta sea un misterio como para sacar un programa de NatGeo: en general produce repulsión/grima/fastidio un club cuyo slogan casi que es «Hoy desde Rionegro, mañana desde cualquier lugar del mundo«, y que pone a trabajar horas extras a los manes de wikipedia editando los apartado que dicen «Colores», «Escudo» y «Sede«. Águilas Doradas de Rionegritagüípereira nos recuerda siempre lo chabacano, folclórico y tan de tercera que es el fútbol profesional colombiano, ese que se está llenando cada vez más de clubes sin tradición pero bien manejados administrativamente, que van ganando posición sobre equipos más antiguos y con muchos hinchas pero administrados con el culo.

Ahora, alguien me dirá: ¿qué culpa tiene el club que los históricos den tanta papaya? Y sí. Entonces lo que queremos aquí es discutir si está bien rogarle todas las noches a Yahvé que clubes como Águilas desaparezcan porsiemprejamás, o si más bien uno es un hijueputa por desear eso a un equipo competitivo y que deportivamente le va bien. Así que revisemos un poco los antecedentes judiciales de Águilas Doradas y hagamos al final una reflexión comunal (?). ¿Cómo que «cuáles antecedentes»? Revisemos de dónde se origina el club.

IMAGEN-16535243-1

Águilas Coloradas

Águilas Doradas: sus orígenes en Itag…. ah, ¿cómo que no?

Cuando uno revisa con algo de minuciosidá la historia del Águilas Doradas, se cae en cuenta de un error generalizado en la mente del aficionado medio: el club NO viene de los viejos clubes de Itagüí que jugaron la vieja Primera B en los años noventa. Esto es lo que se concluye cuando le sigue la pista al grosso Deportivo Industrial Itagüí, el primer club del municipio de Itagüí que participó en el fútbol profesional colombiano; el equipo con nombre ni pintado para hacerle el aguante con Ministry – pero para qué, si lo apodaban dizque «El Cariñosito» (!!!) – debutó en el torneo de la B en 1992 luciendo camiseta amarilla y pantaloneta y medias verdes. Lo que entiendo es que su ficha en la Dimayor – o sea, el cupo o derecho de participar en torneos de la Dimayor – fue totalmente nueva , ya que el campeonato de ascenso tuvo dos cupos nuevos ese año; la propiedad del equipo – y de la ficha, de hecho – era de la alcaldía del municipio.

Veamos cómo fue el asunto a partir del nacimiento del club itagüiseño para ubicar la ficha en la actualidad (agradecemos a los practicantes de nuestra audaz división investigativa: prometo que algún día los metemos en nómina):

  • El Industrial Itagüí jugó dos años en la categoría con ese nombre hasta que en 1994 se rebautizó a Deportivo Antioquia y se vistió de una asquerosa combinación: verde y blanco (?).
  • Así siguen hasta 1996, cuando de nuevo cambian de nombre para llamarse Itagüi F.C.
  • En 2004 vuelven a la denominación de Deportivo Antioquia, siempre con la misma ficha, siempre en el municipio de Itagüí.
  • La vuelta al antiguo nombre solo les duró un año: en 2005 el equipo cambia de razón social a Florida Soccer F.C. y se muda al municipio antioqueño de La Ceja.
  • Para mayor confusión de su gran hinchada (?) otra vez duran un añito no más con el nombre y con la sede: en 2006 los dueños del equipo (que desde 1998 ya no era la Alcaldía sino personas particulares) le venden la ficha en la Dimayor al recién nacido club Córdoba F.C., de Montería (que NO tiene nada que ver con el Jaguares de Córdoba de hoy, que de hecho participa con la ficha del desaparecido Sucre F.C. de Sincelejo (!!)).
  • En la capital mundial de las abarcas el club cordobés conservó la ficha del viejo Industrial Itagüí por 3 años, hasta que en 2009 se la vende al Atlético La Sabana del paradisíaco (?) Sincelejo. Esto constituyó todo un hito histórico, pues fue la primera cosa tangible que este pueblo le quita a Montería como en 150 años.
  • Pero la ilusión de todo un pueblo (?) solo dura dos años: en 2011 un tal Uniautónoma de Barranquilla le compró la ficha al Atlético, la misma con la cual ascendió a la A unos años después. De hecho, ese ascenso representó la única vez que alguno de los clubes implicados en esta historia conoció la A (qué saladero tan hijueputa esa ficha).
  • Y con el descenso esperado del club raro ese de Barranquilla en 2015 vino la desbandada, con venta de ficha incluída: el beneficiado fue el Orsomarco F.C., otro invento de última hora parido de la imaginación de algún directivo valluno, que en vez de sacar cosas raras debería concentrarse en hacer ascender su propio club.

Resumiendo: la ficha del Deportivo Industrial Itagüí terminó cayendo, tras mucho manoseo y por esas cosas de la vida y el FPC, en manos del Orsomarso F.C. (!!!!). ¡Chúpate esa!

Escudos1

Esta es la Cadena de Custodia (?) de la ficha del Industrial Itagüí de 1992 (me disculpan por la baja resolución de los escudos a la izq, no encontré otras):. De izq a der: Deportivo Industrial Itagüí, Deportivo Antioquia (con sus dos variantes de escudo), Itagüí F.C:, Florida Soccer de La Ceja, Córdoba F.C,. Atlético La Sabana, Uniautónoma y Orsomarso S.C.

Listo, pero entonces, ¿de dónde salió la de Águilas Voladas? En realidad la ficha con la que está jugando hoy el equipo migrante de Colombia se la compró en 2008 al Bajo Cauca F.C., equipo formado en 2003 con sede en Caucasia (Antioquia), y que supo contar con figuras en semirretiro como John Jairo Tréllez, René Higuita y Carlos Castro. El Bajo Cauca jugaba con camiseta amarilla y pantaloneta verde (no joda, parece que es el único diseño que venden en las tiendas de ropa deporiva de los municipios colombianos), e hizo sus buenas campañas durante su estadía en la B: de hecho peleó ascenso con el Cúcuta en 2005, a apenas un año del debut. Ahora, no hemos podido averiguar si el club de Caucasia debutó comprándole la ficha a otro existente; parece entonces que el Bajo Cauca F.C. se formó y adquirió una ficha de manera directa con la Dimayor. Esta teoría se refuerza con dos hechos: 1) en el año de debut del equipo, el torneo de la B pasó de 17 a 18 participantes,  y 2) los 17 equipos del año anterior continuaron sus grises vidas sin tener nada que ver con el nuevo club.

Pero la B le quedaba pequeña al club de Caucasia; así que decidió desaparecer (?). En junio de 2008 la ficha del club le fue comprada por «el municipio de Itagüí junto a la familia Salazar Olano«, que llevó el equipo para Itagüí (sí, en medio del torneo de ese año) y le cambió el nombre a «Corporación Deportiva Itagüí Ditaires«. Lo de «Águilas Doradas» al principio fue más apodo (no se de dónde salió) que nombre: de hecho aún en 2012 todo el mundo – medios, afición, la tía de uno – lo llamaban «Itagüí» a secas, incluso a pesar que su escudo era el mismo de negro que se ve en la imagen de abajo. Después se mudaron a Pereira en 2014 y ahora a Rionegro.

Resumamos: Águilas Doradas proviene directamente del club formado a finales de 2003 en Caucasia. El club no tiene ni mierda que ver con los viejos clubes del municipio de Itagüi, a pesar de lo que digan sitios como este. Listo, podemos seguir.

Escudos2

De acá viene el Águilas Doradas: del fugaz Bajo Cauca F.C. de Caucasia (el primero de izq a der). De ahí en adelante en esencia ha sido el mismo club (la misma administración al menos), pero con más cambios que la alineación de Megadeth. Lo que sí ha sido uniforme es el gusto feo por el diseño de escudo

RIONEGRO-VS-ITAGUI-1-2010_1280385563

Viejos tiempos: un derbi (?) Itagüi – Rionegro de la época en que esos equipos existían. Digo, con ese nombre…

Aclarado lo anterior, vamos al Grana

Hay que decirlo: deportivamente el club lo ha hecho todo bastante bien desde sus inicios. Llegó a la final de la Copa Colombia estando aún en la B, ascendió sin problemas en 2010, siempre ha estado peleando finales y ha ido a torneos internacionales más veces que muchos otros clubes con más historia. Sea en Itagüí, Pereira, Rionegro o Cafarnaún, el Águilas siempre se las ha ingeniado para hacer buenas campañas. Nunca han sufrido por el promedio, sus equipos juegan razonablemente bien, pocas veces se encierran pegando el culo al arquero como los equipos con el ADN de Equidad. Pero el tema es que no los va a ver nadie: los partidos de Águilas de local están saturados de ese aire a amistosos de pretemporada que ya se está haciendo común en el FPC; tanto que hasta da pesar cuando hacen goles, porque lo único que explota es el silbato del árbitro precediendo los gritos de los jugadores totalmente audibles en medio del sol canicular. Ver un partido de Águilas Doradas por TV te da automáticamente guayabo, sea que haya salido uno a farrear la noche anterior o sea que se haya acostado uno a las 10 de la noche. Qué vaina tan jodida.

2010_jose.fernando.salazar_01_tctc

El, ehhh, polémico personaje José Fernando Salazar, dueño del club multibautizado, cuando ascendieron a la A. Nótese el escudo del equipo por esos tiempos, cuando eran simplemente «Itagüí F.C.»

Lo anterior pasa por el detalle, obviamente, que el club tiene menos seguidores que la política económica de Nicolás Mad*ro. Desde su ascenso hasta 2013 las Águilas jugaron de local en el estadio Ditaires de Itagüí, municipio que, todo sea dicho, es como un apéndice (más bien un bazo: uno de cerveza) de la ciudad de Medellín, lo cual les ha dificultado el rubro ese de generar hinchada. Es que así es muy complicado: imagínate un itagüiseño tan afiebrado que de verdad quiera hacerse hincha de un club de su ciudad… pero a ver qué macho lo logra después de cuatro o cinco cambios de nombre, varios más de escudo y unas dos o tres veces de colores. ¿Jodido, verdad? Ahora imagínate no uno sino dos, tres, muchos (?) hinchas…

Y este detalle, junto con la particular manera de ser de su dueño J*sé F*rnando S*lazar (mira qué manera elegante tenemos de decir que qué marica tan complicado y peléon), lleva a que el club desde 2014 haya hecho más maromas que político colombiano: primero se pleiteó con la alcaldía de Itagüí y se mudó para la ciudad de Pereira, donde adoptó oficialmente el nombre de «Águilas Pereira«. Pero su estadía allá duró menos que la candidatura del Cali a ganar la Libertadores: en Enero de este año se mudó de nuevo, esta vez al municipio antioqueño de Rionegro, a una hora maso al oriente de Medellín. Tanta mudanza, obviamente, al final no ayuda a un carajo en el tema de generar pertenencia en las ciudades sede, ni siquiera cuando el equipo se, ehh, adopta al entorno en cada una: en Pereira el uniforme de Águilas fue modificado a un diseño que CASUALMENTE resultó igualito al del histórico Deportivo Pereira; en Rionegro está usando los colores del municipio (y que a su vez son los que usaba el viejo club que jugó en la B desde 1991 hasta 2014) sin achantarse ni un poquito: las Águilas Doradas son ahora Coloradas.

Entonces, a la hora del té, lo que queda en la retina del vulgo son esos detalles, no los del equipo enjundioso y metelón que corona buenas campañas. ¿Es justo esto? ¿Será que somos muy conservadores y este sentimiento en general refleja una anacrónica resistencia al cambio? ¿O es justo tener objeciones ante la existencia de un club que le aporta tan poco a la tradición del fútbol de cada región donde ha jugado?

Pero no queremos sesgarnos con nuestra opinión, por lo que queremos saber lo que usted piensa por lo que le solicitamos llenar este breve encuesta:

¿Qué opinión le merece a usted la presencia de Águilas Doradas en el FPC?

  • Que siga, pero que la Dimayor sea más estricta para evitar tanta mamadera de gallo de sedes, uniformes y demás (44%, 50 Votes)
  • Lo mejor es que liquiden ese club de mierda, nómada y mercenario (23%, 26 Votes)
  • No me importa si se van a cualquier lado así sea que veamos a la Águilas Doradas de Mitú (13%, 15 Votes)
  • Que sigan, pero que como castigo los obliguen a volver a Itagüí (?) (9%, 10 Votes)
  • Que sigan y se muden a donde les de la gana, pero que se vayan a municipios sin clubes existentes... (5%, 6 Votes)
  • No le hacen daño a nadie, que sigan (4%, 5 Votes)
  • Le añaden nivel al FPC, que sigan (2%, 2 Votes)

Total Voters: 114

Cargando ... Cargando ...

About YoSoyElCarlos
Secretario General, Subcomisario Político, Jefe de Redacción, vocal, tesorero, mensajero, consejero y La Vieja de los tintos del Politburó de La Monserga del Fútbol. Más hincha del DIM que un hijueputa. Acuario pero no Virgo. Arquero puteador. Excelente memoria para cosas que no sirven.

13 Comments on Águilas Voladas: ¿Equipo mercenario o digno participante? Un dato histórico, una opinión y una encuesta

  1. 1
    martincx says:

    Ehh, maestro le faltó la opción «Águilas de Albuquerque» (?).

  2. 2
    Juan Mecha says:

    Gran post de investigación Master sobre las águilas furtivas-, en cualquier momento aparece Toki como te lo comenté.
    Ahora, que tristeza lo del Atlético La Sabana, de pelear la posibilidad de jugar la final a desaparecer.

  3. 3
    Jenny says:

    Pues yo conozco hinchas en Itagüí que los dejaron vestidos y alborotados cuando el equipo partió del Municipio, ese era el parche de los domingos de las familias del sector. El equipo no le hace mal al fútbol, pero ojalá el dueño no haga mas berriches y logre estabilizarse en un lugar donde logre sembrar seguidores

  4. 4
    Humo Roballega says:

    Gran articulo. Un apunte; El domingo pasado en la rueda de prensa del entonces flamante líder se veía al fondo el escudo amarillo y verde con las letras CDI (el que usaron en el ascenso) mientras en las camisetas usaban el «nuevo» y ahí surgen las dudas: lo de Rionegro también será temporal? Volverán las Águilas a Itagui? Le venderán su ficha al América? (?)
    Saludos!

  5. 5
    Oscar says:

    Aguilas de Quibdo o de Itsmina, de Tumaco y porque del Guaviare y de Leticia.
    Bizarro.

  6. 6
    Feloarias says:

    Un lío grande que tiene este «modelo empresarial» es depender tanto de la teta del estado, sumado a la peculiaridad de Salazar. Entiendo que los problemas vinieron desde cuando Itagüí cambió de alcalde en 2012, ese año hubo amagues de llevarse el equipo a Villavicencio y ahí fue cuando en RC* empezaron a llamarlo «Águilas Doradas», con su correspondiente escudo de academia de paracaidismo.

    Eso también se vio en el paso por Pereira, ya que cuando se fueron quedó el alcalde emproblemado por toda la plata que les regaló supuestamente para «proyectos de formación deportiva». Cuando no haya alcaldía o gobernación que los respalde, empiezan a preocuparse con el promedio como le está pasando ahora al Chicó.

  7. 7
    Jaime AG says:

    Hubiera sido interesante profundizar en la biografía del señor Salazar, de quien entiendo que fue futbolista profesional, y recuerdo su ética laboral de vanguardia (cof cof), Pero sé que ese ejercicio pondría en aprietos a Carlos y lo haría pensar en quedarse en un Huancavelica de esos

    PD: Destila grossez el escudo del extinto Córdoba F.C.

  8. 8
    Giovanni says:

    Selente master, deberian largarse a Quibdó allá lo que hay es materia prima para armar buenos clubes….

  9. 9
    Julian says:

    Maestro, en la opción dos le faltó añadir un «jajajajaj». Como siempre, impecable!

  10. 10
    Wilfer Itagui says:

    Oe, ahi me perdonan lo chabacan de mis ex presiones pero es que estos jijuemachicas nos rompieron el corazon a mas de uno. Lo unico que ha habido en Itagui en forma a sido este equipo, a parte del dia Mundial de la Pereza. Entonces uno se esfuerza y compra las remeras 2-3 veces pero despues este hijoetuta se los lleva pa’ otra ciudad sin resarcir la hinchada ah? a quien no le duel a? a quien? Ir a futbol no es que se diga que es barato: Ay que dejar a la senora con algo que hacer en la casa pa’ que no le queme a uno el tuiter o el biper con mensajes de uno donde esta. ay que ir a recoger a la pollita que uno le esta haciendo la vuelta, si ese domingo uno trabaja ay que reponer el producido del taxi mientras uno se ve el cotejo. La pollita por lo general pide 2-3 copitos de nieve o solteritas. Y si el equipo gana entonces fijo uno salia a meterse a Motivos o a Los Dos pa celebrar. Entonces, por eso digo que se crio una hinchada fiel para despues dejarlo a uno mirarndo pal techo. Yo no soy verde, yo no soy rojo, mucho menos soy naranja como los del frente. Yo soy Aguila como mi pola pero esa aguila ha echo nido en otra parte y roto corazones. Por mi ahora que se vayan pa las Sirias o Irak o incluso peor a Bogota pero aqui en Itagui ya no encontraran lo que una vez dejaron.

  11. 11
    Leo San says:

    Ese equipo debería autodenominarse las «Águilas Desplazadas»

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: