Y cerremos la parranda: El Balance de este 2016 que resultó más letal que la dupla Gullit – Van Basten / Vol III y último

Y ahora sí, como diría el grandísimo e inmarcesible Cristian Camilo Marrugo: se acabó esta mierda. Cerremos el resumen de los hechos más destacados de 2016 con el recuento de las categorías que se nos quedan en el tintero. Recuerden que al final de cada una tendrán la opción de votar por la que consideren, de tal modo que al final del año, los conteos de sus votos no servirán para un carajo.

Y comenzamos.

Boricua de corindón al delantero más inaportante en equipos colombianos

Carlos Bacca  en la Selección Colombia: ocho partidos convocado en el año por Eliminatorias (ergo, convocado en todos los encuentros que tuvimos por clasificación al Mundial en 2016)., de los cuales arrancó en seis como inicialista, entró en uno y no jugó en otro. Tres goles convertidos en esos seis y pico de partidos que jugó (466 minutos totalizó), los tres a Bolivia y a Ecuador en los dos primeros juegos del año. De resto (ante Venezuela, Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina) no solo no convirtió sino que además no hizo una verga aparte de comerse goles, estorbar el ataque, volver más lento el juego ofensivo del equipo y facilitar la labor de los defensas contrarios. Horrible año para Bacca con la selección, y por favor no me saquen en cara los goles a Paraguay y Estados Unidos en la American Express Cup 2016 porque estamos entre gente seria… cuando lo necesitamos en los partidos bravos, no apareció. Por momentos se vio casi amateur (contra Venezuela en Barranquilla fue demasiado) y con una falta de categoría impensada en alguien que hace goles de a ratos en el Calcio. Falcao, recupérate por Diosito….

Juan Fernando Caicedo en el DIM: el tema con Caicedo es a veces jodido de analizar, porque el man como delantero no es para nada un muerto: se la rebusca bastante, presiona con mucho criterio las defensas contrarias, se asocia de buena manera con sus compañeros de ataque: siente uno que tiene un 9 cuando juega con el equipo de uno. El detalle molesto es que este año ha tenido menos gol que el Chonto Herrera: 6 goles en el primer semestre (en 19 partidos) y 4 (!!) en el segundo, lo que en parte explica el por qué el Poderoso sufrió tanto en los partidos teniendo tantas llegadas al arco. Su mezcla entre voluntad incansable y erraticidad para meterla han generado un debate entre la propia hinchada del Rojo, que fluctúa entre los que dicen que es un muerto de tres días y los que lo defienden ponderando sus virtudes como pivoteador (!!) y como ser humano (?). Viendo los fríos números de 2016 no hay debate: sus resultados son muy mediocres para el centro delantero de un equipo con aspiraciones de campeón.

Yorleys Mena en la vida (?): uno que coronó en dos equipos en el año diferentes sendas campañas parejitas: en ambas no hizo un culo. Comenzó 2016 en el Junior, club al que recaló después de un año en Monarcas Morelia en el que hizo un gol (uno, UNO, marica) en 17 partidos para un promedio de 0.0588235 goles por encuentro (?). Con esos antecedentes uno piensa cómo putas justifica un directivo esta contratación para su equipo, pero ajá, estamos hablando de los Char… el nueve de Apartadó no defraudó a la desconfianza de la afición al finalizar el semestre con la suma de cero goles. Pero si los directivos de Junior se descacharon feo, qué decir de los del Poderoso DIM que lo incorporaron al equipo luego de una serie de gambetas a propósito para engatusar a la incauta afición: primero se filtró la noticia «Yorleys está entrenando con el equipo«, y los hinchas huyyyy quieto cómo así, luego «Yorleys está entrenando con el equipo solo para mantenerse en forma«, y los hinchas uffffff jajajaja menos mal. Pasados los días se supo «Leonel está evaluando a Yorleys» y los hinchas Marica en serio, y finalmente «Yorleys hará parte del DIM para el 2016-II» y los hinchas Qué gonorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrreaaaaaaaa. ¿Cómo le fue? Nada más te digo que contando los dos equipos en los que jugó, NO superó su registro de goles de 2015. Ah, en 2017 jugará con América: ¡Buena suerte!

Ezequiel Rescaldani en Nacional: de esos casos que uno sospecha que si estuviésemos hablando de un man llamado Henry Mosquera con cédula de Chigorodó, no contara con pasos por el fútbol español y mexicano sino por Patriotas, Equidad y Real Cartagena. No se explica cómo Nacional prefirió gastarse unos morlacos (?) en un delantero que tenía 24 goles en 89 partidos en Vélez Sarsfield, Quilmes, Málaga y Puebla, y cuyo único paso medio destacado de su carrera fue el semestre pasado en el club cervecero, en el que metió siete goles (!). Pero ajá, los ricos y famosos son así, extravagantes y derrochadores… por el momento en Colombia Rescaldani hasta ahora solo se la ha pasado en modo Rascaldani…

Otros: Edison Toloza en Junior.
[poll id=»15″]

Boricua de tinta indeleble al Mejor DT colombiano en el exterior

Juan Carlos Osorio (Selección México): la contratación de Osorio como DT de la selección yanquilieber fue recibida con una serie de reacciones que fueron del pasmo absoluto a la risa indisimulada – todo incluido –  no solo en el país en el que los quinceañeros se convierten en eventos masivos sino en Colombia. Y es que sin discutirle méritos al trabajador técnico risaraldense, su perfil no le daba para candidato de una selección que se las da de primer mundo como la mexicana, y que no baja de pedirse a un Mourinho como el mínimo digno para dirigirlos. Pero nanay: a pesar de la furibunda campaña en contra del periodismo manito – uno de los más nefastos del universo entero – y de ocasionales descachadas como el 7-0 de Chile en la Copa América, por primera vez en mucho tiempo los mexicanos tienen una selección jugando bien, firme, de manera seria y regular. Bajo la sabia dirección de Osorio los mexicacas llevan 17 partidos en los que solo han perdido ese contra Chile y empatado dos; van invictos en Eliminatorias con victoria en Estados Unidos incluida, y por una vez no van pariendo en su camino por clasificar al Mundial. Y sí, gran parte del mérito es de Osorio, entrenador muy dedicado y estudioso, y más detallista que novio nuevo.

Oscar Pareja (FC Dallas): el ídolo ochento-noventoso del Poderoso como jugador, uno de los más talentosos cracks surgidos de las inferiores del Medallo, la joya que no supimos aprovechar en el Rojo ni en la selección, terminó sus días como futbolista en el que era la casa de retiro de los jugadores de la época: la MLS. Después de retirarse de verdá-verdá se dedicó a la dirección técnica en el Imperio del Mal (?), primero como asistente en el FC Dallas (antiguo Dallas Burn) y en la selección yanqui sub 17, y luego como titular en Colorado Rapids. En 2014 volvió a FC Dallas ya como DT principal y con ellos coronó buenas campañas pero haciendo The Big Pijao History hasta este año en el que conquistaron el equivalente de la copa gringa. Pareja sonó incluso para reemplazar a Leonel en el Poderoso pero no cuajó: ni por el hp se devuelve de un país en el que está instalado, respetado, es reconocido y en el que aparte no hay mototaxis. Nada raro que en un futuro lo veamos como DT de la mayor.

Diego Edison Umaña (Sport Huancayo): sí, no hay mucho de dónde escoger… pero vale la pena mencionarlo en vez de otros. Después de su fallida última experiencia como DT en 2013 Umaña no había vuelto a trabajar hasta este año, en el que aceptó entrenar al Sport Huancayo peruano. Y lo hizo bien para los estándares de ese club cagado (?), pues los clasificó a la Sudamericana sin tener a nadie en la nómina…. ehhh, bueno….qué más les puedo decir de Umaña en Huancayo (mirando sus papeles)….

Otros: Pinto en Honduras, Bolillo Gómez en Panamá.
[poll id=»14″]

Boricua de fantasía al equipo más hechizo de 2016

Tigres Fútbol Club: no se le cuestiona al recién ascendido a la A ni las ganas de trabajar bien ni los méritos que hayan acumulado para obtener el cupo a la primera división (ayudados eso sí por el formato de mierda del torneo del ascenso y por The Pereira Incident). Pero no deja de ser aburridor toparse otro año con un equipo más en la A sin hinchas, sin historia, sin inferiores y sin ni siquiera una camiseta distintiva, porque eso que usan parece más una pinta para usar el 31 en el Barrio Mochila de Sincelejo que un uniforme de un equipo profesional. Que digo, es que ni siquiera sede fija tienen, porque ya está en duda que permanezcan en Soacha para 2017. Lo cual sería la cúspide de la cagada, porque de irse para ese cementerio que es Techo perderían las muy poquitas esperanzas de hacer algo parecido a hinchada…. increíble destino del club que se llamó Expreso Rojo por 12 años (tuvo que cambiar de denominación en 2016 por una demanda de Santa Fe… en serio) en los que jugó en Cartagena, Sincelejo, Fusagasugá, Zipaquirá, Bogotá, Girardot y Facatativá, y cuya ficha alguna vez según esta afamada investigación (?) perteneció al Palmira F.C. y al DIP (Deportivo Independiente Popayán) de la Copa Concasa.

Leones de Urabá – La Ceja – Envigado – Itagüí: lo que empezó como un – posible – bonito trampolín para los talentos surgidos en la región del Urabá terminó en un desplazamiento forzoso del club que empezó este año en Turbo (no hablo de velocidad sino de sitio geográfico) y terminó, previa estación en Envigado y una fallida en La Ceja (al final no fue porque el estadio era muy pequeño para los estándares de la Dimayor), recalando en Itagüí.  Destino jodido para el equipo que en una época se llamaba Rionegro F.C. (de ahí le viene el nombre de Leones, por el escudo original del club) y que duró un año en Bello antes de migrar para el Urabá antioqueño, y que a pesar de todos los mierderos que sufrió en 2016 estuvo a un pelito incluso de ascender. Ah, sí: fueron los que le dañaron el caminado al Deportivo Pereira en la última fecha….

Rionegro Águilas Doradas: ya bastante hemos despotricado por acá de este equipo multiusos y desarmable que es el Águilas Doradas, que hoy te juega en Itagüí, mañana en Pereira y pasado en Rionegro sin temblarle ni un poquito la voz. Para más piedra tienen la detestable costumbre de querer usurparle los colores a los equipos de las ciudades a las que cae cual Carl Fredricksen: del amarillo de su Itagüí ¿natal? cambiaron a un rojo y amarillo a rayas verticales SOSPECHOSAMENTE similar al del Deportivo Pereira; combinación que cayó en desuso al mudarse a Rionegro y adoptar el rojo completo – curiosamente, oh, mira qué cosas – que recordaba al viejo equipo de la B de la ciudad. Deportivamente no hay nada que reprocharle – nunca coquetearon con el descenso – y administrativamente están en apariencia bien manejados, así que solo nos queda pedirles que de una puta vez se establezcan en alguna parte y que agarren seriedad con la hinchada. Y que gracias.

Fortaleza C.E.I.F.: con Fortaleza pasa algo particular y es que uno nunca termina de identificarlo como un ente-futbolístico-real. O sea, juegas contra Nacional y «nos toca contra esos perros hps«, contra Millonarios «mañana contra esos rolos hps«, contra Junior «Jajajajajajaj«, contra Tolima, «hoy comemos lechona, hp», contra Huila «hoy jugamos contra esos hps perdedores seriales de tiempo«… digo, siempre hay algo que te identifique al rival, sea material, simbólico o etéreo. Pero eso no pasa con Fortaleza, equipo que ha tenido la virtud de pasar por la A sin dejar un carajo en la retina o mente del aficionado neutral, y del que te aseguro que le preguntas a cualquiera el color de su uniforme tradicional y la mitad no te atina. Fortaleza es un club del que no sabes exactamente qué es, dónde juega, quién tiene, qué tienen o qué quieren. Son un equipo fantasma, uno como Tigres pero mejor organizado – y con un buen trabajo de inferiores -, y cuyo símbolo más conocido es el CM de su cuenta de twitter (!!!).

Aquí volvemos a hacer la reflexión de arriba: no entiendo cuál es el gusto de jugar en un estadio sin gente en Bogotá en el que en un 99.999% de probabilidades no vas a generar un puto hincha, en vez de hacerlo en una ciudad pequeña de la sabana en la que es más probable de aquí a 10 años que tengas desocupados que te identifiquen con su ciudad, y que para el rival será al menos pintoresco y no deprimente jugar allá. Descendió otra vez para 2017 y esperamos que vuelvan una vez se hayan instalado en algún lado. Ah, lo de «C.E.I.F.» significa «Centro de Entrenamiento Integrado para el Fútbol». ¡Chúpate esa!

Atlético F.C.: el club más genérico del mundo: con nombre equis (supongo que consideraron también llamarse «Deportivo F.C.» o «Atlético Deportivo F.C.«), con uniforme blanco y negro, escudo ídem y jugando sin hinchas en plena Cali. Este es otro club que ha caminado más que loco nuevo, de Sincelejo a Cartago y de aquí a Cali; el año pasado participó como Depor F.C. pero al estar implicado en un verguero tremendo por su ficha tuvo que cambiar su nombre, uniforme, escudo y todo a esto que tienen hoy, que pareciera que fue escogido a propósito para generar la menor notoriedad posible. En lo deportivo parece que siguieron la misma línea, porque terminaron de últimos…. Obviamente en medio de tanta mutación, jugando siempre en sedes con hinchas ajenos, sin generar identificación de colores o de ciudades, tienen hoy menos seguidores que el metal boliviano.

No olvidemos a [decir con acento italiano] Orsomarso Sportivo Clube [agitar la mano derecha repetidas veces con las puntas de los dedos juntas]
Otros: Orsomarso Sportivo Clube (sí, en serio así se llama)
[poll id=»16″]

Boricua sospechoso a la convocatoria a la selección más inexplicable de 2016

Todo lo que habría que decir en detalle de las convocatorias de la selección este año por Pekerman lo pueden revisar en este post y en este. Así que no voy a ser repetitivo e iré al granate:

Orlando Berrío (4 partidos convocados en el año, 3 PJ, 95 minutos en cancha, cero goles): este pechito no vio exagerada la convocatoria de Orlando Berrío para los partidos contra Venezuela y Brasil: pienso que hay que probar alternativas e irlas midiendo así sea en los entrenamientos, que capaz alguna resultará. Pero la insistencia en seguirlo llamando sin tener en cuenta su bajón de nivel, y la terquedad en colocarlo a jugar como alternativa sin resultados tangibles ante Paraguay, Uruguay y Chile ya se pasó de calidad. Berrío nunca fue solución, siempre entró a nada y demostró que no le da para un nivel top. Pero seguro lo veremos en una próxima convocatoria: al menos si no lo venden antes…

Eder Álvarez Balanta (6 partidos convocados, 1 PJ, 93 minutos en cancha, cero goles): en los posts mencionados hablamos de lo curioso que era el caso del defensor del Basel, siempre en las convocatorias pero nunca de titular, ni siquiera ante lesión – bajo nivel – sanción de los dueños del puesto. Y como para callarnos la boca (?) Pekerman lo colocó de titular ante Argentina…. como lateral…. y marcando a Messi. Ya sabemos cómo nos fue.

Stefan Medina (6 partidos convocados, 3 PJ, 277 minutos en cancha, cero goles): si hablamos de insistencia, la que tiene Pekerman con el defensor de Monterrey es conmovedora. Porque si lo de 2013 pudo ser atribuído a nervios/cagada, el pésimo nivel de Medina en los partidos con la selección en 2016 – salvo contra Bolivia y Venezuela, pero ajá…-  ya demuestra que, lastimosamente, el pelao no tiene nivel de selección. Aparte es que lo mandan de lateral, y ahí es donde más queda en evidencia.

Guillermo Celis (3 partidos convocados, 1 PJ, 94 minutos en cancha, cero goles): confieso que al pelao le tenía – tengo – fe, porque en Junior se mostraba como un volante muy criterioso y preciso en la marca. Pero con la selección no dio pie con bola, quedando muy expuesto incluso en un partido jugable como el de Bolivia.

Jonathan Copete (2 partidos convocados, 1 PJ, 27 minutos en cancha, cero goles): muy curiosa la convocatoria del inofensivo delantero de Santos, que por una rachita que lleva se justificó su llamado a dos partidos en los que no aportó un carajo. Entró como solución contra Argentina desde el banco…. Copete, solución, jijijijijijiji…

[poll id=»17″]

Boricua de Diamante al momento sublime / inmortal del fútbol colombiano en el año

«Run, Viera, ruuuun!»

Viera y The Loneliness of the long distance runner: corrían los minutos finales de la vuelta de la final por el Apertura 2016 entre el DIM y Junior en el Atanasio. Con el partido 1-0 en favor del Rojo el título se quedaba en Medellín, por lo que comprensiblemente los del Tiburón estaban todos encima buscando el empate que mandara todo a penales (la ida había quedado 1-1);. A medida que el tiempo se acercaba al minuto 90 el ritmo en ambos lados se hacía más frenético: los de Junior corrían como médico de EPS atendiendo un paciente, se mandaban a mil a tirar centros, a crear jugadas por el centro, a desbordar, a buscarla por arriba, por abajo, como sea. Los del Poderoso aguantaban con bastante sufrimiento, los once en el área o con el culo pegado a David González, apagando conatos de incendio por aquí para enseguida correr a apagar otro por allá y revoleando todo balón que se acercara a menos de 30 metros del área. El público en el Atanasio y los que lo veíamos por TV estábamos con las huevas pegadas a la mandíbula, casi sin respirar y deseando que viniera rápido o el pitazo final o la muerte para acabar con este sufrimiento tan catrehijueputa. Y para rematar ya en tiempo de descuento los de Junior tenían como 42 tiros de esquina a favor seguidos, y ay Diosito acaba esto rápido.

Y al minuto 92 vino el enésimo córner a favor del Yuyu, desde la derecha a cargo de Vladimir Hernández. Como si no fuera mucho la paridera y el drama general el público ve – y las cámaras enfocan – al portero del Junior Sebastián Viera yendo apresurado al área del Poderoso por la heroica. En el aire flotó enseguida, con ese nivel de tragedia implícita que tenemos los hinchas del DIM, la posibilidad nefasta de un cabezazo épico que llevara todo a los penales y nos prolongara el sufrimiento, y además con el peso moral de haber recibido ese mazazo. Nadie se movía, todos estábamos como paralizados y como dopados ante la última jugada del partido, que podía ser la gloria o el desastre. El área es un cogeculo, todos esperan el centro con ojos desorbitados y la gente ni quiere mirar. Entre todos los expectantes del área se destaca ominosamente Viera con su uniforme blanco, bien en medio del amasijo de jugadores, con cara y ganas de lograr la gesta.

Cobra Vladimir, la defensa rechaza de cabeza, el balón cae al borde de la media luna donde uno del Junior – creo que es el Carachito Domínguez – llega preciso a cubrir el rebote con su cuerpo; el detalle fue que el muy lelo dejó que la pelota rebotara y esta, caprichosa y loca le cayó al volante del Medallo Juan David Cabezas, que se la pasó enseguida a Cristian Camilo Marrugo que, luego de una carrera en solitario que duró como 25 minutos metió el 2-0 que desató la locura y el alivio en el Atanasio. ¿Y Viera? En el momento en que escribo estas líneas debe estar llegando a su arco…

https://youtu.be/4wbqDlRdTCg?t=2858

La cara de Armani dice claritico «¡Ajjj, qué gonorrea, che, boludo, ome!»

El taco de Yasushi Endo: la vida está tan llena de ironías y retrúecanos que Nacional llegó a Japón con el sueño de comer merengue, pero terminaron zampándole un taco por el duodeno, y no fue por un club mexicano. Ya el suceso aquel que pasó hace un par de semanas fue comentado ad nauseam (?) por toda la comunidá en general, así que no nos explayaremos demasiado; solo recordar esta jugada que, e nuestro juicio, resume totalmente lo que fue la cachetada más brava que recibió Nacional en los últimos dos años. Es que después de estar todo el partido encima, botando goles, llegando cada 20 segundos, con el empate como quien dice a punto de llegar…. ¡y de repente, en una jugada suelta y con – para completar – cagada de Armani incluída, un japonés que nombre de dibujante de manga te emboca el 2-0 con clase rayana en la tocada de culo! Ni en las pesadillas más oscuras de los hinchas de Nacional pasaba.

Los jugadores de Nacional gritándole el gol en la cara a Sebastián Sosa: los que no somos hinchas de Nacional no entendemos la grandeza de gestos como gritarle el gol en la cara a un rival eliminado (?). Digo, porque en el momento los hinchas de otros equipos reaccionamos con palabras que se podían resumir en «asco» y los de Nacional saltaron con «así es el fútbol«, «es parte del folclorrrr» o «es que no entienden el contexto» (!!!). Sea lo que sea, justificada o no la ostentosa braveada, sea que haya sido motivada o no, el gesto de los caremondás estos jugadores verdes de enrrostrarle al arquero rival el gol que le acaban de meter y que los deja eliminados de todo, quedará como uno de los momentos más sublimes del 2016. Solo añado tres apostillas: 1) Hay que ver si se animaban a hacer lo mismo si el partido era en el Gigante de Arroyito; 2) con razón o no, el hecho engrosó con mucho honor el libro de «Por qué Nacional le cae mal a casi todo el mundo«, y 3) Muuuuuuuuuy cagado y sin sangre Sebastián Sosa.

Eder Álvarez Balanta jugando de lateral: ya hablamos del jugador ex-River más arriba, así que tampoco nos extenderemos en detalles. Pero ese lapso de tiempo en el que los atribulados hinchas colombianos veíamos por las pantallas a un Álvarez Balanta ubicado como lateral y más incómodo que uno cagando en el baño de la oficina; corriendo con impotencia y angustia exhibiendo sus limitaciones detrás de un Messi que esa noche mostró un nivel altísimo, fue tan desesperanzador y surrealista que con el tiempo se ha podido apreciar como un momento mágico, enternecedor, épico.

El Coccagate: gracias a Diosito está siempre Millos para aportarnos con hechos regocijantes como este, que está fresquito. Tantos desmanejos, bandazos y malas decisiones dirigenciales que por lógica redundan en lo deportivo, tienen a los hinchas de Millos muy azarados y con la actitud de «Ajjj, ya no más, hermano, y ahora qué«. La llegada de Diego Cocca – un DT que por muy cuestionable que sea está vigente y es cotizado en Sudamérica – a mediados del segundo semestre no alcanzó para enderezar del todo el rumbo del en-bajador, pero sirvió para mostrar una mejoría en el juego y una idea que, bien apoyada, podía cuajar en mejores logros. Pero todo terminó abruptamente el 22 de Diciembre (!) cuando con ese coso que mostramos arribita y que pretende ser un comunicado, el DT argentino dejó tirado a Millonarios. ¿El motivo real? Devolverse para Argentina a dirigir al Racing, el único club con el que ganó un título.

Hay que ver qué tanto influyó en la renuncia el hecho que – según dicen -, el mercenario argentino estaba incómodo con los directivos azules; estos le pusieron trabas a la contratación de algunos muertos que CASUALMENTE pertenecen a su propio representante, un oscuro personaje llamado Cristian Bragarnik. El asunto es que a Millos al final no le fue mal: no se había aún montado Cocca al avión de regreso cuando ya era oficial la contratación de Miguel Ángel Russo – seee, también se puede cuestionar y todo pero el tipo es prestigioso.

«Quiciera decir que mas alla de la desicion tomada agradecer a la hinchada, a la cual le tengo mucho cariño, con lo cual pedir una disculpa a todos»

Otros: El inesperado ascenso de Tigres. 
Este momento mágico en el que casi 30 tipos desconocidos celebran un título en medio de la indiferencia total de todo el país, también pagó el año….

[poll id=»8″]

8 pensamientos sobre “Y cerremos la parranda: El Balance de este 2016 que resultó más letal que la dupla Gullit – Van Basten / Vol III y último

  1. -Boricua de Corindón: Bacca. No puede ser que cada que se pone la amarilla se olvida jugar al fútbol. Parece un delanterito de una sub-20 de esos que no ha terminado de parar un balón, pero que el empresario ya le tiene la transferencia a Bulgaria o Ucrania. Mención para Yorleys Mena; esas contrataciones se le admiten a Tulio Gómez ahora que hay más ganas y camiseta que plata, pero no hay mucha expectativa acerca de lo que pueda hacer. Tanto que se espera más de Farías con 37 años.
    -Boricua de Tinta: Pienso del Bolillo (Voto) lo mismo que la mayoría de la Monserga opina de Pinto: Que le vaya bien, pero que sea lejos de acá. Le ha ido bien en Panamá, y arrancó bien en el hexagonal final. A Osorio no le ha ido mal, pero es que ese 7-0 es una manche bien berrionda. Por lo menos le ha ido mejor que lo que la prensa de allá esperaba.
    Boricua sospechoso: Cualquiera de los nominados podría ganar y nadie diría nada, pero Berrío es la gota que rebosó la copa. El símbolo de las convocatorias a destiempo que acostumbra el buen José Néstor, pero como los resultados no lo acompañaron en el semestre, se hizo muy notoria la cosa.
    Boricua de Diamante: El taquido de Endo, que es el corolario de una humillación. Importa un sieso si Nacional fue mejor y no la metió: Como podría decir el buen Faryd, la definición es parte primordial del fútbol y uno no puede decir que juega bien si no la mete. Mención especial para el ascenso de Tigres (Vía cagazo pereirano), que equivale a cuando el que va caminando por delante de uno se le cae una maleta llena de billete, uno va a devolvérsela, pero el tipo lo manda a la mierda a uno sin querer oír lo que quería decirle.

      1. Hahahaha!!! Un «grande» le dicen al America. Equipo que le dice al compa de patio Deportivo «Casi» y lleva como cinco veces «casi» ganando una Libertadores. Un «grande» le dicen algunos al America. Hahahahaha… lo que hay que «oir»!!!

  2. Boricua de Corindon:Bacca,desde el partido con Venezuela se noto que tenia algo mal el Rossonero,es decir,¿como carajos tienes tantas oportunidades frente al portero y las fallas todas? ¿y hasta un penal?.
    Ahora, en los otros partidos fue mas un estorbo que una ayuda.
    Mas vale que Falcao siga en ese grandisimo nivel y Borja empiece a servir para algo mas que tirarse en mitad del área o tendremos que aprender a jugar sin delanteros(Y con el nivel que muestra James actualmente,ni con eso sera suficiente).
    Boricua de Tinta:Osorio(mas allá de mi odio a Nacional), creo que es de lo mejor en técnicos que tenemos en el extranjero.
    Boricua sospechoso:Pienso en dos(curiosamente panaderos), Medina y Berrio.
    Con el defensa, ya entendimos que no tiene nivel para selección, bueno, todos lo entendimos menos Pekerman que insiste con llamar a ese muerto.
    Y Berrio, corre como pollo sin cabeza,no da un pase bien y tiene(parafraseando a los argentinos)tremenda nevera por pecho, jugando mas horrible que de costumbre en partidos importantes como el de Chile.
    Nominacion especial para Cardona, que es mas lento que Falcao lesionado y no recupera ni un año escolar.
    Boricua de Diamante:Lo que le hizo el Kashima a Nacional fue algo inesperado e increíble,y ese taco de Endo fue la cereza del pastel.
    A eso le agregamos que es la primera vez que un equipo japones pasa a la final y que esta es considerada la peor representación de un equipo suramericano en el torneo,Humillación total para la hinchada mas arrogante y molesta del país.
    A ver si se les bajan un poco los humos.

  3. -Boricua de Corindón: Lo de Yorleys es inexplicable. Que tras su penoso trasegar por México resulte en el Junior, tras ese otro fracaso resulte en el DIM y que traaaas ese triple fiasco sea nuevo «refuerzo» de «La Mechita» no tiene ni pies ni cabeza. Lo de Bacca en la selección también es un horror, pero le perdono un poco porque fue fundamental en la victoria ante los bolitas.
    -Boricua de Tinta: Osorio, sin duda alguna. El partido en la Copa contra Chile es una mancha que nuuuunca en la vida se borrará ni para él, ni para la selección mexicana. Más allá de esa goleada, los números lo avalan, el problema es tener que enfrentar a una prensa y una afición que siempre han creído tener una selección mejor de lo que en realidad es.
    Boricua sospechoso: No soporto ver a Guillermo Celis desbordado por el cagazo cada que se pone la amarilla. El caso Stefan creo que es medio culpa del casi senil Pekerman que lo manda a la guerra jugando de lateral y a veces con una compañía muy de mierda (ej. vs Costa Rica en CA2016), aunque el pelao tampoco se ayuda mucho, como en esa jugada horrible en la que habilitó a medio Barranquilla y que casi nos cuesta un gol en contra ante los venecos.
    Boricua de Diamante: El taquido de Endo. De lejos. La imagen del buen japo saliendo con absoluta sobriedad (no sobradez) de espaldas al arco mientras Armani recién se ponía en pie y los dos centrales verdolagas se retorcían en el piso no tiene precio. Mención de honor para el Coccagate que, como hincha de Millonarios, es uno más de los ya habituales ridículos que estamos haciendo con esta dirigencia tan de medio mierda… ya veremos como sale la cosa con Russo.
    Felicitaciones. Gran tripleta tiraron con estos artículos con los cañonazos del 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.