Revivamos nuestra historia

Rebuscando por youtube, La Unidad Investigativa de La Monserga encontró esta joya que bien sirve para recordar otra vez, en estos tiempos de sudamericanos juveniles, que, si se dejan llevar por las habladurías de mierda, cualquier buen jugador puede pasar de la gloria absoluta a ser catalogado como LaDecepciónMásGrandeDelFutbolColombianoDeTodosLosTiempos.
Esperamos que el mensaje quede claro. Hoy, John Edison Castaño, que en ese Sudamericano Juvenil no le llegaban al tobillo Romario y Rubén Sosa, debe estar acordándose de Lo que pudo ser y no fué.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *