Guía de Bolsillo del Fútbol brasileño: El Torneo Gaúcho (Parte 1)

Continuamos después de apenitas seis años, con el recuento del apocalíptico e inmenso fútbol estatal brasileño. Esta vez hablaremos del torneo del estado de Rio Grande do Sul, o como se conoce por el pueblo, el Torneo Gaúcho o Gauchão.

Por aquí comentamos ya bajita la mano unas 604 veces que cada uno de los 27 estados que componen ese megaente territorial y espiritual llamado Brasil, tiene su propio campeonato de fútbol (su Estadual), y que en casi todos los estados, este torneo es más antiguo pero lejísimo’ al campeonato nacional (el proverbial Brasileirão, apenas en disputa desde 1971). Es decir: Brasil fue campeón del mundo tres veces antes de tener un campeonato nacional como tal… ¡Chúpate esa!

Hablemos entonces del Campeonato del estado de Rio Grande do Sul, el más meridional de Brasil, en límites con Uruguay y Argentina, y que tiene como capital a la populosa y dinámica Porto Alegre. Su torneo estadual es conocido universalmente como Campeonato Gaúcho de Futebol, o para los panas, Gauchão, que se viene jugando desde 1919, y que está regido/organizado por la Federação Gaúcha de Futebol (FGF). ¿Por qué lo de Gaúcho para el nombre del torneo? Fássiu: ese es el gentilicio de los nacidos en ese estado de 11 millones de habitantes en su mayoría de origen alemán, italiano y portugués (en menor medida de franceses, polacos o españoles), que emigraron y se acomodaron desde el Siglo XIX junto con la negritud e indiada locales (?) en la región. La influencia de estas culturas es aún fuerte hoy, no solo se nota en que allá la gente es más mona (del verbo «rubia») que en el resto de Brasil, sino en la gastronomía, religión, costumbres, nombres, etc, e incluso en hechos como el que dialectos regionales del italiano y alemán se hablan aún en varias regiones del estado.

De Rio Grande do Sul vienen por ejemplo gente como Giselle Bundchen, Luiz Felipe Scolari o Dunga, que si no le suena muy europeo este último es porque es el nombre de guerra de un señor llamado Carlos Caetano Bledorn Verri. La capital del estado es, como mencionamos arriba, la próspera Porto Alegre (1.4 millones de personas) seguida por Caxias do Sul (400 mil) y una dizque Pelotas (maso 350 mil).

Volvamos al fútbol. Decíamos que el Gauchão se lleva jugando anualmente desde 1919, con mayoría de títulos, como es de esperar, de los dos grandes del estado: Internacional (45 títulos) y Grêmio (41) se han repartido 86 de los 102 torneos disputados. El resto han sido anomalías de la Matrix o reliquias del pasado olorosas a guardado: un tal Guarany Futebol Clube (Bagé) con dos campeonatos en los años 20 y 30, y uno para cada uno de los siguientes: Americano, Grêmio Bagé, Brasil de Pelotas, Caxias do Sul, Farroupilha, Juventude, Pelotas, Renner, Rio Grande, Riograndense, Santanense, Novo Hamburgo y São Paulo (Rio Grande), nombres que si los mencionas así todos juntos y te dicen que fue el once inicial del Sao Caetano que llegó a la final de la Libertadores de 2002 lo crees de una.

Grêmio celebrando el campeonato Gaúcho de 2018, año en el que cortaron ocho seguidos de sequía en el Estadual y desde el cual los han seguido ganando todos

La edición 2022 se jugó entre enero y marzo de este año, y fue ganada por Grêmio al vencer en doble partido a un equipo dizque Ypiranga de Erechim. ¿Internacional? Perdió en semis contra su eterno y odiado rival, que con el de este año lleva cinco Gauchão al hilo. Como suele ocurrir en el fútbol brasileño, además del campeonato estadual se reparten más títulos que en el SENA y más puestos que senador recién nombrado, y acá desgloso un poco porque es enredadinho:

  • El mejor de la tabla final que no haya jugado la final, y que no sea ni Grêmio ni Internacional (en serio no me estoy inventando nada de esto) quedó como el Campeão do interior. O sea, el campeón de los clubes que según estatutos de la FGF es del interior del estado…
  • Los tres primeros equipos de la tabla final se clasifican a la Copa Brasil 2023, en la cual participan clubes de todos los estados.
  • Los tres siguientes en la tabla de posiciones que no estén participando en las divisiones A, B o C del Brasileirão, clasifican a la Serie D del Campeonato Brasileño.
  • Y los dos últimos de la clasificación final descienden a la A2 (o sea, la Segunda División pero llamada de manera bonita) del Torneo Gaúcho.

La FGF organiza también los torneos estaduales de la B y C, una copa adicional llamada Copa FGF para mantener activos a los equipos por el resto del año en que no hay torneo de liga estatal, y la Recopa, que es jugada entre los campeones del estadual y de la Copa. El ganador de la Copa Gaúcha tiene derecho a escoger entre participar en la Copa Brasil o en la Serie D nacional del próximo año.

¿Y cuántos son los clubes gaúchos? Un montón: nada más en las tres categorías principales del fútbol estatal, hablamos de 45 equipos profesionales participantes. ¡Cua-ren-ta y cinco! Quisiéramos reseñar las hazañas, logros e historia de todos ellos, hasta de cualquier Clube Encerradinho Peloteiras de Porto Sidoso, pero ni el tiempo, ni el espacio, nos da para hacerlo. Así que vamos a reseñar al menos a los 12 participantes de la Serie A del Fútbol Gaúcho, en este especial separado en dos partes para comodidá del lector. Así, que, comencemos de una que aquí venimos es a producir.

Los clubes gaúchos (brochure)

Avenida (Santa Cruz do Sul)

Historia: Club de la ciudad de Santa Cruz do Sul, situada más o menos en la mitad del estado, e históricamente uno de los centros principales de colonización alemana en la región. Como ocurre en el sur de Brasil, la presencia de germano-brasileños en la ciudad es tan importante que, por ejemplo, buena parte de los habitantes de Santa Cruz do Sul habla, además del portugués, el Hunsrückisch, un dialecto del suroeste de Alemania. Chúpate esa… de hecho, hay cada año un Oktoberfest que convoca a muchos borrachos turistas interesados en, ah, aprender de otras culturas…

Hasta 1944 el único equipo de fútbol de la ciudad era uno llamado, con evidente falta de imaginación, Santa Cruz. Pero en ese año, jugadores provenientes de aquel equipo («provenientes» probablemente es «eran banca eterna y no jugaban ni aunque se muriera el titular») decidieron fundar otra institución, y así fue que formaron el Esporte Clube Avenida, nombre que tomaron del barrio en el que se fundó y en el que siguen aún hoy. Durante sus primeros años participó solamente en campeonatos de su ciudad y ni siquiera destacaba a nivel estadual, de hecho tuvo una historia bastante jodida, que lo llevó por problemas de $$$ a fusionarse en los 70 con el otro club de la ciudad (!), y a dejar de jugar fútbol entre 1990 y 1997.

Pero en 1998 volvieron a la práctica del fútbol, para participar esta vez del campeonato Gaúcho: comenzaron desde la Serie C y la hicieron tan bien que ascendieron hasta la serie A del estadual dos años después. Desde ahí han tenido un sube y baja emocional-divisional entre la A y la B (A2) estaduales, hasta que el año pasado lograron ascender para la Serie A de 2023 al quedar subcampeones de la A2.

Apodo: el más común es Nida, que suponemos es un apócope cariñoso del nombre del club. Pero también por sus colores le dicen Periquito.

Clásico: con su rival de ciudad, el Santa Cruz, del que son tataranietos porque apenas les han ganado 17 partidos vs 64 de los vecinos.

Mascota: Periquito.

Esportivo

Historia: el equipo fue fundado en 1919 por inmigrantes italianos de la ciudad de Bento Gonçalves, en la región del estado conocida como Serra Gaúcha. Esta zona en especial tuvo una marcada influencia de inmigración italiana – principalmente de la región de Veneto, al Nordeste de la península -, y esto se palpa aún hoy en ciudades como Bento Gonçalves, Garibaldi, Farroupilha, Caxias do Sul y otras. Así que no extraña que en su primer juego como club, en 1919, leemos que saltaron a la cancha tipos con apellidos como Pasquetti, Turcato, Enricone, Zanoni, Fedulo, Bissaco y Ponzoni. Y claro, fue fundado como «Club Sportivo Bento Gonçalves«, con el «Sportivo» sin «E», a lo italiano.

Esportivo comenzó a participar de los torneos Gaúchos en 1952, y recién en 1970 disputó la Primera División del Estadual, en la cual ha estado casi siempre en la A pero ha pasado por épocas jodidas, cuya más reciente fue el descenso a la Segunda del Gaúcho el año pasado. Pero se repusieron de una: quedaron campeones de la A2 en 2022 y con eso volverán a disputar la Serie A el próximo año.

Apodo: Tivo (supongo que por lo de «Esportivo», Alviazul (…), Zebrão (ya veremos más abajo por qué).

Zebrão está un poquinho hiperhormonado

Clásico: contra el Caxias do Sul disputan el llamado Clássico da Polenta, llamado así por ser ambos clubes de, como vimos, una región con importante población italo-descendiente. ¿Y qué putas es la «polenta»? Es una comida compuesta por harina de maíz hervido, típica de, adivina dónde, Italia.

Mascota: Zebrão (algo así como «La Cebrota«, cual cantante paisa de reguetón -) es la mascota oficial del club, y no por su uniforme rayado. Supuestamente viene de una vez en 1970 que en la Lotería Deportiva estadual nadie le atinó (o nadie alcanzó el mínimo, no entendí bien, pero por ahí era), en gran medida por una inesperada derrota del todopoderoso Grêmio contra Esportivo. Y resulta que en Brasil, una «zebra» es un resultado inesperado, un marcador sorpresivo que no se esperaba nadies. Así que cuando el club hizo una votación entre la Torcida para escoger la mascota, Zebrão fue elegida por voluntá popular.

Juventude

Historia: por mi madrecita que esto que voy a decir lo leí en otro lado y no me lo estoy inventando: el Juventude nació a partir de una disidencia de los miembros solteros de un club social y recreativo de la ciudad de Caxias do Sul, porque estos se sentían discriminados por los casados (!!!!). La madre. Los solteros armaron otro club social que llamaron dizque Recreio da Juventude, y desde ese club surgió la iniciativa de formar un equipo de fútbol, que fue este que nos ocupa, y que se llamó en sus inicios Sport Club Foot Ball Juventude. Al igual que el Esportivo reseñado arriba, la formación de Juventude estuvo fuertemente asociada a la colonia italiana de su ciudad.

Casi toda su historia fue un medianito del estado, salvo algún periodo como a finales de lo 70, en que participó en la Serie A del Brasileirao. Pero vivió su época fuerte a partir de mediados de los 90 cuando fue patrocinado por la hoy extinta Parmalat: tuvo participaciones seguidas y decentes en la Serie A de Brasil, fue campeón de la Copa Brasil 1999, llegó a la Fase de Grupos en la Libertadores de 2000, participó en la Sudamericana 2005. Ah, y obtuvo el título del Torneo Gaúcho, el único de su historia, en 1998, con lo que logró coronar por primera vez en 44 años a un campeón estadual distinto a Grêmio o a Inter. Pero se acabó el billete, y el impulso, y el club de Caxias do Sul comenzó a decaer desde mediados de los dos miles, y fue bajando paulatinamente de categoría a nivel nacional, y a gravitar en los torneos estaduales. Este año terminó de décimo en el Gaúcho, lo que lo salvó por un pelinho de descender a la Serie B estadual. Entre otras cosas, Juventude es el único club además de la dupla Grenal, que nunca ha descendido a la Serie B gaúcha desde su ascenso…

Apodo: al club le dicen sus hinchas Ju y Juve, cuyo origen no seas agüevade que no hace falta explicar. Pero también le dicen Papo y a su Torcida Papada, y esto sí toca explicar el por qué: durante sus primeros años los hinchas rivales le mamaban gallo a los de Juventude diciéndoles dizque que ellos no sabían nada, que solo eran puro papo («hablar cualquier cosa», traducido libremente: hablaban pura paja) y no sabían de fútbol. Como suele pasar, la hinchada propia adoptó el mote, y así se conocen hoy.

Clásico: con el Caxias (abajo hablaremos de ellos) tienen el llamado clásico Ca-Ju.

Mascota: Periquito. Otro!

São Luiz

Historia: La vida de este club de la multiétnica ciudad de Ijuí – Dátolo inútil: lugar natal de Dunga – no ha tenido muchos hechos destacados en su historia. Más o menos habitual del Torneo Gaúcho – su mejor campaña fue un tercer puesto en 2013 – solo ha ganado estaduales de ascenso, y ha gravitado sin hacer mucha bulla por el Gaúcho. Next!

Apodo: Alvirrubro (Blanquirrojo).

Clásico: contra un tal Santo Angelo de una ciudad vecina del mismo nombre.

Mascota: Zangão (Zángano), lo cual puede explicar algo el por qué no se destacan en nada…

La mascota Zangão del São Luiz tendría un par de escenas destacadas en cualquier película de Ed Wood. Ojo a la cara de «Quéjesamondão» del garoto de la derecha

Aimoré (São Leopoldo)

Historia: el club es de la ciudad de São Leopoldo, vecina a Porto Alegre. Otra vez: esta ciudad tiene también mayoría de población europea descendiente, en este caso no solo alemanes sino azorianos. No, llave, «azoriano» no es de una raza del espacio exterior, se refiere a habitantes de las Islas Azores. ¡Malditos nerds!

Aimoré fue fundado en 1936 en la ciudad de São Leopoldo, que ya dijimos arriba tiene fuerte presencia alemana. Así que no es de extrañar que ocho de los trece fundadores del club tengan apellidos más alemanes que la costumbre de invadir a Francia, pero lo curioso es que se hayan decantado desde el inicio – y en esos tiempos en los que la germanofilia estaba en écstasis – con un nombre de origen indígena para el club. Aimoré comenzó a participar de los campeonatos gaúchos en 1953, y ya en los años 60 alcanzó dos cuartos puestos en el estadual.

Desde los años 70 cayeron en cipote de crisis que los llevó a descender a la B estadual, y hasta a desaparecer como equipo de fútbol en 1997, pero para alegría de todos los que nos leen, regresó: en 2007 retornó al fútbol profesional en la C gaúcha. Como podemos ver, su escudo es una especie de homenaje a la etnia indígena Aymoré, algo llamativo considerando que ni siquiera habitaban el estado de Rio Grande do Sul… más curioso aún es que el que está dibujado en el escudo se mira más parecido a Billy, uno de los compañeros de Schwarzenegger en Depredador.

Apodo: Indio Capilé. Lo de «capilé» es por el gentilicio coloquial de la gente de la ciudad.

Un hincha vestido como Indio Capilé se pasea relajado en medio de la barra de Inter, en un partido del Torneo Gaúcho de 2014

Clásico: con el Novo Hamburgo protagonizan el llamado «Clássico do Rio dos Sinos«, llamado así por el río del mismo nombre que pasa por las poblaciones sedes de ambos clubes.

Novo Hamburgo (Novo Hamburgo)

 

 

Historia: El club es el símbolo de la ciudad de Novo Hamburgo, que como su nombre deja adivinar hasta al más palurdo, es otra población con mayoría de alemanes étnicos. Novo Hamburgo nació de la iniciativa entre los trabajadores y los patrones de una fábrica de calzado llamada Adams, y por eso le quisieron zampar ese mismo nombre al equipo. Pero prevaleció el sentido común y lo llamaron «Sport Club Novo Hamburgo». El club fue renombrado en la primera mitad de los 40 a «Esporte Clube Floriano», que no tiene nada que ver con algún movimiento ecosexual sino con el que fue por unos años el nombre de la ciudad: Floriano Peixoto, por un presidente militar del principios del siglo (muy militar y todo pero tenía nombre de bacteria estomacal). La ciudad recuperó pronto su denominación original y con esto el club se renombró, ya definitivamente, a Esporte Clube Novo Hamburgo.

Tradicionalmente han sido un club casi inexistente a nivel nacional, y con una que otra participación destacada en el Campeonato Gaúcho; pero en 2017 dieron el golpe al ganar el Gauchão derrotando en la final al propio Inter por penales. De su escudo, tal como lo vemos arriba, se puede decir solamente que qué vaina tan horrible, con su color de pastel de primera comunión y su fuente toda setentosa.

Apodo: Anilado, que hace referencia al color añil de sua camiseta. Yo tampoco sabía cuál putas era el añil, así que le digo que al parecer es ese azulito…

Clásico: contra Aimoré.

Mascota: Sapato, que quiere decir…. «Zapato» (!), en alusión a los orígenes del club y a que la industria del calzado es bastante importante en la ciudad. Menos mal que allá no fabrican condones…

Sí, hay un club de fútbol cuya mascota es un zapato (!). Por favor don Sapato me saluda a la señorita de al lado

(Continúe en la Segunda Parte)

1 pensamiento sobre “Guía de Bolsillo del Fútbol brasileño: El Torneo Gaúcho (Parte 1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *